Portada :: Amrica Latina y Caribe
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-04-2019

Costa Rica
Ni pacfica ni verde

Giorgio Trucchi
Rel-UITA


En Costa Rica se ha creado un imaginario de "pas de paz" y "pas verde" que sirve para ocultar una realidad impresentable que contradice ese discurso. Una realidad que est lejos de ser paradisaca y que est impregnada de sangre, agrotxicos y destruccin de la naturaleza.

De acuerdo con datos brindados por el movimiento ecologista, en casi 40 aos (1970-2019) se han registrado al menos 26 asesinatos de personas que luchaban por la tierra y los bienes comunes.

El crimen ms reciente ocurri en marzo pasado, cuando desconocidos asesinaron sin piedad a Sergio Rojas Ortz, dirigente indgena y defensor de los territorios del pueblo Bribri.

Costa Rica posee tambin el rcord mundial de mayor consumo de agrotxicos por hectrea (18,2kg/Ha).

Segn el Servicio Fitosanitario del Estado (SFE), durante el 2017 se importaron 18,6 millones de kilogramos de ingredientes activos, una tonelada ms que el ao anterior.

La Federacin para la Conservacin de la Naturaleza (Fecon) asegura que ese record tiene relacin directa con la entrada en vigencia de los polmicos decretos ejecutivos 39995-MAG y 40059-MAG, actualmente impugnados en la Sala Constitucional1.

Costa Rica sabe vender muy bien su imagen democrtica y conservacionista. Se ha metido de lleno a la economa verde y se est proponiendo como laboratorio climtico.

No es un caso que, entre octubre y diciembre, coorganizar con Chile la COP 252, dijo a La Rel, Henry Picado presidente de la Fecon.

Sin embargo la realidad es muy distinta.

En Costa Rica el agronegocio es poltica de Estado. Las empresas que promueven monocultivos tienen asegurado todo tipo de subsidio, exencin y exoneracin de impuestos.

Tenemos el caso de Pineapple Development Corporation Del Monte (Pindeco) que recibi casi 3.400 millones de colones (5,7 millones de dlares), es decir cerca del 10 por ciento del total de subsidios otorgados al sector agroexportador, explic Picado.

El activista ambiental record que el resultado de estas polticas siempre es el mismo: expulsin de poblaciones, acaparamiento de territorios, devastacin ambiental y lavado de imagen a travs del circo de la economa verde.

Represin de la protesta

Cuestionar el proyecto neoliberal y el agronegocio es peligroso.

El ejemplo ms brutal que vivi Costa Rica este ao fue el asesinato de Sergio Rojas Ortiz, quien planteaba la defensa legal y legtima de las tierras de sus ancestros.

Todo el mundo sabe que detrs del asesinato cobarde de Sergio estn los terratenientes. Hay que identificar y castigar a los autores intelectuales y materiales del crimen.

Esto no puede quedar, como siempre, impune, exige Picado.

Hasta la fecha ninguno de los ataques mortales contra defensores y defensoras de la tierra y los bienes comunes ha sido esclarecido. Todos quedaron en la impunidad.

Movimientos campesinos y pueblos indgenas son los que ms sufren los embates de una represin cada vez ms profunda, que va de la mano con el estado de indefensin y la inaccin de las autoridades.

Otros actores sociales, como el movimiento LGBT, que levantan reivindicaciones muy inconvenientes para el proyecto neoliberal, estn sufriendo la misma criminalizacin y represin.

Todo esto tambin tiene que ver con el ascenso de propuestas polticas y electorales vinculadas a sectas religiosas.

En este sentido, Costa Rica ha sufrido un viraje muy conservador que ha calado en amplios sectores de la poblacin.

Hay todo un proceso de derechizacin cultural que crea las condiciones para una profundizacin de la criminalizacin de la protesta y de los ataques violentos a travs de varios flancos, alert Henry Picado.

La invasin de los agrovenenos

En el caso del registro, importacin y comercializacin de agrotxicos, el presidente de la Fecon dijo que el gobierno est totalmente coludido con los sectores empresariales ms conservadores.

Los reglamentos de plaguicidas prcticamente estn escritos de puo y letra por las empresas productoras y comercializadoras (de agrotxicos).

Es por eso que estamos impugnando, ante la Sala Constitucional, dos decretos que pretenden propiciar la introduccin de agrovenenos sin el control de las autoridades sanitarias y ambientales, explic Picado.

La decisin final quedara en manos del Ministerio de Agricultura y Ganadera (MAG), generando un gigantesco conflicto de intereses.

Lo que ms nos preocupa es que la mayora de estos productos genricos son copias replicadas en China de plaguicidas, cuyos datos de pruebas y patentes han vencido.

Nadie tiene el control de cmo se producen y cules son sus efectos. Por esto insistimos que deben ser revisados bajo la ciencia y la tcnica, sentenci Picado.

Definitivamente que Costa Rica no es ningn pas verde, ni pas de paz. Es un pas, como el resto de Amrica Latina, lleno de contradicciones, pero con una clase dirigente muy hbil para usar elementos idiosincrticos y manipular la realidad, concluy.

Notas:

(1) http://bit.ly/2KrrBdS

(2) 25 Conferencia sobre el Cambio Climtico de la Naciones Unidas o 25 Conferencia de las Partes En San Jos, Giorgio Trucchi | Rel-UITA

Fuente: http://www.rel-uita.org/sociedad/costa-rica-ni-pacifica-ni-verde/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter