Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Palestina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-05-2019

Israel utiliza la guerra del agua para ahogar a los palestinos

Javier Cortines
Rebelin


Israel controla los recursos hdricos de Cisjordania: la totalidad del ro Jordan, el Mar Muerto y los principales acuferos y pozos de la zona, para doblegar a los palestinos. El 30% de sus vecinos rabes dispone de menos de cuatro horas de agua a la semana, segn el informe Vivir bajo la ocupacin recientemente publicado en Catalua.

Mientras los israelies beben todo el agua que quieren a precios mdicos, los palestinos deben pagar tres veces ms, a pesar de sus reducidos salarios y su escaso poder adquisitivo, denuncia el documento elaborado, entre otros, por la periodista y escritora catalana Ana Basanta.

Los palestinos no pueden acceder a las zonas con recursos hdricos ni hacer canalizaciones (para regar sus cultivos), seala Basanta en dicho documento que cont con la colaboracin del mdico y activista Mustaf Barghouti, y que se da a conocer poco antes de que comience el Festival de Eurovisin el prximo da 14 en Tel Aviv.

Basanta detalla que gran parte de la Cisjordania ocupada (desde la Guerra de los Seis Das, en 1967), est bajo control militar de Israel lo que impide, incluso, el acceso a los pozos de agua en muchas aldeas palestinas.

La prohibicin de usar los pozos de agua provoc, entre otras cosas, la rebelin de la adolescente palestina Ahed Tamimi, quien pas ocho meses en la crcel por abofetear a un soldado israel, agresin que se produjo tras enterarse de que un primo suyo recibi un impacto de bala de goma en la cara que le dej una grave deformacin craneal.

Vivir bajo la ocupacin revela que existen licencias de agua para los palestinos y que estas deben renovarse anualmente, ya que de lo contrario Israel les corta, literalmente, el grifo.

Eso significa que el rgimen ultraderechista de Benjamin Netanyahu utiliza la guerra del agua para someter a los palestinos con el visto bueno (o la desidia e indiferencia) de Europa y EEUU, quienes han optado la poltica de lavarse las manos.

Israel controla mediante una cuota la cantidad de agua que podemos utilizar, seala un testigo palestino en dicho informe.

El agua escasea y es cara para los palestinos, problema que se agrava con el apartheid, el bloqueo y la tremenda desigualdad salarial entre ambos pueblos.

Mientras que en Israel el PIB per cpita es de unos 42.000 dlares anuales, en Cisjordania es de 2.000 dlares y en la Franja de Gaza desciende hasta los 800 dlares, enfatiza Basanta.

Segn confiesa la coautora de Vivir bajo la ocupacin, se puso a trabajar en ese informe para dar visibilidad a la resistencia palestina (asunto maltratado por los medios occidentales) en lnea con otras organizaciones como la Palestinian Medical Relief Society (PMRS, siglas en ingls), y la Palestinian Women Developing Center (PWDC, dem).

Cisjordania (Judea y Samaria para Israel) tiene una poblacin -contando Jerusaln este- de 3.008.770 habitantes, segn el censo publicado en 2017 por la Oficina Central de Estadsticas de Palestina (PCBS). Y una extensin de 5.640 kilmetros cuadrados, algo menos que la provincia espaola de Alicante (5.816 kilmetros cuadrados).

La Franja Gaza tiene unos dos millones de habitantes y una extensin de 365 kilmetros cuadrados. El municipio de Aranjuez (Madrid, Espaa) tiene 201 kms. cuadrados, es decir menos de 2/3 del enclave costero.

Jesusaln (ciudad sagrada para judos, cristianos y musulmanes), tiene alrededor de 900.000 habitantes, de los que aproximadamente el 63% son judos y el 37% rabes.

Quizs en pocas urbes del mundo se haya derramado tanta sangre durante tantos e interminables siglos como en Jerusaln (ciudad de paz en hebreo). El reino de los Cielos mereca ser un ejemplo de lo contrario a lo que es, debera ser: el paradigma de la reconciliacin.

Propongo rebautizar la regin (Israel y Palestina) dando un nuevo nombre a ese espacio geogrfico -que renacera sin fronteras- en el que todos tuvieran la misma nacionalidad, los mismos derechos y las mismas obligaciones No est el mundo harto de vivir con eternas cuestiones sin resolver?


Blog del autor: http://m.nilo-homerico.es/reciente-publicacion/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter