Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Arabia Saud
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-05-2019

Entrevista a Abdula Alaud, activista saud
"Mohammed bin Salman no tiene legitimidad popular y el silencio occidental ante las atrocidades del prncipe heredero saud es 'escandaloso'"

Ali Harb
Middle East Eye

Traduccin para Rebelin de Loles Olivn Hijs.


Arabia Saud no es Mohammed bin Salman. Ese es el mensaje de Abdula Alaud a los pases occidentales, en especial a Estados Unidos, que declar jugarse todo a una sola carta al respaldar a MBS, acrnimo con el que se conoce al poderoso prncipe heredero, a pesar de las atrocidades reiteradas que lleva a cabo bajo su gobierno.

Alaudh, miembro del Centro para el Entendimiento entre Musulmanes y Cristianos de la Universidad de Georgetown en Washington, es hijo de Salman al Awda, destacado erudito musulmn saud arrestado en 2017 en el marco de una intensa campaa contra la disidencia en el reino. La fiscala saud solicita para l la pena de muerte en base a ambiguas acusaciones relacionadas con la oposicin al gobierno, segn su hijo.

En entrevista con Middle East Eye despus de dar una conferencia en Georgetown a principios de esta semana, Alaud ha instado a los funcionarios estadounidenses a que conozcan la opinin pblica saud y a que hablen con activistas, intelectuales, economistas y otras personas que trabajan para mejorar las condiciones de los derechos humanos en su pas. Es muy peligroso e imprudente considerar que MBS es Arabia Saud, seala.

MBS y Kushner

Alaud denuncia lo que denomina la indiferencia occidental ante los abusos de los derechos humanos en Arabia Saud, incluyendo el caso de su padre. Es realmente indignante ver hasta dnde llega el silencio de mucha gente, y ms indignante an ver cmo Occidente respalda a MBS a pesar de todo lo que ha pasado, incluso cuando sus propios intereses estratgicos estn en juego.

El apoyo estadounidense, dice Alaud, es indispensable para que bin Salman mantenga el control. MBS no tiene legitimidad popular. No ha sido elegido. No representa a la opinin pblica. Carece de esa legitimidad y lo sabe muy bien; as que para que este tipo de gobernantes existan necesitan el apoyo exterior.

MBS ha utilizado su estrecha relacin con funcionarios de la administracin estadounidense, concretamente con el yerno de Trump, Jared Kushner, para impulsar su agenda. De hecho, los vnculos de MBS con Kushner se han hecho evidentes en los momentos decisivos de la carrera del prncipe heredero. MBS fue ascendido a prncipe heredero en sustitucin de su primo Mohammed bin Nayef en junio de 2017, un mes despus de que Donald Trump acompaado por Kushner y su esposa Ivanka, entre otros funcionarios estadounidenses visitara Riad en su primer viaje al extranjero como presidente.

A finales de octubre de ese ao, Kushner realiz una visita sin previo aviso a MBS, y unos das despus el prncipe heredero encarcel a docenas de sus primos de la familia real, as como a empresarios y lderes religiosos, en una purga para consolidar su poder que publicit como campaa contra la corrupcin.

Despus de que agentes saudes asesinaran al periodista Jamal Khashogi en el consulado saud de Estambul el pasado octubre, Kushner continu comunicndose con MBS a pesar de la indignacin internacional. Como inform el ao pasado The New York Times citando a funcionarios de la Casa Blanca, Bin Salman y Kushner se llaman por el nombre de pila. Puede que tengan afinidad personal pero tambin les unen sus intereses mutuos, seala Alaud. MBS quiere que Occidente le acepte, y Jared Kushner, por su parte, se ha servido de su relacin para vender su plan del acuerdo del siglo.

Ejecuciones

Aunque la administracin Trump ha mantenido su apoyo inquebrantable a bin Salman han surgido fisuras en las relaciones de otras instituciones estadounidenses con el reino. En abril el Congreso aprob un proyecto de ley que reclamaba poner fin al apoyo de Washington a la guerra que los saudes dirigen en Yemen. A finales de 2018 la CIA concluy que fue bin Salman quien orden el asesinato de Khashogi, y los cien senadores aprobaron una resolucin que respalda ese informe.

A pesar de esos reproches, en Arabia Saud se han seguido produciendo sistemticamente violaciones de derechos humanos. El martes pasado fueron ejecutados 37 ciudadanos, la mayora de ellos de la minora chi del pas. Alaud sostiene que hay que mantener la presin sobre bin Salman para minimizar sus abusos. Si no se le controla cometer todas las atrocidades que se le ocurra.

El hijo del clrigo sun encarcelado tambin ha condenado las ejecuciones del martes, calificndolas de escandalosas. MBS est uniendo a los saudes contra s mismo. Nunca haba visto una plataforma as, en la que chies y sunes se renen para discutir el futuro del pas. Nunca he visto tanta cercana entre liberales e islamistas, entre feministas e islamistas, entre diferentes sectores de la sociedad saud unindose.

Sin embargo, el prncipe heredero parece tener un control firme sobre el poder a pesar de las noticias sobre el descontento de miembros de la familia real por su comportamiento errtico. Alaud sostiene que a MBS ni se le aprecia ni se le acepta en el seno de la familia real pero que los prncipes saudes consideran que los ataques contra el rey y el prncipe heredero suponen una amenaza para el gobierno y para sus propios privilegios como miembros de la familia real.

Enjuiciamiento contra Awda

Awda, padre de Alaud, propuso en 2011 cambios radicales en el sistema de gobierno saud sin despojar a la monarqua de su poder. Su peticin, firmada conjuntamente por docenas de activistas, reclamaba una monarqua constitucional con un consejo legislativo elegido y un poder judicial independiente sin destituir al rey. Pero desde el surgimiento de MBS, Awda empez a enviar mensajes espirituales a sus 14 millones de seguidores de Twitter.

Cuando comenz la crisis del Golfo por la que Arabia Saud y sus aliados regionales impusieron un bloqueo a Qatar, se le pidi a Awda que condenara a Doha. Se neg y pidi al gobierno saud que respetara su silencio. En septiembre de 2017, cuando pareca que la crisis se aliviaba, el imn envi un tweet, ahora borrado, llamando al acercamiento entre los dirigentes del Golfo por el bien de sus pueblos, sin identificarlos. Esa misma semana fue detenido. Las fuerzas de seguridad registraron su casa y encontraron libros prohibidos que Alaud reconoci como propios.

A medida que avanza el juicio contra Awada, Alaud se ha ido expresando cada vez en los medios de comunicacin y escribiendo artculos de opinin en los principales peridicos sobre la difcil situacin de su padre. Alaud y su familia han sufrido la violenta reaccin del rgimen. El gobierno saud se ha negado a renovar su pasaporte y ha prohibido viajar a 17 miembros de su familia. Intentamos callarnos y no sirvi de nada. No tengo ninguna duda de que slo la presin funcionar.

Con el antecedente del asesinato de Khashogi fuera del pas, Alaud sabe que su franqueza puede tener un coste personal pero no parece que eso le inquiete. Puede que a veces tenga miedo pero mis principios son ms grandes que eso. Mi determinacin de contarlo puede ms.

Fuente: https://www.middleeasteye.net/news/mbs-has-no-popular-legitimacy-saudi-activist-abdullah-alaoudh-says



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter