Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-05-2019

La nueva lectura de Marx de Michael Heinrich (XXIX)
Subsuncin formal y real, fordismo, trabajo productivo e improductivo

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Puede usted creerme, querido seor Kugelmann, que pocas veces un libro se habr escrito bajo unas circunstancias ms adversas; y realmente podra escribir unas historia secreta en torno a l, que ofrecera muchas, infinitas preocupaciones calladas, miedo y tormentos. Si los obreros tuvieran slo una ligera idea del sacrificio necesario para realizar esta obra, que ha sido escrito nica y exclusivamente en su beneficio, quizs demostraran algo ms de inters. Parece ser que los partidarios de Lassalle son los que con mayor rapidez han acaparado el libro, con el fin de estropearlo. Pero ni importa. (Jenny Marx, 24/12/1867)

He servido durante treinta aos y cuatro meses en las unidades ms combativas de las fuerza armadas norteamericanas, de la infantera de la marina Tengo el sentimiento de haber actuado en calidad de bandido altamente calificado al servicio de los big business de Wall Street y sus banqueros He sido un rackeeter al servicio del capitalismo [] Cuando de tal modo arrojo una mirada hacia atrs, me percato de que podra incluso representar a Al Capone, pues l no pudo ejercer sus actividades de gngster ms que en tres barrios de una ciudad, mientras que yo, en tanto marino, las he ejercido en tres continentes. (General Smedley Butler, el militar ms condecorado en la historia de los USA, 1936)

 

Estamos en elquinto captulo del libro: El proceso de produccin capitalista, pp. 139-173. Seis apartados, el quinto de ellos: Subsuncin formal y real, fordismo, trabajo productivo e improductivo, pp. 156-160.

La cita de Jenny Marx es un paso de una carta enviada el 24 de diciembre de 1867, el ao de la edicin alemana del primer libro de El Capital, a un gran amigo de la familia, el doctor Ludwig Kugelmann. La segunda la la he tomada prestada de Rodolfo Bueno: Ditirambo a la candidez http://www.rebelion.org/noticia.php?id=256097 .

El comentario del apartado del profesor Manuel Martnez Llaneza al final de todo. Con claridad y distincin aseguradas.

Marx habla de subsuncin formal del trabajo bajo el capital cuando un proceso de trabajo, tal y como existe, se subordina al capital. La nica diferencia con la situacin precapitalista, en opinin de MH, consiste en que el trabajador o la trabajadora en lugar de trabajar para s mismo lo hace para el capitalista. Las condiciones de coercin capitalistas se expresan nicamente en el hecho de que el trabajador trabaja ms tiempo del que es necesario para su conservacin y el capitalista se apropia del plusproducto que surge de ello. Sobre la base de la subsuncin formal, aade nuestro autor, solo es posible la produccin de plusvalor absoluto.

Marx habla de la subsuncin real cuando el proceso de trabajo se modifica para aumentar la fuerza productiva. El proceso de trabajo se distingue ahora no solo formal sino realmente, es decir, en toda su organizacin y estructura, del proceso de trabajo precapitalista: el modo de produccin capitalista crea la forma material de la produccin que le corresponde. La subsuncin real solo es posible sobre la base de la formal. Con la subsuncin real del trabajo bajo el capital se hace posible la produccin de plusvalor objetivo.

Hasta ahora, nos advierte MH, hemos supuesto en la consideracin del plusvalor relativo que la extensin cuantitativa de los medios de vida necesarios para la reproduccin de la fuerza de trabajo (los medios de vida necesarios para el trabajador y su familia) permanece inalterada, que el nivel de vida de la clase trabajadora no se modifica.

Pero esto, seala el filsofo alemn, no es necesariamente as. Su ilustracin:

1. Partamos de una jornada laboral de 8 horas y de una tasa de explotacin del 100%.

2. En este caso, la jornada laboral se descompone as: cuatro horas de tiempo de trabajo necesario (necesario para la reproduccin del valor de la fuerza de trabajo) y cuatro horas de tiempo de plustrabajo (en el que se produce plusvalor).

3. Supongamos que la expresin en dinero del valor creado en las 8 horas es, en condiciones normales, de 160 euros.

4. El valor diario de la fuerza de trabajo ser de 80 euros; el plusvalor diario ser tambin de 80 euros.

5. Un nuevo supuesto: supongamos ahora que la fuerza productiva del trabajo se duplica en todos los sectores.

[En nota a pie de pgina escribe MH: Se supone este enorme incremento solo para simplificar los clculos siguientes. No obstante, aade, si se comparan pocas que estn muy alejadas, es muy posible que se haya podido duplicar la fuerza productiva].

6. Con ese incremento generalizado de la fuerza productiva, los bienes se pueden producir por tanto en mitad del tiempo. Su valor, por consiguiente, queda reducido a la mitad.

7. El valor diario de la fuerza de trabajo se produce entonces en dos horas (no en cuatro). Su valor desciende de 80 a 40.

8. El plustrabajo aumentar entonces de cuatro a seis horas, de 80 a 120 euros.

9. Pero si bien se ha reducido el valor de la fuerza de trabajo (de 80 hemos pasado a 40), ahora de pueden comprar con 40 euros los mismos medios de vida que antes costaban 80. Luego, por tanto, el nivel de vida de los trabajadores permanecer igual.

10. Supongamos tambin que, por luchas sindicales o por escasez de la fuerza de trabajo, los trabajadores logran recibir como salario no el valor creado en dos horas sin en tres. 60, en lugar de 40.

11. Tambin en este caso habra cado el valor de la fuerza de trabajo (de 80 a 60) y el plusvalor habra aumentado una hora (de cuatro a cinco horas, el plusvalor ser entonces de 100 euros, antes era de 80). Sin embargo, ahora habr aumentado tambin el nivel de vida de los trabajadores.

12. Por consiguiente, seala MH, si el trabajador puede comprar hoy con 40 euros lo que antes compraba con 80, como tiene una disposicin de 60 euros, puede aumentar entonces en un 50% (20 de aumentorespecto a 40) sus medios de vida.

13. Con terminologa actual: los salarios nominales, es decir, expresables en dinero, habrn cado en un 25% (de 80 a 60 euros), los reales (lo expresados en poder adquisitivo) habrn aumentado en un 50%.

14. En resumen: el aumento de la fuerza productiva ha permitido que una elevacin del nivel de vida de la clase trabajadora vaya acompaado de un incremento del plusvalor del que se apropian los trabajadores. La disminucin del valor de la fuerza de trabajo y el incremento del plusvalor producido por la fuerza del trabajo significa que se ha incrementado la tasa de explotacin: p/v y con ello la explotacin de la fuerza de trabajo.

Por lo tanto, concluye MH, no son excluyentes al mismo tiempo una mayor explotacin (mayor parte de la jornada laboral dedicada al plustrabajo) y una elevacin del nivel de vida de la clase trabajadora q.e.d.

MH sigue con su ilustracin abriendo otros escenarios:

15. Puede tener lugar una reduccin de la jornada laboral: de 8 a 7:30 horas (por luchas sindicales por ejemplo, media hora de reduccin).

16. Si la fuerza de trabajo sigue recibiendo 60 euros, el valor de tres horas de trabajo, quedan 4,5 horas de tiempo de plustrabajo en la nueva situacin.

El plusvalor sera entonces de 90 euros (10 euros ms que antes del aumento de la fuerza productiva).

[En nota a pie escribe MH: Cuando disminuye el tiempo de trabajo, tiene lugar generalmente una intensificacin del trabajo (se produce un mayor producto de valor en el mismo tiempo), lo que favorecera un aumento de plusvalor. Pero esto no se tiene en cuenta en el clculo de nuestro ejemplo].

Este ltimo caso, corresponde (por lo que respecta a su tendencia) al desarrollo de los pases capitalistas desarrollados. El hecho de que la clase trabajadora de estos pases tenga un mayor nivel de vida y jornadas laborales ms reducidas que hace, pongamos, 100 aos, no significa en absoluto que la explotacin haya disminuido o que haya desaparecido. Recurdese que el concepto usado de explotacin hace referencia a un estado de cosas en en cual los trabajadores crean un valor mayor del que reciben por salario. El grado de explotacin, recurdese tambin, no tiene que ver con el nivel de vida, malo, bueno o regular, sino con la tasa de plusvalor. Por consiguiente, infiere MH, es perfectamente posible que la elevacin del nivel de vida y la reduccin del tiempo de trabajo vayan acompaadas de un aumento del plusvalor y de la tasa de plusvalor.

La dinmica que se acaba de esbozar, matiza MH, basada en la produccin de plusvalor relativo tiene un supuesto no explicitado hasta el momento: la gran mayora de los medios de vida que entran en el consumo del trabajador han de ser producidos de manera capitalista. Mientras las familias de trabajadores produzcan ellas mismas una gran parte de sus medios de vida o se los compren a pequeos campesinos y artesanos, el aumento de la fuerza productiva en las empresas capitalistas da lugar a un plusvalor a corto plazo que solo provoca una pequea disminucin del valor de la fuerza de trabajo.

A lo largo del siglo XX se alcanz un punto en el que la mayora de los bienes consumidos por una familia de trabajadores se producan de manera capitalista. MH nos describe brevemente a continuacin el fordismo y el taylorismo. No lo hacemos aqu. Luego aade: a pesar del aumento de los salarios reales, disminuy el valor de la fuerza de trabajo y, las ganancias pudieron crecer. La produccin estandarizada a gran escala, el aumento del consumo de masa y las ganancias crecientes fueron de la mano durante casi dos dcadas, y constituyeron una de las bases (no la nica) del milagro econmico de la poca de posguerra.

Nuestro autor define a continuacin trabajo productivo en estos trminos:

El fin del proceso de trabajo, considerado con independencia de su determinacin econmica formal, consiste en la produccin de una determinado valor de uso. Desde el punto de vista del proceso de trabajo, el trabajo que crea valor de uso o participa de ello es trabajo productivo. Dado que el fin del proceso de produccin capitalista consiste en la produccin de plusvalor, desde el punto de vista del proceso de produccin capitalista solamente el trabajo que produce plusvalor es trabajo productivo (sera trabajo productivo en sentido capitalista).

MH comenta que si un determinado tipo de gasto de trabajo se trata o no del trabajo productivo en sentido capitalista, no depende del carcter concreto de este trabajo sino de las condiciones econmicas en que se realiza. Su ilustracin: si hacemos una pizza y se la damos de comer a nuestros amigos o la comemos nosotros mismos, hemos creado un valor de uso, pero como no se vende, no es una mercanca propiamente; tampoco se ha creado valor o plusvalor. Mi trabajo ha sido improductivo desde un punto de vista capitalista.

Si vendo la pizza en la calle, en una fiesta, he producido una mercanca y valor pero no plusvalor. El trabajo sigue siendo improductivo desde el punto de vista del capitalismo.

Pero si se me contrata en un restaurante gestionado de manera capitalista y hago all la pizza por la que pagan los clientes, he creador valor y plusvalor y, por tanto, mi trabajo ha sido productivo. As pues, el que mi trabajo sea productivo no depende del carcter del valor de uso producido, sino de que produzca mercancas que al mismo tiempo contengan plusvalor.

Un ejemplo de servicios: en un teatro gestionado al modo capitalista, los actores son trabajadores productivos (como lo son los trabajadores de acero que trabajan en una empresa capitalista). Para el carcter de mercanca de una cosa tampoco desempea ningn papel el hecho de que sea realmente til y necesaria para la reproduccin de la sociedad: un yate, un tanque o una pelcula son mercancas si encuentran comprador. Y si se producen en condiciones capitalistas, todas esas mercancas seran trabajo productivo.

Para realizar trabajo productivo, tengo que ser trabajador asalariado; la inversa no es cierta: no todo trabajador asalariado es, sin ms, trabajador productivo seala MH. Si soy cocinero en un restaurante a la manera capitalista, mi trabajo es productivo; si soy cocinero del capitalista en su esfera privada, en su casa pongamos por caso, siendo siendo trabajador asalariado pero no produzco mercancas sino valores de uso: la pizza no se vende en este caso, se la comen el capitalista y sus amigos. Luego, por tanto, no he producido valor ni plusvalor. Soy un trabajador asalariado improductivo.

Aqu se pone de manifiesto, con esto concluye MH este apartado, el sentido de la distincin productivo-improductivo:

1. Si estoy trabajando como cocinero en un restaurante, el dueo tiene que emplear tanto dinero para mi salario como si trabajara apara l de cocinero privado.

2. Pero el dinero que emplea para el funcionamiento del restaurante solo ha sido adelantado, y regresa a su dueo, si el restaurante marcha bien, acrecentando el plusvalor.

3. En cambio, el dinero que paga por m como cocinero privado ha sido gastado. El dueo recibe por ello un valor de uso (mis pizzas) pero no dinero.

4. Para poder gastar dinero en un cocinero privado, el capitalista necesita el plusvalor generado por un cocinero bajo sus rdenes en el restaurante.

5. La cantidad de trabajo improductivo, no generador de plusvala, que se puede permitir el capitalista, el dueo del restaurante, est limitado por la cantidad de plusvalor que producen los trabajadores productivos en el restaurante.

Hasta aqu el apartado 5. El siguiente, el 6 y ltimo del captulo, lleva por ttulo: Acumulacin, ejrcito industrial de reserva, depauperacin, pp. 166-173.

 

PS. El comentario que les anunci del profesor Manuel Martnez Llaneza:

Es til clarificar la diferencia entre grado de explotacin y nivel de vida. Hay pases del llamado tercer mundo en los que ser explotado se considera un privilegio porque la alternativa a un empleo precario es el hambre al haberse destruido casi cualquier forma de supervivencia precapitalista. Tambin es necesario explicar por qu un aumento salarial o una disminucin de la jornada de trabajo no provoca necesariamente la ruina de los capitalistas, siquiera sea para responder a esta insufrible campaa antisalarial que nos invade con las mismas simplezas que se empleaban en el siglo XIX contra la jornada de diez horas y en el XX contra la de ocho.

Es, pues, loable el intento explicativo de MH. Sin embargo, la presentacin que hace se basa en unas cuentas no fundamentadas, lo que la convierte en un juego de nmeros sin contenido. Por una parte, debido a su ya criticada concepcin del valor, MH confunde el valor de la fuerza de trabajo (en horas) con su precio (en euros) y, en consecuencia, las expresiones de la tasa de explotacin o de plusvala en ambas unidades. Esto no es aqu muy importante. Marx tambin lo hace para simplificar su exposicin; basta con adoptar la contabilidad en un sistema, dinero por ejemplo, porque, como he indicado, esto puede explicarse con la propia contabilidad burguesa ya que se trata del reparto de lo producido.

Lo que no se explica, y es lo que tiene inters no numrico, es cmo se realiza el punto 5. Supongamos ahora que la fuerza productiva del trabajo se duplica en todos los sectores. Esa suposicin tendr que fundarse en algo. Si no se hiciese, como es el caso, se estara haciendo referencia a la multiplicacin de los panes y los peces, y no se necesitaran muchas cuentas para hacer comprender que, si hay ms panes y ms peces, el exceso puede repartirse de muchas formas, incluso mejorando algo la situacin de los obreros. Es la fundamentacin del sindicalismo.

En vez de poner un ejemplo forzado, que ilustra poco, sera mejor considerar, siquiera sea someramente, cmo se puede mejorar la productividad del trabajo, entre otras formas: adquiriendo o inventando mquinas, mejorando la formacin de los obreros o usando el ltigo contra ellos, robando materias primas a otros pases manu militari, etc. Esto ilustra ms la evolucin del capitalismo imperialista que los juegos de nmeros.

Por ltimo, el concepto de trabajo productivo que expresa entiendo que no es el de Marx.; digo entiendo precisamente porque no estoy seguro de entender lo que considera plusvalor, ya que siempre lo identifica con beneficio. Segn Marx, el trabajo productivo se refiere a la fabricacin de mercancas que se venden por el capitalista en un mercado; no sera trabajo productivo el de los trabajadores de un banco aunque produjera beneficios a los banqueros que los emplean y adelantan el sueldo. Es un tema delicado, creo que puede matizarse la concepcin de Marx a la luz de la evolucin posterior del capitalismo, pero tambin opino que lo correcto es trasladar con precisin lo que Marx expres y manifestar en su caso la crtica fundada y las oportunas propuestas alternativas o completivas.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter