Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-05-2019

La precariedad de una resea o la Bienal prefigurada

J. A. Tllez Villaln
Peridico Cubarte


No me aventurara ni desde el periodismo cultural, ni desde la crtica de arte, a calibrar, o ilustrar un megaevento como la Bienal de La Habana con tan solo tres muestras. Tratndose, en esta edicin, de unas 300 exposiciones, entre muestras colectivas, personales y bipersonales, intervenciones pblicas y cerca de 100 Open Studios. Con la implicacin de 1004 artistas, entre cubanos y extranjeros.

El da de su inauguracin, impresionado con los cinco grandes proyectos que integran La Posibilidad Infinita. Pensar la nacin en el Edificio de Arte Cubano del Museo de Bellas Artes, le coment a Mnica Alfonso, la directora de El Peridico Cubarte, esto no debe quedar en la resea noticiosa general, hay que hacer crticas de cada una de ellas, incluso de cada seccin o sala.

Sin embargo, este no parece ser el credo de Mauricio Vincent, un periodista espaol acreditado para la Bienal. Su reciente resea [1] sobre la XIII Bienal de La Habana es de una simplificacin muy cuestionable. Con menos de la quinta parte tres obras de tres autores de los 17 que participan, se apura a generalizar toda una muestra colectiva, Intersecciones, montada en tres pisos de Factora Habana. Y con estas, ms dos obras El bloqueo, de Tonel, en El espejo de los enigmas de Bellas Artes, y Al mal tiempo buena cara, de Roberto Fabelo, en Detrs del Muro, intenta apuntalar un titular como este: La precariedad hecha arte toma La Habana.

En Intersecciones, solo las dos fotografas de Carlos Garaicoa (La Habana, 1967), aluden explcitamente a la cacareada precariedad econmica en Cuba. Pero lo hace, se ha planteado, para explorar la estructura social de nuestras ciudades, basndose en el examen de su arquitectura; en la Isla, como en Espaa.

En mi opinin, la mayora de las piezas seleccionadas por la Comisaria, Concha Fontenla, no significan, ni son expresiones de la precariedad econmica en Cuba. No lo son, en la mayora de los casos, en ninguna de las tres categoras de imgenes que define Gran Sonesson, las categoras de construccin, las categoras de funcin y las categoras de circulacin.

La terminacin dorada, plateada o niqueladas de los cinco Emblemas, de Dagoberto Rodrguez (Villa Clara, 1969), no alude a precariedad econmica alguna. Siendo, por dems, resignificaciones de marcas de lujo: Chevrolet, Cadillac, Oldsmobile Tampoco lo hacen las palabras escogidas por el cofundador de Los Carpinteros. Consignas que selecciona el cronista y sin documentacin alguna que lo refiera, afirma son las palabras ms pronunciadas por Fidel Castro. Yo soy Fidel, una de las que emplea el artista y que no menciona el periodista, surgi espontneamente despus de su desaparicin fsica. Basta para revelar lo frgil de su aseveracin.

Construir una instalacin, de acero y plomo, con casi cinco metros de altura, no es posible para un artista precario, falto de recursos financieros. Tampoco los smbolos de Dagoberto. Tal vez, porque los artistas escogidos como lo destaca el propio columnista, representan el conceptualismo cubano ms solvente.

Por otro lado, por qu reducir a tales conceptos piezas que se pretenden polismicas? Las seis balanzas romanas equilibradas de Marco Castillo (Camagey, 1971), no tienen por qu aludir unvocamente al funcionamiento de la economa cubana underground; podran significar el equilibrio necesario entre las distintas formas de gestin de la propiedad que configuran la economa toda, en las que cuentapropistas como Gabriel participan. O un reclamo a la estabilidad econmica condicionada histricamente y perturbada por fuerzas externas.

Lo mismo pasa con la emblemtica obra Pas deseado de Antonio Eligio Fernndez (La Habana, 1958) que reduce a la construccin de una isla de Cuba con los objetos y adornos precarios que sus habitantes utilizan para decorar sus casas, cermicas kitsch de indios emplumados, budas, panteras, chinos, racimos de uvas, elefantes o imgenes de Santa Brbara y de la Caridad del Cobre. As diluye la densidad del mensaje y el poder de generalizacin de la instalacin de Tonel.

No se comprende, que como apunta ngel Alonso, no es por su apariencia externa, sino por su falta de autenticidad, su artificialidad, lo que lo convertira en kitsch. Un video arte puede ser ms kitsch que una telenovela, en un producto utilitario artesanal puede haber ms creatividad y autenticidad que en un leo sobre lienzo. Tampoco, por ser de yeso, las utilizadas por Tonel significan imitaciones baratas o arte falso, ni representan la pobreza de los que las emplean para decorar sus casas.

Pas deseado fue montada en la misma Factora Habana, durante la XI Bienal de La Habana. En aquel momento, el curador Alejandro Machado Font dijo que se trataba de un mapa cultural de la vida cubana en la dcada de 1980 un mapa del gusto y el mal gusto, de la poblacin [3]. Y lo es tambin aado yo del variopinto imaginario y del sincretismo de nuestra religiosidad.

Vincent interpreta la instalacin El bloqueo, como una alusin al bloqueo de Estados Unidos y tambin el interno. Para Mari Carmen Ramrez, curadora de Arte Latinoamericano en el Museo de Bellas Artes de Houston, la obra est relacionada con las crisis humanitarias en los aos noventa, cuando el colapso de la Unin Sovitica dej a la isla sin su socio comercial clave. Segn Alex Segura Lozano (EFE) La conocida instalacin del artista cubano Tonel, creada en 1989 no en 1991 como dice Vincent, consiste en un conjunto de bloques de cemento en forma de Cuba, un diseo que da la impresin de una isla en riesgo de hundimiento [4].

En la resea, publicada el mircoles 24 de abril (23:28), el reportero de El Pas describi e interpret a su manera la obra Al mal tiempo buena cara, de Roberto Fabelo (Camagey, 1950). Segn Marlene E. Snchez, Directora de Comunicacin de la Bienal, su emplazamiento se inaugur al otro da a las 5:30 pm, en la ensenada de Malecn, esquina a Escobar. Para el camageyano Premio Nacional de Artes Plsticas, la escultura AMTBC es una especie de reclamo de optimismo.

Tal parece que Mauricio Vincent lleg a las muestras o se sent en su PC, con una Bienal prefigurada, o encargada por El Pas. Solo dio un vistazo por la real y/o por la virtual, y escogi sesgadamente los elementos que sostuviesen su resea kitsch; aunque tuviese que precarizar los sentidos de las obras, para sostener su relato. Que, por escaso entusiasmo para andar La Bienal, suplanta informacin por cubaneo.

No tuvo la intencin de contrastar su modelo con la exuberante realidad, ni de resear lo que realmente pasa en la Bienal en curso. Lo suyo era asentar una matriz, repetida por l muchas veces: la eterna precariedad de Cuba Socialista. Un sentido con mayor valor de uso, para los dueos de PRISA y los que se pretenden del Mundo.

Lo suyo parece ser la simplificacin folclrica, bocetar vietas con el tono de la coyuntura poltica. As hizo con la de 2015, que calific como La Bienal del deshielo [5]. Llama la atencin que en aquella ocasin se refiri a las nuevas galeras y estudios, con todos los hierros, que ciertos artistas inauguraban en La Habana. Ahora que han surgido muchas ms, prefiri silenciarlas.

El Pas debera ocuparse ms de la precariedad que sufre buena parte de los ciudadanos espaoles, incluidos los artistas. Un estudio sobre la precariedad del trabajo de los artistas en Espaa concluy que el 73,8 % de los pintores y escultores deben recurrir a otras fuentes de ingresos para aspirar a subsistir. La mitad de los encuestados (46,9%), tena ingresos totales anuales en el umbral del salario mnimo interprofesional y para el 63,8%, los ingresos procedentes de actividades artsticas representaban menos del 20%.

As es como precarios analistas dejan tan precarias visiones, dciles al patrn ideolgico de quien paga el salario.


Notas

1. https://elpais.com/cultura/2019/04/24/actualidad/1556116661_726542.html

2. http://www.felsemiotica.org/site/wp-content/uploads/2014/10/Sonesson-G%C3%B6ran-De-la-estructura-a-la-ret%C3%B3rica-en-la-semi%C3%B3tica-visual.pdf

3. https://cubanartnews.org/es/2012/06/19/un-recorrido-a-traves-de-la-exposicion-las-metaforas-del-cambio-parte-1/

4. https://www.efe.com/efe/america/cultura/el-arte-cubano-regresa-a-ee-uu-tras-casi-setenta-anos-de-desconexion/20000009-3249013

5. https://elpais.com/cultura/2015/05/29/actualidad/1432893458_038205.html

6. https://gestioneventos.us.es/_files/_event/_16604/_editorFiles/file/ACTIVIDAD_ART_STICA_Y_PRECARIEDAD_8WCEM.pdf

 


Fuente: http://www.cubarte.cult.cu/periodico-cubarte/la-precariedad-de-una-resena-o-la-bienal-prefigurada/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter