Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 29-05-2019

La compraventa de basura o cmo los pases ricos hacen de Asia un vertedero

Alejandro Tena
Pblico

El Gobierno de Malasia descubri un cargamento ilegal de residuos de origen espaol, lo que ha llevado a Equo a preguntar al Ejecutivo de Snchez por el sistema de gestin de basura y a qu pases se estn exportando nuestros desechos. Las organizaciones ecologistas denuncian, adems, la falta de transparencia de los datos de Ecoembes en las cifras de reciclaje.


Voluntarios de una ONG se encuentran cerca de los desechos plsticos en una fbrica abandonada en Jenjarom, un distrito de Kuala Langat, en las afueras de Kuala Lumpur. MOHD RASFAN / AFP

 

Europa produce demasiada basura. El ritmo es tal, que los restos se terminan exportando e importando dentro de un sistema de comercio de residuos que se articula a escala internacional. De esta forma, los pases Europeos se venden parte de sus desechos para tratarlos, reciclarlos y, en el mejor de los casos, revalorizarlos. Pero, en este mercadeo de desperdicios, tambin participan los pases americanos, africanos y asiticos. Es decir, el mercado incluye a su manera a los pases en vas de desarrollo, que en ocasiones se convierten en los principales importadores de inmundicia del planeta .

Hasta no hace mucho, China era uno de los principales importadores de residuos espaoles . No obstante, la mala reputacin que el pas asitico se haba labrado en materia medioambiental provoc que impulsara medidas drsticas para restringir la compra de basura de otros estados . Esta medida fue interpretada en su momento por los colectivos ecologistas como una oportunidad de represar el modelo de gestin de residuos y avanzar hacia un sistema mucho ms comprometido con el Planeta. Sin embargo, los cambios no terminan de llegar y el vertedero chino parece haberse reubicado en Malasia . El Estado malayo se ha convertido en uno de los principales pases importadores de plstico, un material que termina vertido en los mares o incinerado, debido a la difcil reciclaje.  

Espaa ocupa el octavo lugar en el ranking de pases exportadores de plsticos a Malasia, segn los datos del Departamento de Gestin Nacional de Residuos Slidos del pas asitico. Adems, es el sexto Estado de la Unin Europea en la lista de exportador de plsticos hacia pases asiticos con una media de 318.926.161 toneladas.

Aunque las normas de importacin y exportacin europea son claras e implican restricciones a los materiales que se pueden vender a pases subdesarrollados, tambin existe trfico ilegal de residuos. As se evidenci la semana pasada, cuando la ministra de medioambiente malaya denunci la llegada de residuos ilegales a sus territorios. Esto ha llevado a Equo a presentar una iniciativa en el Congreso para esclarecer los hechos y preguntar al Gobierno si Malasia es el nuevo destino de los deshechos, tras la prohibicin de China.

En declaraciones a Pblico , el diputado de Equo Juan Lpez de Uralde advierte de que el problema no tiene que ver slo que los residuos que se exportan de manera ilegal a estos pases, sino el sistema de residuos en s. Estamos utilizando a estos pases de vertedero, opina el poltico ecologista, sealando que estos pases no tienen capacidad industrial para gestionar la basura plstica de manera adecuada.

Desde el Ministerio de Transicin Ecolgica (MITECO) informan a Pblico que el Gobierno est en contacto con las autoridades malayas para colaborar ante cualquier tipo de infraccin relacionada con el trfico ilegal de residuos. Adems, sealan que el Ejecutivo de Snchez ha apoyado en todo momento las recientes reformas del Convenio de Basilea normativa que regula el comercio de residuos para impedir que los materiales ms txicos y difciles de reciclar puedan ser exportados a pases subdesarrollados.

Pese a esa reforma reciente, un informe de GAIA (Global Alliance for Incinerator Alternatives) revela que las importaciones de residuos plsticos reciclables a pases asiticos como Tailandia, Malasia o Vietnam han incrementado de manera notable desde que China endureciera su legislacin para la importacin de basura. "Tailandia tuvo el porcentaje ms alto en cuanto al aumento de importaciones de residuos plsticos a nivel mundial con ms de un 1000%" , advierte el estudio.

El plstico, el principal problema

Los pases europeos tienden a reciclar de manera local los materiales plsticos ms sencillos en su tratamiento de reciclaje, como son el polietileno de tereftalato (PET) y el polietileno de alta intensidad (PEAD ), pero el resto de materiales suelen ser exportados a estados en desarrollo. El problema central es el consumo masivo de productos de plstico desechable, explica Alba Garca, responsable de la campaa de plsticos de Greenpeace , para aadir que en Espaa se ponen en circulacin cada da cerca de 50 millones de envases de bebidas, de los cuales 30 millones no se sabe a dnde van.

El trfico ilegal de residuos y la falta de concordancia de los datos emitidos por los organismos espaoles ponen en duda la eficiencia del sistema de reciclaje, el cual ha tocado techo, segn valoran desde Greenpeace. De esta forma, desde Ecoembes una de las principales fundaciones de reciclaje en Espaa sealan que las cifras de tratamiento de materiales plsticos son del 78,8%. Una cifra que es muy superior a la que se barajan desde las organizaciones medioambientalistas e, incluso, desde el propio Ministerio para la Transicin Ecolgica , que en sus ltimos datos habla de un porcentaje de plsticos reciclados del 45,46%. Esto hace que ms de la mitad de objetos compuestos por este material terminan pereciendo en vertederos.

Llevamos mucho tiempo poniendo el dedo en la llaga del sistema de Ecoembes. Todos los envases que se ponen en el mercado pagan una tasa para su reciclaje pero ese reciclaje no se produce, expone Lpez de Uralde, que se remite al informe Maldito Plstico en el que se denuncia que las cifras de materiales plsticos reciclados en Espaa no llegan siquiera al 30% . Adems, desde Greenpeace explican que el optimismo de las cifras manejadas por Ecoembes tiene que ver con que la organizacin slo contabiliza el reciclaje de los envases ligeros de uso domstico.

Desde MITECO detallan que el actual Gobierno de Espaa, por su parte, ha trabajado en los ltimos meses en el desarrollo de la Estrategia de Economa Circular y en una Hoja de Ruta para los Plsticos en Espaa, con un plan de accin hasta 2030. Pese a ello, las organizaciones ecologistas espaolas, en su denuncia con la falta de transparencia del sistema de residuos espaol, reclaman medidas radicales que permitan reducir el consumo de productos compuestos por este material.

Fuente: https://www.publico.es/sociedad/compra-venta-basura-paises-ricos-asia-vertedero.html



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter