Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 09-05-2019

Dualizacin laboral en Alemania, una estrategia poltico-institucional

Daniel Herrero
CTXT

La creacin de un segmento de trabajadores que sufren una legislacin y unas condiciones peores a las del resto ha sido la herramienta empleada para resolver el problema del desempleo


Trabajador haciendo una limpieza a presin de una pieza en la industria qumica de Colonia. CEPHOTO, UWE ARANAS

Hace unas semanas, el Instituto Alemn de Anlisis Econmico (DIW Berlin) publicaba uno de sus informes semanales, que titulaba El sector de bajos salarios en Alemania es mayor de lo que se crea (traduccin propia) 1 . El informe llama la atencin sobre lo que pocas veces se destaca cuando se mira desde fuera hacia el pas y que constituye uno de sus grandes problemas econmicos y de cohesin social: el fuerte aumento de la desigualdad salarial y, en general, de las condiciones de trabajo.

Este ttulo hubiera sido impensable unas dcadas atrs, cuando Alemania se distingua por la existencia de unas instituciones que fomentaban unas condiciones de trabajo homogneas y un buen desempeo econmico, esto es, bajo desempleo, alta productividad y competitividad en los sectores industriales avanzados. Hasta los noventa, la incidencia del empleo atpico era muy reducida y el nivel de proteccin de los contratos estndar (de duracin indefinida y a tiempo completo) era de los ms altos de Europa. La negociacin colectiva, organizada a nivel sectorial y regional, cubra a una elevada proporcin de los asalariados (ms del 80%) y garantizaba una reducida dispersin salarial. Adems, la tradicional orientacin cooperativa de los comits de empresa, con derechos de consulta, informacin y codeterminacin, facilitaba la implementacin de medidas de flexibilidad interna en las empresas, sorteando ciertas rigideces del marco institucional. Desde la economa poltica y la sociologa se ha reivindicado que esa combinacin entre instituciones y buenos resultados econmicos no era casualidad, sino que, precisamente, eran las primeras las que haban conducido a las empresas manufactureras alemanas a instalarse en estrategias no cortoplacistas y de alto valor aadido, explicando parcialmente el xito econmico y social del modelo alemn.

LA TASA DE COBERTURA DE LOS CONVENIOS COLECTIVOS HA CADO 31 PUNTOS PORCENTUALES, Y EN LA ACTUALIDAD ES DEL 56% DE LOS ASALARIADOS

Sin embargo, desde la reunificacin, en 1990, la economa sufri un periodo de lento crecimiento econmico, con una incapacidad casi crnica para crear empleo. Las horas de trabajo se estancaron y la tasa de desempleo no dej de crecer hasta 2006, cuando super el 11%, un rcord histrico. Como respuesta, se llevaron a cabo varias reformas laborales, que facilitaron el uso de los contratos temporales (1997), a tiempo parcial (2001) y que liberalizaron la actividad de las agencias de empleo temporal (1997 y 2002). Paralelamente, a lo largo de la dcada se dio un proceso acelerado de descentralizacin de la negociacin colectiva, que ha continuado hasta hoy. Por un lado, la tasa de cobertura de los convenios colectivos ha cado 31 puntos porcentuales, y en la actualidad es del 56% de los asalariados. Por el otro, la propia negociacin sectorial se ha ido vaciando de contenido, ya que las clusulas de descuelgue, ideadas para casos excepcionales, son empleadas recurrentemente incluso por empresas que declaran estar en buena situacin econmica. Adems, la toma de decisiones sobre salarios y otras condiciones de trabajo se ha desplazado de forma predominante a los centros de trabajo, donde los comits de empresa han tendido a intercambiar medidas de flexibilidad interna y ajuste salarial a cambio de proteccin en el empleo. Sin embargo, la cobertura de los comits de empresa tambin ha sufrido un retroceso muy elevado (10 puntos porcentuales, y ha quedado en el 47% de los empleados, segn un reciente trabajo de Oberfitchner y Schnabel, 2019 2 ), dejando a una parte importante de la fuerza de trabajo ante una negociacin salarial totalmente individualizada.

La ltima etapa de esta senda liberalizadora fueron las conocidas reformas Hartz (2003-2005), que consistieron en cuatro paquetes de medidas: (1) La completa liberalizacin de las agencias de empleo temporal (Hartz I); (b) la abolicin del mximo de 15 horas a la semana de los contratos marginales (empleos sujetos a reducidas contribuciones sociales y sin derecho a seguro por desempleo o seguro mdico), creando los famosos minijobs y midijobs (cuyos salarios son de un mximo de 450 y 850/mes, respectivamente) (Hartz II); (c) la implementacin de polticas activas de empleo (Hartz III) y (d) la reduccin de la duracin de las prestaciones por desempleo y la aplicacin de ayudas sociales no contributivas (SGB II) para desempleados, pero condicionadas a la bsqueda activa de empleo, con el objetivo de reducir el salario de reserva y de obligar a sus receptores a aceptar cualquier tipo de empleo para continuar recibindola (Hartz IV).

Grfico 1. Tasa de desempleo y reformas institucionales en Alemania

Fuente: elaboracin propia con datos de la OCDE.

El comportamiento de la tasa de desempleo respondi rpidamente a las reformas (grfico 1). Sorprendentemente, esta variable prcticamente no se vio afectada por la crisis econmica. Las ayudas del Gobierno federal a las empresas para que redujeran la jornada o los das de trabajo de sus empleados en lugar de despedirlos (el llamado Kurzarbeit), en combinacin con las reformas laborales efectuadas, logr amortiguar el golpe de la crisis. Este xito puso a Alemania como ejemplo a seguir para instituciones multilaterales como la OCDE o el FMI, y dej de ser el enfermo de Europa para convertirse en una superestrella econmica.

Sin embargo, este nuevo milagro econmico alemn se encuentra asentado sobre una aguda dualizacin laboral. En realidad, sta ha sido la estrategia de poltica laboral seguida por el Estado y por parte de los agentes sociales para dar solucin a problemas previos. Las reformas laborales crearon las condiciones para la coexistencia de un segmento perifrico de empleados con un estatus inferior en trminos de salarios y proteccin del empleo que dotan de flexibilidad al mercado de trabajo, y otro segmento central que disfruta de empleos estndar. El informe del DIW Berln alerta de tres grandes problemas derivados de esta poltica: (1) el aumento de la desigualdad salarial; (2) la consolidacin de un sector de bajos salarios que es, adems, pegajoso, es decir, que las personas que se encuentran en l no lo estn de forma temporal, sino permanente; (3) de que, si se analizan los puestos de trabajo, y no las personas ocupadas, el tamao de este sector es todava ms grande. Antes de hablar de ellos, hay que sealar que el anlisis se circunscribe a la poblacin asalariada del sector privado, excluyendo funcionarios, personal becado y en prcticas o autnomos.

Con respecto al primer punto, la desigualdad salarial, el Grfico 2 resume bien lo ocurrido en Alemania. Se dio un proceso generalizado de ajuste salarial hasta 2006, un estancamiento desde entonces hasta 2014 y un ligero crecimiento desde entonces. Esta evolucin ha afectado a todos los asalariados, desde los que ms ganan a los que menos. De hecho, el salario por encima del cual se sita el 10% de los que ms ganan (decil 10) no ha crecido nada en trminos reales (descontando la inflacin) en estos aos. No obstante, la mayor cada se ha concentrado en los salarios ms bajos (deciles 1, 2 y 3), que son los nicos que en 2017 permanecen por debajo de los niveles de partida. Hay que tener en cuenta que el salario del 10% ms pobre llega a caer ms de un 20% entre 1995 y 2008, y es a partir de 2015 cuando se recupera abruptamente. En conclusin, la desigualdad aumenta porque los menores salarios se contrajeron drsticamente, no porque los altos salarios crecieran mucho.

LA DESIGUALDAD AUMENTA PORQUE LOS MENORES SALARIOS SE CONTRAJERON DRSTICAMENTE, NO PORQUE LOS ALTOS SALARIOS CRECIERAN MUCHO

Pero, qu ocurre en 2015 para que el decil 1 se recupere? Los autores del informe apuntan a la implantacin del salario mnimo interprofesional (SMI) (8,5/hora), que hasta entonces no exista, como principal causa. Sin embargo, la cada del mismo decil en 2017 se corresponde con el incremento de ese SMI (8,84/hora). Hay que tener en cuenta que los contratos minijob no se ven afectados por el SMI, por lo que ser necesario conocer su evolucin y el impacto que el propio SMI est teniendo sobre ellos para determinar ms precisamente las causas.

Grfico 2. Salario real bruto por hora por deciles (en euros, 1995=100), precios del 2010