Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 05-06-2019

El rumbo de Colombia es hacia la paz

Ejrcito de Liberacin Nacional
Rebelin


El pasado mircoles 29 el Consejo de Estado reconoci a Jess Santrich como integrante del Congreso de la Repblica y al da siguiente las Altas Cortes le concedieron la libertad; con estas decisiones el sistema judicial colombiano prioriz la continuidad del Proceso de Paz y desestim la pretensin de los Estados Unidos de imponer sus leyes por encima de las de Colombia.

Este revs que sufre el Gobierno de EEUU y su aliado de ultraderecha que hoy manda en Colombia, se suma a la primera derrota que sufrieron en la Cmara de Representantes el 8 de abril, cuando las Objeciones que present el Presidente Duque contra la Ley Estatutaria de la Jurisdiccin Especial para la Paz (JEP), fueron derrotadas por una mayora de 110 contra 44.

El 30 de abril, en el Senado de la Repblica Duque y Uribe haban cosechado una segunda derrota a sus Objeciones, en una votacin que perdieron por 47 votos contra 34; derrota que la coalicin de Gobierno intent desconocer alegando que haba sido una votacin invlida.

Ahora que la Corte Constitucional decide que s fue vlida la votacin mayoritaria del Senado que rechaz sus Objeciones, obliga a Duque a firmar la Ley Estatutaria de la JEP, decisin que se haba negado a ejecutar.

La vigencia de la JEP como instancia encargada de conocer acusaciones contra los ex guerrilleros de las FARC desmovilizados tras la firma del Acuerdo de Paz de noviembre de 2016, impide que prospere el montaje judicial urdido por la DEA y el ex Fiscal General Martnez, con el que pretendan extraditar a los EEUU a Jess Santrich, el antiguo Negociador de Paz de las FARC. Sin embargo, el Gobierno de Trump sigue alegando que los pactos de extradicin con EEUU estn por encima de la JEP producida por los Acuerdos de Paz.

Cuando el Consejo de Estado reconoce el fuero parlamentario de Santrich, fundament la decisin de la Corte Suprema para decretar su libertad, luego de 14 meses de prisin injustificada, ordenando adems que este proceso debe ser conocido por la Corte y no por la Fiscala General.
Pese a los retrocesos que sufren Trump y Uribe no han desistido en su empeo por aplastar los esfuerzos por la paz y los cambios; persisten en imponer la fracasada Guerra contra las drogas, para fumigar con Glifosato en vez de cumplir los planes de sustitucin voluntaria de cultivos de uso ilcito, generados por los Acuerdos de Paz.

El inters de Trump es mantener a Colombia en sus planes de guerra perpetua, que chocan con la aspiracin colombiana de pasar la pgina de la guerra.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter