Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 23-05-2019

Los socilogos David Muoz Rodrguez y Antonio Santos Ortega publican "En las crceles del capital humano" (Zambra-Baladre)
De la explotacin laboral a la precariedad de la vida

Enric Llopis
Rebelin


Los Ensayos sobre la condicin obrera, publicados por primera vez en 1951, recogen la experiencia proletaria de Simone Weil, filsofa que abraz el anarquismo, la mstica cristiana y trabaj en las factoras de Alshtom y Renault. Sobre la organizacin empresarial de la poca, es algo inhumano: un trabajo en serie, a destajo, es una organizacin puramente burocrtica de las relaciones entre los diversos elementos de la empresa, de las diferentes operaciones de trabajo, escribi en 1934-1935 a su amiga Albertine Thevenon. La atencin del obrero haba de centrarse en hacer 50 piezas en cinco minutos y no en seis, o cualquier cosa por el estilo; slo el destajo (pago por unidades producidas) impeda el aniquilamiento de la atencin y la monotona de piezas malas, aadi la profesora y periodista. Dcadas despus, en La sociedad del cansancio (2010), el filsofo surcoreano Byung-Chul Han subray las ideas de rendimiento ms an, de dopaje- y actividad hasta el agotamiento, en unas sociedades atravesadas por el exceso de positividad. As, el sujeto del siglo XXI haba trascendido las fases de disciplina y obediencia para entrar en la sociedad del rendimiento, la del emprendedor de s mismo, depresivo y que se autoexplota.

Una aproximacin al mundo del subempleo es la que realiza la ensayista y activista social estadounidense, Barbara Ehrenreich, en el libro Por cuatro duros. Cmo (no) aparselas en Estados Unidos (2001). En este proyecto periodstico de investigacin, la autora trata de responder a la siguiente pregunta: Cmo viven las trabajadoras no cualificadas con el jornal que reciben? La iniciativa tuvo lugar entre 1998 y 1999. Barbara Ehrenreich trabaj de camarera, empleada del hogar, auxiliar de enfermera y dependienta de tienda, entre otros empleos (uno de ellos, en la cadena de supermercados Walmart); terminada la jornada laboral, de vuelta a casa, la activista recoga los sucesos del da en el ordenador porttil; En todos los puestos, en todos los lugares donde viv, el trabajo absorba por completo mis energas y gran parte de mi intelecto, concluye en el prlogo a la edicin de Capitn Swing (2014).

Una perspectiva complementaria es la del socilogo Richard Sennett, autor de La corrosin del carcter. Las consecuencias personales del trabajo en el nuevo capitalismo (1998). El libro empieza con una definicin del capitalismo flexible, aquel que frente a una supuesta rigidez burocrtica- pide a los trabajadores agilidad, apertura al cambio con muy poca antelacin, asumir riesgos uno tras otro y dejar de lado los reglamentos; el trabajo flexible no es una carrera (profesional) en lnea recta, sino un pedazo o fragmento; Es totalmente natural que la flexibilidad cree ansiedad, concluye.

Las cuatro referencias se incluyen en el libro En las crceles del capital humano, de los socilogos David Muoz Rodrguez y Antonio Santos Ortega, publicado en 2018 por Baladre, Zambra, Ecologistas en Accin y CGT. Una de las tesis centrales del ensayo es que la precariedad no se limita al trabajo asalariado ni a los mrgenes del sistema, sino que est ya adherida a los cuerpos. Los autores recuerdan una de las consignas en las plazas del 15-M: El contrato nos caduca antes que la leche. Segn la OIT, 700 millones de personas en el planeta vivan en 2017 en situaciones de pobreza moderada (menos de 3,10 dlares al da) o extrema (menos de 1,9 dlares) a pesar de tener un empleo. En el estado espaol, Critas seala que 12,3 millones de personas (el 26,6% de la poblacin) se hallan en riesgo de pobreza y/o exclusin social; la organizacin catlica detalla, asimismo, que el 14,1% de las personas ocupadas son trabajadores pobres.

En medio de la irrupcin de la precariedad y la inseguridad, los individuos han quedado a la intemperie; parece no existir presente ni futuro slidos, se ha producido una erosin de las certezas antropolgicas; la subjetivacin del riesgo es parte de las trayectorias vitales, sostienen David Muoz Rodrguez y Antonio Santos Ortega; el viejo decorado keynesiano ha desembocado en un nuevo orden de fluidez y contingencia, aaden. Las empresas de recruitment (seleccin y contratacin de personal) ponen el nfasis no tanto en el currculum actual, como en el potencial: aquello que pueden llegar a ser los futuros empleados; adems la juventud, la flexibilidad y el dinamismo tienen ms valor que la experiencia. Otro factor importante es la actitud. Por ejemplo, la revista de negocios Forbes ha publicado artculos sobre cmo identificar a un empleado desmotivado (noviembre de 2014); 10 factores que matan la motivacin laboral (octubre de 2014) y cmo conseguir ser ms positivo (abril de 2018). Una informacin del peridico LibreMercado resaltaba las nueve caractersticas que tienen las personas de xito (abril de 2015).

Los autores de En las crceles del capital humano caracterizan un capitalismo nuevo con vestiduras libertarias, en el que predomina el lenguaje del management (direccin y administracin de empresas), el soft, las ideas de empresa-red, el outsorcing (externalizacin de tareas secundarias), la intuicin, la colaboracin, la creatividad, elpartenariado y la apertura al caos; supone, tambin, el paso de la produccin en masa al mtodo del just-in-time(creado por Toyota para la reduccin de costes) y la especializacin flexible. Pase lo que pase la gente se las tiene que arreglar individualmente, se han acabado la proteccin y las lealtades, resumen los investigadores en el libro de Zambra-Baladre. No slo la lgica de las empresas privadas impregna la universidad, sino que se impone una guerra global por la captacin del talento. Los dos socilogos dan cuenta, asimismo, de un taylorismo digital en el que la mano de obra cualificada se divide entre una proporcin relativamente pequea deknowledge workers (programadores o diseadores), los demonstrators (que implantan aquello que idean los anteriores) y, por ltimo, quienes realizan las tareas rutinarias.

En el contexto de los empresarios de s mismos y las nuevas precariedades, David Muoz y Antonio Santos subrayan la nocin de capital humano. Implica, segn estos autores, ser proactivos, empticos, saber vender y venderse, formarse continuamente, reinventarse, readaptarse y sobreexplotarse. Foucault ya apunt el concepto en Nacimiento de la biopoltica. Curso del Collge de France (1978-1979)- para explicar lo que denomin el homo economicus neoliberal. En esta redefinicin del factor trabajo, uno de los pioneros fue Gary Becker, profesor de Economa en la Universidad de Chicago, Premio Nobel de Ciencias Econmicas en 1992 y autor en 1964 del libro Human capital. A su muerte en 2014, el economista liberal Pedro Schwartz escribi un artculo en el peridico Expansin (Gary Becker o el enfoque econmico del comportamiento humano), en el que revelaba la esencia del capital humano: Los conocimientos, la experiencia, la fiabilidad, se adquieren a modo de inversin, por el estudio, el trabajo bien hecho, la conducta regular y honrada una adiccin positiva a lo largo de muchos aos.

Muoz Rodrguez y Santos Ortega incluyen la movilidad y el cosmopolitismo como discursos legitimadores de la precarizacin; as, los jvenes universitarios que viajan estn invirtiendo en s mismos, se integran en un estilo de vida moderno y tienen apertura de miras; aprovechan adems una oportunidad para la formacin, autorrealizarse y ser competitivos. El estudio La emigracin de los jvenes espaoles en el contexto de la crisis, publicado en 2014 por el Observatorio de la Juventud en Espaa, cifra en 218.000 los jvenes que emigraron del estado espaol entre 2009 y 2013. Parece evidente que el factor crisis econmica es desencadenante de la salida de Espaa y tiene claras repercusiones con la idea de volver, seala el documento; aunque aade que la emigracin puede ser una ocasin para reforzar y especializar el propio perfil profesional a travs de ms ciclos educativos y de formacin (sobre todo mster). El objetivo de esta estrategia es mejorar la propia empleabilidad.

El libro de David Muoz y Antonio Santos se subtitula Nuevas precariedades y formas de subjetivacin en los procesos contemporneos de precarizacin. En algunas entrevistas, que ponen rostro a la precariedad, se constata cmo una parte de la juventud ha interiorizado el trmino capital humano. Estoy convencido de que, bueno, si le pones ganas, si le pones mpetu (); yo creo que eso depende mucho de uno mismo, afirma un joven entrevistado. Para ayudarlo, cuenta con herramientas como el coaching, el mindfulness y la programacin neurolingstica.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter