Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-05-2019

Revolucin en Sudn: Todo debe caer

Mark Aguirre
TopoExpress


Por qu nos ocultan que el Cuerno de frica vive una primavera poltica

El ao pasado fue Etiopa. Una rebelin de jvenes acab con un gobierno que haba acudido a la represin para resolver sus problemas. Ahora es Sudn quien est conociendo una revolucin popular. Maana puede ser Eritrea. En Sudn la poblacin se ha levantado contra un rgimen autoritario en manos de un banda de cletpmanos que durante treinta aos ha saqueado el pas. Un rgimen al que la Unin Europea le est financiando unas milicias que han asesinado al menos a 60 manifestantes durante las protestas.

Omar al-Bashir, el Presidente que cambi su traje de militar por uno de civil tan pronto lleg al poder por la fuerza, fue derrocado la semana pasada, pero miles de personas siguen sentados rodeando el cuartel general del ejercito y los poderosos servicios de inteligencia en Jartum, la capital sudanesa. La gente no se traga que las cosas han cambiado porque hayan sustituido a un general por otro. No quieren que ocurra lo de Egipto o Yemen durante la primavera rabe y por eso siguen en las calles. Todo debe caer, gritan. Es una tarea difcil acabar con el rgimen porque la revolucin apenas est creando sus lderes y la comunidad internacional no est por la labor.

Llevaban meses desde diciembre, cuando en al menos en 30 localidades la gente sali a la calle a manifestarse por la falta de pan, literalmente no lo haba en las panaderas intentando organizar algo semejante a lo que ocurri en Cairo en la plaza de Tahrir durante la primavera rabe, pero Jartum es diferente. El Nilo blanco y el Nilo azul, se juntan all, actan como murallas naturales que dividen a la poblacin. Los seis puentes que unen las orillas son los nicos pasillos que pueden juntar a la gente. Era fcil para la polica y las milicias, las Fuerzas de Apoyo Rpido (RSF por sus siglas en ingls), impedir que las marchas que ocurran a diario se transformaran en una gran muestra de fuerza. Al-Bashir haba decretado el estado de emergencia en febrero y tenan barra libre. Al menos sesenta personas habran sido asesinadas por los disparos de la milicia del RSF durante las protestas de estos meses. Las RSF son las milicias contratadas por la Unin Europea para hacer el trabajo sucio en las fronteras y parar la migracin del Cuerno de frica con destino a Europa. Las milicias fueron establecidas para integrar a los janjaweed, las milicias rabes creadas por al-Bashir, acusadas de genocidio en Dafur. Europa est interesada en Sudn porque es uno de los puntos crticos de la ruta de migracin que desde el este y centro de frica llega al Mediterrneo y no tiene ningn escrpulo en usar estas milicias criminales a su servicio como hace Arabia Saud en la guerra de Yemen.

En Jartum las fuerzas de seguridad solo necesitaban una docena de vehculos militares para cerrar los puentes e impedir que los manifestantes convergieran. Pero a principios de abril una multitud acab logrando su objetivo. Lo que hasta ese momento haba funcionado dej de hacerlo. La gente haba perdido el miedo. El seis de abril una manifestacin logr llegar a las puertas de la casa de al-Bashir, en el compound donde el ejrcito y la seguridad tienen su centro, para entregarle el pliego con sus demandas: persecucin de los que estuvieron detrs del golpe de 1989, congelacin de las propiedades de los jefes militares y polticos durante los aos que al-Bashir gobern, depuracin del sistema de seguridad y judicial, entregar el gobierno de transicin a civiles mientras se celebran elecciones El logro empoder a los manifestantes.

La marcha decidi quedarse en una sentada hasta que respondieran positivamente a sus demandas. Era una ocupacin pacfica y festiva de las calles. Empezaron cinco mil pero de inmediato se sum gente incluso de fuera de Jartum. Ahora participan decenas de miles. Tuvieron que resistir ataques de la milicia y los soldados. Testigos dicen haber visto 11 camionetas con milicianos bien armados pertenecientes a la milicia de las RSF. Usaron fuego real para reprimirlos. Al menos 20 manifestantes fueron asesinados. Algunos soldados y oficiales del ejrcito no cumplieron la orden de disparar y se unieron a las protestas protegiendo a los manifestantes. En horas al-Bashir estaba fuera del poder. Dieron un autogolpe para salvar al rgimen evitando un hipottico enfrentamiento entre soldados.

Dos das despus el Lt. Gen. Awad Mohamed Ahmed Ibn Aufel, jefe del poderoso servicio de informacin e inteligencia y amigo de al-Bashir, que lo haba sustituido, estaba tambin fuera. Las razones se desconocen pero no era un Presidente creble. La revolucin no lo quera y es muy posible que poderes externos decidieran su destino. El da 13 el general Abdel-Fattah Burhan, un amigo de Ryad, jefe de las tropas sudanesas en la guerra de Yemen y antiguo comandante de las RSF, las milicias contratadas por Europa para proteger la frontera, se converta en el hombre fuerte de Sudan. A pesar de que Burhan ha mandado encarcelar a al-Bashir, la ocupacin sigue. La cabeza est cortada pero el cuerpo contina vivo han dicho los manifestantes a periodistas. La revolucin quiere que los militares vuelvan a los cuarteles y entreguen el poder a los civiles. Es la garanta de que se cumpla el objetivo de acabar con el rgimen corrupto y represivo de al-Bashir. Saben lo que ocurri en Yemen o Egipto durante la Revolucin rabe y quiz est ocurriendo en Etiopa. Las cabezas fueron cortadas pero los regmenes continan.

Al-Bashir lleg al poder en 1989 en una alianza con el islamista Hasan al-Turabi. Jartum era todava entonces una ciudad secular con sindicatos poderosos y partidos polticos, entre ellos uno comunista importante. Us al Islam radical contra todos ellos apoderndose de los centro de educacin para cimentar su poder. Los ingresos petroleros que empezaron a llegar en los primeros aos del siglo XXI cambiaron al pas, pero al-Bashir supo adaptarse. Se deshizo de al-Turabi y compr con los dlares que llegaban lealtades de militares, poderosos seores locales y clases medias. Alex de Waal lo ha llamado la poltica del mercado. Los conflictos que existan en Dafur, en la regin del Nilo azul o en el sur de Kordofa los explot en beneficio econmico de militares y allegados. En aquellos aos el 70% del presupuesto fue a los militares. Las milicias islamistas criminales que haba creado para masacrar a la oposicin durante el periodo islamista pudo convertirlas en policas convencionales. Un pas pobre conoca un boom de riqueza pero el 40% de los sudaneses segua en la pobreza. En vez de aprovechar el dinero para desarrollar la agricultura campesina Sudn tiene 200 millones de acres de tierra arable y derecho al uso del 25% de las aguas del Nilo entreg tierra de mejor calidad, millones de acres, a los pases del Golfo. Solo en 2016 Sudn entreg a Arabia Saud un milln de hectreas cultivadas por campesinos que fueron expulsados de su tierra. Ahora un pas que poda alimentar al Cuerno de frica explotando el vergel del Nilo no produce ni suficiente harina para el mercado interno. Los beneficios de la exportacin van a las cuentas de los fondos de inversin rabes. Al-Bhasir cortej por igual a Arabia Saud y Qatar para evitar depender de uno de ellos, a ambos les entreg tierra. La crisis parece que est colocando a Sudn ms cerca de Ryad con el ascenso al poder de Burhan, el general que coordin las tropas sudanesas, incluidos janjaweedes, en Yemen, tropas que combaten junto a los saudes frente a los huzes.

Durante el boom Jartum se transform con altos y modernos edificios. Se abrieron restaurantes y comercios con productos importados. El nuevo consumismo anestesi a la clase media. Lo que no haban podido finalizar los islamistas lo hizo el petrleo. Represin y dinero fcil pulverizaron a la sociedad civil y secular de la capital.

La ruptura de Sudn en 2011 volvi a cambiar el pas. Dej a al-Bashir sin ingresos para hacer sus compras en el mercado de la poltica. La creacin de Sud Sudan implicaba perder tres cuartos de la produccin de petrleo, el 50 % del presupuesto y el 90% de las divisas. Esta vez no pudo adaptarse a la nueva situacin. En 2013 al-Bhasir tuvo que empezar a ajustar la economa siguiendo las recomendaciones del FMI. Fue el principio del fin. Los subsidios al pan y al combustible desaparecieron. Las importaciones colapsaron. Al menos 170 personas fueron asesinadas por las milicias RSF durante las protestas que siguieron. La crisis econmica que empez entonces es lo que est debajo de la sublevacin popular actual. En 2018 la inflacin lleg al 72%. Sin dinero para comprar lealtades al-Bashir empez a perder su base social. La clase media ech en falta gasolina y dinero de los cajeros de los bancos, que escaseaban. El sector popular el pan de las panaderas y los tomates que haban cuadruplicado su precio. La gente sali a la calle.

Las protestas empezaron espontneamente, pero un grupo hasta ahora desconocido ha emergido como el catalizador de las mismas. La Asociacin de Profesionales de Sudn (SPA por sus siglas en ingls). Su identidad es difusa todava algunos de sus lderes siguen en la clandestinidad pero sin duda tiene una raz en la tradicin de los poderosos sindicatos que al-Bashir destruy cuando lleg al poder. Hay muchos jvenes y sobre todo mujeres profesionales: doctores, profesores universitarios, maestros, arquitectos La SPA ha tomado cuerpo en la calle. Muchos de sus activistas han nacido en las protestas. Sus nombres no estaban en las listas de los aparatos de seguridad y pudieron burlarlos. Eran parte de la anestesiada clase media que ha despertado y se ha unido a las iniciales protestas populares por la falta de pan.

El SPA parece firme. Despus del nombramiento del general Abdel-Fattah Burhan ha hecho un llamamiento a seguir y defender la revolucin y sus logros. Como ellos gritan en su ocupacin, si queremos libertad Todo debe caer.

Nota edicin: En Sudn se est produciendo una revolucin que podra acabar bien. La razn? Que los sudaneses saben lo que pas con otras primaveras, y no estn dispuestos a dejarse engaar como en Egipto o Tnez. Est por ver cul va a ser el papel de Occidente.

Fuente: https://www.elviejotopo.com/topoexpress/revolucion-en-sudan-todo-debe-caer/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter