Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-05-2019

El escritor present en Madrid su ltimo libro, donde indaga en su oficio y las peculiaridades de ser un escritor cubano en Cuba
Leonardo Padura, con Agua por todas partes

Milena Recio
OnCuba


Ahora s empez la primavera en Madrid y los fieles de la librera Alberti, como les llama con afecto el escritor cubano Leonardo Padura, llegaron al nmero 57 de la calle Tutor, muy cerca de la estacin de metro Moncloa.

Es un lugar estrecho, una especie de caverna baada de luz led y lomos de libros policromados. El espacio transitable describe una L y en su vrtice han colocado un par de micrfonos y unas banquetas altas para los invitados especiales.

Es tan poco el espacio que queda vaco entre libros, anaqueles, posters y humanos, que para quienes hemos llegado con anticipacin, y antes de que todos empecemos a exhalar al unsono, el aire comienza a enrarecerse.

Pero a las 7:30 de la tarde, cuando sigue siendo claro el da, llegan puntuales Padura y su esposa, Luca Lpez Coll. Ella va muy sencilla, de negro toda; la reconozco como cubana por su forma de mirar, por cmo trata de orientarse para buscar acomodo en la sala. l viene vestido de naranja. No como otras veces lo he visto, de rojo o terracota una gama que al parecer prefiere, sino de naranja, vivo, punzante. Vestido con un pullover de mangas largas Chemise Lacoste y un sweater doblado sobre su antebrazo.

Un aplauso disparejo e inmediato lo recibe. l se gira hacia el lado ms corto de la L, donde nos hemos sentado algunos en sillas de tijera colocadas para la ocasin. Padura hace saludos con la mano en la direccin en que estoy. Desde luego no es a m a quien ve. Entre mis vecinos hay muchos amigos suyos, segn percibo entre aquellos que le responden con otros saludos y otras sonrisas. Muchos de ellos son, ya lo dije, los fieles de la librera Alberti, gente que ha venido por ensima vez aqu a escuchar las presentaciones del escritor cubano ms prolijo y uno de los cubanos ms publicados jams en Espaa.

Padura, que es parte desde 1996 del catlogo de la casa editorial barcelonesa Tusquets, es un autor muy seguido tambin en Madrid, donde sus estrenos editoriales tienen un hogar seguro. Mucho ms que en La Habana, por la maldita circunstancia.

Tusquets est cumpliendo 50 aos, y ha comisionado esta vez al editor Juan Cerezo para presentar la ms reciente obra del periodista y narrador de Mantilla: un libro de reflexiones sobre la literatura sobre su literatura que Padura ha titulado Agua por todas partes. Vivir y escribir en Cuba, retomando para s la definicin teleolgica del poeta cubano Virgilio Piera en su La isla en peso.

La cubierta del libro nos remite al ejercicio de intimidad que el autor regala en Agua por todas partes.

Un Padura muy joven, de cinco aos, en 1960 o 1961, sostiene con la mano derecha un bolgrafo que alguien le ha colocado para la foto quizs para corregir la inclinacin zurda de este pelotero que luego no fue, y que firmara sus libros en Madrid, como lo hace desde hace dcadas para sus lectores, con una pequesima letra que su mano izquierda traza y en la que sobresale una P gigante.

Agua por todas partes es un libro de secretos literarios, de apostillas dice Padura; un libro que da respuesta a muchas preguntas que habitualmente le hacen periodistas y lectores. Es un libro para entender ms quin soy, qu es Cuba, qu es ser un escritor cubano, y qu es ser un escritor cubano que vive en Cuba, que no se fue.

Por qu y para qu uno escribe una novela?, es uno de los ejes de esta reunin de ensayos y testimonios que fueron escritos en el lapso de unos 20 aos. Aguas presenta a un autor que se deconstruye, se piensa a s mismo, su ejercicio creativo; que expone las tareas profesionales de un escritor y las coordenadas ticas desde donde realiza el oficio de narrar. En el caso de Padura, con los imperativos de quien trabaja realidades ficcionadas y personajes que existieron o que pudieron haber existido en escenarios y situaciones completamente verosmiles.

Un escritor es un almacn de memorias. Se escribe hurgando en la memoria propia y en las memorias ajenas, adquiridas por las ms diversas estrategias de apropiacin. A partir de ah el novelista crea un mundo, escribe Padura.

La Habana es un referente principalsimo para l, pero no de cualquier modo, sino convertida en su Habana, que suena a msica y autos viejos, huele a gas y a mar, y su color es el azul.

Mi sentido de pertenencia a Mantilla y a La Habana me ha hecho el escritor que soy y me ha inducido a escribir lo que escribo, se lee en Aguas

Padura dijo verse a s mismo como un estajanovista de la literatura: vivo escribiendo, vivo para escribir, es mi forma de realizar mi vida cotidiana.

Mientras presentaba Aguas anunci que acaba de terminar la primera versin de una nueva novela que volver de alguna forma sobre las reflexiones generacionales de Regreso a taca. El libro tratar los dramas del exilio a partir, especialmente, de historias de quienes migraron en los aos 90.

Ningn exiliado es feliz, dijo, porque el acto migratorio significa, profundamente, renunciar a todo lo propio. Y sin embargo, no se abandona la identidad, al contrario. Padura, record al Heredia de La novela de mi vida y cmo, desde la lejana, el poeta desterrado del siglo XIX logra la primera imagen de la patria cubana.

En la prxima novela Padura promete reflexionar sobre las cosas que nos han pasado. Especialmente su generacin estar en foco: a los 60 aos se es muy joven para morirse y demasiado viejo para reciclarse, reza el sentido comn. Fue la suya una generacin que so con el futuro y tuvo posibilidades para su realizacin, pero nos prometieron ms de lo que nos cumplieron, dijo.

Un escritor cubano con un mnimo sentido de su papel intelectual y, sobre todo, ciudadano, est obligado a tener algunas ideas sobre la sociedad, la economa, la poltica de la isla (y, si se atreve, a expresarlas). En Cuba las torres de marfil no existen casi nunca han existido, desde hace ms de 50 aos la poltica se vive como cotidianidad, como excepcionalidad, como Historia en construccin de la cual no es posible evadirse.

La tarde deriv hacia nuevas zonas de inspiracin del escritor. Grandes msicos cubanos como Bebo Valds, Mario Bauz, Chano Pozo, son personajes sobre los que, dijo, deseara escribir alguna vez una ficcin.

Se refiri a Chano Pozo con especial admiracin y al libro recin publicado de la investigadora cubana Rosa Marquetti, con quien intercambi datos biogrficos de estos grandes nombres de la msica cubana.

En Madrid, las ltimas palabras del escritor, que aunque tiene nacionalidad espaola dijo no ser otra cosa que cubano, estuvieron dedicadas a sus indagaciones sobre sus orgenes vascos.

Ha buscado, dijo, sin xito, al primer Padura que fue a Amrica. Una lectora, tambin de apellido Padura, vino a la librera Alberti otra vez a orlo y sin poder ocultar una leve emocin, sembr el deseo de confirmar sus parentescos.

Fuente: http://oncubanews.com/cultura/literatura/leonardo-padura-con-agua-por-todas-partes/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter