Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 30-05-2019

Entrevista a Mikel Iturria sobre Javier Ortiz. Talento y oficio de un periodista
Javier merece ser homenajeado porque nos alumbra a la hora de interpretar los ltimos 50 aos de la historia de Espaa

Salvador Lpez Arnal
Rebelin


Mikel Iturria estudi Derecho, pero afortunadamente la vida le ha llevado por otros derroteros profesionales. Tras varios aos en el mbito de la cultura de base, lleva ms de una dcada en el campo de la comunicacin cultural institucional.

Conoci a Javier Ortiz en el ao 2000 y coordina actualmente la web del periodista donostiarra desde su fallecimiento en abril de 2009.

Es el editor de Javier Ortiz. Talento y oficio de un periodista (Madrid, Ediciones Foca, Akal, 2019), libro en el que centramos nuestra conversacin.

 

 

Para nuestros lectores: nos puede aproximar brevemente a la vida y obra de Javier Ortiz?

Javier Ortiz fue un periodista que naci en 1948 en San Sebastin y muri en abril de 2009 en Madrid. Ejerci el periodismo durante ms de 40 aos. l mismo divida su vida profesional en dos etapas: una, como periodista militante en torno a los rganos de expresin del Movimiento Comunista; otra, como periodista comercial: toda la dcada de los 90 y buena parte de la primera dcada de este siglo en El Mundo, donde lleg a ser responsable de la seccin de Opinin; posteriormente, desde septiembre de 2007 hasta su muerte escribi una columna diaria en Pblico.

Estamos ante un libro de homenaje? Si fuera as, por qu merece ser homenajeado Javier Ortiz?

Javier merece ser homenajeado porque nos alumbra a la hora de interpretar los ltimos 50 aos de la historia de Espaa. Comenzando en 1968, pero continuando despus de su muerte, porque como dice Garbie Biurrun Javier Ortiz escribe cada vez mejor. Sus textos permanecen vigentes, a pesar de haber sido escritos hace muchos aos. Y es que muchas veces tienes que consultar la fecha, porque te sorprende su vigencia.

Adems, Javier merece ser homenajeado porque razona e invita a razonar.

Qu relacin tuvo usted con l? Amigo, compaero de militancia, compaero de redaccin? Ha sido iniciativa suya la edicin del libro?

Trab relacin con Javier en julio de 2000 y la mantuve hasta su muerte. Soy veinte aos ms joven que l, pero ambos aterrizamos en aquel momento en Internet: yo como usuario, l como bloguero (aunque entonces no se usaba ese nombre). Abandon la redaccin y su despacho de El Mundo, aunque continu colaborando desde casa varios aos ms con dos columnas semanales.

Al mismo tiempo, escriba todos los das en su web, porque quera mantener el contacto con sus lectores. Fue as como creamos una comunidad lectora (La Patera).

Leo en un resumen de edicin: Javier Ortiz era un periodista enganchado, alejado de la desidia burocrtica, con pasin por su oficio, con tendencia a la rebelda y con la pluma en ristre cargada de principios ticos y anlisis mordaces. Qu es un periodista enganchado? Cmo conceba Ortiz el oficio de periodista? Era para l, como reza el ttulo de una conferencia suya, una profesin romntica?

Un periodista enganchado es lo contrario a un periodista que pasa de lo que hace. Javier crea en lo que haca. Era de esos que no desconectaba jams: podas llamarle por telfono en cualquier momento que siempre lo coga, porque entenda que un periodista deba estar siempre de guardia.

Si echis un ojo a la conferencia que abre el libro, podris comprobar que quitaba todo romanticismo a la profesin.

De acuerdo, de acuerdo.

Yo no soy periodista, aunque s que me dedico a la comunicacin, pero la descripcin de una redaccin all por los 90 es lo ms parecido a un microclima que te puedes encontrar en cualquier grupo humano de ese tamao.

Como periodista, tuvo Javier Ortiz algn referente? Algn maestro?

Me viene a la cabeza el nombre de Eduardo Galeano, por ejemplo.

No tanto periodistas, pero en el libro hay recogidos textos de Javier sobre personas que fueron referentes para l: ngel Gonzlez, Fernando Salas, Lola Gaos, Chicho Snchez Ferlosio, Koro Erdozia, Jorge Oteiza, Jos Saramago,...

Por ejemplo, resulta extrao que solo coincidiera una vez con Vzquez Montalbn, aunque se tenan mutuo respeto y tanto David Fernndez como Isaac Rosa citan a ambos (a Ortiz y a Montalbn) para compararlos y, en cierta medida, equipararlos.

Qu escritos se han incluido en el libro? Con qu criterio?

El libro es una seleccin de lo mejor del Ortiz comercial. Por dos razones: era lo que ms tena a mano y, adems, creo que su etapa ms madura era la de su poca en El Mundo.

As, la mayora de los textos son columnas y artculos publicados en este peridico, varias columnas de su etapa en Pblico y algunas entradas de su web. La seleccin permite comparar lo que significa escribir para el gran pblico o para los ms cercanos.

El criterio es el de tratar de hacer algo que me guste a m para que guste a los dems. Textos vivos que dicen mucho de quin era Javier y de cmo vea las cosas. Pero la seleccin es ma y seguro que otra persona habra hecho otra diferente.

Qu destacara del conjunto de escritos seleccionados? Alguna caracterstica comn? Algn hilo rojo presente en todos ellos?

A m me sale el retrato de un firme defensor de los derechos humanos. Un periodista referencial (no reverencial). Hay espacio tambin para el melmano, con una buena representacin de msicos del gusto de Javier.

Y su mirada atenta a sucesos en apariencia menores.

La primera entrada es una conferencia de 1991. Por qu ningn artculo anterior a esa fecha? Pienso, por ejemplo, en sus aportaciones a Saida o a Servir al pueblo, publicaciones vinculadas al Movimiento Comunista del que antes hablaba.

Le he respondido previamente: este libro tiene en cuenta su etapa comercial.

Escribe usted en la presentacin: Fue la Patera, una lista de correos de Internet, la que hizo posible este libro. Cmo fue eso? S que antes ha hecho una breve referencia.

Al poco tiempo de empezar a leerlo con asiduidad, en julio de 2000, le escrib un correo electrnico que Javier respondi con rapidez. Entablamos una relacin muy cercana y Ortiz me dijo que haba un buen nmero de lectores con los que mantena correspondencia individualmente. De ah surgi la idea de hacer una lista de correo que sirviera para que estuviramos en contacto.

Botamos La Patera en septiembre de 2000 y nos cruzamos ms de 20.000 mensajes hasta que la atamos a una isla en abril de 2004. Ese periodo fue para m una especie de mster.

Hay gente de aquella poca con la que mantengo an relacin (varios son amigos) y ha sido importante para seguir adelante con este proyecto.

Adems de los artculos del homenajeado, ha incluido usted tres Retratos de Javier Ortiz. Sus autores: Garbie Biurun Mancisidor, David Fernndez y Isaac Rosa. Por qu estos tres autores? Alguna vinculacin especial con Ortiz?

A la hora de elegir tres personas que retrataran a Javier, pusimos en la paleta varios criterios: generacin, territorio, gnero, cercana Y fue esto lo que nos sali.

Javier y Garbie compartieron plat en un programa de la ETB2, Psalo. Coincidan un da por semana en Bilbao. Se hicieron muy buenos amigos. Adems, Garbie particip en un homenaje que le hicimos en Donostia con motivo del primer aniversario de su muerte.

De Isaac podra decir muchas cosas, pero, sobre todo, que fue quien recogi el testigo de la columna que Javier tena en Pblico.

Finalmente, el ltimo libro que present Javier fue uno escrito por David (Crnicas del 6) sobre las cloacas de la Polica espaola en Catalua. Eso sucedi en febrero de 2009 en la Librera La Malatesta de Madrid. Ejerci de enlace Jorge del Cura.

Abre usted su presentacin -Un libro que Internet ha hecho posible- con una cita de Ortiz. La siguiente: No combat contra el franquismo para que hubiera democracia sino para conseguir que existiera libertad. Eso suena, en primera instancia, a liberalismo, no a democratismo republicano. Qu problemas tena Ortiz con la democracia?

Era una columna de Javier que me marc (Urnas no). Quizs no tanto cuando la le, pero s cuando la rele para hacer esta seleccin. En resumen, Javier deca que las libertades son concretas y que la democracia es ms etrea.

No es un poco extrao, cuanto menos de entrada, que un periodista de izquierdas como Javier Ortiz haya colaborado en un diario como El Mundo y en momentos, adems, en los que Pedro J. Ramrez era el director?

Le hicieron esta pregunta en septiembre de 2007 y respondi:

La cuestin de fondo no es por qu yo escribo en El Mundo -insisto-, sino por qu El Mundo me publica. Y ah habra que mencionar muy diversos factores. Citar dos que son clave.

Uno, nada desdeable, es que soy uno de los fundadores de ese peridico, del que fui subdirector durante una dcada. Digamos que eso implica la existencia de lazos sentimentales por ambas partes que, aunque se hayan debilitado en razn de las discrepancias ideolgicas, no han perdido por entero su vigencia.

Otro elemento significativo es que El Mundo , sea cual sea la lnea editorial que haga suya en cada momento, siempre ha tenido una cierta nmina de discrepantes profesionales, cosa que no puede decirse de otros diarios, en los que o vas disciplinadamente en la fila, al paso que marca el patrn, o te plantan en la calle sin la menor misericordia.

Javier Ortiz dej su colaboracin bisemanal en El Mundo para pasar a escribir en Pblico. Qu opinin tena de su experiencia en el diario que dirigi Ignacio Escolar?

Pblico (papel) tuvo muchos altibajos y Escolar fue director durante la primera poca.

Cuando Escolar, que fue quien lo fich, perdi poder en el diario, Javier tambin sufri, porque, entre otras cosas, vio reducida su columna. Tendra que mirarlo, porque no lo s a ciencia cierta, si coincidi o no con la prdida de relevancia de Escolar, pero creo que s.

Isaac Rosa menciona en el libro cul fue el final de aquella aventura: la aplicacin de la reforma laboral que criticaban en sus editoriales. Y deudas contradas con los periodistas y los colaboradores.

Al leer o releer sus artculos se le ve muy crtico respecto a muchas prcticas gubernamentales de los aos ochenta y noventa por ejemplo. Qu fue lo que ms irrit a Ortiz de aquellos aos, difcil aos en muchos momentos?

Le voy a decir dos: la corrupcin (Filesa) y las prcticas de la tortura y del terrorismo de Estado (los GAL).

Me ha sorprendido que en todos los artculos seleccionados no haya ni una sola referencia a dos de las acciones ms abominables de ETA en mi opinin: el asesinato de Yoyes, por chivata dijeron, y el atentado-masacre de Hipercor. Slo por qu sucedieron en aos anteriores al inicio de la seleccin?

Efectivamente, la respuesta es afirmativa a la ltima pregunta. Posteriormente, no he encontrado nada reseable de Javier al respecto que mereciera ser publicado en una antologa.

Creo que fue a partir de 2000 cuando Javier empez un Diario de un resentido social. Qu era un resentido social para l? Lo fue l realmente?

Veamos que dice el propio Ortiz: Quiz lo primero que haga falta es aclarar que resentido no es sinnimo de amargado. No me siento nada descontento de cmo me viene tratando la vida. En ningn sentido.

Y aade: Entonces, en qu sentido me declaro resentido? Muy sencillo: en el de alguien que conserva relativamente intacta su capacidad de indignacin y que descubre motivos de queja en casi todo lo que procede de los poderes pblicos y privados

Alguien, al leer estas pginas, tal vez pueda deducir que Javier Ortiz no fue muy crtico con los nacionalismos perifricos, tan slo del nacionalismo espaol Simpatiz Ortiz con los nacionalistas? Fue independentista?

Tengo bastante claro que Javier no era independentista, entre otras cosas porque lo dejo negro sobre blanco en una columna de 1995. Dice Ortiz en El juego de la democracia: Ignoro cmo funcionar el magn de la gente independentista, porque no lo soy,

Y en cuanto a si fue o no crtico con los nacionalismos perifricos, creo yo que Javier fue crtico con todo el mundo.

Un paso del artculo de Isaac Rosa: Y, por supuesto, el conflicto cataln. Tampoco se necesita mucha imaginacin para adivinar qu escribira hoy Javier Ortiz sobre el encarcelamiento de polticos catalanes o el contraataque del nacionalismo espaolista y sus banderas en los balcones. De lo segundo no tengo apenas duda pero s de lo primero. Aunque es un condicional siempre peligroso, qu podra pensar Ortiz de unos polticos profesionales, alguno de ellos prximos al partido del 3 o +%, que los das 6, 7 y 8 de septiembre se pasaron por la entrepierna la Constitucin y el Estatut, arrojaron fuera del gora a ms de la mitad de la ciudadana catalana, amparndose adems en un resultado electoral, el del 27 de septiembre de 2015, que, como ellos mismos reconocieron esa misma noche, perdieron en cuanto a votos (aunque ganaran en parlamentarios por una ley electoral no proporcional que no quisieron cambiar)?

Ni idea. Habra que preguntrselo a Javier, pero lamentablemente no est.

Tiene razn. Lo mejor es no poner en su boca palabras que no pueden ser suyas. Usted coordina actualmente la web del periodista donostiarra, despus de su fallecimiento en abril de 2009. Incluyen textos inditos? Textos de la etapa preinformtica? Cmo dan vida a la pgina? Nos puede dar el enlace?

Este libro es un hito importante en el camino: sirve para conmemorar el dcimo aniversario de su muerte y para dar a conocer la obra de Javier a gente que no lo conoca, amn de para que gente que s lo haba ledo vuelva a disfrutar (si cabe el verbo) de sus escritos.

Quedan an textos de Javier que no estn en la web. La idea que yo tengo, la idea que nosotras tenemos (incluyo a la familia ms cercana, de la que yo soy ya miembro adoptado) es la de convertir www.javierortiz.net en un repositorio digital de todo lo que escribi el maestro.

Excelente idea.

Ideas tenemos muchas, pero somos pocos para llevarlas a la prctica. Intentaremos ir subiendo ms textos, pero no ser sencillo, porque hablamos de una poca predigital.

Quiere aadir algo ms?

S, dar las gracias por el inters.

Gracias a usted. Es un inters a l debido. Le he ledo mucho a lo largo de los aos y, como l, yo tambin fui militante del Movimiento Comunista.


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter