Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-05-2019

Entrevista a Joaqun Miras sobre asuntos polticos y culturales (y II)
La frmula poltica de los secesionistas es 'cuanto peor mejor' y a eso jugaron y quieren seguir jugando

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Entre otras muchas cosas, algunas de ellas recordadas y comentadas en anteriores conversaciones aqu publicadas, Joaqun Miras Albarrn es miembro-fundador de Espai Marx, uno de los grandes conocedores del pensamiento de Hegel, Marx, Lukcs, Gramsci y Sacristn en nuestro pas, y autor, entre otras obras, de Repensar la poltica y Praxis poltica y Estado republicano.

Cojamos de nuevo el hilo. Hablbamos de LEconomie de Marx, histoire dun chec [La economa de Marx, historia de un fracaso]. Decas que debes su conocimiento a tu amigo Joaqun Arriola .

S, s, a l se lo debo. Denis seala, como lo hace de Sacristn en el libro [El trabajo cientfico de Marx y su nocin de ciencia, Escritos sobre El capital (y textos afines)] del que antes hemos hablado, la importancia del pensamiento de Hegel para la fertilidad del pensamiento del Marx maduro. La tesis de esta obra -a su vez, de madurez de Denis- sobre El Capital de Marx es que, en dicha obra, en sus diversos manuscritos e intentos de redaccin de la misma por parte de Marx, se produce un choque entre el pensamiento de Hegel y el de Ricardo, que no son sintetizables. Y que habra que liberar a Marx de Ricardo.

Tanto Denis como Sacristn tienen en gran consideracinla lectura de la obra de Marx. Ninguno de ellos piensa que sea obra de perro muerto. Es un material sin el cual no es posible plantearse la crtica del capitalismo, obra de un clsico tan imprescindible como poco ledo e intempestivo. A pesar de ello, consideran la obra como punto de partida que exige reflexin y estudio actuales.

Ambos autores son tan poco ledos que, al menos ahora, ni siquiera son dos malditos, execrados y excomulgados por los sumos sacerdotes, los obispillos marxistas leninistas.

Bueno, Denis, recibi en tiempos algn que otro palo en Francia, pero su obra pas desapercibida bajo el diluvio insensato del althusserianismo. Las crticas, muy pocas, que he encontrado, hacen imposible saber qu se le critica: lo llaman antimarxista, sugieren que es un apstata, y tira que te va.

Yo mismo desconoca su existencia. Se de l gracias a ti.

No es un muy conocido entre nosotros. Sacristn y Denis: sus investigaciones, su capacidad de lectura e interpretacin de la obra de Marx, del Marx maduro, me parecen, ambos, de grandsima importancia. Lo que me sorprende es que ninguno de los dos concluya que se debe usar una palabra, que he empleado en el cierre de la primera respuesta, Metafsica, para analizar el plano en el que se producen las contradicciones que convierten la obra de Marx en un laberinto.

Hay en Marx recurrencia a dos autores cuyas metafsicas, usadas como axiologas para sus desarrollos intelectuales, son incompatibles. Una es la ontologa del ser intersubjetivo, prxico, que carece de naturaleza y es radical historicidad dado que debe objetivarse una y otra vez; y otra, la de la escuela escocesa, la metafsica ilustrada mayoritaria, es la ontologa metafsica del individualismo antropolgico, segn la cual el ser humano s tiene una naturaleza fija, innata, para todos los tiempos, por encima de cada periodo histrico; por tanto, individualista, egosta, utilitario, trabajador, competitivo, propietarista, intercambiador,...

Desde esa metafsica se pueden elaborar categoras explicativas vlidas para todo tiempo y para explicar el capitalismo claro. Habra categoras explicativas perennes, vlidas para el estudio de toda poca, que definiran lo innato invariable. Metafsicas.

Sacristn, que conoce perfectamente la cantidad de manuscritos de Marx, inacabados y abandonados, el de 1857, 58, el de 1861 al 63, el de 1863 al 64 los del 67, los posteriores, manuscritos en los que Marx trata una y otra vez de escribir su obra de madurez, incide, sin embargo, ms en las contradicciones que revelan las reflexiones de Marx sobre la cuestin rusa, una vez publicado el libro primero y tras las notas que le llegan de Rusia, la carta de Danielson, la de la revista populista rusa, la nota de Zassulich

Hemos hablado antes de ello.

S, s. Eso a pesar de que las notas de Sacristn sobre los Grundrissey otros textos son interesantsimas y de un calado enorme. Y que sabe que Marx vuelve a tratar de escribir, en 1878, un nuevo texto abortado, que son los dos primeros captulos del libro II de El Capital , textos que le irritan por su hegelianismo.

Denis, sin embargo, se detiene ms en los manuscritos en los que Marx trata de dar continuacin y fin a su obra, y se complace en sealar el hegelianismo de Marx, y cmo, por desgracia, ste no se decide a ahondar esa veta y dejar la de Ricardo.

Bueno lo dejo aqu.

Lo podemos dejar aqu por el momento. De acuerdo. Me han llegado noticias de que estis preparando una jornada con un buen, con un magnfico conferenciante, Rafael Poch de Feliu. Sobre qu?

Era sobre la situacin en Rusia actual y sobre el papel de Rusia en el mundo. Un asunto que Rafael Poch conoce como pocos, es el mejor conocedor espaol del mismo. Pero no ha podido ser. Poch ha debido atender otros compromisos

Lstima, ms adelante tal vez. Cambio de tema, perdona el salto en el aire: cmo ves la situacin actual de Venezuela?

Lo que sucede en Venezuela es atroz. Es la intervencin del Imperio USA en un pas que ha querido apartarse de la frula imperial. Como todos los que cometen esa imprudencia, ha sido satanizado y convertido en eptome del MAL absoluto.

Para colmo, no hace mucho, un servidor, un esbirro del imperio, hablo de Felipe Gonzlez, comparaba Venezuela, esta Venezuela, no la de su amigo Carlos Andrs Prez, con la Alemania de Hitler y la URSS de Stalin.

No pongo en duda que en Venezuela existen graves problemas internos y que existe corrupcin, que existen agravios generados por el chavismo. S s que sern los pobres los que pierdan si el chavismo no es capaz de encontrar salidas y que ser la vieja oligarqua tirnica, corrupta, la de la poca de Carlos Andrs Prez, la de los amigos de Felipe Gonzlez, la que vuelva al poder.

Espero que la situacin internacional les d un respiro a los amigos venezolanos antiimperialistas.

Por qu esa esperanza?

Trump, la administracin USA est metida en lo de Venezuela, pero tambin, a la vez, en lo de Irn, en lo de Corea, en lo de los aranceles con China, y el dominio militar sobre el mar de la China, en el problema de los gasoductos, en el pulso con Rusia en el Donbass

Supongo que tratan de resarcirse del fracaso en Siria y esto los hace muy peligrosos. Pero fin, esto no deja de ser querer abarcar demasiado al mismo tiempo.

Qu opinin tienes de la posicin que tom el gobierno Snchez?

Creo que la posicin de Snchez, su apoyo a unos individuos impresentables, Guaid y los otros, no favorecen en absoluto posibles soluciones en las que las clases subalternas venezolanas salgan mnimamente bien libradas. En este sentido, tanto Borrell, como Zapatero, estn sosteniendo otras opiniones.

Borrell ha acusado a la administracin Trump de ser pistoleril, cowboy. Snchez es un oportunista que busca serle simptico a la administracin USA.

Vuelvo al pasado. Las fuerzas secesionistas .Cat votaron, como recuerdas, con PP y Ciudadanos en contra de los presupuestos del gobierno apoyados por Unidos Podemos. Qu crees que hubo detrs de ese voto negativo?

La frmula poltica de los secesionistas es cuanto peor, mejor, y a eso jugaron y quieren seguir jugando. De hecho ahora esperan, confan, acarician que sobrevenga una nueva crisis, una nueva recesin econmica que les posibilite relanzar su proyecto basado en la crispacin social. A ver si en esta ocasin s hay incautos que tomen las armas y se dejen matar, de modo que ellos, que no sern los armados, puedan tener la cuota de mrtires.

Por supuesto, y adems ah est lo que se hace ms evidente: son partidarios de planes econmicos ultrarreaccionarios, ultraliberales. No les importan las clases populares y sus necesidades.

Todo aquello del relator, qu significado poltico tena y tiene? Por qu dieron -y acaso dan- tanta importancia a esa figura los secesionistas catalanes?

S, es curioso. Ellos que son tan soberanistas, en lugar de tener como instancia suma y sumo juez soberano y relato/relator mximo a los ciudadanos, a los de Catalua en primer lugar si se quiere, ciudadanos que somos mayoritariamente contrarios a la independencia, se buscan un soberano o instancia que les permita jugar trileramente -lo de siempre- a la poltica y ante la cual unos y otros seamos iguales.

Es esa una concesin que yo considero inadmisible.

Y cmo ves la situacin de la izquierda institucional en estos momentos? No andan con muchos los? Pienso, por ejemplo, en Madrid. No es el nico lugar.

La izquierda institucional es un caos. Est en manos de tcnicos en politologa que creen que su sagacidad acadmica es lo fundamental, que la poltica es asunto de cienciologa, como la de esa famosa iglesia. Han sido capaces de volver a arruinar una posibilidad de reorganizacin de la izquierda, la que surge de la movilizaciones de los indignados del 15M.

En lugar de ayudar a que todo aquel movimiento se organizara y pasara a convertirse en un sujeto activo, se generase as sociedad civil organizada capilarmente, cuya actividad produjese cambios en la vida cotidiana, la democratizase, elaborase paulatinamente formas de vida en comn, etc., en vez de todo eso, que acarreaba desde luego la implicacin de que hubiese una base que estuviese en condiciones de decidir, tambin quin iba a ser su dirigencia y qu debera hacer sta, pues los dirigentes consideraron que la gente movilizada era una simple masa sociolgica de votantes a los que haba que tutelar.

Y aceptaron confederarse con las minoras de todos los rincones de Espaa que aprovechaban la coyuntura de gente movilizada pero desorganizada que esperaba algo, para autodenominarse a s mismos los representantes de esas gentes y apoderarse de ese movimiento.

Un confederacin de oligarquas y cacicazgos, surgidos gracias a la no organizacin y no organicidad de ese incipiente movimiento de protesta, un movimiento que exiga regeneracin y democracia. Por ejemplo, si los caciques que se hacan con el control del movimiento en Catalua eran las clases medias independentistas -independentistas vergonzantes, soberanistas, porque no les permita ms la base social- pues, se confederaban con ellos y aceptaban sus postulados, sin ms, y pblicos sculos por aqu, lactancias por all, eso s, que es muy resultn. Si en otro lugar eran pues esos tambin.

Al final, ese deprisa deprisa, del torete con el vaquilla, ha dado lo que ha dado.

Y qu ha dado en tu opinin?

Unos resultados electorales catastrficos, y unas broncas entre los barones, la nueva casta que ellos constituyen, que son morrocotudas, un qutate t, que me pongo yo.

Las formas de elegir a los candidatos, en Catalua, que es donde estamos, han sido de bochorno. Asens elegido en asambleas, escassimas en nmero de asistentes, y con mayora de abstenciones: Las listas de diputados para el parlamento Europeo, los chanchullos que hubo, los los de Madrid, Carmenas y Errejones contra los de Iglesias,...

Un poema, lo mismo, por cierto que era un poema ese Iglesias de las dos sesiones televisivas. l, tan rival del rgimen del 78, tan apocalptico hasta entonces, metido a recitar la Constitucin, como lo hubiera hecho Anguita. Ellos, lo que nos iban a dar sopas con honda sobre la democracia,...

Y nada: no hay anlisis sobre el significado de los catastrficos resultados electorales de las elecciones generales. Como hay elecciones municipales y autonmicas, patada al baln y a ver qu. En Podemos, cuesta decirlo, lo mismo que en el PP.

Una palabra ms: no es solo la clase poltica de Unidos Podemos la que no analiza, tampoco la prensa que se dice de izquierdas. Me produce una gran envidia un periodista como Jos Antonio Zarzalejos, su capacidad crtica respecto de la derecha a la cual pertenece. Algo imposible de encontrar en ElDiario.com, en CTXT, etc, en diarios de izquierdas, dedicados siempre a sus consignas.

Y aqu, en Catalua, alguna novedad ms que quieras destacar?

Un milln seiscientos mil independentistas, dos millones cuatrocientos mil constitucionalistas segn las elecciones.

Y el zasca -ahora se dice zasca- que le han hecho a Iceta y a Snchez los indepes, al impedir, por el momento, que Iceta sea nombrado senador por designacin autonmica para presidir el Senado.

Eso es lo que hay, esa es la verdad. Esa, junto con lo que hemos visto en TV. Cmo el ex jefe de la BRIMO ha puesto en claro que Jordi Snchez era la trama civil del golpe de Estado de los indepes -Trapero sha vegut lenteniment, aix no s el que vam acordar, trucar al seu telfon-. Altanero, soberbio,...

Algo que todos sabamos, claro; lo sabemos porque ellos se encargaron de retransmitirlo por Radio y TV, en vivo y en directo, con la seora Terribas, eufrica, pica, ante el micro -Gooooool de Seorrrrrrrr!!!-. An falta ver los documentales en los que estos seores se suben en el techo de los coches de la Guardia Civil para arengar a su tropa.

Entre tanto, el cinturn rojo de Barcelona sigue existiendo, pero ha pasado a votar mayoritariamente al PSC-PSOE. Debido a la alucinante trayectoria independentista de los dirigentes de la izquierda alternativa, parte de los cuales se han ido a laCUP? No. nada de eso! A Esquerra Republicana. Sin comentarios.

Otro cambio temtico. Te han sorprendido los datos recientes de siniestralidad laboral? Por qu hablamos tan poco de estas muertes, de estos accidentes?

Estos datos revelan hasta que extremo se han perdido derechos laborales, hasta qu punto el capitalismo se encuentra sin frenos y pone en riesgo la vida de los trabajadores. Hasta qu punto la carencia de formacin y de proteccin laboral, el trabajo precario, y sus consecuencias, son una canallada. Lo sabemos pero...

Tras las elecciones legislativas, vislumbras algn escenario o todo est muy complicado?

Hasta despus de las elecciones municipales, autonmicas y europeas, no habr verdaderas negociaciones. Esto es algo sobre lo que opina la prensa.

Lo podemos dejar aqu si te parece. Hasta la prxima.

Cuando quieras.

Primera parte de esta entrevista: Entrevista a Joaqun Miras sobre asuntos polticos y culturales (I). Hay en el seno de la obra de Marx una confrontacin entre axiologas metafsicas distintas http://www.rebelion.org/noticia.php?id=256036 

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter