Portada :: Ecologa social
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-06-2019

El surgimiento de los supermicrobios y por qu la culpa la tiene la agricultura industrial

GRAIN


La fumigacin indiscriminada de animales de granja con antibiticos crea resistencia en los microbios, pero los herbicidas y los fungicidas tambin tienen la culpa. Foto: Getty Images/branespraying

En los ltimos meses hemos sido invadidos con nuevas y alarmantes evidencias sobre cmo nuestra sociedad industrial est ocasionando estragos sobre otras especies y el resto del ambiente natural. No pasa una semana sin que se conozcan nuevas noticias que resaltan que la crisis climtica inducida por humanos se profundiza mucho ms rpido de lo que los cientficos predijeron apenas hace uno o dos aos. En abril de este ao, un equipo de cientficos public un estudio sealando que 40% de las especies de insectos estn disminuyendo su poblacin y podran extinguirse en las prximas dcadas con consecuencias catastrficas para los ecosistemas naturales a los que pertenecen y para los cultivos alimentarios que polinizan. Ligado a ello, la poblacin de aves en Francia ha disminuido en un tercio en la pasada dcada y media. Recientemente, un estudio a nivel mundial con respaldo de la ONU , realizado por 145 expertos de 50 pases, concluy que estamos orillando a la extincin de un milln de especies vegetales y animales lo que significa una de cada ocho especies existentes hoy y que este proceso tambin se acelera.

En medio de toda esta destruccin, poco se sabe sobre lo que ocurre con los microrganismos y el papel que juegan en el mantenimiento y balance ecosistmico. Se dice que tal vez estn defendindose de un modo que puede tener desastrosas consecuencias para la humanidad. En abril se present un informe ante el Secretario General de la ONU , llamando la atencin sobre la creciente crisis que involucra nuevos supermicrobios que estn desarrollando resistencia a medicinas de uso comn. El riesgo de muerte derivada de enfermedades comunes que actualmente se consideran de fcil tratamiento se vuelve una amenaza real en la medida en que medicinas como los antibiticos simplemente dejan de ser efectivas debido a que los microbios se hicieron resistentes a ellos. Hoy unas 700 mil personas mueren al ao debido a la resistencia a los antimicrobianos y, el informe advierte que para el 2050, podran llegar a morir anualmente ms de 10 millones de personas por esta causa, cifra que es mayor que la mortalidad actual por cncer.

Hace ya muchos aos que el desarrollo de resistencia a los antimicrobianos comnmente usados en medicina preocupa a cientficos y a diseadores de polticas pblicas. La demanda de frmacos antimicrobianos est en aumento y a la vez aumentan los supermicrobios resistentes a stos. En 2017, el mercado mundial de antibiticos lleg a unos 42 mil millones de dlares y se supone que alcanzar los 50 mil millones de dlares hacia 2025. Estados Unidos es un consumidor clave que representa ms de una quinta parte del mercado mundial pero, segn un estudio de 2017, en ese pas una de cada tres prescripciones de antibiticos a personas son innecesarias. Un anlisis realizado por la OCDE muestra que el uso inapropiado de antimicrobianos en salud humana llega a ms de 50% de su consumo total. Para empeorar la situacin, casi no hay procesos de desarrollo de nuevos tipos de antibiticos ya que las empresas farmacuticas alegan que la inversin no redita. Algunos describen esta situacin como un tsunami silencioso en espera de ms y ms personas expuestas a enfermedades que no se pueden curar.

Ganadera industrial.

El principal agente detrs del aumento en el uso de antibiticos no son los humanos, sino los animales criados para la alimentacin en granjas industriales. Actualmente, en la Unin Europea, ms de 75% de todos los antibiticos son utilizados en la agricultura , en tanto que la proyeccin para los pases del grupo BRICS es que experimentarn un aumento de 99% en el consumo de antimicrobianos para 2030, debido sobre todo a la expansin de la crianza industrial de ganado. Se proyecta un aumento del consumo total de antibiticos en la produccin de alimentos de origen animal de casi 70%, entre 2010 y 2030.

Esta escalada es causada principalmente por la crianza industrial de animales que utiliza grandes cantidades de antibiticos para promover el crecimiento y prevenir enfermedades en animales sanos. El uso de antibiticos en ganado industrial para promover crecimiento empez a ser prohibido desde la dcada de 1990 en Europa y, en Estados Unidos apenas en 2017. No obstante, en muchos otros pases sta es una prctica comn y en aumento. Adems, su uso no teraputico en animales sanos, desde su nacimiento hasta su sacrificio, sobre todo en aves de corral y porcinos, aumenta en todas partes. Esta prctica se termina siendo necesaria debido a las extremas condiciones de hacinamiento de estos animales en la crianza industrial, que no permiten diagnosticar y atender a los animales individualmente. Las condiciones de hacinamiento tambin son el perfecto caldo de cultivo para que las bacterias desarrollen resistencia. En la acuicultura industrial , donde los antibiticos se utilizan desde el estado de huevo hasta el adulto, la situacin es similar o peor.

Los antibiticos no son digeridos y procesados en su totalidad en el intestino de los animales, lo que acarrea una situacin donde ms de 90% de los antibiticos ingeridos son excretados por la orina y heces que a menudo son usadas como fertilizantes de cultivos, contaminando as suelos y aguas subterrneas. Las bacterias resistentes a las drogas tambin pueden infectar a los humanos a travs del contacto directo con animales y a travs del consumo de carne y productos lcteos que contengan estas bacterias resistentes. Los humanos y los animales de granja comparten muchos microbios en sus sistemas y tambin estn expuestos a antibiticos semejantes. La OCDE nos recuerda que, de las 27 clases de antibiticos disponibles actualmente, slo siete de ellos son de uso exclusivo en agricultura; el resto son usados tambin en salud humana. Sin nuevos desarrollos de antibiticos en los ltimos cuarenta aos, la crianza industrial y su uso masivo de antibiticos es una gran amenaza para los antibiticos que usan los humanos, en la medida que contribuyen a desarrollar resistencia a los antibiticos en todas partes.

Los fungicidas tambin

El problema va ms all del uso indiscriminado de antibiticos en la ganadera industrial. En abril de este ao, el New York Times public un perturbador artculo acerca de un hombre de la ciudad que muri a causa de un germen tan agresivo como misterioso, recientemente descubierto. El germen, un hongo llamado Candida auris se est expandiendo silenciosamente por todo el planeta   atacando a personas con sistema inmunolgico debilitado. El hombre muri despus de 90 das hospitalizado, pero C. auris sigui viva.   Los exmenes mostraron que se encontraba en todas partes de su sala de hospitalizacin, tan invasiva que el hospital requiri un equipo de limpieza especial y debi arrancar parte del techo y azulejos del suelo para erradicarla. El hongo, que fue descubierto primero en Japn, en 2009, es resistente a todos los principales tratamientos antifngicos disponibles y se ha extendido por todo el mundo. Casi la mitad de las personas que lo contraen mueren dentro de los tres meses.

El artculo del NYT estableci una relacin probable entre la aparicin de este hongo mortal y el uso de un tipo de fungicida agrcola: triazoles, el mismo qumico usado para tratar enfermedades fngicas en humanos. A nivel mundial, los triazoles se han convertido en el fungicida ms usado en agricultura, siendo asperjado sobre cualquier planta, desde begonias, frijoles y hasta bananas. Sin embargo, su amplio uso en agricultura est probablemente conectado a la resistencia a medicamentos que muestran los hongos patgenos humanos. Aunque la relacin con la resistencia de C. auris es an especulativa, hay otro caso muy bien documentado y se trata de un hongo que afecta tanto a humanos como a cultivos: Aspergillus fumigatus. Este hongo que en humanos puede causar infecciones fatales en pacientes con bajas defensas, ha desarrollado resistencia a los triazoles. Un equipo de investigadores holandeses descubri que esta resistencia se ha desarrollado dentro de la industria agrcola holandesa que asperja triazoles en sus campos, en forma rutinaria e intensiva. Se encontr que 30% del Aspergillus presente en muestras de suelo era resistente al fungicida, la misma resistencia que la encontrada en medicina humana.

Y los matamalezas.

Otra amenaza que socava nuestra capacidad de combatir enfermedades mortales en humanos viene de un culpable inesperado: los herbicidas. Herbicidas como Roundup y Camba son usados en todo el mundo para matar malezas. Los volmenes utilizados han aumentado sustantivamente durante las ltimas dcadas en tanto las empresas agroqumicas modificaron genticamente cultivos para hacerlos ms tolerantes a ellos, permitiendo que los agricultores apliquen tanto herbicida como deseen sin daar los cultivos. En la actualidad, un equipo de investigadores neozelandeses descubri que estos matamalezas afectan tambin a las bacterias. Su estudio , publicado en octubre de 2018, muestra que las bacterias expuestas simultneamente a herbicidas y antibiticos, pueden originar mutantes con mayores niveles de resistencia. Los investigadores sealan que en algunos casos, la resistencia se desarroll 10 mil veces ms rpido. An no est claro cmo y por qu sucede este fenmeno. Lo que est claro es que, en entornos agrcolas industriales, los residuos de antibiticos y herbicidas estn destinados a mezclarse con mucha frecuencia.

Jack Heinemann , uno de los autores del estudio, recomienda que los pases que produzcan cultivos genticamente modificados en gran escala, incluyan en sus evaluaciones estos efectos no anticipados. Hablando sobre combinaciones herbicida-antibitico aade: tales combinaciones pueden ser como tratar de apagar el incendio de la resistencia a los antibiticos con gasolina .

El uso indiscriminado de antibiticos en animales sanos en la cra industrial y el uso intensivo de fungicidas y herbicidas en la agricultura industrial contribuyen al debilitamiento de las medicinas que salvan vidas humanas. Las agencias gubernamentales e intergubernamentales han creado grupos de trabajo y manuales para lidiar con el crecimiento de esta resistencia a los antimicrobianos. Sin embargo, ninguno parece querer enfrentar una de las races del problema. Acaso no hay suficiente evidencia de que ste es el momento abandonar la produccin animal industrial y la agricultura de plantacin y enfocarnos en la agroecologa y la soberana alimentaria? Esto podra ayudar, tambin, a eliminar una de las causas claves tras del colapso de las poblaciones de especies por todo el mundo, como tambin uno de los mayores culpables detrs de la crisis climtica.

Fuente: https://www.grain.org/es/article/6254-el-surgimiento-de-los-supermicrobios-y-por-que-la-culpa-la-tiene-la-agricultura-industrial



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter