Portada :: Ecuador
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 01-06-2019

La mano sucia del capital
Estragos pasados y presentes del Chernbil ecuatoriano

Alberto Acosta y John Cajas Guijarro
Rebelin


 

No se podrn celebrar tratados o instrumentos internacionales

en los que el Estado ecuatoriano ceda jurisdiccin soberana a instancias

de arbitraje internacional, en controversias contractuales o de ndole

comercial, entre el Estado y personas naturales o jurdicas privadas.

 Artculo 422 - Constitucin de la Repblica del Ecuador, 2008

Ecuador tiene su propio Chernbil. Un Chernbil que no solo ha dejado severos efectos ambientales y sociales por dcadas y sigue hacindolo sino que, adems, devela la lgica perversa con la que funciona el capital transnacional en contra de la soberana de los Estados nacin. Nos referimos concretamente al desastre ambiental causado por Texaco durante sus veintiocho aos de operacin en la Amazona ecuatoriana (1964-1992). Luego de ese perodo de actividades petroleras vinieron ms de veinticinco aos de litigios legales liderados originalmente por las comunidades y colonos afectados por el desastre dejado por la compaa que sera adquirida por Chevron. Un proceso legal que se volvi intrincado en extremo y en donde la propia inoperancia y hasta complicidad del Estado ecuatoriano han puesto en riesgo las posibilidades concretas de que la petrolera transnacional remedie los destrozos ambientales y, ms importante, indemnice a las comunidades y pueblos afectados.

Para obtener una visin clara de todo este embrollo creado por la mano sucia del capital y la complicidad estatal, vale la pena hacer un recuento de cul fue el desastre dejado por Texaco, cmo se han desenvuelto la lucha y la resistencia en contra de la petrolera por parte de las poblaciones afectadas y cmo se ha dado el proceso de arbitraje hasta el punto en el que nos encontramos. Como conclusin de ese recuento verificamos cun lesivos para la soberana de los estados y la dignidad y supervivencia de los pueblos pueden llegar a ser los Tratados Bilaterales de Inversin (TBI), piedra angular de la defensa de Chevron-Texaco. Tratados que, en el caso del Ecuador que vive una vorgine neoliberal de orgenes correstas [1] y continuidad morenista [2] en los prximos aos podran llegar a su mxima expresin.

El Chernbil petrolero en la Amazona

En 1964 Texaco Petroleum (Texpet en Ecuador) obtuvo una concesin de 1431.450 hectreas en el norte de la Amazona ecuatoriana para la exploracin y extraccin petroleras, luego la compaa otorg participaciones a Gulf, surgiendo as el consorcio Texaco-Gulf. Para 1967 el consorcio descubre petrleo en el campo de Lago Agrio (cuyo nombre viene del ingls Sour Lake en honor a un campo petrolero en Texas). En 1972 inicia la exportacin petrolera a travs del Sistema de Oleoducto Transecuatoriano (SOTE) que conecta a Lago Agrio con Balao en Esmeraldas. En 1973 el estado ecuatoriano suscribe un nuevo contrato con Texaco, reduciendo el rea de concesin a 491.335 hectreas (atravesando casi por la mitad al norte de la Amazona). Entre 1974 y 1976 el gobierno compra todas las acciones de Gulf, volvindose el socio mayoritario del consorcio con el 62,5% de las acciones (adems compra el 50% del SOTE). Para 1986 el 50% de las acciones de Texaco en el SOTE pasan al Estado ecuatoriano, el cual en 1989 empieza a operarlo en su totalidad. Conclusida la concesin, en 1992 la CEPE-Petroecuador toma posesin del consorcio y Texaco abandona el pas [3] .

Durante todo este perodo en el cual Texaco oper en el pas primero en conjunto con Gulf y luego con el Estado ecuatoriano, surge un desastre ambiental enorme. As lo evidencia la informacin obtenida por el Frente de Defensa de la Amazona (FDA):

Entre 1964 y 1990, la compaa Texaco contamina la Amazona ecuatoriana, vertiendo 18 mil millones de galones de desechos txicos en aguas de formacin, con la operacin de 339 pozos. Contamina el ambiente con 916 piscinas descubiertas, llenas de material txico, quema miles de millones de pies cbicos de gas y derrama 17 millones de galones de crudo al ambiente, en uno de los peores casos de contaminacin petrolera en el mundo. Los daos son estimados en US $ 27 mil millones. La empresa haba extrado 1.430 millones de barriles de petrleo.

Texaco utiliza en Ecuador dos prcticas que ya no eran permitidas en EUA y que estaban debajo de los estndares de calidad en la industria: verter aguas de formacin en lugar de reinyectarlas en el suelo y construir piscinas descubiertas, donde derram lodo de las actividades de perforacin y limpieza de sus pozos [...]

Con las prcticas obsoletas desarrolladas en Ecuador [Texaco] busca maximizar sus ganancias con la menor inversin, en una accin deliberada de contaminacin que provoca enormes impactos sociales y ambientales ( Serrano, 2013, pp.23-26 ) [4] .

De hecho, entre 1964 y 1990, Texaco utiliza en la explotacin petrolera en Ecuador, prcticas de perforacin y eliminacin de desechos que haba sido prohibidas desde 1939 en el estado de Texas en EUA ( Serrano, 2013, p.34 ). A su vez, como seala el informe del perito Richard Cabrera Vega (2008),

las primeras fuentes de contaminacin en el rea de la concesin son el petrleo crudo, lodos de perforacin y otros aditivos y aguas de produccin que fueron arrojadas en el ambiente desde inicios de 1967,

Las primeras fuentes de contaminacin en el rea de la concesin son el petrleo crudo, lodos de perforacin y otros aditivos y aguas de produccin que fueron arrojadas en el ambiente desde inicios de 1967. Los contaminantes de estas fuentes estn presentes en suelos, agua subterrnea, sedimentos y agua superficial en el rea de la concesin y persisten en el ambiente hasta la actualidad [...]

Texpet manej incorrectamente desechos de pozos de produccin, descarg el cien por ciento del agua de produccin en los arroyos y ros, quem gases en la atmsfera, sufri docenas de derrames por causas diversas [...]

El ecosistema de la concesin est contaminado con hidrocarburos de petrleo y otros contaminantes relacionados con operaciones petroleras. Los suelos en estaciones y pozos de produccin petrolera contienen hidrocarburos de petrleo y metales en concentraciones que son muchas veces ms altas que los estndares para limpieza ambiental en Ecuador y en otros pases del mundo. El agua subterrnea bajo los pozos de desechos est contaminada por encima de los estndares ecuatorianos. Cuando el agua de produccin fue arrojada directamente desde las estaciones durante las operaciones de Texpet, se contaminaron ros, arroyos, pantanos y suelos con petrleo, metales y sales en concentraciones que eran mucho ms elevadas que los estndares ecuatorianos [...]

La contaminacin ambiental ha causado daos al sistema ecolgico en el rea de la concesin. Las concentraciones de contaminantes relacionadas con el petrleo en suelos y aguas son muchas veces ms altas que aquellos niveles que causan toxicidad a plantas, animales, aves y otros recursos biticos. Las observaciones directas en el campo confirman que la vida de plantas y animales fue y contina siendo impactada por la contaminacin (ver Cabrera Vega 2008, citado en Acosta, 2009, pp.73-76) [5]

La magnitud del desastre ambiental dejado por Texaco ha llevado incluso a que se lo describa como una de las mayores catstrofes ambientales asociadas a la actividad petrolera (como lo dira, por ejemplo, el New York Times) [6] , justificndose de sobra la caracterizacin de este caso como un Chernbil ecuatoriano...

Aparte de los estragos ambientales, las afectaciones humanas son cruentas, resaltando la extincin de pueblos originarios como los tetete y sansahuari [7] , y afectando gravemente la vida de los pueblos siona, secoya, cofn, kichwa y waorani, junto con el prejuicio a colonos blanco-mestizos , . Asimismo, se registran mltiples afectaciones a la salud. Por ejemplo, segn informacin recopilada por el Frente de Defensa de la Amazona, se indica que en la regin amaznica afectada por contaminacin de petrleo se encuentran afectaciones como:

Los niveles de desnutricin son de 43% frente al 21,5% en la poblacin que habita lejos de la actividad petrolera. Las mujeres que beben agua a menos de 200 metros de las instalaciones petroleras tienen 147% ms abortos que las que viven donde no hay contaminacin [...]

El agua potable de la zona est varios grados sobre los estndares de hidrocarburos policclicos aromticos permitidos [...]

La presencia de abortos y cncer es significativamente superior [incluso se dice que los casos de cncer llegan a un 31%, cuando el promedio nacional es de 12,3%, ver Acosta, 2009, p.75]

El 100% de las personas que vive cerca de estaciones de petrleo indica sufrir problemas ocasionados con la contaminacin, debido a las piscinas de petrleo o aguas de formacin, los pozos y la quema de gas en los mecheros [...]

Existe un elevado riesgo en la salud de animales y poblaciones humanas al estar expuestos a los diferentes txicos producidos por la actividad petrolera [...]

[Se registran] altas tasas de leucemia en nios que viven en zonas de explotacin petrolera ( Serrano, 2013, pp.33-34 ).

En trminos psicosociales, el desastre incluye:

violencia sexual por parte de los operadores de compaa contra mujeres adultas y menores de edad mestizas e indgenas [incluyendo violaciones y hasta explotacin y esclavitud sexual en los campos petroleros], abortos espontneos, discriminacin y racismo, desplazamientos forzados, nocivo impacto cultural y ruptura de la cohesin social (Acosta, 2009, p.75)

A estas afectaciones ambientales y humanas se suman otras como la afectacin a la cultura, a la territorialidad y a la alimentacin de pueblos y comunidades, la contaminacin de fuentes de agua, y un sinfn de violencias y corrupcin inherentes al extractivismo . Este sinfn de estragos perdurara despus de la salida de Texaco del pas en 1992 y sera la razn de ser de un litigio de dcadas que ha puesto a prueba la tenacidad de la resistencia de las comunidades y pueblos afectados.

Una intrincada historia de resistencia y estorbo estatal

Luego de obtener gran evidencia del desastre ambiental que acabamos de mencionar, el 3 de noviembre de 1993 un grupo de 88 indgenas y colonos presentaron una primera demanda en contra de Texaco en la corte de White Plains en Nueva York (donde se ubicaba la sede de la petrolera) en representacin de 30 mil habitantes de la Amazona ecuatoriana afectados por las actividades de la empresa en Lago Agrio agrupados en 80 comunidades. Si bien en un inicio se acept la competencia de que la corte del Distrito Sur de Nueva York conozca la demanda, la presin de Texaco logr que en 2002 se rechace la jurisdiccin en los Estados Unidos; sin embargo, la Corte de Nueva York dictamin que la empresa se someta a las cortes ecuatorianas y cumpla la sentencia que stas emitan (ver Acosta, 2009, p.80; Serrano, 2013, pp.38-39 ; Sanandrs y Otlora, 2015 ) [8] .

En 1995, buscando evitar dicho juicio, Texaco realiz una supuesta remediacin ambiental de apenas 40 millones de dlares, la cual remedi un 16% de las 916 piscinas que la petrolera dej abandonadas... nicamente cubrindolas de tierra. Tal remediacin, realizada bajo un Contrato para la ejecucin de trabajos de reparacin medioambiental y liberacin de obligaciones, responsabilidades y demandas fue aceptada por el Estado ecuatoriano, al punto que en 1998 se suscribi un acta final de entrega con la cual el Estado libera de responsabilidades a Texaco (ver Acosta, 2009, p.80; Serrano, 2013, p.26 ).

Pese a la postura hasta cmplice del estado ecuatoriano en 1998 (y que tendra graves consecuencias como se menciona ms adelante), los representantes de los afectados presentaron una nueva demanda esta vez contra Chevron (que ya haba adquirido Texaco) el 7 de mayo de 2003, la cual fue aceptada por el presidente de la Corte Superior de Nueva Loja, Lago Agrio, dos semanas despus, y el juicio arranc el 21 de octubre del mismo ao. Es en ese nuevo proceso que un experto nombrado por la Corte Superior de Justicia de Nueva Loja cifr en 27 mil millones de dlares el costo del desastre ambiental junto con la indemnizacin a los afectados. Durante ese proceso, Chevron asegur que Texaco cumpli con la restauracin que le corresponda y que ms bien era el Estado ecuatoriano el que no realiz su parte de la remediacin adems que este ltimo irrespetaba el acuerdo al que se lleg en 1998 en donde se liberaba a la petrolera de toda responsabilidad (ver Acosta, 2009, p.80). Para el mismo ao 2003, la Contralora General del Estado inici una revisin del contrato de liberacin de responsabilidades, encontrando indicios de responsabilidad, pero sin generar sanciones concretas a todos los funcionarios que permitieron la aceptacin de la fraudulenta remediacin ambiental.

Luego, el 14 de junio de 2004, Texaco demand al Estado ecuatoriano ante la American Arbitration Association alegando que ste deba pagarle una proporcin de cualquier dictamen de la corte de Lago Agrio; adems, Chevron reclam que en este caso el arbitraje es obligatorio, pues en 1965 Texaco y Gulf firmaron un contrato donde se admite el uso de un tribunal de arbitraje para resolver controversias. Aqu Chevron argument que el Estado ecuatoriano es sucesor de los compromisos de Gulf (recurdese que entre 1974 y 1976 el estado adquiri todas las acciones que Gulf mantena en su consorcio con Texaco). Ante este caso, conocido como Chevron I, el Estado ecuatoriano no admiti el arbitraje y se defendi en la Corte Federal de Nueva York para impedirlo, lo cual se logr en 2007 (ver Acosta, 2009, p.81).

Posteriormente, en 2006 igualmente en cortes de Nueva York el gobierno ecuatoriano acus de fraude a Chevron en su programa de remediacin [9] . Sin embargo, en el mismo ao el gobierno retir la acusacin por falta de pruebas o evidencias del fraude [10] . Paradjicamente en el mismo 2006 Chevron entreg una notificacin de arbitraje internacional ante la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya, tomando como base el Tratado Bilateral de Inversiones suscrito entre Ecuador y Estados Unidos en 1993 y que entr en vigencia en 1997 (cinco aos despus de que Texaco abandonara el pas). Para este nuevo caso, conocido como Chevron II, la petrolera exigi el pago de una indemnizacin debido a que, durante la operacin de Texaco, el Ecuador se habra beneficiado de la comercializacin de combustible sin pagar la respectiva participacin a la petrolera. Al final, la Corte de Arbitraje de La Haya cifr en 96 millones de dlares la indemnizacin, la cual fue pagada por el gobierno ecuatoriano en julio de 2016 [11] .

Sobre el pago que hizo el gobierno ecuatoriano por al caso Chevron II, vale la pena recordar que, gracias a ese pago a la petrolera, el gobierno Rafael Correa pudo colocar 2 mil millones de dlares en bonos soberanos en el mercado financiero internacional ( Acosta y Cajas Guijarro, 2018, p.80 ) [12] . Es ms, el entonces presidente Correa presion a los afectados por Chevron [13] para que levanten una orden de embargo que mantenan sobre los recursos de la petrolera y que legalmente les corresponda. As, por la presin de Correa (y bajo el peregrino argumento de evitar que Chevron quiebre al pas [14] ), en lugar de que los afectados en la Amazona reciban su dinero, el Estado pag a la transnacional 112 millones (96 millones de la indemnizacin y 16 millones de intereses) . [15] Ese dinero, por el embargo que se mantena sobre Chevron, debi ir a los afectados, pero no fue as...

Tngase presente que, como resultado de que el Ecuador haya entrado en el proceso de arbitraje en 2006 y luego haya pagado la indemnizacin dispuesta en el caso Chevron II en 2016, se cre un precedente grave: el Estado ecuatoriano acept entrar en los procesos de arbitraje, an cuando la Constitucin de Montecristi vigente desde 2008 prohbe celebrar tratados o instrumentos internacionales en los que el Estado ecuatoriano ceda jurisdiccin soberana a instancias de arbitraje internacional, en controversias contractuales o de ndole comercial, entre el Estado y personas naturales o jurdicas privadas ( Art. 422 ). Semejante aceptacin del proceso de arbitraje justificado por la firma de un Tratado Bilateral de Inversiones con Estados Unidos en 1993 y que entr en vigencia desde 1997 abrira las puertas para que todo el proceso legal incurrido por las comunidades y pueblos afectados por Texaco pueda ser severamente golpeado.

Justo en ese sentido, en 2009 Chevron present a la misma Corte Permanente de Arbitraje de La Haya una nueva demanda contra el Ecuador. Tal demanda, recogida en el llamado caso Chevron III [16] , ira al corazn del problema: la petrolera argument que Ecuador viol el Tratado Bilateral de Inversiones (TBI) al no dar un trato justo y equitativo a los inversionistas estadounidenses; adems argument que Chevron no es responsable del dao ambiental en la Amazona ecuatoriana y que el monto que surgiera de la condena por la corte de Nueva Loja (recurdese el litigio que empez en 2003) debera endosarse al Estado ecuatoriano. Tal postura la defendi Chevron argumentando que el Ecuador liber de responsabilidades a Texaco al firmar el acta de entrega de la remediacin hecha en 1998.

Apenas un par de aos luego de que iniciara el caso Chevron III, el 14 de febrero de 2011 la Corte Superior de Nueva Loja finalmente fall a favor de los demandantes y conden a Chevron a pagar 9.500 millones de dlares en un inicio, mont que se deba duplicar si Chevron no peda disculpas a las dos semanas de conocerse el fallo (cosa que la petrolera no hizo); tal fallo inclua la obligacin de embargar los bienes que la Chevron llegara a mantener en el Ecuador (aunque la petrolera no registraba bienes en el pas, este es justo el embargo que debi retirarse en 2016 para hacer el pago de la indemnizacin dispuesta en el caso Chevron II). Si bien el fallo en contra de Chevron fue un resultado histrico [17] , sin embargo el juez Lewis Kaplan del Distrito Sur de Nueva York decret que la sentencia era inejecutable en Estados Unidos mientras l no decidiera de nuevo sobre la competencia de los tribunales [18] . A su vez, el resultado del propio caso Chevron III se volvi crucial para definir la factibilidad o no de ejecutar la sentencia dictada en Nueva Loja.

En respuesta a ese fallo, en 2012 Chevron ampli sus demandas en contra del Ecuador en las cortes internacionales argumentando que, aparte del incumplimiento del TBI firmado con Estados Unidos, existi una denegacin de justicia. A criterio de la petrolera, la sentencia de Nueva Loja se habra obtenido por medio de actos de corrupcin cometidos por los demandantes, los jueces, los peritos y el propio Estado ecuatoriano; para sostener dicho argumento, Chevron ha presentado correos electrnicos, anotaciones, agendas, videos, entre otras supuestas evidencias. Dejando de lado la veracidad de tales evidencias cuestin que debe esclarecerse lo cierto es que la demanda de la petrolera penosamente coincidi con la metida de mano a la justicia impulsada por el gobierno corresta tanto a travs de una consulta popular inconstitucional en mayo del 2011, como de intromisiones directas en el poder judicial (especialmente entre 2011 - 2013 [19] ). Solo esa metida de mano creo el contexto idneo para que tambalee la sentencia de Nueva Loja contra Chevron (escenario que se volvi ms turbio cuando, desde 2013, el gobierno de Correa emprendi una millonaria pero muy poco transparente campaa de propaganda en contra de la petrolera ).

As, un reclamo totalmente justo de las vctimas de uno de los mayores desastres petroleros de la historia se ensuci por la incapacidad del Estado de garantizar la legitimidad de un proceso judicial en el cual, seamos honestos, bien pudo ser cooptado por la metida de mano del gobierno corresta o bien pudo ser cooptado por la propia Chevron (no olvidemos que, para el capital peor transnacional la legalidad muchas veces no es una limitante real).

El caso es que, como resultado de las acciones de Chevron, en septiembre de 2013 la Corte de Arbitraje de La Haya se declar competente para tratar tanto la violacin del Tratado Bilateral de Inversiones como la denegacin de justicia argumentadas por la petrolera, y dispuso que el Ecuador no podra seguir acciones contra sta. Despus, en 2014 el juez Kaplan del Distrito de Nueva York tom como vlido el argumento de Chevron de que la sentencia dictada en Ecuador era fraudulenta y prohibi su ejecucin en Estados Unidos. Acciones similares se daran en 2017 en Canad, donde una corte rechaz ejecutar la sentencia ecuatoriana, al igual que sucedi en cortes brasileas y argentinas [20] .

Posteriormente, en una resolucin jurdica expedida el 27 de junio y dada a conocer el 10 de julio de 2018, la Corte Constitucional del Ecuador ratific la sentencia de la corte de Nueva Loja , rechazando una accin de proteccin que interpuso Chevron en 2015 [21] y cerrando as la batalla jurdica en las cortes ecuatorianas [22] . Aunque con dicha resolucin pareca que la sentencia contra Chevron tomaba nuevas fuerzas, sin embargo, del desastre ambiental se pas definitivamente al que parece ser un desastre jurdico internacional.

En concreto, el caso Chevron III que vena disputndose desde 2009 lleg a un final sombro el 7 septiembre de 2018 cuando un tribunal internacional bajo el auspicio de la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya declar que el Estado ecuatoriano viol el Tratado Bilateral de Proteccin de Inversiones firmado con Estados Unidos en 1993 al denegar el acceso a la justicia a Chevron . [23] Para colmo, el mencionado tribunal dispuso la nulidad de la sentencia de Nueva Loja que obligaba a la petrolera a pagar la indemnizacin de 9.500 millones de dlares a los afectados por sus operaciones, y hasta declar la obligacin del estado ecuatoriano de pagar una millonaria indemnizacin an por definirse a la petrolera, junto con la obligacin de hacerse cargo de la remediacin del desastre ambiental.

En pocas palabras, la accin cmplice del gobierno ecuatoriano en 1998 con Jamil Mahuad a la cabeza al aceptar la fraudulenta remediacin hecha por Texaco, la firma entre Ecuador y Estados Unidos del Tratado Bilateral de Inversiones en 1993 (y su entrada en vigencia en 1997, cinco aos despus de la salida de Texaco del pas), la aceptacin del arbitraje sobre ese tratado de inversiones en la Corte de Arbitraje de La Haya en todo el caso Chevron II desde 2006 (que concluy en la aceptacin por parte del gobierno corresta del pago de la indemnizacin de 96 millones a la petrolera en 2016), la intromisin del gobierno en el sistema judicial desde 2011 y la nueva aceptacin de arbitraje en el caso Chevron III desde 2009, crearon las condiciones idneas para bloquear las posibilidades de que la transnacional pague por el Chernbil que dej tanto en trminos ambientales como sociales en el norte de la Amazona ecuatoriana.

Y por si no bastara esta nefasta combinacin entre la mano sucia del capital transnacional y el estorbo y complicidad estatal, resulta que en vez de exigir que Chevron realice una verdadera remediacin ambiental, el gobierno de Lenn Moreno ha aceptado de forma explcita y sumisa hacerse cargo de dicha remediacin [24] . Si a todo esto aadimos la posibilidad (casi certeza) de que el gobierno morenista estara cumpliendo con un potencial acuerdo al que habra llegado con el vicepresidente norteamericano Mike Pence en 2018 de dejar en paz a Chevron , y recordamos que el propio corresmo cedi a las presiones de Chevron al acatar el dictamen de la Corte de Arbitraje de La Haya en 2016, terminamos concluyendo que la propia soberana nacional termin volvindose un mero adorno discursivo. En todo este atropello a la soberana, reiteremos hasta el cansancio, el Tratado Bilateral de Inversin de 1993 sin duda fue una pieza medular...

Cruel corolario: los Tratados de Inversin como mecanismos de dominacin

A ms de los estragos ambientales y legales dejados por Chevron-Texaco con sus operaciones petroleras y sus argucias legales, hay estragos presentes que van mucho ms all de la indemnizacin y la obligacin de que el Estado ecuatoriano se encargue de la remediacin ambiental: se refuerza la tesis de que los Tratados Bilaterales de Inversin son mecanismos de dominacin capaces de atropellar la soberana de los estados y la dignidad y supervivencia de los pueblos con tal de defender los intereses de los capitales transnacionales, incluso en condiciones legales muy turbias. Tal es as la cuestin que un caso como el de Chevron, que involucra la clara violacin de Derechos Humanos y Derechos de la Naturaleza en el norte de la Amazona ecuatoriana, termina resolvindose en una corte arbitral que decide sobre empresas e inversiones.

Pero lo ms txico en todo este proceso es el grave precedente que va quedando: si el gobierno morenista acepta el fallo de la Corte Arbitral de La Haya y hasta se pone de alfombra y ejecuta la remediacin ambiental que debera ser hecha por Texaco, a nivel internacional quedar validado el uso del arbitraje como forma de resolver nuevas controversias que impliquen el incumplimiento de los Tratados de Inversin. Un precedente nefasto que hace recordar a otros precedentes que tambin han sido lesivos a la soberana del pas y en extremo beneficiosos para los capitales transnacionales (como aquel billar a tres bandas que jugaron Petrobras, Odebrecht y OXY en contra del Ecuador [25] ).

Para colmo, como sugerimos al inicio de este texto, el Ecuador vive una vorgine neoliberal que anhela insertar al pas definitivamente en una globalizacin/modernizacin capitalista de forma sumisa y dependiente; una globalizacin/modernizacin en donde los Tratados Bilaterales de Inversin (TBI) que comnmente suelen venir de la mano de otros mecanismos de dominacin como los Tratados de Libre Comercio (TLC) se volvern la norma [26] (pasando por encima incluso de la propia Constitucin). Basta ver, como ejemplo, el fuerte vnculo entre los TBI y en general el movimiento de capitales e inversiones y el TLC que Ecuador firm con la Unin Europea en noviembre de 2016 (con el corresmo an en el gobierno) (ver Cajas-Guijarro, 2018, pp.113-116 ) [27] .

Ante esta realidad en donde capital y Estado interactan de tal forma que terminan irrespetando los Derechos Humanos de comunidades y pueblos y los Derechos de la Naturaleza, las respuestas deben ser contundentes. En el caso concreto de Chevron, es urgente crear una Comisin de la Verdad que revise todo lo actuado por la petrolera, por los diferentes gobiernos que de una u otra forma crearon el contexto perfecto para justificar el dictamen de la Corte de Arbitraje de La Haya, por el poder judicial, y por todos los actores que han interrumpido el justo reclamo de indemnizacin y remediacin por parte de los afectados (en este sentido nos sumamos a la propuesta planteada por Montecristi Vive [28] ).

Y en trminos ms generales, la respuesta sigue siendo la lucha popular. Una lucha que, por un lado, haga respetar lo que seala la propia Constitucin de Montecristi en su artculo 422 sobre el impedimento de celebrar tratados como los TBI en donde el Estado cede su soberana a instancias de arbitraje internacional. Por otro lado, la lucha debe encaminarse en identificar e impedir cada nuevo intento de firma de un TBI. Lo peor que puede pasar es que el silencio y el olvido permitan que semejantes tratados se extiendan y, luego de algunos aos, terminen nuevamente pisoteando la soberana del pas.

Notas:

[1] Ver el artculo de Alberto Acosta y John Cajas Guijarro en Rebelion.org: Correa, un neo-neoliberal, febrero 7 de 2017. Disponible en: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=222604

[2] Ver el artculo de Alberto Acosta y John Cajas Guijarro en Rebelion.org: Moreno, un neoliberal ms, septiembre 1 de 2018. Disponible en: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=245958

[3] Para una breve resea de estos movimientos de Texaco ver el artculo de Fernando Villavicencio y Beln Palma en Plan V: El expediente Chevron, octubre 3 de 2013. Disponible en: https://www.planv.com.ec/investigacion/investigacion/el-expediente-chevron

[4] Ver el libro de Helga Serrano (2013). Caso Chevron-Texaco: cuando los pueblos toman la palabra. Quito: Universidad Andina Simn Bolvar. Disponible en: http://repositorio.uasb.edu.ec/bitstream/10644/4023/1/SM151-Serrano-Caso.pdf

[5] Ver el libro de Alberto Acosta (2009). La maldicin de la abundancia. Quito: Abya-Yala.

[6] Ver el artculo del New York Times: Disaster in the Amazon, junio 4 de 2010. Disponible en: https://www.nytimes.com/2010/06/05/opinion/05herbert.html

[7] Se suele hablar tambin de la extincin de los Sansahuari sin embargo, existen polmicas sobre la existencia de tal pueblo originario (tema que merece un estudio ms profundo).

[8] Ver el artculo de Eliana Sanandrs y Juan Sebastin Otlora (2015). Una aplicacin de topic modeling para el estudio del trauma: el caso de Chevron-Texaco en Ecuador. Investigacin & Desarrollo, 23(2). Disponible en: http://rcientificas.uninorte.edu.co/index.php/investigacion/article/viewArticle/6810/8142

[9] Ver el artculo de Ecuador Inmediato: Texaco dice: Carecen de sustento acusaciones de fraude, julio 22 de 2006. Disponible en: http://www.ecuadorinmediato.com/Noticias/news_user_view/texaco_dice_quotcarecen_de_sustento_acusaciones_de_fraude_quot--37959

[10] Ver el artculo de Ecuador Inmediato: Texaco: "Estado ecuatoriano retir demanda de fraude", diciembre 27 de 2006. Disponible en: http://www.ecuadorinmediato.com/Noticias/news_user_view/texaco_estado_ecuatoriano_retiro_demanda_de_fraude--46240

[11] Ver el artculo de El Comercio: Banco Central de Ecuador confirm pago de USD 112 millones a Chevron, julio 22 de 2016. Disponible en: https://www.elcomercio.com/actualidad/negocios-ecuador-bancocentral-pago-chevron.html

[12] Ver el libro de Alberto Acosta y John Cajas-Guijarro (2018). Una dcada desperdiciada. Las sombras del corresmo. Quito: Centro Andino de Accin Popular. Disponible en: https://lalineadefuego.files.wordpress.com/2018/06/libro_la_decada_desperdiciada.pdf

[13] Ver el artculo de El Universo: Levantamiento de embargo contra Chevron no habra sido de consenso, agosto 4 de 2016. Disponible en: https://www.eluniverso.com/noticias/2016/08/04/nota/5724567/levantamiento-embargo-no-habria-sido-consenso

[14] Ver el artculo de El Universo: Rafael Correa: Pago de $ 112 millones a Chevron fue para evitar que petrolera "quiebre" al pas, agosto 3 de 2016. Disponible en: https://www.eluniverso.com/noticias/2016/08/03/nota/5723829/rafael-correa-pago-chevron-112-millones-fue-evitar-que-petrolera

[15] Ver el artculo de El Universo: Ecuador paga 112 millones de dlares a petrolera Chevron, julio 22 de 2016. Disponible en: https://www.eluniverso.com/noticias/2016/07/22/nota/5703621/ecuador-paga-112-millones-dolares-petrolera-chevron

[16] Para una revisin de los detalles de los casos Chevron I, II y III se recomienda ver el artculo de El Telgrafo: Chevron abusa de los TBI?, diciembre 2 de 2013. Disponible en: https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/politica/3/chevron-abusa-de-tbi

[17] Para una resea al respecto, junto con una copia del fallo de la Corte de Nueva Loja, ver el artculo de Alberto Acosta en Poltica y Economa: Sentencia a la Chevron-Texaco, un triunfo de la Humanidad, febrero 16 de 2011. Disponible en: http://www.politicayeconomia.com/2011/02/sentencia-a-la-chevron-texaco-un-triunfo-de-la-humanidad/

[18] Ver el artculo de Plan V: 8 claves para entender el laudo a favor de Chevron, septiembre 11 de 2018. Disponible en: https://www.planv.com.ec/historias/sociedad/8-claves-entender-el-laudo-favor-chevron

[19] Sobre la metida de mano del corresmo en la justicia se pueden revisar los artculos de Ecuador Chequea: As meti el Gobierno de Correa la mano en la justicia: primera parte, disponible en: http://www.ecuadorchequea.com/2017/12/11/investigacion-rafaelcorrea-gobierno-justicia-ecuador/ y de Plan V: As meti el gobierno de Correa la mano en la Justicia (parte 2), diciembre 18 de 2017, disponible en: https://www.planv.com.ec/historias/sociedad/asi-metio-el-gobierno-correa-la-mano-la-justicia-segunda-parte

[20] Ver el artculo de Plan V ya citado de septiembre 11 de 2018.

[21] Ver el artculo de El Universo: Chevron presenta recurso final ante Corte Constitucional de Ecuador, julio 16 de 2015. Disponible en: https://www.eluniverso.com/noticias/2015/07/16/nota/5022064/chevron-presenta-recurso-final-ante-corte-constitucional-ecuador

[22] Ver el artculo de El Universo: Corte Constitucional del Ecuador ratifica la sentencia contra petrolera Chevron, julio 11 de 2018. Disponible en: https://www.eluniverso.com/noticias/2018/07/11/nota/6853205/cc-ratifica-sentencia-contra-petrolera-chevron

[23] Ver el artculo de El Universo: Revs jurdico para el Ecuador en el caso Chevron, septiembre 7 de 2018. Disponible en: https://www.eluniverso.com/noticias/2018/09/07/nota/6942275/haya-falla-contra-ecuador-caso-chevron-anuncia-procurador

[24] Ver el artculo de El Universo: Ecuador remediar pasivos ambientales dejados por Chevron, anuncia ministro, febrero 26 de 2019. Disponible en: https://www.eluniverso.com/noticias/2019/02/26/nota/7209359/ecuador-remediara-pasivos-ambientales-dejados-chevron-anuncio

[25] Ver el artculo de Alberto Acosta y John Cajas Guijarro en Plan V: Petrobras, Odebrecht, OXY: Recordando un billar a tres bandas en contra del pas, abril 29 de 2019. Disponible en: https://www.planv.com.ec/historias/sociedad/petrobras-odebrecht-oxy-recordando-un-billar-tres-bandas-contra-del-pais

[26] Ver el artculo de El Telgrafo: Ecuador est en proceso para suscribir nuevos TBI, febrero 16 de 2018. Disponible en: https://www.eltelegrafo.com.ec/noticias/politica/3/ecuador-esta-en-proceso-para-suscribir-nuevos-tbi

[27] Ver el libro de John Cajas Guijarro (2018). Los capos del comercio. Quito: Plataforma por el Derecho a la Salud/Fundacin Donum/FOS. Disponible en: https://saludyderechos.fundaciondonum.org/wp-content/uploads/2018/10/Los-capos-del-comercio.pdf

[28] Ver el artculo de Alberto Acosta y Juan Cuvi en Rebelion.org: Justicia y verdad ante el atropello petrolero transnacional, septiembre 14 de 2018. Disponible en: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=246494&titular=justicia-y-verdad-ante-el-atropello-petrolero-transnacional-

 Rebelin ha publicado este artculo con el permiso de los autores mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter