Portada :: Venezuela :: Asalto a Venezuela
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 02-05-2019

Declaracin de la Coordinadora Europea salir del Euro sobre la crisis en Venezuela

Coordinadora Europea salir del Euro
Rebelin


Durante largos aos Venezuela ha intentado desarrollar una revolucin popular que confrontara los procesos de privatizacin y empobrecimiento en Amrica Latina. Se ha tratado de un proyecto respetuoso con las formas democrticas, que ha llevado a las fuerzas progresistas a una victoria electoral tras otra desde 1990, a pesar de las interferencias de todo tipo desde el pas ms poderoso del mundo.

El problema de fondo de los distintos gobiernos norteamericanos con Venezuela no es su calidad democrtica, sino la lucha por el control de sus recursos naturales y en primer lugar del petrleo cuyas reservas, junto con las de Arabia Saud, son actualmente las ms importantes que quedan en el mundo.

Resulta escandaloso comprobar como el sistema poltico de este pas es constantemente escrutado, mientras que en el pas vecino Colombia se asesina un activista social cada dos das, mientras que en Brasil tras la victoria de Bolsonaro los campamentos del MST (trabajadores sin tierra que ocupan fincas no cultivadas y que asocian 4 millones de personas) son regularmente asaltados por la polica, el ejercito o los paramilitares.

Es paradjico que el foco de los EEUU se concentre en denunciar la pobreza en Venezuela, que ha reducido significativamente su poblacin por debajo del umbral de pobreza desde la llegada de Chavez. Un pas que a pesar del bloqueo a que est sometido tiene un ndice de Desarrollo Humano (0,76), superior a los pases desde los que se le pretende invadir y se ponen como ejemplo de modernidad (Colombia con un IDH de 0,74 y Brasil con 0,75). Dos pases, adems, con un ndice de desigualdad de 0,57, muy lejano al de Venezuela que es de 0,631.

Los EEUU tratan de restablecer su control imperial de Latinoamrica, en tiempos de decadencia y de creciente desigualdad y descontento en su interior. Resulta sorprendente como algunos gobiernos europeos y la UE se han sometido a esta lgica, dando apoyo a un presidente fantasma (Juan Guaid) que contra toda legitimidad, Trump quiere imponer a los Venezolanos.

Ello es particularmente grave en un contexto de degradacin de la situacin econmica y geopoltica mundial. En un momento en que Trump esta imponiendo el ingreso de Colombia en la OTAN y el aumento del gasto militar europeo, para sostener sus aventuras cada vez ms arriesgadas. Descaradamente trata de implicar a Europa en un conflicto lejano, costoso y en que esta tiene mucho que perder.

Nos hallamos ante unos EEUU que se estn hundiendo a causa de sus polticas de austeridad y descarado apoyo al poder financiero, confrontados con los pueblos latinoamericanos que en muchos pases han sido despojados de recursos, tejido econmico y soberana nacional; cuyas poblaciones intentan desesperadamente acceder a los EEUU, donde aparte de ser rechazados violenta y cruelmente en la frontera, les espera una vida de pobreza extrema si consiguen incorporarse clandestinamente a su tejido productivo informal, en que ya suponen ms del 15%.

Trump en su histrinico mandato, al mismo tiempo que obliga a sumarse al conflicto a los pueblos europeos, amenaza a sus empresas que se atreven a cuestionar el bloqueo sobre Cuba, intentando restaurar su hegemona imperial fruto de la II Guerra Mundial. Trata de restaarse de las derrotas que ha tenido en Oriente Medio en Afganistn, Siria o Yemen, tratando de restablecer burdamente su poder militar con el dinero de los otros.

Hoy una nueva guerra en Venezuela sera un desastre de dimensin global. Probablemente sera el principio del fin del imperio americano porque rpidamente se extendera a Brasil, Colombia y toda la regin. En ese escenario los EEUU por su composicin demogrfica y por la distancia del teatro de operaciones, ya no hallara a salvo del conflicto, como en todas las grandes conflagraciones en que se ha implicado en las que nunca (ni cuando ha sido derrotado) ha impactado en su territorio. Pero tambin significara la muerte y destruccin, para millones de personas.

Como ha ocurrido en el norte de frica en el pasado decenio, implicara adems nuevas oleadas migratorias, de las que no quedara inmune Europa.

Es necesario para los pueblos europeos, defender la paz y parar las manos de la UE (Comisin, parlamento, etc.) y de los gobiernos que se han sometido estpida y servilmente a esta insensata operacin.

Los pueblos del mundo, las personas conscientes que se defienden del impacto del neoliberalismo mediante el impulso de los movimientos sociales emancipadores y quienes frente al empobrecimiento de las grandes mayoras optamos por una salida que recupere la soberana de los pueblos, no podemos asistir pasivamente a esta tragedia. No podemos callar frente el golpe poltico, militar y meditico por el temor a ser atacados por las huestes del poder econmico. Si el proceso venezolano pierde, lo vamos a sufrir los oprimidos de todo el mundo y ser otro paso hacia la perdida de derechos sociales y polticos.

Ni un euro, ni un soldado para ninguna guerra contra los pueblos de Latinoamrica. La OTAN no debe ampliarse, sino disolverse. Los gastos militares deben reducirse y priorizar el gasto social y el desarrollo interno. Los pueblos de Europa no estn amenazados por ningn gobierno de Latinoamrica, sino por la pobreza que estn generando las polticas neoliberales y por el insensato rumbo econmico, poltico y geoestratgico que el poder financiero global est imponiendo a gobiernos y pueblos.

Recuperemos la soberana para garantizar la paz. Paremos la guerra y disolvamos las instituciones que la estimulan, en primer lugar la OTAN y la UE que no representan en forma alguna ni la voluntad, ni los intereses de los pueblos de Europa.


Roma, 14 de abril 2019

 

1 Siendo 1 la igualdad total. Todos ellos datos de PNUD.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter