Portada :: Chile
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-05-2019

Contribuciones, las dos caras de la moneda

Ricardo Riquelme Alvaro
El Dnamo


Aunque el trmino contribucin se refiere a la entrega de un aporte voluntario, dicha denominacin se asigna a los impuestos territoriales, los que constituyen un gravamen al propietario de un bien raz. Las contribuciones son un impuesto al patrimonio y afectan principalmente a los ciudadanos de ingresos medios, cuyos ahorros despus de aos de trabajo estn compuestos bsicamente por sus fondos de pensiones y sus bienes races. La base del impuesto territorial corresponde al avalo fiscal, que es un valor asignado por el Servicio de Impuestos Internos (SII) a la propiedad.

Para un contribuyente de nuestra vapuleada clase media, el pago de las contribuciones se inicia desde que comienza a habitar su bien raz, vale decir al poco tiempo de aprobado su crdito hipotecario para la vivienda. El impuesto territorial se cobra sagradamente en cuatro cuotas al ao (abril, junio, septiembre y noviembre) y el no pago de las contribuciones durante un ao corrido obliga a la cancelacin de la deuda al contado o en su defecto a repactar con la Tesorera General de la Repblica. La morosidad en la cancelacin de las contribuciones puede significar el embargo de una propiedad y en ltima instancia esta incluso puede ir a remate.

Por otra parte, cuando la situacin econmica lo permite, hay ciudadanos que se aventuran en la adquisicin de un terreno con el propsito de construir una segunda vivienda. Con ello la primera obligacin que se contrae es el pago del impuesto territorial por el bien raz. Llegado el momento de edificar se da inicio a un proceso que tiene sus complejidades, ya que comprende la elaboracin de proyectos, la contratacin de mano de obra, tcnicos, profesionales, etc. Y en general los terrenos urbanizados y las parcelas -aisladas o en condominio- son bastante accesibles y por lo mismo factibles de ser fiscalizados por parte de la autoridad, as que ms temprano que tarde el propietario se ver en la necesidad de legalizar su cabaa o casa de descanso. Para lo cual se tendr que dar inicio a la obtencin del permiso de edificacin y una vez finalizada la obra, a la solicitud de la recepcin final del inmueble ante la Direccin de Obras correspondiente. Considerando que al finalizar dicho del proceso, el SII proceder al reavalo del bien raz incluyendo la edificacin, con lo que a contar de ese momento se sumar el cobro de un suplemento en la recaudacin de contribuciones.

Mientras que desde el otro lado nos encontramos con quienes viven una situacin de privilegio, nos referimos a quienes detentan el poder econmico en nuestro pas y cuya situacin por cierto que es radicalmente distinta. No podemos dejar de considerar que el predicamento que rige el accionar de estos personeros suele ser el de economa es riqueza, lo que les lleva en muchas ocasiones a priorizar la reduccin del gasto por sobre otro tipo de consideraciones. Por ello no nos debe sorprender cuando trasciende la noticia de un multimillonario recurriendo a prcticas algo intrincadas, al punto de llegar a eludir el cumplimiento de sus compromisos legales como ciudadano. Como ha ocurrido con Sebastin Piera Echeique, quien el ao 1987 adquiri un terreno de 20 hectreas (200.000 m2), a orillas del lago Caburgua. Al ao siguiente solicit el permiso de edificacin para la construccin de una vivienda de descanso de 698 m2, pero por lo que se ha logrado constatar, llegado el momento de solicitar la recepcin final de las obras, simple y llanamente el proceso se congel. Inexplicable determinacin, para quienes acostumbran a mantener todo en regla, pero recordemos que hay quienes no estn dispuestos a transar en el apego a su doctrina. Particularmente si con ello se logra posponer la retasacin fiscal del inmueble y la actualizacin del avalo de la propiedad, para as evitar el cobro del suplemento en el impuesto territorial por un plazo indefinido.

Por lo dems, hay que tener en cuenta que, si bien es efectivo que el pago de los cobros suplementarios que corresponden a las diferencias en las contribuciones se pueden pagar de forma retroactiva, de acuerdo a Ley Sobre Impuesto Territorial dicha retroactividad no podr superar los tres aos. As que, si bajo estas circunstancias alguien manifiesta abiertamente la intencionalidad de cancelar una deuda importante de forma retroactiva, lo ms probable es que se trate slo de una declaracin de buenas intenciones, ya que para ello se establece un plazo de tiempo limitado por ley.

Sin duda que al tratarse de inversiones significativas estamos hablando de cuantiosas sumas de dinero, las cuales como en el caso de las contribuciones pueden implicar privar al resto de la ciudadana de aportes destinados a mejorar su calidad de vida, ya que la recaudacin por concepto de contribuciones finalmente se distribuye a todas las municipalidades del pas.

De qu otra forma podramos llegar a entender dicho proceder?; considerando que nos encontramos ante un impuesto fcil de implementar, sencillo de recaudar y simple para fiscalizar. Lo que en teora convierte a las contribuciones de bienes races en un impuesto de muy difcil evasin.

https://www.eldinamo.cl/blog/contribuciones-las-dos-caras-de-la-moneda/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter