Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Palestina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-05-2019

El carnicero de Riad ofrece a Palestina 10.000 millones de dlares para que acepte el plan de paz de Donald Trump

Javier Cortines
Rebelin

Arabia Saud, EEUU y el lobby judo estn dispuestos a pagar a Palestina decenas de miles de millones de dlares si acepta el Plan de Paz del Siglo propuesto por Donald Trump y sus "asesores". Segn ese proyecto del "666",de la Casa Blanca, se dara luz verde al establecimiento de "un raqutico y descafeinado" Estado Palestino, cuya capital estara en un barrio marginal de Jerusaln.


El prncipe heredero de Arabia Saud, Mohamed Bin Salman (MBS), gobernante de facto del reino del petrleo, ha ofrecido al presidente palestino, Mahmud Abs, 10.000 millones de dlares para que acepte del plan de paz de Donald Trump, que contempla la creacin de un raqutico y vergonzoso Estado palestino, con sede en Abu Dis, un pobre suburbio de Jerusaln sin vistas al casco antiguo de la ciudad santa.

Mahmud Abs rechaz esa proposicin vejatoria de MBS, conocido como el carnicero de Riad, alegando que no desea ni su muerte poltica, ni la muerte de Palestina, a cambio del dinero negro y rojo del petrleo, segn inform el diario libans Al Akbar (Las Noticias).

La fuente agreg que Mahmud Abs considera ese ofrecimiento un chantaje de EEUU y el lobby judo. El presidente de la ANP desea que China y Rusia, como miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, participen activamente -para no dejar todo en manos de Washington- a fin de encontrar una solucin justa y realista al contencioso israelo-palestino.

Ante la negativa de Mahmud Abs, el prncipe Bin Salmn (quien se reuni con el presidente de la ANP hace varios meses) redobl su oferta y le dijo Te dar 10.000 millones durante diez aos si aceptas el Acuerdo del Siglo, segn revelan los documentos publicados la semana pasada por Al Akbar.

Su Alteza MBS (quien se convirti en virtual protagonista de Juego de Tronos tras el asesinato y descuartizamiento del periodista disidente Jamal Khashoggi el pasado mes de octubre en el consulado de Arabia Saud en Estambul) dijo asimismo a su interlocutor que si acepta el plan Trump, su reino abrir una embajada en la barriada de Abu Dis e invitar a otros pases a que sigan su ejemplo.

Los Acuerdos del Siglo no tienen ninguna posibilidad de prosperar, ya que dejan fuera a Jerusaln (en la parte este de la ciudad, la rabe, los palestinos aspiran a establecer la capital de un futuro Estado independiente), dejan fuera a los refugiados (unos siete millones de palestinos repartidos en varios continentes) y dan por bueno los asentamientos judos en las zonas ocupadas, lo que es inaceptable, replic por su parte, el ministro palestino de Exteriores Riad al Malki.

La problemtica de la Tierra Santa lleva sin resolverse miles de aos. Segn la Biblia los judos y los rabes son primos hermanos que deberan compartir la misma tierra de forma amistosa (la cursiva es ma). El Libro Sagrado dice que ambos pueblos proceden de los vstagos de Abraham, Isaac y Ismael. Del primero y su hijo Jacob (el de las Doce Tribus) nace el reino de Israel y de los Ismaelitas vendran los rabes.

Aunque los reinos de Israel (al norte de Canan) y el de Judea (al sur) fueron relativamente independientes desde el siglo X al VII a.C. esa regin ha estado dominada durante tres mil aos por los Imperios Asirio, Babilnico, Persa, Grecia, Roma, rabe, Otomano, etc.

El emperador Adriano (nacido en la Baetica (1) actual Andaluca, Hispania), harto de las rebeliones judas contra Roma, unific las provincias de Judea y Galilea y las rebautiz con el nombre de Palestina. As mismo renombr Jerusaln (en hebreo, ciudad de paz) que pas a llamarse Aelia Capitolina.

En latn Phalistina (Palestina) haca referencia a los filisteos, unos de los pueblos del mar que se refugiaron en Canan, Egipto, etc., tras la desastrosa Guerra de Troya que provoc xodos masivos en toda la cuenca del Mediterrneo.

Eretz Yisrael (La Tierra de Israel), estuvo profundamente enraizada, como patria espiritual, en la mente de los judos de la dispora, pero no volvi a materializarse en un territorio concreto, hasta el Holocausto y la decisin de la ONU de implantar, a la fuerza, el Estado Judo en 1948.

Durante dos mil aos (desde el siglo II al XX d.C.) Palestina fue una regin rabe y una provincia del imperio otomano. Slo durante la poca de las cruzadas se vuelve a hablar del Reino de Jerusaln, ciudad sagrada para judos, rabes y cristianos.

Ya que ambas naciones son hermanas Por qu Israel se empea en destruir Palestina? Acaso no debera terminar, para siempre, la eterna lucha de David contra Goliat? Ni Canan es un regalo que hizo Dios a los judos, ni los rabes son unos intrusos quieren quedarse con lo que no es suyo. Ambos pueblos son hijos de la misma tierra y, sobre esa base, debera hallarse una solucin que, sin duda, redundara en beneficio de la paz mundial.


Nota

-1- La provincia romana de la Baetica tom su nombre del Ro Betis, que fue renombrado por los rabes como el Guadalquivir (Al Wadi al-Kabir, El Ro Grande).

Blog del autor: http://m.nilo-homerico.es/reciente-publicacion/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter