Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: El Imperio recurre al Califato: el Estado Islmico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-05-2019

El lder del Estado Islmico reapareci en un video despus de cinco aos
El regreso del muerto vivo

Leandro Albani
La Tinta


La reaparicin de Abu Bakr Al Baghdadi, lder del Estado Islmico (ISIS), confirm que el autodenominado Califa se encuentra con vida, ms all de algunas especulaciones mediticas sobre la veracidad del video dado a conocer por la agencia Al Furqan, vinculada al grupo fundamentalista, el pasado 29 de abril.

Sentado entre almohadones, con un fusil a su lado, el misterioso barbado -que supo controlar vastas extensiones territoriales de Irak y Siria, y regir con mano de hierro la vida de entre ocho y diez millones de personas- se puede ver junto a algunos de sus colaboradores, a quienes les dirige la palabra y aborda varios temas.

El video de 18 minutos se conoce pocas semanas despus de que ISIS fuera derrotado militarmente en Siria. A finales de marzo, las Fuerzas Democrticas de Siria (FDS), conformadas por milicias kurdas, rabes y de otras nacionalidades, le dieron la estocada final a la organizacin de Al Baghdadi en la pequea aldea de Baghouz, en la provincia de Deir Ezzor.

La reaparicin del Califa Ibrahim -como se lo conoce desde 2014 cuando sus fuerzas tomaron la ciudad iraqu de Mosul y el mundo lo vio por nica vez en la Gran Mezquita Al Nuri- busca convertirse en un hecho simblico que confirma la fortaleza del grupo, pese a las estrepitosas derrotas militares en Irak y Siria.

En el video, Al Baghdadi no reconoci que sus mercenarios fueron barridos en su mayora, se rindieron ante las FDS- en Baghouz, sino que lucharon hasta el final. El lder de ISIS, fogueado en lo ideolgico y militar cuando integraba Al Qaeda en Irak, tiene claro que, en pases inestables y voltiles, su grupo encuentra fortaleza y recursos a los cuales echar mano.

En los 18 minutos de video, Al Baghdadi tambin reafirm que ISIS seguir operando a travs de atentados y ataques suicidas. Sus palabras sobre el atentado en Sri Lanka, reivindicado por ISIS y que dej ms de 250 muertos, confirmaron una modalidad terrorista que el Estado Islmico comenz a utilizar cuando sus fuerzas en el terreno iniciaron un retroceso militar abrupto en Irak y Siria.

Luego de cinco aos de su nica aparicin pblica, el Califa Ibrahim anunci la aceptacin del juramento de lealtad expresado por Adnan Abu Walid Sahraui, antiguo alto cargo de Al Qaeda en el Magreb Islmico (AQMI) y que comanda actualmente el Estado Islmico en el Gran Shara (ISGS, por sus siglas en ingls), activo principalmente en Mal y Burkina Faso. De esta manera, Al Baghdadi afirm que ISIS contina su expansin territorial, aunque apenas pudo controlar una porcin de territorio en Libia por unos meses y su presencia en Medio Oriente contina en retirada.

En el surgimiento de ISIS en Medio Oriente, confluyeron varios factores: la devastacin producida por Estados Unidos en Irak, la persecucin a la comunidad sunita tanto en Siria como en Irak, el fracaso de los nacionalismos rabes como opcin poltica superadora del Islam poltico y las disputas entre potencias internacionales y regionales por los recursos naturales y el control poltico del corazn de la Mesopotamia.


Al Baghdadi y sus lugartenientes supieron aprovechar una situacin de caos y luchas interpuestas para dar inicio a una maquinaria represiva y de saqueo pocas veces conocida. La propagacin de la ideologa de ISIS, vinculada al wahabismo que se profesa en Arabia Saud, tal vez fue el mayor logro de Al Baghdadi: sectores relegados de la poblacin encontraron en el Estado Islmico una opcin desesperada frente a dcadas de guerras, hambre, persecuciones y destrucciones calculadas. Presentado como una opcin estatal regida por un Islam purista, ISIS avanz de forma acelerada y conquist territorios de forma imparable, con el respaldo de Arabia Saud y la logstica y armamentos cedidos por Turqua.

La supervivencia del Estado Islmico se debe, principalmente, a su capacidad econmica solventada por Arabia Saud y Turqua- y al terror que implant y del cual sac provecho meditico. Redoblando su postura de defensa de un Islam ultraconservador que la mayora de la comunidad musulmana en el mundo rechaza-, la reaparicin del Califa parece una jugada desesperada por inculcar nimo a una tropa diezmada y perseguida. Pero, al mismo tiempo, Al Baghdadi dado por muerto en varias ocasiones- sabe que los golpes de ISIS en diferentes pases todava convocan la admiracin de cientos de sus seguidores.


Fuente original: https://latinta.com.ar/2019/05/el-regreso-del-muerto-vivo/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter