Portada :: frica
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 07-06-2019

Represin en Sudn
Los saudes dan luz verde al asalto contra los manifestantes

Mohammed Amin
Middle East Eye

Traducido del ingls para Rebelin por Sinfo Fernndez


Segn declaraciones de un experto militar a MEE, el jefe del Consejo Militar Transitorio sudans estuvo debatiendo planes para destruir el campamento de las protestas durante los viajes efectuados a Arabia Saud, los Emiratos rabes Unidos y Egipto.

El prncipe heredero saud Mohammed bin Salman y el general Abdel Fattah al-Burhan, jefe del Consejo Militar Transitorio que gobierna Sudn en La Meca, 1 junio 2019 (AFP)

Arabia Saud y sus aliados regionales dieron luz verde al jefe del Consejo Militar que gobierna Sudn para que reprimiera a los manifestantes acampados durante semanas en los alrededores de la sede del ejrcito, segn declar un experto militar sudans a Middle East Eye (MEE).

A condicin de preservar su anonimato por cuestiones de seguridad, el bien informado experto dijo que entenda que los planes para destruir el campamento de las protestas en Jartum haban sido discutidos durante los recientes viajes a Arabia Saud, los Emiratos rabes Unidos y Egipto del teniente general Abdel Fattah al Burhan, jefe del Consejo Militar de Transicin (TMC).

Uno de los puntos principales de la agenda fue cmo poner fin a la sentada, dijo el experto. A menos de obtener luz verde de sus aliados regionales, no se hubiera atrevido a cometer tal crimen.

El grupo de la oposicin Alianza Democrtica de Abogados tambin manifest su preocupacin por la interferencia extranjera en los asuntos sudaneses en una declaracin en la que acus a algunos pases rabes de estar apoyando al Consejo Militar a fin de proteger sus propios intereses en el pas.

Pedimos que algunos pases rabes saquen sus garras del Sudn y dejen de apoyar al Consejo Militar y de consolidar los pilares de su gobierno con el objetivo de preservarlo y proteger sus propios intereses, que resultan bastante perjudiciales para el Estado sudans y sus ciudadanos, dijo la Alianza en un mensaje que muchos consideraron iba dirigido a Arabia Saud y sus aliados.

Indicando el grado de influencia que tiene Arabia Saud en Jartum, el Departamento de Estado de EE. UU. aleg asimismo en un comunicado que un alto funcionario estadounidense haba llamado al viceministro de Defensa de Arabia Saud, Khalid bin Salman, para hablar sobre la brutal represin de manifestantes pacficos y la importancia de una transicin a un gobierno liderado por civiles.

El mircoles, el gobierno de Arabia Saud hizo su primera declaracin oficial sobre los acontecimientos en Sudn declarando: El Reino espera que en Sudn todas las partes escojan la sensatez y el dilogo constructivo para preservar la seguridad y la estabilidad de Sudn, proteger a su poblacin de todo dao, manteniendo al mismo tiempo los intereses y la unidad del pas. El Reino afirma la importancia de que se reanude el dilogo entre las distintas partes para satisfacer las aspiraciones del pueblo hermano sudans.

Los Emiratos rabes Unidos (EAU), por su parte, declararon: Los Emiratos rabes Unidos esperan que la sensatez, la voz de la razn y el dilogo constructivo prevalezcan entre todas las partes sudanesas, de manera que se garantice la seguridad y la estabilidad en Sudn, se ayude a su pueblo a evitar el flagelo del mal, protegiendo sus logros y garantizando su unidad.

Un paquete de ayuda de 3.000 millones de dlares

Arabia Saud y los EAU apoyaron al Consejo Militar despus del golpe contra el eterno presidente Omar al-Bashir, prometiendo 3.000 millones de dlares en efectivo y ayuda al pas, pero un analista dijo a la pgina web en francs de MEE que la donacin habra llegado con condiciones.

Es obvio que detrs de esta represin estn las manos de Arabia Saud y los EAU, dijo Ahmed Abdelaziz, analista argelino-sudans.

El 21 de abril, Riad y Abu Dhabi prometieron 3.000 millones de dlares a Sudn. No lo hicieron de forma gratuita. Porque la contrapartida no es la democracia. Pretenden preservar ante todo sus intereses econmicos.

Burhan estuvo la semana pasada entre los lderes rabes que asistieron a dos cumbres de emergencia en La Meca para abordar las crecientes tensiones con Irn en el Golfo.

Su visita a Arabia Saud fue posterior a los viajes a Egipto, para reunirse con el presidente Abdel Fattah al-Sisi el 25 de mayo, y a los EAU, para entrevistarse con el prncipe heredero de Abu Dhabi, Mohammed bin Zayed, al da siguiente.

Mohammed Hamdan Dagolo, otro de los miembros destacados del Consejo Militar, el lder de la milicia de las Fuerzas de Apoyo Rpido (FAR) conocido como Hemeti, se reuni con el prncipe heredero Mohammed bin Salman en Yeda el 23 de mayo.

Las FAR, que se formaron a partir de unidades de la milicia Janjaweed, acusada en otro tiempo de perpetrar atrocidades en Darfur, en el oeste de Sudn, han proporcionado combatientes, que se unieron a los soldados sudaneses regulares, para la coalicin liderada por los saudes en el Yemen.

Tambin se les ha atribuido el asalto del lunes sobre los manifestantes, en el que se cree que murieron ms de 100 personas y varios centenares resultaron heridas, segn declaraciones de los mdicos alineados con la oposicin.

La represin se produjo despus de que los manifestantes ocuparan el espacio que rodea a la sede del ejrcito para exigir una transicin al gobierno civil a raz de la eliminacin de Bashir tras meses de protestas antigubernamentales.

De cmo se frustraron las negociaciones para la transicin

A continuacin se produjo la ruptura de las conversaciones entre el Consejo Militar y la opuesta Alianza por la Libertad y el Cambio, que el 13 de mayo haban alcanzado un acuerdo preliminar que pareca allanar el camino para la creacin de un gobierno dirigido por civiles.

En virtud de ese acuerdo del 13 de mayo, el cambio al gobierno civil implicaba la formacin de tres niveles de gobierno que consistan en un consejo soberano compuesto por miembros del ejrcito y la oposicin, un consejo ejecutivo formado exclusivamente por la alianza de la oposicin y una asamblea legislativa de 300 escaos en la que la oposicin habra ocupado una mayora de dos tercios de 201 escaos.

Pero las dos partes no pudieron acordar posteriormente la composicin y presidencia del consejo soberano, ya que cada una trat de imponerse a la otra, intercambindose acusaciones por no haber logrado alcanzar un acuerdo.

Taha Osman, miembro destacado de la Asociacin de Profesionales Sudaneses (APS), que ha desempeado un papel importante en la organizacin de las protestas, dijo que el momento de la represin del lunes sugera que el Consejo Militar haba intentado siempre sabotear el acuerdo con la oposicin.

Se supona que bamos a firmar el acuerdo final el lunes, pero el CMT atac la sentada para acabar con todo, dijo Osman en una conferencia de prensa el martes.

La represin del pasado lunes fue seguida por una declaracin de Burhan en la que dijo que el Consejo estaba cancelando el acuerdo por el que se comparta el poder y exigi que se celebraran elecciones en un plazo de nueve meses.

Burhan acus tambin a la oposicin de intentar retrasar las conversaciones para obligar a los militares a entregar el poder, y de excluir intencionadamente al ejrcito y a las FAR, que segn l jugaron un papel en la revolucin que derroc a Bashir en abril.

Dijo asimismo que el propsito del asalto del lunes por parte de las fuerzas de seguridad haba sido arrestar a los delincuentes que se escondan entre los manifestantes y que las autoridades investigaran las muertes.

En otro mensaje emitido el mircoles, en el que se celebraba la festividad del Eid, Burhan dijo que el Consejo an estaba abierto a las conversaciones con la oposicin.

Huelgas y protestas

Pero Amged Farid, portavoz de la Asociacin de Profesionales Sudaneses, le dijo a MEE que la oposicin no volvera a la mesa de negociaciones y que iban a trabajar para derribar al Consejo Militar mediante huelgas y protestas.

[El mes pasado] anunciamos una huelga general y continuaremos protestando hasta que derribemos este Consejo, que en realidad no es ms que una extensin del antiguo rgimen", dijo. Vamos a llevarles ante los tribunales para que sean juzgados por sus crmenes contra el pueblo sudans.

Alshafia Khidir, un analista poltico, dijo que ambas partes haban tratado de presionar a la otra durante las conversaciones, pero que la represin contra los manifestantes y la convocatoria de elecciones representaban otro golpe contra el acuerdo alcanzado con la oposicin.

Las elecciones anticipadas no son una solucin en absoluto y solo van a conseguir que la crisis poltica se profundice, dijo Khidir.

El experto militar con el que MEE se reuni dijo que el papel principal que desempearon las Fuerzas de Apoyo Rpido (FAR) en la represin de los manifestantes planteaba hondas preocupaciones sobre los abusos a los derechos humanos, porque los miembros de las unidades de la milicia no estaban capacitados para tratar con civiles y carecan de la disciplina de los miembros profesionales de las fuerzas de seguridad.

Los testigos con los que MEE habl describieron a los combatientes de las FAR disparando municin real de manera indiscriminada, atacando y golpeando a las mujeres y quemando tiendas de campaa, utilizando tcticas que algunos describen como reminiscencias de las utilizadas por los Janjaweed en Darfur durante la guerra civil en la zona occidental en la dcada de 2000.

Tambin manifestaron que la situacin actual podra provocar otra divisin entre las FAR, sus aliados y otros elementos de las fuerzas armadas, lo que aumenta la posibilidad de ms violencia y batallas callejeras.

Si el ejrcito se divide o interviene, ser horrible tambin porque eso podra provocar enfrentamientos callejeros en Jartum, lo que incrementara el nmero de vctimas entre los civiles, dijo.

Mohammed Amin es un periodista sudans especializado en la geopoltica de Sudn, de Sudn del Sur y de las regiones del Este y el Cuerno de frica. Colabora con diversos medios regionales e internacionales.

Fuente: https://www.middleeasteye.net/news/sudan-crackdown-saudis-gave-green-light-assault-protesters

Esta traduccin puede reproducirse libremente a condicin de respetar su integridad y mencionar al autor, a la traductora y a Rebelin.org como fuente de la misma.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter