Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-06-2019

Un fotoperiodista palestino en riesgo de deportacin por parte de Israel

Linah Alsaafin
Al Jazeera

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


Mustafa al-Kharouf, que ha vivido en la Jerusaln oriental ocupada, enfrenta la deportacin a Jordania.

Mustafa al-Kharouf, hijo de madre argelina ypadre palestino, vive en Jerusaln desde 1999 [Foto cortesa de Tamam al-Kharouf]

Durante los ltimos cinco meses, Mustafa al-Kharouf ha estado languideciendo en la prisin de Givon en Israel, lejos de su esposa Tamam y su hija de un ao y medio, Asia, pero ahora enfrenta la deportacin a Jordania.

El periodista fotogrfico de 32 aos, hijo de madre argelina ypadre palestino, ha estado viviendo en Jerusaln desde 1999, cuando su familia regres.

A pesar de los repetidos intentos en la ltima dcada, se le ha negado el estatus de residencia permanente, al que tiene derecho, lo que lo convierte en aptrida.

Cuando la familia de Kharouf cumplilas condiciones establecidas por la poltica para obtener la residencia, Mustafa tena 18 aos y su familia no pudo presentar una solicitud de reunificacin familiar o registro de menores en su nombre.

En enero, Mustafa, quien trabajaba con la Agencia Anadolu, fue arrestado despus de que su abogado impugnara la decisin del Ministerio del Interior israel de rechazar su solicitud de estatus legal.

Su destino est ahora en manos de un tribunal superior israel, que decidir si ser deportado a Jordania, un pas con el que no tiene vnculos.

Para alcanzar su estatus "legal" como palestinos en la ciudad, la familia de Kharouf solicit los requisitos para lareunificacin familiar.

Pero en el ncleo de las complicadas leyes de Israel para los residentes palestinos de Jerusaln, a quienes se les conceden los derechos de residencia pero no la ciudadana israel, est la poltica del "centro de vida", que se ha descrito como una "limpieza legalizada".

La poltica, que exige que los palestinos que viven en la Jerusaln oriental ocupada demuestren que mantienen un centro de vida en la ciudad para defender su estatus legal, ha sido criticada por grupos de derechos como discriminatoria y como precursora de transferencias forzadas, una grave violacin del derecho internacional.

Situacin legal rechazada por el ministerio del Interior israel

Adi Lustigman, el abogado de Kharouf de la organizacin israel de derechos HaMoked, dijo a Al Jazeera que Kharouf intent regularizar su estado en Jerusaln durante aos, pero fue en vano.

"Tuvo una orden interina durante algunos perodos, pero el resto de las veces se las arregl, como muchos otros habitantes de Jerusaln aptridas y carentes de situacin legal", dijo Lustigman.

"Por supuesto, es enormemente difcil ser una persona sin derechos, sin permiso de trabajo, y a dnde ir para ser legal".

Desde octubre de 2014 a 2015, Kharouf recibi una visa de trabajo israel tipo B/1 sobre una "base humanitaria". Sin embargo, las solicitudes de extensin de visa finalmente fueron rechazadas por el ministerio del interior por "razones de seguridad".

Lustigman cree que los rechazos del ministerio estn relacionados con su trabajo de fotoperiodista que documenta los abusos de los derechos humanos cometidos por las autoridades israeles en la Jerusaln oriental ocupada.

Despus de casarse con su esposa Tamam, palestina de Jerusaln, en 2016, Kharouf rellen otra solicitud de reunificacin familiar, pero tambin fuerechazada, en diciembre de 2018, por el ministerio del Interior.

Segn Lustigman, la decisin se bas en acusaciones infundadas de que Kharouf era miembro de Hams, lo que est prohibido por Israel.

El abogado apel la decisin el 21 de enero de 2019, pero al da siguiente las fuerzas israeles allanaron la casa de Kharouf, lo arrestaron y desde entonces ha estado en detencin administrativa, encarcelamiento indefinido sin juicio ni cargos en su contra.

"Mi esposo es la persona ms optimista que conozco, pero ahora est ms que abatido", dijo a Al Jazeera la esposa de Kharouf, Tamam. A Tamam se le permite visitar a su esposo una vez a la semana por un mximo de 20 minutos detrs de un cristal.

"Su nimo se ha deteriorado mucho desde su arresto", dijo Tamam, consejera escolar de 27 aos. "Ha perdido 10 kilos y est muy deprimido".

Unos meses despus, en abril, el Tribunal de Distrito de Israel rechaz la apelacin de Kharouf y dio una orden provisional de no deportarlo para que pueda llevar su caso al Tribunal Superior de Israel, dando el 5 de mayo como fecha lmite. La apelacin ya se ha presentado, pero el Tribunal Superior an no ha tomado una decisin. Kharouf corre el riesgo inminente de ser deportado por la fuerza a Jordania.

Orden de deportacin "ilegal"

Saleh Hijazi, jefe de la oficina de Amnista Internacional en Jerusaln, calific la decisin israel de rechazar la solicitud de residencia de Kharouf y deportarlo de "cruel e ilegal".

"[Kharouf] debe ser liberado de inmediato y se le debe otorgar la residencia permanente en Jerusaln oriental para que pueda reanudar su vida normal con su esposa e hijo", dijo Hijazi.

"La detencin arbitraria y la deportacin planificada de Mustafa al-Kharouf reflejan la poltica a largo plazo de Israel para reducir el nmero de residentes palestinos en Jerusaln oriental, al tiempo que les niegan sus derechos humanos", continu.

Tras la anexin ilegal de Israel de Jerusaln oriental en 1967, al menos a 14.600 palestinos se les han revocado sus permisos de residencia.

Segn el Cuarto Convenio de Ginebra, la deportacin de personas protegidas de un territorio ocupado es ilegal. El Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional estipula que "la deportacin o transferencia [por la potencia ocupante] de toda o parte de la poblacin del territorio ocupado dentro o fuera de ese territorio" constituye un crimen de guerra.

"Una persona no puede quedarse sin Estado", dijo en un comunicado de prensa Jessica Montell, Directora Ejecutiva de HaMoked. "En el nivel prctico no tiene sentido mantener a Mustafa 'pendiente de deportacin' cuando no hay un pas al que Israel pueda deportarlo.

"El Tribunal Superior de Justicia ha reconocido a los habitantes de Jerusaln oriental como una poblacin originaria con un estatus nico. Por lo tanto Israel debe liberar a Mustafa sin demora y otorgarle el estatus legal al que tiene derecho como un habitante originario de Jerusaln".

Tamam ha estado ocupada consultando con abogados para ver qu se puede hacer, pero dijo que la mayora de ellos dicen que el caso de su esposo es demasiado complicado y se niegan a hacerlo.

"No he pensado en un plan alternativo para nosotros", dijo Tamam. "Si Mustafa es deportado a Jordania, no recibir la residencia y mucho menos la ciudadana.

"De hecho, las autoridades jordanas lo detendrn tan pronto como cruce la frontera por el tiempo que les lleve revisar sus archivos y tomar una decisin sobre qu hacer con l", continu.

"Si lo deportan, no ser solo una familia la que se fragmentar. Nos loarrebatarn a m, a mi hija, a sus padres y a sus suegros".

Lustigman dice que la importancia de resaltar el caso de Kharouf puede marcar la diferencia en no desarraigar la vida del reportero grfico.

"Esperamos que la opinin pblica, los intereses de la prensa y las acciones de las ONG tengan cierto peso y sean de ayuda", dijo el abogado.

Fuente: https://www.aljazeera.com/news/2019/06/palestinian-photojournalist-risk-israeli-deportation-190601111956194.HTML

Esta traduccin se puede reproducir libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar a la autora, a la traductora y Rebelin.org como fuente de la traduccin.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter