Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 28-05-2019

La derecha "natural" como el aire y el agua, gana incluso con Daz Ayuso
Cinco apuntes trgicos

Santiago Alba Rico
Ctxt


Isabel Daz Ayuso. LUIS GRAENA

1. La duda, antes de estas elecciones, era la de saber si Andaluca haba sido un espejismo o lo haba sido el 28-A. Como me tema, como me resista a creer, el espejismo fue el 28-A. Espaa no ha girado a la izquierda. Salvo algunas numancias notables como Cdiz las llamadas fuerzas del cambio han perdido casi todas sus plazas mientras que el modelo andaluz va a decidir el destino de muchas ciudades y comunidades.

2. En Espaa hay una restauracin del rgimen, pero con un desplazamiento del eje en la direccin no deseada, en la direccin contraria a la que la engaosa y malograda fortaleza de Podemos prometa. Que se trate de una restauracin, por comparacin con otros pases de Europa, es casi un alivio. El problema es que en la izquierda slo est el PSOE, menos neoliberal con Snchez, es verdad, pero sin fuerzas concomitantes que lo acompaen y lo presionen. La derecha, por el contrario, es jodidamente plural y conforma un bloque radicalizado en el que Vox, ms que Cs, lleva la voz cantante. Cs se ha convertido, s, en el Podemos de la derecha, pero no porque sea un partido nuevo, democrticamente regenerador y nuncio de la muerte del rgimen del 78, sino porque estas elecciones lo han convertido espejo invertido de Unidas Podemos en la Izquierda Unida de la derecha. En cuanto a la izquierda restaurada, no tenemos un bloque con traccin progresista; el PSOE, prricamente victorioso, est solo y cabe temer con fundamento que el partido de Snchez, por historia y por pragmatismo, no pudiendo apoyarse en Unidas Podemos, no teniendo que ceder nada a Unidas Podemos, se derechice sin remedio. Lo ms triste es que, despus de haber credo poder asaltar los cielos, no nos queda sino felicitarnos menos mal de tener, con todo, el gobierno ms progresista de Europa. A eso hemos llegado.

3. Si Madrid es gobernada por Vox y Barcelona por el independentismo Espaa tiene un grave problema. Se acenta la polarizacin, lo que no augura nada bueno. Necesitbamos Madrid y Barcelona tambin para evitar esa deriva. Tras estas elecciones, Catalunya se revela un poco ms independentista y Espaa un poco ms nacionalista.

4. En cuanto a las fuerzas ubicadas a la izquierda del PSOE, la derrota del bloque de izquierdas en Madrid convierte la pugna Mas Madrid-Podemos en un conflicto interno: un Vistalegre III, que ha ganado Errejn por goleada, una buena noticia pero sin consecuencias inmediatas. Que saque sus conclusiones Unidas Podemos, cuyos votos del 28A se han revelado, como muchos dijimos, prestados y circunstanciales. Las saque o no, ya no podr reconstruir lo que ha derribado.

5. Por ltimo, en los das previos a las elecciones, asistiendo al intercambio de acusaciones entre Ms Madrid y Madrid en Pie, anticipaba mentalmente con terror el doble efecto de una derrota de Carmena: el regreso a las tinieblas de una ciudad la ma que por primera vez era bonita y llevadera; y tambin an peor, si cabe la agudizacin de las divisiones en la izquierda. Una victoria lo hubiera borrado todo. La derrota deja esta situacin: Madrid, en sus dos ramas, en manos de la derecha radicalizada; la izquierda madrilea, en sus mil ramas, ms dividida, enconada y rencorosa que nunca. No se trata de depurar responsabilidades. Se trata de saber dnde estamos e intentar evitar daos, a sabiendas, en cualquier caso, de que Madrid se gan con Carmena y de que, ms all de sus graves errores (menos a nivel de gestin municipal que de gestin de equipo), no vamos a encontrar fcilmente otra Carmena en cuatro aos. La derecha puede vencer con un Almeida o con cualquiera; la izquierda necesita smbolos personalizados: Ms Madrid poda perder pero Madrid en Pie no poda ganar. Al contrario de lo que pretenden nuestras utopas colectivistas e impersonales, que se imaginan gestionadas sin lderes y coordinadas en conciertos asamblearios, es la derecha la que puede imponer a cualquier candidato: es la derecha la que vence con el Pato Donald o con el Seor Nadie. Es la maldicin de los que van a contracorriente de la historia y de sus inercias antropolgicas. La derecha, natural como el aire y el agua, gana incluso con Daz Ayuso. La izquierda, en cambio, necesita Adas y Carmenas (o Kichis y Errejones), tan diferentes entre s, y apostar por una va mejor, ms horizontal y ms democrtica, entraa un elitismo que amenaza con devolvernos a la marginalidad y la inanidad ms absolutas. Por desgracia nuestra marginalidad e inanidad, conviene no olvidarlo, no es el vaco de acontecimientos y la espera de tiempos mejores: es el gobierno de la derecha en los ayuntamientos y autonomas, desde donde, a partir de maana, van a deshacer los frgiles andamios que habamos levantado.

Fuente: http://ctxt.es/es/20190522/Firmas/26353/Santiago-Alba-Rico-resultados-electorales-fuerzas-del-cambio-derechas.htm

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter