Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Siria
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-05-2019

La vida a lo largo de la lnea del frente de Idlib
Pueblos fantasmas y bombardeos constantes

Madeline Edwards
Middle East Eye

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez.


Alrededor de 200.000 personas se han visto forzadas a desplazarse de las zonas del noroeste de Siria en poder de la oposicin. Pero qu les sucede a quienes han quedado atrs?  

Las calles estn casi vacas en la ciudad natal de Anas Diab, Khan Sheikhun.

Las tiendas y los edificios de apartamentos han quedado convertidos en montones de ruinas desmoronadas y hay bloques de hormign esparcidos por las carreteras bombardeadas que llevan ya desiertas varios meses. Pocos son los residentes que an permanecen all.

Khan Sheikhun, una ciudad del norte de Siria en la provincia de Idlib, que se asienta a lo largo de una importante carretera que va desde Damasco hasta Alepo, lleva semanas siendo el epicentro de una ofensiva de bombardeos de las fuerzas del gobierno.

Los vecinos de Diab han abandonado por miles la ciudad, huyendo de un devastador ataque que ha alcanzado hogares y hospitales.

Segn sus clculos, y de acuerdo con otras fuentes de la ciudad que han hablado con Middle East Eye en los ltimos das, alrededor del 95% de sus residentes ha huido de Khan Sheikhun.

Solo tres de los amigos de Diab permanecen con l en la ciudad. nicamente puede visitarles por la noche y cuando puede confirmar que no hay aviones de combate en lo alto del cielo. No quedan panaderas donde poder comprar pan.

Pero el caso de Khan Sheikhun no es el nico.

Desde el mes de febrero, familias procedentes del sur de Idlib bombardeado y la vecina provincia nortea de Hama empaquetaron sus pertenencias y metieron en sus vehculos cuanto pudieron, arrastrndose ellos y sus hijos hacia el norte, hacia zonas ms cercanas a la frontera sirio-turca, lo ms lejos posible de los bombardeos.

Un muchacho sirio se prepara para escapar de Khan Sheikhun el 28 de febrero (AFP)

Ms de media docena de residentes que se han quedado atrs han relatado a MEE que son como virtuales pueblos fantasmas, con casi ningn servicio pblico y escasez de alimentos bsicos.

Al menos 37 comunidades en el sur de Idlib y el norte de Hama estn ahora vacas o abandonadas, segn un informe publicado en mayo por el grupo de anlisis REACH, con una libertad de movimiento y acceso a la atencin mdica sumamente limitados para los que an intentan sobrevivir all.

En las ltimas semanas, segn las ms recientes estimaciones de la ONU, aproximadamente 200.000 personas han tenido que desplazarse hacia el norte de sus lugares de origen para escapar de las bombas que han cado sobre distritos residenciales e instalaciones mdicas.

Diab, de 23 aos, periodista y voluntario de las tareas de rescate de la localidad, decidi quedarse en Khan Sheikhun para continuar con su trabajo a pesar del peligro, formando parte del pequeo grupo de personas que se mantienen en el sur de Idlib y el norte de Hama.

Para ellos, la vida cotidiana transcurre en ciudades y pueblos agrcolas abandonados. Segn sus informes, los ladrones deambulan por las calles saqueando casas vacas. Ms de una docena de hospitales han sido bombardeados.

Todos los das es la misma historia, dijo Hmeid, uno de los pocos residentes de Khan Sheikhun que an viven en la ciudad. Trabaja como rescatador en la organizacin Defensa Civil de Siria, tambin conocida como los Cascos Blancos, un trabajo que, segn dijo, le convenci para quedarse atrs.

Se trata de un bombardeo continuado, dijo Hmeid. Su esposa y su hijo de 18 meses viven ahora a ms de 50 km al norte, en la ciudad de Idlib, despus de que una bomba impactara en la casa de su vecino hace tres meses.

Segn Diab, las mujeres y los nios han huido todos.

Las personas que se han quedado en Khan Sheikhoun son todos hombres, que estn aqu para proteger sus hogares y vecindarios de los robos. O es eso, o sencillamente que no quieren abandonar sus hogares, dijo.

Aunque algunos de los que se han quedado, dijeron los residentes, se debe a que no tienen dinero para poder huir hacia el norte.

David Swanson, portavoz de la agencia de acceso humanitario de las Naciones Unidas, UNOCHA (por sus siglas en ingls), considera que la situacin de los que permanecen en el sur de Idlib y el norte de Hama es especialmente preocupante.

Quienes se han quedado son ​​ a menudo los ms vulnerables, le dijo a MEE.

Una ltima parada en Idlib?

La provincia de Idlib, en su mayor parte de carcter rural, es el ltimo bastin rebelde de Siria, tras la serie de ataques militares de guerra relmpago en los ltimos aos por parte de fuerzas progubernamentales.

Ese perodo ha pasado por devastadoras campaas de asedio y bombardeo en antiguas zonas controladas por los rebeldes, como la ciudad oriental de Alepo y Ghuta oriental, en los suburbios de Damasco, convirtiendo lo que antes eran distritos urbanos densamente poblados en montaas de escombros.

Los residentes que sobrevivieron a las ofensivas de bombardeo se enfrentaron a una decisin insoportable: quedarse atrs bajo el control renovado del gobierno sirio, aunque en sus propias casas, o abordar los autobuses verdes de evacuacin del gobierno hacia el territorio de la oposicin en el noroeste del pas.

Cientos de miles de personas fueron desplazadas por la fuerza al norte, muchas de ellas a la provincia de Idlib.

La zona alberga ya a unos tres millones de sirios, aproximadamente la mitad de ellos desplazados internos.

Ahora Idlib, as como parte de las zonas rurales vecinas de Aleppo, Hama y Lataquia, se enfrenta a la posibilidad de ser el sitio del prximo enfrentamiento militar importante entre la oposicin y las fuerzas progubernamentales.

Y aunque el mes pasado el presidente de Rusia, Vladimir Putin, calific de no aconsejable una ofensiva total en Idlib, las fuerzas rusas sirias y aliadas estn llevando a cabo desde el mes de abril un aumento masivo en ataques areos y terrestres contra el enclave controlado por los rebeldes.

Un acuerdo negociado por Rusia y Turqua a finales del ao pasado, en la ciudad turstica rusa de Sochi, detuvo por un tiempo un asalto masivo por parte del gobierno en el noroeste de Siria, pero tal acuerdo parece haberse convertido ahora en papel mojado al estar siendo atacadas docenas de ciudades.

Segn la ONU, al menos 105 personas han muerto en la ofensiva ms reciente desde abril. Entre ellos se encuentran decenas de nios.

Los medios estatales sirios sostienen que la escalada est dirigida contra los grupos terroristas presentes en Idlib, donde la coalicin militante de Hayat Tahrir al-Sham y otros grupos armados mantienen el control.

No s qu hacer

Para los sirios que viven a lo largo de la lnea ms caliente del pas, la ofensiva significa largos das de verano salpicados de ataques con bombas, con apenas un lugar donde poder refugiarse.

Abu Amjad, padre de tres hijos, dijo a MEE que una bomba alcanz su casa en Khan Sheikhun el mircoles cuando l y su familia estaban dentro.

Sucedi solo media hora antes de que la llamada a la oracin de la mezquita local sealara el momento para que la familia rompiera su ayuno de Ramadn durante el da y se reuniera para una cena de iftar.

Pero su iftar no pudo tener lugar.

No sabamos qu tipo de bomba era, si proceda de un ataque areo, si era un proyectil o algo ms, dijo el hombre de 44 aos. Pero recuerdo que la casa se derrumb justo sobre nuestras cabezas.

l y su esposa sacaron como pudieron a sus tres hijos y corrieron al aire libre antes de que el hormign que caa pudiera aplastarlos.

Gracias a Dios, todos estamos bien.

Humo producido por el bombardeo de las fuerzas del gobierno sirio sobre la ciudad de Khan Sheikhun (AFP)

Las fotos que Abu Amjad tom a la maana siguiente con su telfono mvil mostraban las paredes de bloques de su casa derrumbadas una sobre la otra, espejos rotos y un mueble de la sala cubierto de polvo gris, rodeado de escombros. Solo quedaban unos cuantos azulejos blancos sujetos a la pared de lo que fue su cocina.

Pas el da siguiente recuperando las posesiones que pudo con la ayuda de un amigo y almacenndolas en las casas de los pocos vecinos que permanecen en su calle. An no est seguro de dnde dormir en los prximos das.

El jueves pasado, un vecino de Khan Sheikhun ayuda a un amigo a recoger pertenencias de su casa, destruida por una bomba lanzada la tarde anterior. (Foto: Abu Amjad)

La esposa de Abu Amjad, su hijo de 16 aos y sus dos hijos pequeos huyeron de Khan Sheikhun horas despus del bombardeo de su casa hacia un pueblo situado en las afueras de la ciudad de Idlib, donde tienen familiares.

l se qued atrs en Khan Sheikhun, dice, para averiguar qu puedo hacer, si salvar la casa de la familia o usar los pocos ahorros que an tiene de su negocio de cibercaf y huir al norte.

No tengo dinero para pagar el alquiler de una casa en otra ciudad. Todava no s qu voy a hacer, si me quedar con mis vecinos o si har otra cosa, dijo.

Por temor a bombardeos similares, pocos residentes se alojan estos das en apartamentos situados en la segunda o tercera planta, segn relat a MEE Diab, el periodista fotogrfico de Khan Sheikhun.

Se quedan en los refugios o en plantas bajas para no ser alcanzados por las bombas.

Cuando compra artculos bsicos como el pan, tiene que salir de Khan Sheikhun. Las estanteras de las tiendas en su propia ciudad estn prcticamente vacas, dijo Diab.

Sale por la noche, con los faros apagados, para evitar que le detecten. Las carreteras son demasiado peligrosas, dijo el joven de 23 aos.

Diab rara vez visita a los amigos. De todos modos, muy pocos siguen an all, la mayora han abandonado la ciudad por motivos seguridad. Su propia familia se fue hace varios meses.

Todo esto sucede a pesar del mes actual de Ramadn, normalmente un tiempo de celebracin y reunin con amigos y familiares.

Hay poco de qu alegrarse en Khan Sheikhun, segn Anas.

La vida se ha reducido ahora a los sentimientos de miedo y ansiedad.


Madeline Edwards es una periodista independiente que vive actualmente en Amn y dedica sus trabajos a las comunidades desplazadas sirias y la literatura rabe. Anteriormente trabaj como editora asistente de Syria Direct y como reportera para el peridico libans The Daily Star, en Beirut.

Fuente: https://www.middleeasteye.net/news/ghost-towns-and-constant-bombing-life-along-idlibs-frontline

Esta traduccin puede reproducirse libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar a la autora, a la traductora y a Rebelin.org como fuente de la misma.  



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter