Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-01-2006

1001 Mentiras sobre Gilad Atzmon

Gilad Atzmon

Traducido para Rebelion por LB.


Llevo ms de diez aos escribiendo sobre Israel, el sionismo y la identidad juda. Me encuentro inmerso en un proceso de deconstruccin y crtica de diversos textos, ideas, polticas y prcticas judas. Mi propsito es adquirir una comprensin ms profunda de lo que es el sionismo. En mi opinin, el sionismo es uno de los movimientos polticos ms peligrosos. Es una operacin global que amenaza a diario la paz mundial.

Me complace decir que mis opiniones circulan ampliamente. Mis libros se traducen a 17 idiomas, mis artculos gozan tambin de una amplia circulacin. Contribuyo de forma regular a numerosas revistas de izquierda tanto en publicaciones escritas como en medios on-line. No obstante, jams he visto un texto que refutara con argumentos ninguno de mis escritos. Nadie se ha atrevido jams a desafiar mis ideas filosficas. En lugar de hacerlo, tergiversan mis citas, mienten y se apresuran a creerse sus propias mentiras. En otras palabras, a juzgar por sus respuestas, sionistas son y como tales se comportan.

Esta pgina est dedicada a mis adversarios ms recalcitrantes. Es una lista abierta de las diferentes etiquetas que han sido adheridas a mi nombre. Cada etiqueta viene acompaada por mi propio comentario. Esta pgina es una mirada lanzada al mundo de la fealdad sionista.

Las etiquetas:

Atzmon, el judo que se odia a s mismo.- Recientemente gan el Premio Semanal de Judo Que Se Autoodia que concede el Jewish Chronicle (The Jewish Chronicle, 24/6/2005. Columna diaria, Simon Round).

Mi comentario: Si existe un judo poltico dentro de m, ciertamente lo combato con uas y dientes. Ahora bien, en lugar de ver ese combate como un sntoma de un estado mental patolgico, tiendo a considerarlo como un saludable procedimiento dialctico progresista.

Atzmon, el racista.- sta es una acusacin que ha sido publicada en varios lugares. Mark Elf, un judo de la tercera categora (1) que mantiene su propio blog est completamente convencido de que soy profundamente racista y antisemita. Esta misma idea la repiti recientemente David Aaronovitch, otro periodista sionista especializado en recolectar pedazos de informacin de los sitios web judos de Londres.

Mi comentario: No existe ni un slo comentario racista en ninguno de mis escritos polticos o de mis actuaciones. No aludo a ninguna clase de determinismo biolgico. Jams he escrito sobre la raza ni me he referido a ella de ninguna manera. Ms an, jams he apoyado ninguna forma de discriminacin contra judos o contra nadie. De hecho, apoyo la igualdad total. Podra admitir, sin embargo, que mis caracteres de ficcin son muchas veces racistas hasta la mdula, pero es precisamente su racismo lo que ridiculizo.

Atzmon, el antisemita.- Con bastante frecuencia soy acusado por parte de judos izquierdistas de ser antisemita.

Mi comentario: Soy antisionista y me opongo a la mentalidad sionista. Abordo cuestiones relativas a la identidad juda y s pongo en tela de juicio los vnculos entre una visin del mundo juda y el sionismo. Niego rotundamente ser antisemita. De hecho, pienso tambin que la nocin actual de antisemitismo carece de significado.

Desde el momento en que los sionistas consiguieron establecer su Estado judo, cualquier tipo de sentimiento antijudo debera ser interpretado bien como un caso privado de xenofobia, o bien como una venganza poltica contra atrocidades israeles/sionistas. En otras palabras, el ttulo de antisemita se convirti en un significante vaco, es decir, en un significante que expresaba un significado vago, altamente variable, imposible de precisar o inexistente. Se trata de una frmula verbal hueca que slo existe como instrumento al servicio de una causa poltica (de modo muy similar a como lo hacen las Armas de Destruccin Masiva de Blair y el Eje del Mal de Bush). Dado que antisemita es un significante vaco, en realidad nadie puede ser antisemita, y esa imposibilidad naturalmente me incluye tambin a m. Resumiendo: o bien eres un racista cosa que no soy, o bien tienes una discrepancia ideolgica con el sionismo cosa que s tengo.

Atzmon, el negador del Holocausto.- En una carta a Bookmarks, una librera socialista de Londres, Tony Greenstein, activista tnico britano-judo y hombre de la tercera categora, llamaba a montar un piquete contra la librera con motivo de mi presencia en ella. En la carta en la que explicaba de forma oficial su posicin se refera a m como el negador del Holocausto Gilad Atzmon.

Mi comentario: Los judos de la tercera categora aman el Holocausto, de modo que algunos de ellos dedican gran parte de su tiempo a localizar a quienes lo niegan. Greenstein es sin duda un cazador de negadores del Holocausto. De todas formas, el mismo da, tras advertirle de que lanzar contra m una acusacin como aquella podra causarle algunos problemas legales, Greenstein recul y abandon la acusacin de negador del Holocausto. Greenstein se presenta a s mismo como un marxista judo. No s si comprende la dialctica marxista, pero es evidente que el lenguaje del materialismo s lo entiende. Cuando el asunto amenaz su bolsillo le falt tiempo para emprender la retirada.

De todas formas, una acusacin as es muy poco corriente, habida cuenta de que en mis escritos no existe ni una sola expresin que suponga negacin del Holocausto. Debo suponer que se trata de una etiqueta utilizada por gentes de la tercera categora como escudo sionista. Los sionistas se obstinan activamente en impedir cualquier debate sobre este tema que vaya ms all del discurso estndar. A lo que se ve, los judos marxistas de la tercera categora desempean la funcin de hoja de parra sionista.

Dicho lo cual, debo admitir que albergo muchas dudas acerca del discurso sionista sobre el Holocausto. Familiar como soy con muchas de las discrepancias existentes dentro del discurso enrgicamente impuesto, conociendo perfectamente como lo hago la devastadora historia de la estrecha colaboracin entre nazis y sionistas antes y durante la Segunda Guerra Mundial, soy perfectamente consciente de que el discurso oficial sobre el Holocausto sirve ms para ocultar que para descubrir la verdad. Pero no se trata exclusivamente de una cuestin histrica. Es evidente que el Holocausto plantea una cuestin tica. A la vista de la dimensin del trauma judo causado por el Holocausto, debemos preguntarnos cmo es posible que un pueblo que sufri tanto (los judos) pueda inflingir tanto dolor a otro pueblo (los palestinos).

Puedo ir incluso un paso ms all. Puesto que los palestinos son las ltimas vctimas de Hitler, no podemos aislar el discurso sobre el Holocausto de la causa palestina. Los nativos de Palestina soportan las consecuencias de la desastrosa historia juda. Sin embargo, realmente quiero creer que los palestinos sern liberados antes de que el discurso sobre el Holocausto derive y se consolide como una explicacin histrica razonable. Claramente, no hemos llegado a ese punto todava.

Atzmon, el apologista de los negadores del Holocausto.- Roland Rance, otro marxista judo de la tercera categora, se sac de la manga una novedosa solucin. En lugar de llamarme negador del Holocausto, calificacin de la que pueden derivarse algunas consecuencias legales desagradables, opt por la versin suave: apologista de negadores del Holocausto.

Mi comentario: Para aquellos que no hayan ledo mi ltimo libro, en realidad versa ntegramente sobre Roland Rance y sus hermanos criptosionistas. Algunos judos no pueden vivir sin Hitler. Esto es vlido principalmente para los judos de izquierda. Mientras que los sionistas de derechas decidieron vivir aferrados a su espada, el moderno judo de izquierdas, el que abandon a Dios, el que vio derrumbarse el Mosc estalinista, busca la esencialidad. Para Rance, Greenstein, Elf y otros el Holocausto es la nueva religin juda. Por un momento me he estado preguntando si eliminarn de su dieta la sopa de pollo y adoptarn en su lugar algunos platos alternativos de gulash. Como sabemos, la cocina juda es portadora de un simbolismo histrico significativo. La maza rememora la interminable marcha por el desierto, la cabeza de pescado persigue suscitar pensamientos supremacistas (todos nosotros estaremos en la cabeza y no en la cola), el `falafel representa la colonizacin de Palestina, etc.

Atzmon, el antisemita no racista.- ltimamente me he topado con esta extravagante etiqueta.

Mi comentario: Esto es bsicamente una contradiccin (un racista no-racista). Pens que deba presentar este contradictorio ttulo simplemente para demostrar que el mundo de la difamacin sionista desborda cualquier esquema lgico reconocido. En el universo sionista A y no-A son una posibilidad vlida.

Atzmon, el comunista: Mientras que los marxistas judos de la tercera categora me acusan de ser un racista de derechas, sus hermanos derechistas hablan de m como rojo comunista.

Mi comentario: Aunque simpatizo con la ideologa marxista, sostengo que el discurso material y colonial es demasiado limitado para arrojar luz sobre el conflicto israelo-palestino. Busco respuestas en otros lugares distintos del mbito de la mera poltica de la clase trabajadora.

Atzmon, el defensor de los Protocolos de los Ancianos de Sin: Ocasionalmente soy acusado por judos derechistas e izquierdistas de apoyar esa vieja superchera zarista.

Mi comentario: En realidad, lo contrario es cierto. Sostengo que los Protocolos son completamente irrelevantes. Los lobbies sionistas de todo el mundo estn implicados de forma abierta en actividades polticas a escala global y en tcticas internacionales asesinas. Los palestinos no son las nicas vctimas de la lgica sionista. A lo largo de toda su historia el sionismo apoy a las ms perversas fuerzas colonialistas. sta es la esencia del sionismo poltico: todo lo que es bueno para los judos est bien.

Hace unos meses saqu a la luz algunos extractos procedentes de una provecta clula sionista interna en North West Yahoo. Si quieres saber cmo operan, visita su URL:

http://www.aljazeerah.info/Opinion%20editorials/2005%20Opinion%20Editorials/April/21%20o/The%20Protocols%20of%20the%20Elders%20of%20London%20By%20Gilad%20Atzmon.htm

Atzmon, el promotor de la quema de sinagogas: Fui acusado de haber sugerido en la London School of Oriental and African Studies que quemar sinagogas es un acto racional.

Mi comentario: Si hubiera algo de cierto en esa acusacin en estos momento estara entre rejas por incitacin al crimen racial. Huelga decir que la Polica Metropolitana ni siquiera se me ha acercado. De todos modos, he aqu el comentario que envi al Observer acerca de aquel acto:

De ninguna manera justifiqu ninguna forma de violencia contra judos, contra intereses judos o contra personas inocentes. En la School of Oriental and African Studies estbamos debatiendo la cuestin de la racionalidad del antisemitismo. Sostuve que puesto que Israel se presenta a s mismo como el Estado del pueblo judo, y teniendo en cuenta las atrocidades cometidas por el Estado judo contra los palestinos, cualquier forma de actividad antijuda puede ser interpretada como un acto de retaliacin poltica. Lo cual no la convierte en justa. (http://observer.guardian.co.uk/letters/story/0,,1468961,00.html).

Atzmon, el propagador del mito de los judos como asesinos de Jesucristo.

Mi comentario: Que los judos mataran a Jesucristo no es un mito. Se trata ms bien de un relato histrico y teolgico. El que sea o no cierto no me concierne. No obstante, s cuestiono las similitudes entre la Pasin de Cristo y la pasin del pueblo palestino. Critico tambin cmo los judos se sienten ofendidos si se les asocia a un crimen cometido por sus antepasados hace dos mil aos. Critico la insistente tendencia juda de crucificar a sus mensajeros. Lo hicieron con Jesucristo, con Spinoza, con Chomsky, estos das lo estn haciendo con Finkelstein y Shamir. Existe un sitio web judo bien mantenido dedicado a `aquellos que se odian a s mismos y que deben ser clavados al madero. Vistalo y juzga por ti mismo (http://masada2000.org/list-A.html)

Atzmon el chiflado, Atzmon el pirado, Atzmon el tarambaina, Atzmon el bala perdida, Atzmon no sabe tocar el saxofn, Atzmon y Atzmon y Atzmon y...

Mi comentario: Debo haber tocado algn nervio. He rasgado una cuerda y pienso seguir rasgndola una y otra vez. Al fin y al cabo, por encima de todo soy un msico de jazz.

(1) El concepto de judo de la tercera categora lo define el propio Gilad Atzmon en un texto titulado La tercera categora y el Movimiento de Solidaridad Palestino (http://www.gilad.co.uk/html%20files/3rd.html), donde explica que existen tres tipos de judos:

Desde el punto de vista de la percepcin de s mismo, aquellos que se denominan a s mismos judos podran dividirse en tres categoras principales:

1. los que practican el judasmo.

2. los que se consideran a s mismos como seres humanos a los que les el azar les ha deparado tener origen judo

3. los que ponen su judeidad por encima de todos sus dems rasgos.

Texto original ingls en: http://www.gilad.co.uk/html%20files/1001lies.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter