Portada :: Mentiras y medios
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-05-2019

La lucha por la informacin
El conflicto nicaragense en la comunicacin crtica

Eneko Gastaka Urruela
Pueblos


La informacin es conocimiento y ese conocimiento es poder cuando quien lo posee se encuentra frente a gente que no tiene la posibilidad de adquirirlo. Quizs nos parezca que precisamente hoy en da ese poder est al alcance de todas y todos, gracias al auge de internet y de otras formas de comunicacin supuestamente ms accesibles. Pero esa aparente libertad para ser emisores y receptores dificulta la accesibilidad a informacin fiable y de calidad, al tiempo que sirve de cortina de humo para ocultar que al fin y al cabo siguen siendo los grandes capitales los que tienen la capacidad de acaparar y aduearse de las vas de comunicacin.

Desde los movimientos sociales se plantea la necesidad de una comunicacin y un intercambio de informacin enfocados a la transformacin de los espacios colectivos y a la emancipacin mediante el conocimiento. Frente a unos medios de comunicacin que priorizan el consumo capitalista y los ndices de audiencia sobre la calidad y veracidad de la informacin, los medios de comunicacin crtica surgen para reivindicar estas ltimas.

Nicaragua no es una excepcin. Al igual que en el resto de la regin, es fcil encontrar grandes corporaciones internacionales dueas de los medios de comunicacin ms extendidos (como El Pas o la CNN). Por otro lado, en Nicaragua tambin se da una clara diferenciacin entre los medios nacionales oficialistas, en principio favorables al gobierno, y los que muchas veces aparecen como medios nacionales independientes.

En este escenario complejo, el conflicto que vive el pas desde el mes de abril ha producido un quiebre importante que merece ser analizado desde la perspectiva de la comunicacin crtica. Entre el 18 y 19 de abril de este mismo ao, coincidiendo con el inicio de las protestas por las reformas del Instituto Nicaragense de Seguridad Social, y a travs del ente regulador de medios de comunicacin TELCOR, el gobierno de Daniel Ortega inst a los medios a no informar sobre las protestas y posteriormente censur cuatro canales de televisin por hacerlo[i], canales que de un momento a otro dejaron de tener seal, tal y como pudimos comprobar las y los televidentes en aquel momento.

El conflicto meditico, que ya vena gestndose desde la cobertura informativa del incendio de la Reserva Natural Indio Maz, se converta en un espacio ms de disputa. Esta disputa alcanzara cotas inesperadas cuando el 21 de abril, en la localidad costea de Bluefields, asesinaron al periodista ngel Gahona mientras realizaba una transmisin en directo del conflicto. Qued grabada su voz mientras avisaba de la presencia de policas[ii].

El conflicto no lleg de pronto

A pesar de que aparentemente el nicaragense ha sido un conflicto que ha estallado en un momento concreto, y sin antecedentes conocidos, la verdad es que basta con hablar con diferentes colectivos del pas (como las organizaciones feministas o campesinas) para darse cuenta de que ya se vena gestando desde el pacto entre los liberales y el Frente Sandinista (FSLN), junto a los casos de corrupcin y retroceso democrtico que lo acompaaron.

Tras varios aos de revolucin y conflicto, despus de los 90 se dio inicio a un proceso de consolidacin de la autonoma de los medios de comunicacin, as como a una paulatina profesionalizacin. An as, la partidizacin de los medios existentes, el amplio uso electoral de las televisiones y la creacin de ciertos medios privados deja en evidencia un claro inters por mantener el sector de la comunicacin bajo control[iii].

Tras cinco meses de conflicto, la impresin general es una gran polarizacin en los medios nicaragenses y una dificultad cada vez mayor para informar y comunicar desde una perspectiva crtica y autnoma. Desde el nivel nacional hasta los medios regionales e internacionales, podramos resumirlo en un bando favorable al actual gobierno y otro crtico. Pero seguramente este anlisis es demasiado simplista y binario, sobre todo en lo que respecta a los medios de comunicacin opuestos al gobierno de Daniel Ortega.

Peridicos como El Nuevo Diario, canales de televisin como el Canal 4 o medios digitales como El 19 Digital son los que desde los inicios del conflicto han defendido la posicin gubernamental y han denunciado la presencia de grupos terroristas y golpistas como culpables de la actual situacin.

Frente a los citados, que muchas veces apelan directamente a la propaganda partidista, tal y como se observa, por ejemplo, en la pgina de Youtube del Canal 6, existe una amalgama de medios que tras el conflicto se han centrado en la denuncia de violaciones de Derechos Humanos.

Aun as, la heterogeneidad de este ltimo grupo nos obliga a profundizar ms en su anlisis, ya que adems de los intereses partidistas tambin existen intereses empresariales no menos relevantes. Es por ello que resulta imprescindible poder identificar los medios que parten de una concepcin comunitaria y horizontal, comprometida con la emancipacin de los pueblos, para diferenciarlos de los que muchas veces utilizan la defensa de los Derechos Humanos de forma arbitraria para defender los intereses poltico-econmicos de las lites nacionales e internacionales. Este trabajo, desde un inicio complicado, se vuelve an ms difcil si tenemos en cuenta que la censura y persecucin han afectado a casi todos los medios crticos.

De todas formas, sin duda los medios que ms dificultades estn teniendo para desempear sus labores son los medios alternativos populares como Managua Furiosa[iv], un portal creado para la difusin e intercambio de diferentes proyectos y movimientos artsticos y culturales que a raz del conflicto ha realizado una importante labor de denuncia de violaciones de Derechos Humanos.

Nacido como un proyecto cultural y educativo, colaborativo y abierto, en la actualidad se ha convertido en un medio de informacin sobre el conflicto. Quizs por su carcter digital, o por su tamao, Managua Furiosa no ha recibido los ataques que s han sufrido otros medios ms grandes, como el Canal 10[v].

Es quizs esa misma circunstancia la que deben aprovechar los medios alternativos de Nicaragua para poder reivindicar y mantener su espacio de comunicacin, aunque, del mismo modo que puede ser una ventaja, tambin la falta de visibilidad puede convertirse en el peor enemigo de un medio que quiera combatir a las grandes corporaciones mediticas y la oligopolizacin de la informacin. Desde el exterior, quizs el mayor reto para los medios alternativos internacionales sea precisamente la apuesta de Managua Furiosa: desvincularse no solo de grandes intereses corporativos sino tambin de los condicionamientos y del romanticismo del proyecto revolucionario.


Eneko Gastaka Urruela es politlogo y colaborador de Aiaraldea. Actualmente trabaja como cooperante en Paz con Dignidad Centroamrica-

Notas

[i] Daniel Ortega saca de la televisin por cable a cuatro canales en Nicaragua, noticia publicada el 19/04/2018 en www.laprensa.com.ni.

[ii] El periodista ngel Gahona muere mientras transmita en directo las protestas en Bluefields, Nicaragua, 22/04/2018, www.bbc.com.

[iii] Montenegro, Sofa (2007): Los periodistas, los medios y el poder. Los Medios de Comunicacin como actores polticos en Nicaragua, Centro de Investigaciones de la Comunicacin (CINCO). Informe disponible en www.cinco.org.ni.

[iv] Ver: www.managuafuriosa.com.

[v] Daniel Ortega arrecia persecucin contra los medios de comunicacin que lo desafan, 22/08/2018. Ver en: www.prensalibre.com.

Artculo publicado en el n 78 de Pueblos Revista de Informacin y Debate, Hasta siempre!, tercer cuatrimestre de 2018.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter