Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 27-05-2019

En torno a la cuestin de si el capitalismo se convierte en el aire que respiramos

Diego Fusaro
fanpage.it

Traduccin: Carlos X. Blanco.


El fanatismo de la economa que lo domina todo se ha convertido en una ideologa invisible que tiene un estatus similar al del agua para peces.

Hay una ancdota sobre dos peces nadando juntos. Uno pregunta a al otro: "Cmo te gusta el agua hoy?" Y el otro contesta: "Agua? Qu es eso?" Las ancdotas pueden, con razn, ser utilizadas para dar cuenta de ese dispositivo especfico llamado "ideologa", la necesaria falsa conciencia por medio de la cual aquello que es histrico y social nos parece natural, fisiolgico, como el aire que respiramos o, en este caso, como el agua en la que nadamos.

De hecho, si en la actualidad la configuracin del reino animal capitalista del espritu parece poder ser descrita como "lquida" (Bauman) y no coercitiva, esto sucede en virtud de que el Nomos de la economa es cada vez ms parecido al agua, resultando ser incoloros y sin forma.

Al margen de metforas, se muestra como neutral desde el punto de vista de los valores y, por tanto, como un medio natural -ni criticable ni susceptible de ser trascendido- para habitar el espacio del mundo; y, al mismo tiempo, asume, segn la prerrogativa fundamental de los lquidos, la forma de aquello con lo que entra en contacto, adaptndose a la realidad circundante en el mismo acto con el que la coloniza con la lgica reificante de la valorizacin y de su infinito amor.

Adems, el fanatismo de la economa que domina todo el horizonte se convierte en una ideologa invisible y natural que presenta un estatus similar al del agua para los peces: segn Aristteles, "como los animales que viven en el agua no se dan cuenta de que es un cuerpo hmedo que toca un cuerpo hmedo" (De anima, 423 a 31 - 423 b 1), de la misma manera hoy en da, nosotros, servidores inconscientes del mercado global, no nos damos cuenta del factor naturalizador de la ideologa que lo impregna todo. Vivimos en la "jaula de acero" (Weber) sin saberlo, pensando en cambio que ella coincide con la libertad plenamente desplegada.

El mundo capilar de hoy, impregnado por la forma de los bienes, no pretende ser perfecto. Simplemente niega la existencia de alternativas, convenciendo a las mentes no de sus propias cualidades, sino de su propio carcter fatal, intratable y de destino.

Adems, el reino animal del espritu de hoy profesa abiertamente su carcter imperfecto y, al mismo tiempo, niega en su raz la posibilidad de perseguir la perfeccin, es decir, de buscar formas alternativas de vivir en el espacio social que no son las del horizonte nico de la forma mercantil y de la cosificacin que produce a escala planetaria. Nos pone a todos en la condicin de los peces antes mencionados, que ya no perdieron la capacidad de detectar la existencia del mundo en el que se encuentra.


Fuente: https://www.fanpage.it/se-il-capitalismo-diventa-come-l-aria-che-respiriamo/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter