Portada :: Mxico
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 31-05-2019

La mal llamada Cuarta Transformacin y la Constitucin moral

Andrs Lund Medina
Rebelin


1. Un nuevo gobierno en Mxico

Sin duda, la llegada a la Presidencia de Mxico por parte de Andrs Manuel Lpez Obrador (AMLO), apoyado en esa alianza interclasista que es MORENA y en el voto masivo contra los gobiernos neoliberales, signific un cambio de rgimen poltico.

Pasamos de un rgimen oligrquico neoliberal, autoritario y represivo pero cubierto con los ropajes de la democracia liberal, a un nuevo gobierno con rasgos bonapartistas, con un Caudillo que pretende levantarse por encima de la lucha de clases, en la desgasta estela de los llamados gobiernos progresistas latinoamericanos.

Del cada vez ms deslegitimado dominio poltico-ideolgico neoliberal, que funcionaba con ms coercin y sin generar consensos, hemos transitado a un nuevo gobierno con una fuerte legitimidad poltica.

Sin embargo, este gobierno de AMLO mantiene su batalla poltica con el pasado rgimen (tal es el sentido poltico de las "maaneras" del presidente), con una nueva capa de intelectuales orgnicos (desde los muy efectivos youtuberos hasta intelectuales que vienen de la izquierda anticapitalista como El Fisgn, Taibo II, Armando Bartra, entre otros). La lucha por el poder sigue y, por eso, se busca imponer una nueva forma de dominacin hegemnica que genere nuevos consensos as como un nuevo sentido comn en la mayora del pueblo mexicano.

En esa poltica hegemnica del nuevo gobierno se trata de imponer el discurso y el relato de la ruptura con el neoliberalismo, simplificado ste a una forma de gobierno corrupto al servicio de un pequeo comit de oligarcas. Desde este discurso y relato, la crisis que provoc el neoliberalismo se debe, principalmente, a la corrupcin. La crisis de Mxico es una crisis moral que requiere, por consiguiente, una regeneracin moral cuyo ncleo es la honestidad y la austeridad republicana, simbolizada por los liberales mexicanos del siglo XIX. En este relato, AMLO se presenta como un nuevo Jurez y su equipo como lo hroes que estn forjando la Patria.

En realidad, el discurso patriotero de la austeridad republicana solo repite las muy reales polticas econmicas de la austeridad neoliberales y sus recortes al Estado social, con el consecuente crecimiento del desempleo y recortes del presupuesto social (pelcula muy vista en los primeros gobiernos neoliberales mexicanos). Un excolaborador de AMLO, Mario Di Costanzo, hace un "diagnstico demoledor" (dice el Proceso 2221 de mayo del 2019): "La 4T parece ms un Estado neoliberal mal hecho." Segn Di Costanzo, el "agresivo ajuste al gasto pblico", los recortes de personal, la baja de salarios, el freno al gasto corriente, no quitan la grasa del Estado social sino que estn "cortando msculo y arterias que van a afectar al gobierno, sobre todo en empresas que tienen que ver con atencin a la gente." El neoliberalismo se mantiene en el gobierno de AMLO y vuelve a reciclar el discurso ideologico de la austeridad.

Por su parte, el relato de la corrupcin no logra encubrir que este nuevo gobierno mantiene el proceso de acumulacin capitalista por despojo, que es la esencia misma del neoliberalismo. Porque el neoliberalismo no es un determinado rgimen poltico (ya que admite diversas formas de dominacin) sino una poltica econmica que impulsa un modelo de acumulacin que recrudece la explotacin eclipsando al Estado social y despoja a los pases semicoloniales de gran parte de sus riquezas por varias vas: la de la Deuda Externa, la del despojo salarial, la del extractivismo, formas de despojo no mencionadas, cuestionadas o tocadas por el nuevo gobierno.

Sus esperadas polticas redistributivas no se dirigen hacia la reconstruccin del Estado social, es decir, no apuntan a restituir las obligaciones constitucionales del Estado, ni mantienen o fomentan formas de autorganizacin social que resistieron o se crearon para resistir la violencia institucional de la oleada neoliberal. En aras de su lucha moral contra la corrupcin, en este gobierno se siguen sacrificando servicios sociales y derechos sindicales as como de organizaciones que intentaron cubrir los espacios abandonados por la minimizacin del Estado neoliberal. El nuevo gobierno de AMLO ha optado por promover polticas asistencialistas sin la intermediacin de orgnizaciones sociales, fomentando as el individualismo y un clientelismo poltico en torno a un presidencialismo remasterizado.

2. El Presidente y la moral

Aunque, reitera AMLO, el pueblo es bueno y noble, mientras que la Mafia del poder (poltico y econmico) es inmoral y corrupta, nuestro presidente se asume como un Gua para la regeneracin moral de Mxico. Para ello se requiere una Constitucin poltica, que puede empezar a discutirse a partir de la Cartilla moral que escribi Alfonso Reyes hace casi 80 aos y que todos debemos leer para luego recibir los Mandamientos que este gobierno nos dicte. Tal es el discurso y el relato que una poltica con pretensiones hegemnicas se lanza desde este gobierno.

Como renacionalizar PEMEX puede ser complicado y afectar verdaderamente intereses de transnacionales, se prefiere combatir el huachicol y hablar de la necesidad de la moral. Como impulsar una autntica recuperacin salarial para todos los trabajadores puede molestar a los empresarios, se hace caso omiso de las huelgas y se sigue reiterando el discurso de moralizar a la sociedad. Como atacar al extractivismo alejara la inversin nacional y extranjera, es mejor combatir a los corruptos y promover la discusin moral. Como afectar de raz al neoliberalismo (que es esencialmente econmico) no est en el horizonte mental y poltico del gobierno de AMLO, entonces ste se propone centrar la forma poltica en el combate a la corrupcin e imponer un discurso moral para regenerar (moralmente) a Mxico.

Por cierto, la Cartilla Moral de Alfonso Reyes es una serie de breves lecciones de moral, tradicionalistas y eurocentristas, que a partir de una dualista y simplista concepcin de ser humano (con cuerpo y alma) y de la cultura (sustentada en espritu moral), deriva una serie de obligaciones morales y cvicas: respeto a la familia (concebida como hecho natural!), a la sociedad (para actuar con urbanidad y cortesa), a la Ley y el Derecho, al gobierno, a la Patria, a la sociedad humana, a la naturaleza.

Como casi todos los discursos morales, el texto de Reyes idealiza y simplifica al extremo el mundo social, velando la existencia de la diversidad de morales, su historicidad y contradicciones, las formas de poder que las penetran.

Cabe subrayar que, con esta maniobra estratgica y poltica de impulsar la discusin sobre una Constitucin moral, el nuevo gobierno de AMLO pretende arrebatarle una bandera a la derecha: la del discurso moral, la apelacin del Bien y el respeto al orden establecido (familiar, legal, gubernamental). Con ello se esfuerza por cambiar la discusin poltica y econmica por la moral, intentando ocupar el centro poltico, alejndose de toda identificacin con la izquierda.

Esta maniobra discursiva es muy tpica de la nueva derecha latinoamericana que, contra los gobiernos progresistas, se levant rechazando la corrupcin de los gobernantes y de la sociedad, defendiendo a la moral. Ahora, cuando estas derechas gobiernan, siguen usando el discurso moral para desmontar al Estado social con polticas de austeridad, tal y como lo hace este gobierno de AMLO.

3. Y la tica poltica?

Si la Derecha quiere la bandera de la Moral (para volverla doble moral, en la que se dice una cosa y se hace otra), la verdadera izquierda siempre se queda con la bandera de la tica-poltica.

La tica tiene una doble funcin: criticar a la moral establecida y proponer lo que Deber ser, para cambiar y mejorar el mundo. Desde la tica poltica de izquierda, se cuestiona una moral, como costumbres y normas, necesariamente heternoma (impuesta) y conformista, una moral reproduccionista (de la sociedad) y represiva (para Freud la moral es el Super Yo represivo del Ello inconsciente, el propio malestar neurtico de la cultura!), una moral tradicionalista, patriarcalista y sexista. La tica poltica de izquierda rechaza una moral marcada por el capitalismo, que promueve la adoracin al dinero, el lucro y la avaricia, la posesividad y la competencia, el consumismo de mercancas cada vez ms txicas y rpidamente obsolescentes (a eso Fromm le llama necrofilia).

De hecho, la moral puede entenderse como un dispositivo de poder que impone, reproduce y naturaliza el dualismo jerrquico y opresivo que constituyen al patriarcalismo, el clasismo, el racismo, el colonialismo, as como la competencia de todos contra todos en aras del dinero que se hace ms dinero (del Capital).

La tica crtica de izquierda cuestiona a la familia moderna, que no es un hecho natural sino un producto histrico-social penetrado por la violencia patriarcal, que hasta nuestros das se mantiene; tambin rechaza que la sociedad est dividida en clases que luchan entre s porque una busca explotar (privatizar la riqueza social) a la clase que produce; critica gobiernos y Leyes que responden a los intereses de las clases dominantes explotadoras, as como a los imperialismos que impiden que seamos una patria libre y latinoamericana.

Pero esta tica no se queda en la crtica a la moral hegemnica, tambin propone lo que Debe ser, siempre y cuando sea racionalmente posible. La tica poltica de izquierda propone lo que no es pero debe ser: la utopa como horizonte estratgico que gua sus acciones y luchas polticas transformativas. Por eso, la izquierda lucha por la Igualdad, la Libertad, la Democracia, la Justicia, la Vida, por un mundo sin explotacin ni clases, sin opresiones ni discriminaciones, sin patriarcalismos ni sexismos, sin fronteras ni guerras, sin ecocidio ni intoxicacin medioambiental. Y lucha para que esto ocurra en Mxico y en el mundo entero.

La utopa tica politica de izquierda es anticapitalista, feminista, ecologista, democratizadora, justiciera. Pugna por una democracia participativa y extendida a todas las esferas de la sociedad: en los pueblos, barrios, alcaldas, las escuelas, las fbricas, las comunidades y organizaciones.

Esa autorganizacin de los trabajadores debe gestionar colectiva y democrticamente tanto la produccin y el consumo, con justicia social y ecolgica, como el metabolismo Sociedad/Naturaleza, de modo que se detenga el ecocidio y la contaminacin de la naturaleza, permitiendo su preservacin y regeneracin as como la estabilizacin del cambio climtico.

La Derecha, que aspira que el pasado de sus privilegios sea un presente eterno, defiende a la moral establecida. La Izquierda, que lucha por un futuro justo, libre, democrtico, que quiere dejar en el pasado el atroz presente capitalista, defiende una tica poltica que gua sus acciones.

Conclusiones

Tal vez la discusin sobre la Constitucin moral (que no ser la de Alfonso Reyes sino la que elaboren los nuevos intelectuales orgnicos de este gobierno) pinte por entero al nuevo gobierno de AMLO como uno que dej atrs los ideales tico polticos de impulsar una verdera revolucin permanente en la economa, la poltica, la cultura (que sera la autntica 4T), intentando dejar atrs al capitalismo. Como un gobierno tan moral que tiene una doble moral: dice una cosa (acabar con el neoliberalismo) pero hace otra (mantiene la acumulacin capitalista neoliberal).

La necesidad de este gobierno de un discurso moral, como jugada poltica de lucha hegemnica, en realidad revela toda su miseria tica poltica, su carencia de utopas verdaderamente transformativas.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter