Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-04-2019

La ideologa sin ideologa (I)

Jorge Majfud
Rebelin


Para el dogma hegemnico, limpiar de ideologas (independentistas o progresistas) en las relaciones econmicas de bloques como el Mercosur significa aplicar las reglas neutrales del libre mercado. Bloquear y acosar por generaciones economas de pases menores que intentan explorar cominos no alineados a las superpotencias, no tiene nada de ideolgico sino ms de la misma neutralidad ideolgica de los mercados.

A principios de 2019 varios diarios occidentales repetan que los nuevos presidentes de Argentina y Brasil se haban propuesto vaciar de poltica el Mercosur, como antes haban prometido desideologizar la educacin y el resto de la vida social. El 19 de abril, El Pas de Madrid titul El Mercosur vuelve al origen y subtitul : Macri y Bolsonaro avanzan sobre la idea de que el bloque est ideologizado y debe recuperar el espritu comercial que estuvo en el punto de partida. Al igual que la sugerencia del presidente de Brasil de grabar e intimidar a profesores con lecturas revisionistas de la historia, profesores vctimas de las ideologas de izquierda, se asume que no se trata de liquidar la libertad de ctedra sino de una simple limpieza ideolgica.

Cuando un presidente habla de limpieza, lo que parece una escoba en su mano suele ser una ametralladora.

Este tipo de discurso, tan fcil de inocular en la poblacin, no es nuevo. El concepto est basado en la idea de la ausencia de ideologa en sus (llammoslo) instituciones garantes, que son los medios de prensa al servicio del poder financiero, la iglesia y el ejrcito. Sin embargo (y esto no es una paradoja sino parte de la lgica histrica), si hubo y si hay instituciones recargadas de ideologa en Amrica Latina y en tantas otras regiones perifricas del mundo desde hace siglos estas han sido y continan siendo, precisamente, la gran prensa, las iglesias dominantes y los ejrcitos.

Otro ingrediente, aunque no institucional sino cultural y presente en cada una de las instituciones garantes, con un fuerte contendi ideolgico que se pasa siempre como algo neutral, es el patriotismo. Quin dira que la bandera de un pas no representa a todos por igual? Quin dira que ese acto ridculo de ponerse la mano en el corazn mientras suena el himno nacional y un nio se muere de hambre no es un gesto sacrosanto, emocionante y lacrimgeno como una telenovela latinoamericana? Eso cuando se trata del himno y del patriotismo de algn pas satlite y no del himno y del patriotismo de alguna superpotencia, y los nios no mueren de hambre sino bajo bombas inteligentes y en nombre de la libertad.

Pues no. Aunque bandera hay una sola, la paria no le sirve a todos por igual ni todos dan lo mismo por la patria. Cunto menos un grupo da por esa fantstica ficcin, ms patriota es su discurso, razn por la cual cuando un parsito con visibilidad pblica se muere, todos dicen que sirvi a la patria y nadie dice cunto la patria la sirvi a l.

La otra fuente de donde brota esta idea de neutralidad ideolgica es la idea del libre mercado promovida por la ideologa neoliberal. El mercado podra ser neutral, pero nunca la forma en que se instrumenta.

No debera ser difcil, entonces, explicar por qu el men de las extremas derechas es tan diverso como es, al mismo tiempo, variaciones de una misma cosa: patria, familia y religin, intereses especiales, libertad de los mercados, libertad de los ricos y poderosos, militarismo y pretendida neutralidad ideolgica.

Cuando durante la dcada de 2005-2015 (la maldita dcada de prosperidad de las economas latinoamericanas) los pases latinoamericanos se asociaron en (un exceso de) grupos regionales motivados por proyectos comunes y por ideologas progresistas, se los acus de actuar por razones ideolgicas y no por la gracia de la neutralidad mercantil que una dcada antes haban terminado en las peores crisis conocidas en un siglo. Desde hace por lo menos un siglo, cada vez que las grandes potencias occidentales impusieron o apoyaron brutales dictaduras en frica, en Medio Atiente y en Amrica Latina lo hicieron para proteger la neutralidad del mercado y de las empresas. Sus empresas. Cada vez que bloquearon el comercio de aquellas otras experiencias independentistas, no alineadas, y destruyeron exitosamente sus economas para probar que no haba alternativa, nunca se dijo que todo eso se haca por pura ideologa sino por las sacrosantas libertad y neutralidad de los mercados.

Para esta narratura y su cadena de repetidoras, bloquear econmicamente a una isla comunista del Caribe por medio siglo e inundar con dlares decenas de dictaduras amigas no es un acto ideolgico sino de pura libertad de los mercados.

Ahora, al final de la segunda dcada del nuevo siglo, otra vez los nuevos neutrales afirman que su cruzada radica en poner las leyes del mercado sobre la ideologa. Por esta misma razn pueden comerciar con la comunista China (libertad de capitales, censura de ciudadanos).

Cuba, en cambio (ese bonito ejemplo de que el socialismo nunca ha funcionado en ninguna parte del mundo) no puede comerciar sin interferencias ideologas con la mayor economa del mundo y, por muchas dcadas, fue acosada por los satlites del Sur. Cuando Fidel Castro se reuni con Richard Nixon en Washington, tres meses despus de tomar el poder en la isla, Eisenhower se fue a jugar golf. Castro intent mantener una relacin comercial normal, desideologizada con Estados Unidos, pero Washington estaba convencido de que lo poda arreglar todo a fuerza de golpes de Estado o de bombas, como haba hecho, por ejemplo, en Guatemala, en Irn y en Corea del Norte, y no iba a permitir un ejemplo desafiante de independencia o de xito econmico o existencial que no fuese el propio.

Lo mismo Venezuela hoy, ms all de los desastres polticos y econmicos de Maduro: se la estrangula an ms para demostrar que el socialismo no funciona (de Portugal o Noruega hablamos cuando les vaya mal), que existe un nico modelo posible de xito (Condolezza Rice) que incluye la neutralidad desideologizada de los mercados, de todos los brutales atropellos morales, legales, econmicos y militares contra aquellos que insisten en explorar un camino independiente, diferente.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter