Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-05-2019

Carlos Godoy Echegoyen
La lucha revolucionaria anticapitalista una sola e indivisible

Juan Carlos Gmez Leyton
Rebelin


In Memorian de las y los socialistas puros y sinceros cados en la lucha contra el capitalismo

La memoria de aquellos que cayeron un da luchando contra la dictadura militar chilena, por una sociedad justa e igualitaria, sigue viva entre nosotros. El sbado 4 de mayo, estuvimos recordando la figura de un joven combatiente revolucionario Carlos Godoy Echegoyen, asesinado en la tortura por Carabineros de Chile, luego de ser detenido, junto con otros compaeros, que participaban en una escuela de formacin poltica revolucionaria en balneario de Quintero, en febrero de 1985. Transformndose en el primer mrtir de la naciente juventud socialista allendista. Han transcurrido 34 aos de aquel luctuoso acontecimiento; actualmente, la juventud socialista ya no es la misma en la que milit Carlos Godoy, ni el Partido Socialista de Chile, tampoco lo es. Este se ha transformado en una colectividad poltica conforme y obsecuente con el sistema capitalista neoliberal y ha depuesto todas las banderas de lucha instituidas en su fundacin hace 86 aos.

El entreguismo ignominioso del socialismo actual habra sido repudiado y condenado por Carlos Godoy, como lo han hecho cientos de socialistas a lo largo y ancho del pas. Tambin por los militantes allendistas desde la disolucin del Partido Socialista Salvador Allende, a comienzos de los aos noventa, hasta la actualidad. El PSSA al integrarse al Partido Socialista de Chile (PSCh), traiciono todo por lo que haba luchado desde 1985-6, y por lo cual Carlos Godoy entreg su vida. La traicin y olvido del socialismo chileno actual no solo con la figura de Carlos Godoy sino de todas y todos los socialistas cados desde el 11 de septiembre de 1973, teniendo en la figura del Cro. Presidente Salvador Allende su icono ms relevante, es pattico y vergonzoso.

La memoria socialista est plagada olvidos. Ese olvido ha implicado un marcado y notorio silencio poltico e historiogrfico sobre la historia reciente del Partido Socialista de Chile, en particular y del socialismo chileno, en general, especialmente de los periodos de la Unidad Popular (1970-1973); del periodo de la dictadura (1973-1990) y, por cierto, del actual, la democracia neoliberal (1990-2019).

Si bien, hay diversos y distintos estudios sobre el socialismo post 1973-1990, se observa en relacin a las otras colectividades de la izquierda chilena, un desbalance muy evidente. Abundan las historias crticas y apologticas del Partido Comunista de Chile, del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, MIR; del MAPU, etctera. Sin embargo, la pobreza franciscana, si consideramos la importancia y rol del Partido Socialista de Chile (PSCh) en la formacin y constitucin de la Unidad Popular como de la participacin centralsima que le cupo en el gobierno del presidente Salvador Allende (1970-1973), es sorprendente e inaudita. La ausencia de anlisis historiogrfico del rol poltico de los socialistas en los ltimos 50 aos requiere de un ensayo psicolgico explicativo que interrogue sobre el porqu de ese largo silencio.

Siendo el partido del Presidente Allende ser, sin lugar a dudas, la colectividad poltica que va a sufrir las mayores tensiones polticas internas como externas durante el gobierno de la UP. Producto de la histrica tendencia de las y los socialistas a conformar internamente diferentes y contrapuestas corrientes ideolgicas y posiciones polticas, la colectividad desarrollar distintos conflictos tanto horizontales como verticales de carcter polticos estratgicos, ya sea, con el Ejecutivo (Presidente de la Repblica), con su Secretariado General y el Comit Central, con sus militancias de bases obreras, campesinas, pobladoras y estudiantiles y, sobre todo, con sus aliados, principalmente, con el Partido Comunista de Chile.

Las marcadas e histricas diferencias y rivalidades polticas e ideolgicas entre socialistas y comunistas tensionaron y conflictuaron las relaciones internas del conglomerado gubernamental. Sus tesis polticas sobre el proceso poltico e histrico abierto con el triunfo popular se expresaron en dos consignas fuertes: avanzar sin tranzar de los socialistas y avanzar consolidando de los comunistas, tradujeron, en aquella poca, lo revolucionario y lo reformista, respectivamente. Y, al mismo tiempo, ordenaron al resto de los actores polticos del conglomerado gubernamental. Conformndose dos polos, el polo revolucionario y el reformista.

La competencia y rivalidad poltica, permanente, durante los tres aos del gobierno popular, entre estos dos sectores, le resto potencia y cohesin ideolgica y poltica a la va chilena al socialismo planteada por el Presidente Salvador Allende. Quebrando y agrietando la fuerza revolucionaria del proyecto allendista.

Trazo, a su vez, otra gran divisin poltica. El proceso de transicin al socialismo tuvo dos sendas por donde transitar al interior del Estado capitalista en descomposicin. Por un lado, la va poltica institucional, propia de los espacios de la democracia representativa: el poder legislativo; y, por otro, la va del poder popular, que se expresaba en la toma de fbricas, empresas, campos, o sea, en la expropiacin directa de la propiedad capitalista, en otras palabras, la desestructuracin del poder del capital.

Ambas vas se confrontaron en la historia concreta de los mil das de la Unidad Popular. Y, los socialistas, estuvieron presentes en todas esas conflictividades estratgicas. Lamentablemente, esas cuestiones permanecen hasta el da de hoy en la ms plena y total, oscuridad. La historiografa socialista, si es que existe, permanece silente o indiferente a su estudio.

Como consecuencia del derrocamiento del gobierno popular el Partido Socialista de Chile sufrir una persecucin implacable por parte de la dictadura, sus dirigencias y militantes obreros, campesinos, pobladores y estudiantiles sern brutalmente asesinados, encarcelados, torturados y exiliados. Miles de ellos expulsados de sus centros de trabajos y de estudios. La ira y el odio de clase, de la burguesa nacional, golpe con inusitada violencia a las y los socialistas. No obstante, ellos fueron los principales actores de la defensa del gobierno popular y de resistencia armada al golpe. Los primeros combates del 11 de septiembre de 1973 no solo en La Moneda, sino en diversos lugares del Gran Santiago como en otras ciudades del pas, lo protagonizaran militantes socialistas. A pesar de las diferencias polticas y estratgicas con la va propuesta por el Compaero Presidente, muchos entregaron su vida en defensa de esa propuesta que en su momento calificaron e impugnaron como reformista. La lealtad y el compromiso revolucionario socialista era a toda prueba. Legado que entregaron a las generaciones posteriores del socialismo de la cual, por cierto, era heredero Carlos Godoy Echegoyen como tambin Daniel Medel y tantos otros jvenes revolucionarios de los aos ochenta.

A la represin le sigui la dispora, la fragmentacin y la divisin interna del PSCh. La cohesin interna del partido estall en 1979 cuando se produjo la ms lacerante divisin. Los socialistas post 1979 se organizaron en diversas orgnicas partidistas. Se ha llegado a contabilizar cerca de 18 o 20 organizaciones socialistas entre 1979 y 1989, las cuales, a su vez, establecieron su punto de origen en distintos hitos fundacionales del socialismo nacional: unos, en la declaracin de principios de 1933; otros, en la declaracin de 1947, redactada por el rector de la U. de Chile, Eugenio Gonzlez; y, algunos, en el veto poltico del XXII Congreso de Partido Socialista de 1967, ms conocido como el Congreso de Chilln. Emergieron socialistas histricos, reformistas, anarco-socialistas, socialistas humanistas, socialdemcratas y revolucionarios.

Los socialistas allendistas se localizaron entre los sectores revolucionarios. Reconociendo en los principios polticos e ideolgicos que fundamentaron el Voto Poltico del Congreso de 1967. Dicho voto poltico reforz el carcter revolucionario y marxista-leninista del Partido. Estableciendo, irreductiblemente, el carcter armado de la lucha revolucionaria destinada a superar y destruir la dominacin capitalista como nica posibilidad real y efectiva para avanzar hacia el socialismo.

El Voto Poltico de 1967 producto de una corta e intensa radicalizacin y rebelda poltica de las y los socialistas de los aos sesenta. Los cuales imbuidos en los principios, preceptos y enseanzas de la triunfante revolucin cubana de 1959 y, de la gesta revolucionaria del Comandante Ernesto Che Guevara, buscaron desde ese ao hacer realidad: la revolucin socialista en Chile.

El camino seguido por el PSCh desde su unificacin en 1957 y la construccin de la va poltica institucional al socialismo formulada por Salvador Allende en la eleccin presidencial de 1952, dinamizada en la presidencial de 1958, y ampliada y profundizada pero derrotada en las elecciones presidenciales de 1964, era, en opinin de los rebeldes socialistas, una ruta fracasada y sin mayores destinos. Por esa razn, haba que construir y organizar un autntico y verdadero partido marxista-leninista y revolucionario, en donde la opcin, por la insurreccin armada, o sea, el uso de la violencia poltica revolucionaria no estuviera descartada ni subordinada a la va poltica institucional, sino todo lo contrario. El partido deba estar preparado para enfrentar y responder a las exigencias de la revolucin poltica y social anti-capitalista.

La historia demostr, en septiembre de 1973, que los diagnsticos polticos realizados por los rebeldes socialistas en 1967 (Chilln) como tambin en 1971 (XXIII Congreso de La Serena), no estuvieron errados. La lucha por el poder del Estado, en la sociedad chilena, se resolvi violentamente. Pero, no por la violencia poltica revolucionaria sino por la violencia reaccionaria.

La violencia poltica revolucionaria no tuvo la potencia ni la capacidad ni la fuerza para hacer posible la revolucin social en Chile. Tampoco, alcanz para defender la democracia profundizada y ampliada que haba logrado establecer el gobierno de la Unidad Popular. Todo fue arrasado y devastado por la accin de la violencia reaccionaria de las fuerzas del capital tanto internacional como nacional. Las Fuerzas Armadas ocuparon el pas, e iniciaron el genocidio popular. Durante 17 aos controlaron e impusieron a sangre y fuego la voluntad del capital.

Las y los socialistas como he dicho desde los primeros instantes de la accin reaccionaria se opusieron y resistieron. Sin embargo, sin mucha preparacin, con escasas armas y sin contingentes populares amplios y masivos, esa resistencia heroica, por cierto, estaba destinada al fracaso y, rpidamente, la derrota poltica-militar se hizo presente. Hacia 1979, el PSCh, estaba, completamente, diezmado.

Carlos Godoy Echegoyen, con su familia, haba salido al exilio, su nueva patria fue la Cuba revolucionaria. All el joven socialista, hijo de Sergio Godoy, militante socialista, de la dcada de los sesentas y setentas, o sea, de los rebeldes de esos aos, no solo se form ideolgica y polticamente, sino que tambin militarmente. Alcanzando el grado de Teniente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR). Al poco tiempo de graduarse regreso a Chile y se puso al servicio de la lucha socialista contra la dictadura militar.

Es, interesante observar y tener presente, que, en la corta historia del joven combatiente, 23 aos, al momento de su vil y cobarde asesinato, Carlos Godoy Echegoyen, sintetizaba la historia poltica de toda una generacin de socialistas. La generacin de los rebeldes de los aos sesenta y setentas.

Si bien, Carlos Godoy, tena cinco aos para el Congreso 1967, nueve aos en 1971, Congreso de La Serena, y 11 aos para el Golpe de Estado de 1973, al exiliarse en Cuba, se form valrica, ideolgica y polticamente en los principios y en la estrategia poltica-militar que haba permitido hacer triunfar a la revolucin cubana. Gesta insurreccional, profundamente, admirada por la generacin de sus padres. Y, sobre todo, adquiri una concepcin poltica fundamental que, de una u otra manera, buscaron hacer realidad los sectores socialistas que organizaron en 1985 el Partido Socialista Salvador Allende (PSSA), la lucha contra la dictadura y la lucha contra el capitalismo, era una sola, o sea, una lucha poltica indivisible.

Tanto la Revolucin cubana de 1959 como la Revolucin sandinista en Nicaragua en 1979, el derrocamiento de los dictadores Batista y Somoza, respectivamente, abri la ruta para la revolucin social anticapitalista. Dicho modelo estratgico tambin era posible de ser impulsado en la sociedad chilena de los aos ochenta. A principios de los aos ochenta, la activa movilizacin social popular en contra de la dictadura pinochetista haba abierto una nueva estructura poltica de oportunidades para las oposiciones prodemocrticas como tambin revolucionarias.

El PSSA, en diversos documentos entre 1985 y 1989, planteo que la liberacin y emancipacin del pueblo chileno no pasaba solo por la derrota poltica del rgimen dictatorial y de su institucionalizacin autoritaria de largo plazo establecida en la Constitucin del Estado de 1980, sino que deba procurar que la cada del dictador fuera el momento poltico propicio para la insurreccin social destinada a dar inici a la revolucin social anticapitalista. O sea, derrotar y vencer a la dictadura era convergente con el estallido de la revolucin social anticapitalista. Por esa razn, el PSSA, se opuso activamente al plebiscitico sucesorio de 1988, y dispuso la preparacin poltica de nuestra militancia para impulsar la insurreccin popular en contra de la dictadura en caso de producirse el autogolpe de Pinochet en caso de desconocer los resultados del plebiscito. La estrategia era que impedir la perpetuacin de la institucionalizacin poltica pinochetista como la continuidad del capitalismo.

Durante cuatro aos el Socialismo Allendista, trabajo decididamente en poner marcha dicha estrategia poltica y militar. Los esfuerzos fueron muchos y los resultados pocos. Pues, sin lugar a dudas, que la escuela de formacin poltica en que iba participar activamente como profesor e instructor Carlos Godoy Echegoyen, era el punto de partida de esa estrategia poltica. La detencin de la mayora de los compaeros socialistas participantes y, sobre todo, la muerte de Carlos Godoy, freno y obstruy, de manera total dicha estrategia. En otras palabras, el PSSA, para desgracia de todas y todos los socialistas allendistas, no logr constituirse en la organizacin poltica revolucionaria que pudiera hacer realidad la conjugacin de la derrota poltica y militar de la dictadura con el inicio de la revolucin socialista en Chile.

A 34 aos del asesinato de Carlos Godoy Echegoyen, a 31 de la derrota poltica del dictador en el plebiscito sucesorio de 1988, a 29 aos de la instalacin de la democracia protegida autoritaria administrada por la Concertacin Partidos por la Democracia y la derecha poltica, a 28 aos, de la disolucin del Partido Socialista Salvador Allende, la necesidad poltica e histrica de impulsar la lucha insurreccional revolucionaria anticapitalista es ms urgente que nunca.

La nica forma de honrar la memoria no solo de Carlos Godoy Echegoyen, un militante socialista puro y sincero, sino tambin de decenas de compaeras y compaeros cados es, asumiendo, que la revolucin social es y sigue siendo el nico instrumento eficaz para que los pueblos puedan liberarse de la opresin capitalista.

Lograr hacer la revolucin social, se requiere que los sectores populares se doten de instrumentos polticos adecuados, unificados y cohesionados, pero tambin de hombres y mujeres comprometidos cabalmente con el proceso de cambio radical que se busca impulsar y que recoja y articule en una plataforma comn las diversas y plurales demandas sociales, polticas y culturales que emerjan desde la sociedad en perspectiva revolucionaria y, sobre todo, anticapitalista.

Para ello se hace necesario tener presente aquello de que la lucha revolucionaria anticapitalista es una sola, o sea, indivisible. Toda fragmentacin o divisin de ella, solo conduce a la odiosa continuidad del capitalismo. La historia reciente en Amrica Latina y el Caribe es recurrente en ejemplos para seguir ignorndola.

El autor es Ph. D en Ciencias Sociales y Poltica y Acadmico Universitario

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter