Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 22-05-2019

Exterminar a Santrich, por revolucionario

Manuel Humberto Restrepo Dominguez
Rebelin


Santrich pasar a la historia pero no como uno ms. Para muchos, los del el pas del no y del resentimiento ser el bandido que despes de negociar la paz en una mesa, entregar su arma y el oro que tena en su poder, fue grabado en un supuesto complot de conspiracion para delinquir (que dan por hecho). Para otros ser el mas inocente de los nios, que sin tener para qu quera enriquecerse sin sentido ni razn lgica. Para los demas, los que son muchos ms, la gran mayora, incluidos uno que otro de los los que lo aborrecen en virtud de los sentimientos de venganza que no terminan de cerrarse, ser recordado como un revolucionario ntegro, que despes de salir de la guerra, tuvo que padecer en su cuerpo y en sus ideas, el oprobio y la humillacion del que parece estar predestinado para ser sacrificado, para aniquilar con l un proposito de paz, en el que apenas era uno ms.

Con Santrich se han experimentado todas las agendas de la ley y la justicia, se han reinterpretado normas, convenios, tratados, especulaciones y paciencias y su caso ha servido para perfeccionar la obsesiva idea de unos pocos que necesitan una formula que justifique su negacin a respetar lo pactado y querer reeditar la guerra superada. El verdugo de Santrich ni es Marlon Marin, ni los gringos siquiera, es el partido del gobierno, el centro democratico del presidente Uribe, que pone sus decisiones y abyecciones en boca del propio gobierno que los emite y retrasmite. El delito del excombatiente santrich, no es de narcotrafico, es de pensamiento. Su delito fue haberse negado a ser aconductado y en cambio haber retado al poder hegemnico y mantener con firmeza su condicion de revolucionario, del que no cede en sus principios, ni considera ninguna lucha terminada.

Ofendi al poder por su no renuncia a mantener activa su confrontacion ideologica al estado y acusar que este fue puesto a merced de empresarios, militares y usurpadores de la politica, hoy convertida en poder sin limite. Santrich pas de ser un falso positivo judicial, a ser un falso positivo a secas, que quiere ser exterminado, no castigado con prision, ya cumpli la fase de escarnio, ahora hay que sacarlo del camino de tajo, de raiz y borrar toda su memoria y la de la paz entera. Santrich fue convertido en el chivo expiatorio, que distrae el real objetivo de impedir que el pacto de paz se cumpla y que la paz entre sin objeciones, ni barreras a ser el ultimo derecho humano conquistado despues de cinco decadas de guerra y evitar todo reclamo urgente por empezar a realizarla, sin que ningun partido, persona o grupo mantenga su existencia valiendose del odio.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter