Portada :: Economa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-05-2019

Huawei y las bolsas de valores: Trump juega con fuego

Juan Torres Lpez
Ganas de escribir


En el capitalismo de nuestros das germinan crisis de muy diferente naturaleza que aparecen de forma recurrente. Unas son sistmicas porque cuando aparecen contaminan inevitablemente a todo el sistema. As son las financieras porque afectan al dinero o crdito, sin el cual no puede funcionar la economa. Otras son estructurales, porque provienen de la naturaleza intrnseca del sistema capitalista. Por ejemplo, las que producen la desigualdad derivada de la mercantilizacin del trabajo (que peridicamente produce crisis de demanda por la cada de la masa salarial), o la ambiental, como consecuencia de mercantilizar tambin el uso de los recursos naturales, sometiendo la naturaleza al afn de lucro. Otras son de escala y caractersticas diferentes, producidas por una sola causa o por una conjuncin de ellas, y pueden alcanzar una envergadura mayor o menor segn que afecten a variables ms o menos determinantes del funcionamiento o del equilibrio del sistema en su conjunto. Eso ocurri con la de los aos 70 del siglo pasado.

Como trat de demostrar en mi libro Economa para no dejarse engaar por los economistas , estos ltimos, cuando se basan en el saber convencional, en la ortodoxia dominante, no suelen ser capaces de anticipar las crisis y de darles solucin adecuada. Es as porque parten de premisas falsas y porque no utilizan mtodos de anlisis adecuados para poder entender lo que en realidad es la economa: un sistema complejo cuyo funcionamiento no se puede explicar con las herramientas simplistas de la teora econmica dominante .

En mi opinin, esta falta de acierto se est produciendo de nuevo en estos momentos: los economistas convencionales y las autoridades que se basan en sus opiniones intuyen que se aproxima una crisis importante pero estn apuntando, otra vez, al lado equivocado. Creen que vendr por la desaceleracin de la actividad que se viene produciendo en los ltimos meses o como resultado de otro zarpazo de volatilidad financiera, como el que provoc la de 2007-2008. Pero se equivocan.

Es cierto que la tendencia a la baja de la masa salarial y la extraordinaria concentracin de la riqueza tiende a producir un deterioro progresivo de los mercados: ante una demanda debilitada se responde con reduccin en la oferta y se genera as un crculo vicioso que antes o despus estalla en forma de crisis. Y es cierto tambin que las grietas que provocaron la anterior crisis financiera no se han cerrado convenientemente, de modo que es seguro el sistema bancario mundial volver a saltar antes o despus. Pero yo creo que ninguno de estos peligros es inminente. Y otras crisis, como la ambiental o incluso la de la deuda, tampoco es probable que produzcan un efecto de colapso generalizado prximamente.

A mi juicio, donde se estn concentrando todos los riesgos para producir una crisis global de grandes dimensiones a muy corto plazo es en las bolsas de valores y, por tanto, en el entramado empresarial que se extiende por todo el planeta.

Las bolsas se estn convirtiendo en nuestro tiempo en una bomba de relojera por tres razones que expongo a continuacin muy resumidamente.

La primera es de carcter ms general. Las bolsas son mercados cuya funcin es la de proporcionar financiacin a los operadores econmicos. Cuando estos necesitan capital emiten ttulos y los ahorradores o inversores los adquieren para obtener la rentabilidad que est asociada a ellos, bien como renta variable (cuando se trata de dividendos que reparten el beneficio de las empresas) o fija (cuando se trata de ttulos que se emiten con un inters determinado a lo largo del tiempo). Esa funcin de capitalizacin es fundamental y hay que reconocer que es uno de los grandes logros del capitalismo pues permite acumular sumas de capital que generalmente sera imposible que pudieran obtener por s mismos los propietarios originales o mayoritarios de las grandes empresas. Algo fundamental, por tanto, para acometer grandes negocios y la acumulacin que necesita un sistema planetario como el nuestro.

Sin embargo, las bolsas han perdido desde hace aos esa funcin y en lugar de servir para financiar a las empresas responden cada vez ms a una lgica puramente especulativa que simplemente busca aprovecharse de los cambios de precios de los ttulos y no de su rentabilidad intrnseca. En las bolsas actuales se compran o se venden ttulos para volver a venderlos o comprarlos rpidamente, es decir, para especular con ellos con un criterio de cortsimo plazo muy distinto al que requiere la financiacin empresarial y productiva.

Esto significa que la bolsas se han desnaturalizado, que funcionan para lo que no deben funcionar y eso es lo que explica que se produzcan crisis de reajuste tan a menudo.
Y yo creo que tenemos ante las puertas una nueva crisis de este tipo, pero de gran amplitud, porque este proceso de desnaturalizacin se ha agudizado extraordinaria e incluso excesivamente en los ltimos tiempos.

La segunda razn que ha provocado que la desnaturalizacin de las bolsas se hayan exagerado hasta el punto de que estn a paso de estallar es que las grandes empresas vienen utilizndolas para comprar sus propias acciones, unas veces utilizando sus grandes beneficios para ello y generalmente endeudndose gracias a los tipos de inters muy bajos. En los ltimos cinco aos, las 500 mayores empresas de Estados Unidos realizaron ese tipo de compras por valor de 2,9 billones de dlares, y en 2018 por 1 billn. Esas compras (tcnicamente denominadas buy back ) han sido las responsables de que las cotizaciones de esas acciones estn exageradamente elevadas y que el ndice S&P500 (el de las 500 ms grandes empresas que cotizan en bolsa) haya registrado una impresionante subida del 300% desde 2009 a finales de 2018. Ms bien antes que despus, ms pronto que tarde, quiz ya mismo, esas compras dejarn de realizarse y las bolsas caern estrepitosamente, arrastrando tras de s a docenas de las ms grandes empresas del globo.

La tercera razn que ha producido la exagerada desnaturalizacin de las bolsas es la generalizacin de las llamadas operaciones de alta frecuencia. Estas son las compras y ventas de ttulos de todo tipo que no realizan los seres humanos sino algoritmos en ordenadores muy potentes que operan a velocidades que resulta muy difcil de asimilar. Este tipo de operaciones representan ya entre el 60% y el 80% de todas las que se realizan en las principales bolsas y mercados financieros del mundo. Y para que los lectores se hagan una idea de qu significa operar a la velocidad en que se compra y se vende hoy da baste un simple clculo: imagine que se compra una accin por 1.000 euros y que se vende a 1.001 euros pero que eso se hace 10.000 veces por cada segundo, que es la velocidad a la que pueden realizarse esas operaciones (hay quien dice que no son 10.000 veces sino incluso millones de veces). Y para entender lo que esto lleva consigo y lo que puede suponer el actuar ms rpido cada vez, tngase en cuenta que una conexin a la red que sea solo un milisegundo ms rpida que la de la competencia podra aumentar las ganancias de una firma de alta velocidad en unos 100 millones de dlares al ao.

Las consecuencias del predominio de este tipo de operaciones son muy variadas pero sealar slo dos. Una, que se alimentan burbujas continuadamente (prstamos estudiantiles, pensiones, la inmobiliaria que no cesa, o la ms letal de la deuda). Y otra que, aunque todos los algoritmos estn preparados para ganar, es materialmente imposible que siempre ganen todos o que todos los mercados estn en alza permanentemente. Y ambas circunstancias nos llevan a lo mismo que dije antes: ms bien antes que despus se producir una cada generalizada en las bolsas. Dicen que los reguladores necesitaran entre diez y quince minutos para detener una instantnea pero yo no creo que eso est siempre asegurado. Y, en todo caso, piensen en lo que sucedera si la cada se produce justo antes del cierre, o si se produce una detrs de otra.

Cundo puede suceder algo as? Cundo se producir el reajuste de unas bolsas mundiales desnaturalizadas? Cundo estallarn las burbujas? cundo provocar un caos la lgica insostenible de los algoritmos sin control? No lo sabemos pero lo que s es seguro es que el fuego se extiende cuando salta una chispa y que en los ltimos meses se estn encendiendo varias cada dos por tres. La ltima, el ataque de Trump a Huawei. Es un paso ms en la guerra comercial y tecnolgica y ya as tiene importancia. Pero yo lo contemplo ahora como un posible factor de desestabilizacin en bolsas que estn ya de por s muy altamente desestabilizadas, tal y como acabo de explicar.

Si es as, si provoca que empiecen a caer las cotizaciones, si se frena el buy back, si hace que estalle alguna burbuja estaremos a las puertas de la prxima crisis, de naturaleza y efectos diferentes a la anterior. Su modo de difusin y sus consecuencias las comentar en un prximo artculo. Pero, de momento y para que este artculo termine con una imprescindible visin esperanzadora, no se olvide que, como escrib hace unos das, tambin detrs de las crisis hay Una gran oportunidad .

Fuente: http://www.juantorreslopez.com/huawei-y-las-bolsas-de-valores-trump-juega-con-fuego/

 



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter