Portada :: Cuba
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 24-05-2019

En el cuidado de la Revolucin lxs cubanxs no somos amateurs

Joel Surez
La Tizza


al Tinto y al Ayatollah


Hoy en la maana pas a ver a Wilfredo, que junto a otros hermanxs de mi iglesia y amigxs, as mismo como asistieron a actividades de la Jornada contra la Homofobia, fueron ayer a la Marcha. Me cuenta alegre, como en ocasiones anteriores, que la misma transcurri sin ninguna dificultad de forma ni contenido, ni haba ambiente enrarecido. Como tambin tengo testimonio q transcurre la Jornada. La alegra de siempre. Al final se produjeron los incidentes y detenciones ante la orden de que la marcha no continuara por el Malecn. Cierto que en esos sucesos al final de la Marcha, estaban personas ajenas o no a la comunidad LGBTIQ, q son notorios por sus posiciones frente a la Revolucin. Pero es repudiable y poco inteligente q las autoridades acten de esa manera. De lo contrario q nos expliquen lo sucedido.

Al final lo que queda en medios y redes son las imgenes de los altercados y detenciones y no de la alegre marcha y la alegre fiesta de la Jornada a la q se sumaron muchxs participantes de la primera sin ningn antagonismo.
El camino desacertado para mi comenz con las opacas explicaciones de la suspensin de la Marcha tradicional, que nos deja a revolucionarixs, con argumentos que no satisfacen el sentido comn, ni lugar ni tiempo para canalizar otras opiniones; y sobre todo la desacertada prctica de suspender cuando la contrarrevolucin quiere ocupar el lugar que ocupan mayoritariamente los revolucionarixs, incluidos gays y lesbianas y todxs los que gritamos ao tras ao, incluido Alba, mi hija, REVOLUCIN de todos los colores!

No olvidemos que la historia bblica recuerda con tristeza el encierro a puertas cerradas de los once dscipulos por temor a los q haban capturado y ejecutado a su lder, Jess de Nazareth, mientras las mujeres y la mam de Jess estaban al pie de la cruz. No olvidemos que Fidel se situ en el mismo vrtice de la asonada del 5 de agosto de 1994.

El problema de fondo es que algunxs desde sus responsabilidades y la difcil tarea de orientar en medio de complejidades, adversidades y agresiones, parecen tuertos al mirar la historia nacional y reciente, y no se dan cuenta que este pueblo, entre ellxs, muchxs de los que tienen una orientacin sexual distinta a la hetero homo afectiva que comparto, no es amateur cuidando su Revolucin. Esta imperfecta pero apasionante obra, que no tiene otra que profundizar sus contenidos de derechos para todxs, como ha sido su empeo en todos estos aos aos, aun lo pendiente.

En esta hora, ante los procesos de globalizacin del neoconservadurismo, de la salida al ruedo poltico tambin en la isla del fundamentalismo religioso evanglico, y ante los q quieren instrumentalizar la agenda de derechos para sus posturas frente a la Revolucin, en esta hora, repito, hay varias agendas con notorios avances y pendientes, que no pueden aparecer como si estuviesen por fuera del campo de batalla de lxs revolucionarixs, y que da lugar, entre otras cosas, a la construccin de un imaginario de que el Partido y el Gobierno son la retranca.

Sera oportuno que nuestra direccin poltica y gubernamental, como en otras ocasiones, reafirme o ratifique de manera tcita y tajante que la causa por erradicar toda la carga pesada que significa aun el racismo entre nosotrxs, que la causa por una educacin y una sociedad libre de transfobia, que la causa por el cuidado de la naturaleza, siendo causas de la Revolucin, continuarn siendo centrales y sustantivas en la agenda poltica y las luces q orientan cambios y transformaciones. Y a ello nada ni nadie se puede interponer o interferir. Sea quien sea. Y que esas causas y aspiraciones, son causas a la q todxs debemos ser convocadxs, que son causas a las que todxs nos autoconvocamos, y que cuentan con gladiadores y gladiadoras en la ciudadana, en los colectivos, en las comunidades, en
la organizaciones de la sociedad civil, en el Partido, en el gobierno y el Estado. Todxs. Independiente a quien amamos y con quin nos vamos a la casa y a la cama.

Recordemos, ahora que regresan adversidades, que en los aos ms duros del perodo especial, este pueblo demostr su capacidad y compromiso para la sobrevivencia y para la defensa de la Revolucin. Repito, en ello no somos ni hemos sido novatos ni amateurs.

Este pueblo fue solidario ante el art.68. Pero tienen derecho era la comn reaccin, aun cuando no comprendan por atabismos culturales a desterrar.
Es cierto que los q estaban en contra tuvieron altavoces en el fundamentalismo evanglico que de manera indita se hizo presente en la poltica domstica. Y aunque hay q reconocer que miles de cubanxs han encontrado sentido de vida en estas doctrinas y prcticas, no es el dogma y la condena lo que sustenta a la mayora donde tambin hay creyentes: es la compasin y la solidaridad, a ella hay que apelar con el trabajo de educacin ciudadana y popular, puerta a puerta, corazn a corazn. Es la nica manera de completar lo que falta.

Finalmente, reconozcamos que las donaciones son gratuitas, las conquistas no, que el conflicto y las contradicciones y los enfrentamientos seguirn presentes, son parte del sueo que queremos construir a contramano y que viviremos en la tensin entre los derechos proclamados, sus concreciones, sus garantas y el criterio nico que nos orienta en esta batalla desigual: la afirmacin de la Vida Plena, el bien comn, la soberana popular y nacional, todos los derechos para todxs, el empeo por saciar el hambre de pan y de belleza, la mayor suma de felicidad para todxs. Y para m eso es + socialismo.

Y en medio de ello, ejerceremos, complejamente, el ejercicio de la libertad de expresin, ejerceremos la libertad de creencias, de practicar el culto de nuestra preferencia, y en nuestros centros religiosos, predicar la doctrina de nuestra eleccin.

Pero en la calle, laica, ese lugar de todos y todas, la justicia, ese sol del mundo moral, ser la rectora.

Fuente: http://medium.com/la-tiza/en-el-cuidado-de-la-revoluci%C3%B3n-lxs-cubanxs-no-somos-amateurs-112561c1b2af


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter