Portada :: Bolivia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 17-05-2019

Un tribunal internacional condena al Gobierno de Bolivia por violacin de los derechos de la naturaleza en el TIPNIS

Azarug Justel Arbelo
Rebelin


El Tribunal Internacional de los Derechos de la Naturaleza que ayud a crear el presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma, en 2010, ha condenado al Estado Plurinacional de Bolivia y en especfico al Gobierno de Morales por la violacin de los derechos de la naturaleza en el Territorio Indgena y Parque Nacional Isiboro Scure (TIPNIS).

La sentencia del tribunal por el caso TIPNIS fue leda este 15 de mayo de 2019 en varias ciudades de Bolivia simultneamente. El fallo que condena al Estado boliviano se basa en la sistemtica violacin de los derechos de la naturaleza y de los pueblos indgenas del TIPNIS en calidad de defensores de la Madre Tierra, segn estipulan la Ley 071 de Derechos de la Madre Tierra, Ley 300 Marco de la Madre Tierra y Desarrollo Integral para Vivir Bien, adems de prerrogativas de la Constitucin Poltica del Estado, el Convenio 169 de la OIT y otras normativas nacionales e internacionales promulgadas y ratificadas por la administracin de Evo Morales. As mismo, el tribunal dispuso al Gobierno boliviano una serie de medidas de cumplimiento inmediato. La sentencia completa puede consultarse en el sitio web del Archivo Documental Isiboro Scure (tipnisbolivia.org).

El 7 y 8 de noviembre de 2017, una delegacin de indgenas del TIPNIS conformada por el expresidente de la Subcentral TIPNIS, Fabin Gil y la presidenta de la Subcentral de Mujeres del TIPNIS, Marqueza Teco, presentaron una denuncia por violacin de los derechos de la naturaleza en el TIPNIS al Tribunal Internacional de los Derechos de la Naturaleza durante su sesin en la ciudad de Bonn, Alemania. Despus de un proceso de anlisis y seleccin de denuncias, el tribunal acept estudiar el caso del TIPNIS en enero de 2018. Por lo que, una comisin internacional de observadores del tribunal internacional, conformada por Alberto Acosta (Ecuador), Shannon Biggs (EE.UU.), Enrique Viale (Argentina) y Hana Begovic (Suecia) fue enviada a Bolivia para reunirse con autoridades del Gobierno boliviano, actores sociales y realizar una visita al TIPNIS, para constatar las denuncias de sus habitantes entre el 15 y el 22 de agosto del mismo ao.

Un tribunal tico promovido por Evo Morales

E l primer Tribunal Permanente por los Derechos de la Naturaleza y de la Madre Tierra se instal el 17 de enero del 2014 en Quito, Ecuador, pres idido por la Dra. Vandana Shiva, con el objetivo de presionar a los gobiernos para que garantizaran los derechos de la naturaleza. Sus sentencias estn basadas en la Declaracin Universal de los Derechos de la Madre Tierra, adoptada en la Conferencia Mundial de los Pueblos sobre el Cambio Climtico y los Derechos de la Madre Tierra , el 20 de abril de 2010 en la localidad de Tiquipaya, Cochabamba, Bolivia y promovida por el propio presidente Evo Morales. Las resoluciones y sentencias del tribunal tienen un carcter tico y no vinculante, esto quiere decir que los gobiernos y otras entidades pblicas o privadas no estn obligadas a cumplir las recomendaciones o dictmenes del tribunal. En cambio sus sentencias poseen un fuerte valor tico, ya que los jueces que conforman el tribunal tienen una trayectoria de al menos medio siglo documentando y denunciando conflictos socioambientales en todo el mundo. En la actualidad, el tribunal est conformado por jueces y juezas, como la filsofa y activista india, Vandana Shiva, el lder indgena nativo-americano, Tom Goldtooth , el cineasta y senador argentino, Fernando Pino Solanas, el economista y exministro de energa de Ecuador con el Gobierno progresista de Rafael Correa, Alberto Acosta, la antroploga y feminista argentina, Rita Segato, la indgena kichwa-s arayaku de Ecuador, Patricia Gualinga, el escritor y abogado ambientalista sudafricano, Cormac Cullinan, el socilogo y ecologista mexicano, Enrique Leff, entre otros.

Violacin a los derechos de la naturaleza en el TIPNIS

El Territorio Indgena y Parque Nacional Isiboro Scure (TIPNIS) es un rea protegida por Decreto Ley 7410 de 1965 y tierra de origen comunitaria otorgada mediante Decreto Supremo 22610 de 1990, como resultado de las exigencias de la primera Marcha Indgena por el Territorio y la Dignidad, llevada a cabo por indgenas amaznicos de Bolivia en ese mismo ao. Posee una extensin de 1.236.296 hectreas y en el se han registrado ms de 39 especies de reptiles, 53 anfibios, 108 mamferos, 188 peces, 470 aves, y se estima que haya ms de 2.500 plantas vasculares, adems, es una regin que se destaca por su importancia hdrica a nivel nacional.

Para los pueblos indgenas moxeo trinitario, yuracar y tsimane que habitan el TIPNIS, su territorio ha sido desde hace siglos refugio de los abusos cometidos por blancos y colonizadores, en los siglos XVII y XVIII durante el periodo misional franciscano y jesuita, y durante la fiebre del caucho a finales del siglo XIX. En los ltimos cincuenta aos, y como consecuencia de las crisis econmicas neoliberales de finales de los setenta, varias oleadas migratorias de poblacin andina se han asentado en el trpico cochabambino (regin del Chapare) y sur del TIPNIS para sembrar hoja de coca de forma ilegal, aprovechando el inminente auge del narcotrfico; colonizando y despojando tierras indgenas e imponiendo un sistema socioeconmico individualista, extractivista y parcelario, ajeno a las prcticas culturales indgenas de la regin. Entre ests oleadas migratorias lleg a una edad muy joven Evo Morales con sus padres al Chapare, donde termino convirtindose en un dirigente sindical con formacin poltica de corte revolucionaria.

En la agenda de las distintas administraciones neoliberales que han gobernado Bolivia, ha estado la construccin de una carretera que integre las capitales de los departamentos de Cochabamba y Beni atravesando el ncleo del TIPNIS, adems de la apertura de vas que permitan explorar y explotar los recursos hidrocarburferos, madereros, faunsticos y otros del rea protegida. Con la llegada de Evo Morales al poder, el proyecto carretero se ha retomado, ya que en la actualidad, adems de ser presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales es el mximo dirigente de los productores de hoja de coca del trpico cochabambino, por lo que la construccin de la carretera Villa Tunari San Ignacio de Moxos (como se denomina la va), no solo es un deseo de los neoliberales y las empresas transnacionales, sino de las bases polticas y sociales del presidente Morales en un afn de seguir colonizando tierras indgenas para producir hoja de coca y abastecer a las redes del narcotrfico. En este sentido, en 2008, Evo Morales firm con la empresa brasilea OAS, ligada al partido de Lula Da Silva, un contrato por ms 300 millones de dlares americanos con prstamo del Banco de Desarrollo de Brasil (BNDES) para realizar la construccin de la carretera. En contrato fue firmado sin realizar consulta previa a las comunidades indgenas del TIPNIS y sin realizar los estudio de evaluacin de impacto ambiental correspondientes, tal como recoge la normativa internacional ratificada por Bolivia y la actual Constitucin Poltica del Estado. Esto gener malestar en las comunidades indgenas, que tras varios aos de silencio a sus peticiones para que el Gobierno prescindiera el contrato, decidieron marchar en 2011 hasta la ciudad de La Paz y presionar a la administracin con el objetivo de paralizar el proyecto carretero. Durante la marcha, fueron brutalmente reprimidos y tras reorganizarse, lograron llegar a la ciudad de La Paz donde fueron recibidos solidariamente por distintos sectores sociales e indgenas del altiplano. La movilizacin logr que el Gobierno desistiera sus planes y promulgara de la Ley 180 de Proteccin del TIPNIS que en su artculo 3 prohiba expresamente la construccin de la carretera Villa Tunari San Ignacio de Moxos, como cualquier otra. Empero, en agosto de 2017, tras un proceso de consulta amaada, el Gobierno decidi derogarla y promulgar la Ley 969 que contempla la construccin de una red vial dentro del Parque Nacional, aludiendo apoyo de algunas comunidades indgenas y colonas del TIPNIS. Lo cierto es que durante estos ltimos aos de resistencia a la carretera, el Gobierno se ha encargado de dividir a las familias y comunidades indgenas del TIPNIS, mediante prebendas, proyectos fantasmas, coerciones e incluso el uso de la violencia, lo que ha hecho que algunas comunidades o autoridades indgenas se pongan a favor del proyecto carretero. Esta fue la motivacin principal para que algunas comunidades presentaran la denuncia al Tribunal Internacional de los Derechos de la Naturaleza.

Una sentencia sin precedentes

Hasta ahora, la retrica del Gobierno de Evo Morales, haba impedido que cualquier organismo internacional pudiese cuestionar el respeto a los derechos de la naturaleza y de los pueblos indgenas por parte del Estado boliviano. An as, en Bolivia ya son bastante los aos de lucha y resistencia contra megaproyectos extractivistas que -contradictoriamente a su discurso- el Gobierno ha aprobado para distintas reas protegidas y regiones ambientalmente frgiles del pas.

Con estos trgicos antecedentes, el tribunal ha sido muy claro y tajante en su fallo y es por eso que entre las medidas de cumplimiento inmediato que exige el tribunal al Gobierno boliviano, se encuentran: la paralizacin inmediata y definitiva de de cualquier tipo de avance en la construccin de infraestructura vial al interior del TIPNIS, la abrogacin de la Ley 969 y la posterior elaboracin y promulgacin de una ley que garantice la conservacin y proteccin del TIPNIS, la adopcin de medidas efectivas para detener el avance de la colonizacin hacia la zona ncleo del TIPNIS, la anulacin de los planes de expansin petroleros y el ofrecimiento de disculpas pblicas por parte del presidente Evo Morales, entre otras.

Ahora, toca esperar la respuesta oficial del Gobierno boliviano a la sentencia del tribunal, y la pregunta que les formulo con conciencia de las violaciones sistemticas a los derechos de la naturaleza y de los pueblos indgenas que ha cometido el Estado boliviano durante esta ltima dcada a la cabeza de Evo Morales, es: sindole fiel a su retorica, estar el Gobierno boliviano dispuesto a acatar una sentencia en su contra de un tribunal tico que el mismo ayud a conformar, o cnicamente responder con una ofensiva an mayor hacia las organizaciones sociales e indgenas que promovieron la denuncia, empeorando an ms la situacin de fragilidad y tensin que viven las organizaciones sociales en el pas y el conflicto socioambiental del TIPNIS?

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter