Portada :: Palestina y Oriente Prximo :: Palestina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 10-06-2019

Una sola Palestina

Ramn Pedregal Casanova
Rebelin


Oh, Patria Ma, Patria Ma,la grandeza y la belleza, el esplendor y la suntuosidad se encuentran entre tus colinas, entre tus colinas. Y la vida y la salvacin, la dicha y la esperanza, se encuentran en tu aire, en tu aire. Cundo podra verte, cundo, sana y a salvo, triunfadora y dignificada? cundo podra verte, cundo, desde tu altura alcanzando los cielos, alcanzando los cielos? Patria Ma, Patria Ma. Oh, Patria Ma, Patria Ma, los jvenes no se cansarn, su preocupacin es la independencia, o perecer en el intento, perecer en el intento. Abrazarn la muerte antes de ser para los enemigos unos esclavos, unos esclavos. No aceptaremos, no aceptaremos ni la humillacin perpetua, ni esta vida irritable, ni la humillacin perpetua, ni esta vida irritable. No la aceptaremos, sino restauraremos la herencia de nuestra gloria, la herencia de nuestra gloria. Patria Ma, Patria Ma. Oh, Patria Ma, Patria Ma. La espada y la firmeza y no la palabrera o la disputa sern nuestro emblema, nuestro emblema. Nuestra gloria y nuestra promesa son un deber que hacia la fidelidad nos conmueve, nos conmueve. Nuestra dignidad, nuestra dignidad es un fin que nos honra y es una bandera que ondea. Es un fin que nos honra y es una bandera que ondea. Que dichosa eres, all, desde tu altura, venciendo a tus enemigos, venciendo a tus enemigos, Patria Ma, Patria Ma.

Himno Nacional de Palestina: Patria Ma.

Letra: Ibrahim Touqan. Composicin: Mohamad Fleifel. Traducido al castellano por Jamal Halawa.

 

El abandono por parte del imperialismo estadounidense de sus obligaciones polticas en la UNRWA tiene la intencin de borrar la agencia comprometida internacionalmente con el cumplimiento del derecho de los refugiados palestinos al regreso a su patria. El plan primero era la recolonizacin sionista para disponer de un ariete imperial con el que destruir los pases que alcanzaron su independencia, y, fortalecer su abrazo global sobre el mundo. Esta baza de hundir la UNRWA es parte del Acuerdo del Siglo. Ha entrado en juego un disparo ms, EEUU lo ha lanzado disponiendo que su embajada se ponga en Jerusaln, han ido detrs varios gobiernos dispuestos a sostener la creacin de un ente racista en territorio de un pas invadido. Cualquiera que defienda su propia soberana sentir bochorno al ver a esos esclavos.

Los invasores han dejado en la diaspora a millones de palestinos, eso no lo pueden negar los invasores, de ah que un punto fuerte de su labor sea hacer desaparecer, o, dar por muertos los rganos de Derecho Internacional. La respuesta de Palestina no puede ser otra que actuar con unidad en el rechazo a la maquinaria estadounidense y sionista. La fuerza de Palestina se manifiesta en la unidad de su movilizacin, sobre el terreno y en el plano internacional.

El pretendido Acuerdo del Siglo ha puesto en evidencia la flaqueza de ese Acuerdo de Oslo, con esto queda atrs finalmente, despus de ms de 20 aos puede verse que signific un respiro para el neocolonialismo dejndole avanzar, nunca ha sido detenido, y ha causado la parlisis y la divisin en el campo poltico, social y econmico de los palestinos.

Bajo esa realidad neocolonial imperialista hay una va que alimenta diariamente en sus races a los ocupantes, es la colaboracin de los rganos de direccin de la Autoridad Palestina con su aparato militar y policial, como si los dos tuviesen una misma causa, sabiendo, como es bien sabido, que quienes pierden la vida de cualquier manera son aquellos que la exponen por la independencia y la libertad de Palestina. La soberana de Palestina es reconocida por la mayora de los pases del mundo y con base en el derecho irrenunciable de los pueblos a determinarse. No habr duda, supongo, en este punto: que toda colaboracin con el ocupante resulta en la asfixia del pueblo palestino, en su diaspora, en la responsabilidad de su historia, en la que sus mrtires han hecho y hacen el cauce que forma patria.

Todos los esfuerzos que se puedan dedicar son necesarios, ninguno interfiere en los otros, la importancia de la causa de Palestina para los pueblos no se pone en duda, por eso los campos de lucha se alimentan unos a otros, la lucha por el retorno de la poblacin refugiada, la defensa de la tierra, la negacin de los asentamientos, la separacin de las fuerzas palestinas de las fuerzas neocoloniales, la defensa del derecho internacional y el derecho de Palestina en todos los organismos, la denuncia del muro de aislamiento de las poblaciones, la negacin de los check point, el derecho de los prisioneros a su libertad, el derecho a usar una moneda propia, a emplear sus impuestos en su economa e industria, el derecho a disponer de sus propias fronteras, a entrar y salir del pas sin condiciones, cualquier medida que suponga el respeto y la personalizacin de Palestina vendr de la unidad en los acuerdos de mayoras, no en las divisiones territoriales y las discusiones por lo alto. No hay ninguna duda sobre cules son los derechos legtimos, la accin que los reclame, en todos los rdenes, es la que imprime en la conciencia de los pueblos la importancia de Palestina.

 

Ramn Pedregal Casanova es autor de los libros: Gaza 51 das, Palestina. Crnicas de vida y Resistencia, Dietario de Crisis, Belver Yin en la perspectiva de gnero y Jess Ferrero, y Siete Novelas de la Memoria Histrica. Posfacios. Presidente de la Asociacin Europea de Cooperacin Internacional y Estudios Sociales AMANE. Miembro de la Comisin Europea de Apoyo a los Prisioneros Palestinos. Miembro del Frente Antiimperialista Internacionalista (FAI).

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter