Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 25-05-2019

Bodas en el campo, otra amenaza al medio natural

M ngeles Nieto Mazarrn y Mery Veliz Contreras
Revista Ecologista


En la Comunidad de Madrid existen 132 fincas en suelo rstico dedicadas a grandes eventos, sobre todo bodas. Ecologistas en Accin ha realizado un estudio sobre su impacto. Una sentencia del Tribunal Superior de Justicia anula esta actividad en una de estas propiedades.

Desde hace ms de una dcada se est produciendo en la Comunidad de Madrid la transformacin de fincas rsticas agropecuarias y forestales en negocios de celebracin de eventos (especialmente bodas multitudinarias). Esta nueva actividad, que tiene lugar en entornos naturales de gran valor, genera graves afecciones ambientales, econmicos y sociales. Ecologistas en Accin ha estudiado su impacto y lo ha plasmado en un mapa de vulnerabilidad ecolgica en el que ha localizado 132 fincas. La autorizacin de una de estas fincas, ha sido anulada recientemente por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

Desde 2006, Ecologistas en Accin y entidades empresariales del sector de la hostelera estn denunciando la proliferacin de fincas rsticas que se transforman en centros de celebracin de eventos, ante la pasividad de las administraciones locales y autonmicas competentes.

En 2012, la mayora absoluta del Partido Popular en la Asamblea de Madrid dio un importante impulso a este negocio. Bajo el eufemismo actos sociales y eventos familiares de especial singularidad, la Ley de Medidas Fiscales y Administrativas abri la puerta a legalizar y permitir en suelo rstico, fuera cual fuera el grado de proteccin, negocios de hostelera encubiertos, lo que hasta ese momento no era autorizable.

Afortunadamente, el Proyecto de Ley de Urbanismo y Suelo de la Comunidad de Madrid, presentado por el Gobierno regional en 2017, no ha llegado a aprobarse, pero contemplaba ampliar los usos autorizables de estas fincas (deportivo, cultural, ocio).

Fuerte impacto

La celebracin de eventos rene a centenares de vehculos, coches y autobuses y cientos de personas, el aforo ms habitual es de 400 personas, cada fin de semana, sobre todo en primavera y verano, en actos en los que hay msica con un alto volumen e incluso fuegos artificiales. Se requiere habilitar o construir caminos, zonas de aparcamiento, plataformas de hormign para instalar carpas de gran capacidad, acometidas de luz, etc. Esto sucede en zonas protegidas por la presencia de hbitats de fauna sensible, incluyendo zonas de cra, alimentacin, anidamiento y campeo de aves.

Todas estas instalaciones se realizan sin ningn control ambiental y sin que las administraciones pblicas dispongan de los correspondientes estudios previos. Por ello, estas actividades industriales de hostelera, realizadas de forma continuada en emplazamientos rsticos determinados, ocasionan importantes impactos en el entorno natural en el que se localizan.

Mapa de fincas rsticas para eventos

Debido a los efectos que produce esta actividad y a la falta de informacin, Ecologistas en Accin ha desarrollado una aplicacin que se actualizar peridicamente que consiste en un visor online constituido por ocho mapas con informacin especfica de cada finca. Se incluye localizacin y delimitacin de la superficie, rea afectada, clasificacin del suelo, usos del suelo, afeccin a espacios protegidos y Red Natura, reas ecolgicamente sensibles y fuente de la que se ha obtenido la informacin.

Los datos ms relevantes del trabajo realizado indican que h asta enero de 2019 se han detectado 132 fincas dedicadas a la celebracin de actos sociales. Esas fincas se encuentran distribuidas en 62 municipios de todo el territorio de la Comunidad de Madrid, pero sobre todo en la zona oeste.

Segn este estudio, 97 fincas, que corresponden al 73% del total, se localizan en suelo no urbanizable de proteccin. Mientras que 34 fincas (26%) se encuentran en espacios naturales protegidos y ms de la mitad de esas propiedades, 64, estn catalogadas como Red Natura.

En el trabajo realizado, ante la imposibilidad de cuantificar el impacto ambiental causado en cada una de estas propiedades, por falta de datos y medios, se ha valorado la vulnerabilidad de la zona en la que se localizan. Para ello, utilizando seis indicadores, hidrologa, ecosistemas, entornos naturales, suelo, riesgo de incendios y fragilidad del paisaje, se ha creado el mapa de   reas Ecolgicamente Vulnerables de la Comunidad de Madrid . Cuanto mayor sea el grado de vulnerabilidad de la zona, se entiende que mayor ser el impacto ocasionado.

Por eso, una de las conclusiones es que de las 132 fincas, 70 (53%) se localizan en entornos de vulnerabilidad muy alta, 48 en entornos de vulnerabilidad alta y 14 en entornos de vulnerabilidad moderada. Curiosamente ninguna est en un espacio natural vulnerabilidad baja. Esto quiere decir que al situarse la mayora de las fincas en entornos muy sensibles, el impacto ambiental potencial es elevado.

Demasiadas ilegalidades

En cuanto a la legalidad de estas actividades, no se tienen datos por la dificultad de acceso a los mismos. Son dos administraciones las que intervienen, la Consejera de Medio Ambiente y Ordenacin del Territorio, que debe conceder calificacin urbanstica, y el Ayuntamiento del municipio en el que se localiza, que debe emitir la licencia. Para conocer la situacin de cada finca sera necesario que los ayuntamientos facilitasen la informacin.

Lo que s sabemos es que de las 132 fincas, al menos 24 de ellas han sido denunciadas en algn momento de su actividad por carecer de autorizaciones y solo se conocen 38 fincas que cuenten con la autorizacin de la Comunidad de Madrid, paso previo a conceder licencia municipal. Por tanto, podemos afirmar que la mayora de las fincas estudiadas carecen de calificacin urbanstica, funcionan ilegalmente.

Recientemente, una sentencia el Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha anulado la calificacin urbanstica de una de estas fincas, como consecuencia del recurso interpuesto por Ecologistas en Accin. La finca se sita, en el municipio de Madrid, junto al monte de El Pardo, dentro del espacio protegido Parque Regional de la Cuenca Alta del ro Manzanares. El Ayuntamiento y la Comunidad se coordinaron para autorizar una actividad no autorizable y para ello no dudaron en derogar la normativa ambiental y modificar, incluso la ley de declaracin del espacio protegido. La finca es propiedad de una fundacin presidida, en aquel momento, por la exsocia de la mujer del entonces presidente del Gobierno regional, Ignacio Gonzlez, hoy condenada por el uso de tarjetas black.

Efectos socioeconmicos negativos

Al impacto ambiental hay que sumar la afeccin que esta actividad est ocasionando sobre negocios hosteleros legales y asentados en suelo urbano. Segn datos de las asociaciones hosteleras , en los ltimos aos no se ha producido la apertura, en suelo legalizado, de ninguna nueva instalacin dedicada a estos eventos. Por el contrario, se ha constatado el cierre de empresas que venan actuando de forma legal, incapaces de competir con los nuevos operadores.

Tampoco debemos olvidar el impacto social. En ocasiones las fincas estn cerca de zonas residenciales y el trnsito de vehculos, el ruido, la msica, incluso la pirotecnia, hasta altas horas de la madrugada dificultan la convivencia. Cuando las personas afectadas denuncian los hechos, se encuentran con la pasividad de las administraciones. En varios casos, estas personas se ven obligadas a acudir a la Justicia con el coste econmico que supone.

Por ello, Ecologistas en Accin exige a las administraciones que no se incremente el nmero de fincas rsticas dedicadas a celebrar eventos y que se cierren las que no tengan autorizacin. No se puede seguir aprobando leyes ad hoc para favorecer una actividad que perjudica al medio ambiente, genera competencia desleal y conflictos sociales.

Ms informacin: http://www.ecologistasenaccion.org/120291/bodas-en-el-campo-otra-amenaza-contra-el-medio-natural/

M ngeles Nieto Mazarrn, Ecologistas en Accin de la Comunidad de Madrid, y Mery Veliz Contreras, ingeniera ambiental y autora del estudio.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de las autoras mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter