Portada :: Espaa :: Laboral y sindical (luchas locales, frentes globales)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 08-06-2019

Qu papel debe jugar el Estado de bienestar en la prevencin de los accidentes de trabajo?

Germn Ruiz Prez
El Salto Diario

La muerte en los accidentes de trabajo mortales es una constante a lo largo de la historia que, sin embargo, no ha sido todava abordada.


El sbado pasado muri en Barcelona atropellado en el desempleo de su oficio Pujan, un joven nepal de 22 aos que trabajaba de rider para la empresa Glovo. No se trataba del primer accidente de trabajo mortal sufrido por un repartidor de estas plataformas, Riders X Derechos constata que este ao hasta 14 compaeros y compaeras han fallecido a nivel global. Si nos fijamos en Espaa, nos percatamos de que nos encontramos ante una lacra social. Segn el avance de datos del Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, en 2018 en Espaa murieron 652 personas a causa de accidentes de trabajo, lo que se traduce en una media de 12 personas a la semana. Estos datos discurren en lnea ascendente y es que ahora hay un 22% ms de accidentes que en 2012. Lo que supone un 27% por encima de la media europea.

Pese a esto, no ha sido hasta hace una semana cuando este asunto ha aparentemente entrado en la agenda poltica, que no plenamente en la institucional. Los medios de comunicacin de repente se encuentran plagados de noticias sobre este suceso, aunque todava se trata de un debate nada atractivo de abordar por la mayora de las fuerzas polticas por su carcter estructural.

La situacin exige soluciones inmediatas y el Estado de bienestar es la herramienta que por definicin debera protegernos de estos peligros. Sin embargo, hoy en da este se encuentra amenazado por diversos motivos. Uno de ellos es el proceso de internacionalizacin de la economa y la primaca de la competitividad, impulsado especialmente por el proceso de globalizacin que parece no tener fin. Esta tendencia a la desregulacin laboral fue puesta de manifiesto en Espaa a raz de la crisis econmica con las reformas laborales de 2010 y 2012.

El desmantelamiento del Estado del bienestar contribuye a la grave situacin, ya que la precariedad laboral manifestada en la temporalidad de los contratos y los recortes en formacin por parte de las empresas se encuentran en el ncleo de estos accidentes. Las reformas sociolaborales mencionadas tienen como objetivo erosionar los presupuestos sobre los que se sostiene nuestro Estado de bienestar, entre los que se encuentra satisfacer las necesidades bsicas de trabajo y salud.

Los organismos encargados de atender a las vctimas de los accidentes de trabajo, como las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales de la Seguridad Social, se encuentran en una penosa situacin. Pero lo que aqu me interesa no es cmo curar a las victimas de los accidentes, en el caso de que eso sea posible, sino cmo evitar que estos ocurran.

Si estudiamos los factores de riesgo a la hora de sufrir un accidente de trabajo mortal, se establece una relacin entre la siniestralidad y el sistema productivo. Los accidentes afectan sistemticamente a aquellos trabajadores que tienen una menor capacidad de negociacin de las condiciones de trabajo. Tal y como indica el Informe Durn del ao 2000, para nada sospechoso de parcialidad, encargado por el gobierno de Jos Mara Aznar.

A modo de sntesis, podemos afirmar que algunos de los principales factores de riesgo son: la temporalidad, el salario, la edad y la nacionalidad. Los trabajadores con contrato fijo tienen casi el triple de siniestralidad que los trabajadores temporales. En lo que respecta al puesto de trabajo, son los peones y especialistas de industria y construccin los grupos ms vulnerables. Creo que no hay duda en que un director cobra ms que un pen. Bien, pues la probabilidad de que un pen del sector primario o secundario sufra un accidente de trabajo grave es 28 veces mayor de la probabilidad de que el que lo sufra sea el director o gerente. Adems, los jvenes son ms propensos a sufrir accidentes, aunque son aquellos trabajadores ms ancianos los que presentan mayor riesgo de muerte. Por ltimo, los trabajadores nacionales tienen menos ndice de mortalidad que los trabajadores extranjeros. Esto sin tener en cuenta a los migrantes sin papeles que son especialmente vulnerables y no deben ser olvidados, pese a no ser incluidos en las estadsticas.

Como muestran los datos oficiales, para abordar este debate debemos escapar de anlisis parciales que traten al individuo fallecido como el sujeto de estudio aislado. Nos encontramos ante un suceso que ha existido siempre, se mueve todos los aos en un limitado margen de cambio y no es para nada arbitrario. Para ilustrar esto Pujan, por su carcter de extranjero, temporal y precario, es el paradigma de la vctima en un accidente de trabajo.

Si conseguimos convertir las ltimas noticias en un punto de inflexin para el comienzo del debate, con la maduracin del mismo, el camino lgico sera el replanteamiento del trmino accidente. Debido a que, por su connotacin de inevitabilidad, blanquea las muertes en el trabajo. Adems, las reformas de empleo y Seguridad Social como las reformas laborales de 2010 y 2012 debern incluir como variable a tener en cuenta el impacto que implicarn en trminos humanos sobre la salud de los trabajadores. Dejando de regirse por meros intereses econmicos.

Fuente: http://www.elsaltodiario.com/peninsula/papel-estado-bienestar-prevencion-accidentes-trabajo


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter