Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-05-2019

Volkswagen, el escndalo de las emisiones

Alejandro Nadal
La Jornada


En 2011 Martin Winterkorn, presidente ejecutivo de Volkswagen (VW), dio a conocer su plan para que la compaa se convirtiera en el primer productor de automviles del mundo. La estrategia era un alarde de audacia. Volkswagen estaba desarrollando un plan para triplicar sus ventas en Estados Unidos para 2021. Eso le permitira rebasar a Toyota y convertirse en el productor nmero uno de automviles en el planeta.

El anuncio de Winterkorn se hizo en la inauguracin de una nueva planta de Volkswagen en Chattanooga, en el estado de Tennessee. Era la primera fbrica construida por el fabricante alemn en Estados Unidos en aos. La penetracin en el mercado estadunidense le permitira alcanzar en 2018 la cima de la industria automotriz mundial. Lo que nadie saba en esos das es que la ambicin del grupo Volkswagen ya tena tiempo cocinando uno de los peores escndalos corporativos en la historia del capitalismo.

El plan de VW descansaba en las lneas de autos con motores disel para hacer frente a la competencia. Esos motores permitiran alcanzar niveles de alto rendimiento y economa de combustible, sin aumentar las emisiones. La empresa japonesa Toyota haba tomado un derrotero distinto, con vehculos hbridos-elctricos como el Prius. Muy pronto los ingenieros de VW vieron que no era posible reducir las emisiones a los estndares estadunidenses. En lugar de rectificar, la empresa recurri al engao.

En 2015 los altos funcionarios de VW admitieron que haban instalado en 11 millones de autos un dispositivo y un programa de computadora para burlar los instrumentos de los centros de verificacin de emisiones. Muchos de estos vehculos fueron armados en la planta de VW en Puebla. El programa poda detectar cuando el vehculo estaba siendo sometido a pruebas de verificacin y activaba el dispositivo que capturaba emisiones. Al regresar a condiciones normales de manejo, en ciudades y carreteras, el dispositivo se desactivaba. Eso permita regresar a los niveles de rendimiento que enorgullecan a VW, pero con emisiones de contaminantes hasta 40 veces superiores a lo permitido.

La estrategia de VW estaba basada en una contradiccin. Los motores disel tendran mejor desempeo en kilometraje, pero produciran una mayor cantidad de emisiones y contaminantes. Eso chocaba con las regulaciones en Estados Unidos (ms estrictas que las de la Unin Europea). El fraude orquestado por los directivos de VW permita a la empresa evadir la regulacin ms estricta, ahorrarse el costo de instalar equipo anticontaminante y penetrar el mercado estadunidense.

Volkswagen ha tenido que pagar ya ms de 33 mil millones de dlares en multas, tanto en Estados Unidos como en Europa. Los costos de reparar los vehculos que vendi al amparo de este engao son astronmicos. Los ejecutivos de VW, comenzando con el seor Winterkorn y sus cmplices en la jerarqua de la empresa, son los responsables de este episodio.

Los delitos que cometieron no son slo de ndole econmica. Aqu hay un crimen que atenta en contra de la salud pblica. Hoy, Winterkorn tiene ya un proceso penal en Estados Unidos, pero la constitucin alemana prohbe la extradicin de ciudadanos de ese pas. Sin embargo, hace una semana este ejecutivo y otros cuatro de Volkswagen fueron acusados de cometer fraude con agravantes en un tribunal en Braunschweig, Alemania. De ser encontrado culpable, Winterkorn podra ser sentenciado a 10 aos de crcel.

El expediente oficial de la fiscala muestra que la historia del delito se remonta a 2006, cuando comenz a fraguarse el engao sobre las emisiones de los motores que VW planeaba utilizar en su estrategia comercial. Esto contradice la versin inicial de VW de que sus directivos ignoraban el engao y slo se enteraron cuando la empresa fue confrontada por las autoridades ambientales de Estados Unidos en 2015.

Volkswagen no es la nica empresa alemana que se encuentra involucrada en un escndalo de esta ndole. El fraude sobre las emisiones y la conspiracin para mantenerlo en secreto son la materia de escndalos similares que afectan a muchos grupos corporativos en Alemania. Hace 10 aos el de la empresa Siemens, fabricante de equipo para la industria elctrica, sacudi a la sociedad alemana. Por su parte, las omnipresentes maniobras de lavado de dinero de Deutsche Bank, el banco alemn ms importante, han terminado por acostumbrar al pblico a este tipo de prcticas. Tal parece que el capitalismo corporativo alemn tambin prospera en una cultura de corrupcin y codicia.

Eplogo. Muchos de los autos que fueron dotados de dichos dispositivos engaosos fueron fabricados en la planta VW en Puebla. Y muchos de los que no se pudieron vender en Estados Unidos fueron regresados a nuestro pas para colocarse en el mercado mexicano. Si aqu no estall el escndalo es porque la normatividad mexicana en materia de emisiones es tan laxa, que ni siquiera hubiera sido necesario operar el fraude de Volkswagen para cumplirla.

 

Twitter: @anadaloficial


Fuente: https://www.jornada.com.mx/2019/04/24/opinion/021a1eco #



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter