Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 03-06-2019

Colectores solares y solidaridad cambian vidas en Argentina

Daniel Gutman
IPS


Varios voluntarios instalan el colector de energa solar para calentar agua, realizado con materiales reciclados, con un tanque de 90 litros en el techo de una casa precaria en el municipio argentino de Pilar, 50 kilmetros al norte de Buenos Aires. El particular sistema de generacin trmica, fue diseado por el ingeniero brasileo Jos Alano, quien no lo patent para facilitar su libre uso. Crdito: Daniel Gutman/IPS

PILAR, Argentina, 28 may 2019 (IPS) - ѓEsto es lo mejor que se invent para los pobres, dice Emanuel Del Monte, mientras seala un tanque cubierto por lonas negras que sobresale en el techo de su casa. Se trata de parte de un sistema construido mayormente con residuos, que calienta agua a travs de energa solar y est mejorando vidas en Argentina.

Gracias a l, cientos de familias en tres barrios vulnerables de los alrededores de la capital argentina pueden a baarse con agua caliente. Es una prctica que solan hacer calentando agua en una olla, pero que haban abandonado en los ltimos aos por los altos costos del gas envasado.

La vivienda de paredes despintadas y un muro de ladrillos a medio hacer, en la que Del Monte, de 32 aos, vive con su esposa un ao menor y sus cinco hijos est en el barrio de Pinazo, en el municipio de Pilar , a unos 50 kilmetros al norte de Buenos Aires.

Cuando te lo cuentan por primera vez no entends de qu estn hablando. Despus te das cuenta de que es una oportunidad que no se puede desaprovechar porque te cambia la vida": Vernica Gonzlez.

Se trata de una comunidad de unos 5.000 habitantes que ofrece un testimonio descarnado del deterioro social en el llamado Gran Buenos Aires, conformado por los 24 municipios que rodean a la capital y que junto con ella engloban ms de 13 millones de habitantes de los 44 millones del pas..

En ese tambin llamado Conurbano bonaerense viven 130.000 de las 200.000 personas que perdieron su trabajo durante 2018 en este pas sudamericano, donde la economa sufre una grave crisis y la pobreza ya alcanza a 36 por ciento de la poblacin, segn datos oficiales.

Sobre las calles asfaltadas del barrio se ven casas con techos de tejas con jardn, escasamente mantenidas aunque propias de la clase media.

Pero al ingresar en sus polvorientos caminos interiores se descubren cantidades de viviendas construidas con madera, chapas de latn y hasta pedazos de lona, entre trozos de tierra vacos por los que se pasean gatos, perros y gallinas.

Algunos sbados, sin embargo, en esos espacios libres hay una extraordinaria actividad: decenas de voluntarios, mayormente jvenes, trabajan durante largas horas en la construccin de los calentadores solares, junto a muchos de los vecinos.

Los voluntarios se juntan temprano a un lado de la autopista que viene de Buenos Aires y llegan al barrio todos juntos, en automviles y camionetas, cargados con enormes bolsas con viejas botellas de plstico, latas, envases de cartn, colchones en desuso y antiguas lonas utilizadas para avisos publicitarios.