Portada :: Conocimiento Libre
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-05-2019

Assange, los informantes y la impunidad para crmenes de EE.UU.

Edgar Isch L.
CLAE / Rebelin


En pocas semanas hemos tenido acontecimientos importantes que marcan la intencionalidad expresa del gobierno de Estados Unidos de garantizar la impunidad de sus crmenes de guerra y crmenes de lesa humanidad. La impunidad siempre es proteccin de quin ya cometi un delito, pero es, al mismo tiempo, un impulso a nuevos crmenes por parte de quienes sienten que no debern responder por sus faltas.

Assange o el arresto del mensajero

El primero es el arresto de Assange, en un acto que avergenza al Ecuador y que viol la soberana de una de nuestras embajadas. Theresa May, Primera Ministra de Reino Unido, al anunciar su arresto en la Cmara de los Comunes, dej claro que Tambin ha sido arrestado en relacin con una solicitud de extradicin de las autoridades de los Estados Unidos. Ese da, 11 de abril, se desbarat la justificacin morenista de que haba un acuerdo con Reino Unido, del cual no ha presentado ni un documento.

Por qu Estados Unidos lo busca? Esto es lo realmente importante. Se trata de persecucin por haber difundido videos y documentos de crmenes de guerra. Por la misma razn persigue y encarcela a Chelsea (antes usaba el nombre de Bradley) Maning, quien en 2010 entreg a Wikileaks ms de 92.000 documentos sobre la guerra en Afganistn, importantes al grado que la britnica MaireadCorrigan-Maguire, quien recibi el Premio Nobel de la Paz en 1976, candidatiz a Manning a ese mismo premio, porque: Su increble revelacin de documentos secretos a WikiLeaks ayud a poner fin a la guerra de Irak y puede haber ayudado a prevenir ms conflictos en otros lugares.

No se puede olvidar el caso de Edward Snowden, que en 2013 dio las pruebas de violacin del derecho a la privacidad y espionaje del gobierno de Estados Unidos dentro y fuera de su pas.Continua perseguido aunque tiene refugio en Rusia.

En los tres casos, se trata de informantes, de gente que denuncia crmenes a riesgo de su seguridad personal, ya que ninguno lo hizo por existir un juicio en su contra. Su calidad de informantes de delitos,cuyos culpables deben estar procesados, obliga a los estados a protegerlos. Hay claros casos en la historia que demuestran la importancia judicial e histrica de estas personas (ver: El caso Snowden: entre filtraciones y neocolonialismo. por Edgar Isch L. lalineadefuego.info), por lo que se ve la necesidad de su informacin para conocer la verdad.

Esta es la informacin que los halcones de la guerra encumbrados en el gobierno de Trump quieren ocultar y, ms an, que no se pueda juzgar. Su presin es tal que los medios que reprodujeron en su momentos los documentos presentados por wikileaks, ahora atacan a Assange repitiendo cosas de segundo orden: que no es periodista, como si la verdad tuviera que entubarse en los grandes medios de comunicacin; que es antiptico y malcriado, como si ello significara que no merece derechos humanos incluyendo el de asilo en un embajada; que es informacin lograda de manera oscura, como si los delincuentes dejaran las pruebas a luz pblica y no sealaran como secretos de Estado a los crmenes de guerra.Sin embargo, la veracidad de lo difundido por wikileaks no se discute.

Argumentos de ese tipo ponen en riesgo a todo periodismo de investigacin. El tratamiento del lava jato, de los papeles de Panam, de investigacin sobre casos ocultados de acoso y violencia sexual en escuelas ecuatorianas, entre muchos otros, difcilmente podrn realizarse sin temor de juicios contra los periodistas.

Otras formas de impedir denuncias

El 23 de abril el New York Times public un reportaje sobre la manera en que fueron presionados siete SEAL (fuerzas de operaciones especiales de la Armada) para que dejen de hablar sobre acciones de su oficial en Irak, que incluyen apualar hasta la muerte a un adolescente indefenso cautivo, escoger a una nia en edad escolar y a un anciano desde un puesto de francotiradores y rociar indiscriminadamente los barrios con cohetes y disparos de ametralladoras.

A pesar de las amenazas sobre su futuro en la Armada y otros, los denunciantes mantuvieron su posicin dentro y fuera de la institucion por ms de un ao y el oficial denunciado enfrentar un juicio desde mayo prximo.El informe de la investigacin indica que varios otros SEALde alto rango tambin conocan las acusaciones y no las informaron. Sin embargo, ninguno est acusado de encubrimiento de los crmenes de guerra.

Las cortes secretas de EEUU

Chelsea Maning, quien ya estaba libre por haber entregado informacin sobre los crmenes de guerra, hoy est nuevamente detenido por haberse negado a declarar contra Assange ante un jurado a puerta cerrada. A Manning no se le dijo lo que estaba investigando el gran jurado, y una audiencia en la que ella present objeciones a la obligacin de testificar ocurri en secreto.

Es decir que la verdad y la justicia no son asunto de inters de ese jurado, sino armar pruebas sobre los supuestos delitos de Assange. Una declaracin forzada no puede considerarse de validez y castigar a quien se niega a realizar una es prueba de que se imponen mentiras.

Se supone que los grandes jurados deben determinar si existe una causa probable para devolver una acusacin penal. Originalmente, se supona que deban actuar como un control del poder fiscal. Sin embargo, hoy en da, se suele decir que un fiscal puede hacer que un gran jurado "condene un emparedado de jamn". Como resultado, los grandes jurados a menudo se utilizan como expediciones de pesca contra activistas polticos y movimientos sociales. Manning cit estas preocupaciones al explicar su negativa a declarar. Luego, ella seal: "En solidaridad con muchos activistas que enfrentan las dificultades, mantendr mis principios" ... (Chip Gibbons, "Let Chelsea go", The Jacobin, 27 de marzo de 2019).

La Corte Penal Internacional cae en el lodazal

Pues bien, hasta aqu est el inters de ocultamiento de la informacin. Pero Qu pasa si la informacin sale? Entonces hay que impedir los juicios. Por tanto, la noticia complementaria, del 12 de abril, es que nada menos que la Corte Penal Internacional (CPI), tras amenazas del gobierno de Trump, anunci que no investigar los crmenes de guerra y crmenes de lesa humanidad de los que est acusado Estados Unidos y otros actores en Afganistn. La CPI sugiri que su decisin se deba a la falta de cooperacin del gobierno de Estados Unidos con la investigacin, con lo que si no hay colaboracin del acusado no podr haber juicio, un antecedente terrible para la justicia en el mundo.

Esta cada de la CPI en el lodazal se da luego de amenazas de John Bolton, asesor de Trump de sanciones econmicas a los miembros de la Corte y pocos das despus de que el gobierno estadounidense revoc la visa de la fiscal principal, FatouBensouda que encabezaba desde 2016, la acusacin contra el ejrcito de EE.UU. por torturas en al menos 61 presos en Afganistn durante la guerra. Dicho informe tambin acusaba a la CIA de someter a prcticas de tortura incluyendo violaciones a por lo menos 27 presos en los centros de detencin de la CIA en Afganistn, Polonia, Rumania y Lituania.Estados Unidos no es parte de la CPI pero puede ser juzgado porque los crmenes se cometieron en estados miembros.

Si no se puede acusar a los criminales a pesar de la presentacin de pruebas, significa que la justicia no es un inters de la CPI ni las vctimas un asunto de su atencin. Y ms graves porque estos no son los nicos casos, debido a que Estados Unidos y otras potencias activan guerras en muchas partes y cometen crmenes permanentes. Las guerras son, adems un gran negocio de la industria de armas, pues como buenos capitalistas crean las condiciones para vender aceleradamente sus productos, de manera que nuevas guerras y crmenes de lesa humanidad vendrn.

Hay que considerar la declaracin de Trump Desde la creacin de la CPI, los Estados Unidos se han negado sistemticamente a unirse a la corte debido a sus poderes fiscales amplios e irresponsables; la amenaza que representa para la soberana estadounidense; y otras deficiencias que lo hacen ilegtimo. Cualquier intento de atacar al personal estadounidense, israel o aliado para ser procesado recibir una respuesta rpida y vigorosa". Por tanto, la impunidad abarca a otros criminales, mientras estn en la lista de aliados del criminal mayor. Si es pro yanqui, est perdonado.

Enjuiciar al denunciante y proteger al criminal

En suma, el gobierno de Estados Unidos, cuando se trata de crmenes de guerra cometidos por sus militares, lo que pretende es enjuiciar a los que denuncian y proteger a los criminales. Claro, esta es parte de la naturaleza del imperialismo a lo largo de la historia. Otras potencias han actuado de la misma manera, siendo las guerras de agresin un crimen gigantesco en si mismo. Recurdese que principalmente, pero no solo de all, fue desde Estados Unidos y el Reino Unido que salieron las mentiras sobre las armas de destruccin masiva que justificaban destruir Irak. Aunque en ambos pases ms tarde y tras cientos de miles de muertes se reconoci en los respectivos congresos que fue todo mentira, no hay nadie enjuiciado por enormes daos humanos, ecolgicos, culturales y otros cometidos.

La lucha por la verdad est en momentos difciles, pero lgicamente es obligatorio continuarla. La gente debe conocer estos hechos y antecedentes, antes que caiga en la trampa de las mentiras miles de veces dichas y que justifican crmenes mayores. Pero, ante todo, comprender que a las potencias imperialistas no les importan los derechos humanos,qu si los mencionan o hablan de crisis humanitarias, es solo como coartada de sus ataques a pueblos enteros. Justificacin que la vemos hoy todos los das en los noticiarios y peridicos ms vendidos (en los dos sentidos de la palabra).

Edgar Isch L. Acadmico y exministro de Medioambiente de Ecuador. Asociado al Centro Latinoamericano de Anlisis Estratgico (CLAE, www.estrategia.la) 

Fuente: http://estrategia.la/2019/05/05/assange-los-informantes-y-la-impunidad-para-crimenes-de-eeuu/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter