Portada :: Espaa
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 06-06-2019

Declararme intil total, no fue una ofensa

Vctor Arrogante
Rebelin


Ya en aquellos aos, cuando me declararon intil total, fue uno de los das ms felices de mi vida. El Ejrcito de Franco no quiso que hiciera la mili. Yo tampoco, de hecho haba alegado ser hijo de viuda para librarme. Con su pretensin de ofensa me hicieron el mayor regalo posible y me alejaron definitivamente de las armas y de los ejrcitos. A m si que me llen de "orgullo y satisfaccin".

No me resisto al recuerdo. De mi memoria histrica selectiva surge aquel referndum del 12 de marzo de 1986, sobre la permanencia de Espaa en la OTAN. Recuerdo que en aquella jornada, entonces militante del PSOE, como apoderado del distrito, recorr todos los colegios electorales. En mi bolsillo llevaba el sobre con la papeleta del NO a la OTAN. Defenda la idea que haba mantenido el partido hasta entonces. Sigo en el empeo. No a la guerra! Ni a las armas ni a los ejrcitos.

El 30 de mayo de 1982, Espaa se convirti en el miembro nmero diecisis de la Organizacin del Tratado del Atlntico Norte. El proceso de incorporacin a la Alianza, se inici tras el discurso de investidura del presidente del Gobierno, Leopoldo Calvo Sotelo, el 25 de febrero de 1981. El 2 de diciembre, Espaa comunic a la Alianza su intencin formal de adherirse al Tratado de Washington y casi de forma automtica recibi la invitacin del Consejo Atlntico para iniciar el proceso de adhesin.

Tras las elecciones generales del 28 de octubre de 1982, que gan el PSOE, se produjo un periodo de reflexin sobre la entrada de Espaa en la Alianza, que condujo a la suspensin de las conversaciones sobre la integracin militar espaola en la OTAN. Posteriormente, en el discurso sobre el Estado de la Nacin de octubre de 1984, el presidente Felipe Gonzlez, present el Declogo de Paz y Seguridad, que estableca las directrices polticas que el pueblo espaol debera ratificar por referndum.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, los pases de la Europa Occidental, vean la poltica expansionista de la Unin Sovitica como un peligro para su estabilidad. En marzo de 1948, Francia, Blgica, Pases Bajos, Luxemburgo, Reino Unido e Irlanda del Norte, firman el Tratado de Bruselas, con el que creaban la Alianza Atlntica. La aparicin de gobiernos comunistas en Europa Central y Oriental aument el temor y se decidi crear una estructura mayor que tuviese como base el artculo 51 de la Carta de las Naciones Unidas. El resultado fue el Tratado de Washington, hace ahora setenta aos (4 de abril de 1949), por el que se establecan las bases de la OTAN.

Espaa tena vetada su participacin en el mbito internacional. Franco haba estado ligado a Hitler y Mussolini durante la guerra y el rgimen estaba mal visto. Tendran que pasar muchos aos, antes de que se la dejara participar en el concierto internacional europeo. De forma unilateral, Estados Unidos, s lleg a acuerdos con Espaa, instalando bases militares estratgicas, que seran luego, adems, de la OTAN.

El PSOE haba sido contrario a que Espaa perteneciera a la OTAN, pero con la entrada en la Comunidad Econmica Europea, Felipe Gonzlez, entendi que las cosas eran diferentes a como l mismo haba entendido y convoc el referndum prometido sobre la permanencia de Espaa en la organizacin. Si en 1981 el PSOE defenda que Espaa deba colaborar con el equilibrio internacional no ingresando en la OTAN, ahora argumentaba que deba hacerlo permaneciendo en ella. Muchos calificaron el cambio de postura como uno de sus primeros engaos polticos.

Si el PSOE se haba manifestado en contra del ingreso en la OTAN, bajo el lema "OTAN, de entrada no", en el referndum, propuso S a la permanencia. La pregunta que se propuso era tendenciosa: "El Gobierno considera conveniente, para los intereses nacionales, que Espaa permanezca en la Alianza Atlntica, y acuerda que dicha permanencia se establezca en los siguientes trminos: 1 La participacin de Espaa en la Alianza Atlntica no incluir su incorporacin a la estructura militar integrada. 2 Se mantendr la prohibicin de instalar, almacenar o introducir armas nucleares en territorio espaol. 3 Se proceder a la reduccin progresiva de la presencia militar de los Estados Unidos en Espaa. Considera conveniente para Espaa permanecer en la Alianza Atlntica en los trminos acordados por el Gobierno de la Nacin?".

El referndum produjo una autntica batalla y una de las mayores polmicas polticas y sociales de la poca. En 1982 la poblacin espaola ramos 29.024.494. El censo electoral estaba constituido por 17.246.880 personas. La participacin en el referndum fue del 59.42%, de los que el 52,49% dijeron si a la pregunta de marras. El no represent el 39,85%. Lo que quiero decir es que slo el 31,19% de la poblacin dijo S y legitim la permanencia de Espaa en la organizacin militar.

Algunos entendemos que la OTAN representa una amenaza para la paz y la seguridad mundial. La OTAN es el bloque militar mundial ms agresivo y belicista, que incrementa el peligro y promueve nuevas guerras; es una organizacin no democrtica, por lo que es una amenaza para la democracia; impulsa nuevas carreras armamentsticas y representa la militarizacin del planeta; es responsable del aumento del gasto militar, del impulso de la industria y el comercio de armas, e impulsa la proliferacin de guerras nucleares. Por ltimo la OTAN tiene como principal funcin la defensa de los privilegios e intereses de los Estados ms ricos del planeta.

Sevilla ha estado tomada varios das por las fuerzas armadas. Podra ser el comienzo de un parte de guerra o de la declaracin de un alzamiento militar, pero se trata de una celebracin, dicen. En la capital de Andaluca se festeja el Da de las Fuerzas Armadas con la asistencia del Jefe del Estado, que presidi con su seora esposa el desfile por tierra, aire y ro. Lo que ocurre es que el Gobierno est bombardeando ideolgicamente a la poblacin con intensidad, por lo que no hay nada que celebrar. El da de las Fuerzas Armadas, se remonta a 1978, cuando se estableci la conmemoracin anual, como una fiesta de carcter nacional en homenaje a los Ejrcitos y a la Armada, para fomentar el conocimiento y su integracin en la sociedad. Por mucho que se empeen en vestir o desvestirse a oficiales y tropa, lo cierto es que recuerda al "Desfile de la Victoria", presidido durante tantos aos por el "caudillo" dictador. Como dice Gerardo Tec, "El da que haya un desfile de mdicos, bomberos y profesores estar en primera fila aplaudiendo con la carne de gallina".

Se quiere presentar a la Institucin como defensora de valores democrticos y patriticos que no mantiene. Sigue defendiendo la memoria y el espritu de Franco. Escuchemos a Luis Gonzalo Segura, teniente expulsado del Ejrcito y otros compaeros por denunciar la corrupcin y defender la democracia en su seno. O al cabo Marco Antonio Santos Soto, que por firmar un manifiesto contra Franco, ha sido suspendido de sus funciones. Precisamente, el Tribunal Militar de Sevilla, ha ratificado una sancin disciplinaria de tres das de sueldo a una legionaria, al no acudir a un desfile militar por cuidar a su hija de 18 meses. La Asociacin de Tropa y Marinera, lamenta que la sentencia impide la conciliacin familiar. La ATME ha censurado que la administracin militar "siga sometida" a una justicia "corporativista" y "alejada de la realidad social y los derechos". Todo qued atado y bien atado desde tiempos inveterados

En estos das se ha desarrollado en Madrid, convocada por los "seores de la guerra" un encuentro de la industria militar mundial: La Feria Internacional de Defensa y Seguridad (FEINDEF), que servir de punto de encuentro entre comerciantes de armas y agentes que se benefician del negocio de la guerra, como empresas de seguridad privada militar y empresas de video-vigilancia entre otras. La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, ha inaugurado este evento, al que han acudido delegaciones de 34 pases, entre ellos Arabia Saud. Con motivo de la cita armamentstica, plataformas como Desarma Madrid ha presentado un Manifiesto y convocado diversas acciones en contra de la exhibicin armamentstica.

La feria se dirige a los distintos protagonistas de la defensa y seguridad del mercado internacional y, segn el comunicado difundido por el Ministerio de Defensa, est abierta a la participacin de industrias principalmente de la Unin Europea, Hispanoamrica, Oriente Medio y del Norte de frica. Es decir, est orientada a vender armas a los principales escenarios de las guerras que producen la migracin de las personas refugiadas, que despus rechazan acoger los principales pases exportadores.

La ministra de Defensa en funciones, con su peculiar cinismo, justifica el exceso de inversin en programas de armamento, porque suponen "gasto social" y porque generan miles de puestos de trabajo para los prximos aos y favorecen la industria y tecnologa espaola. Lo cierto es que el gasto militar es improductivo e insolidario. Es tan improductivo que no computa en la elaboracin del PIB y tan insolidario que se hace en detrimento del gasto social y de las necesidades de seguridad humana, tanto aqu como en el mbito mundial. Es necesario reducir el gasto y la inversin militar a la mnima expresin, redirigindolo a programas sociales y cubrir las necesidades de la gente.

Hoy como ayer es necesario que el Estado espaol se retire de la OTAN y la alianza blica se disuelva. Es preciso el cierre de las bases de EEUU y de la OTAN en Espaa y la retirada de las tropas espaolas en todas las zonas en conflicto blico.

@caval100

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter