Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-06-2019

El ESMAD tortura, asesina y remata un liberador de la Madre Tierra

Prensa Rural


Desde la maana del 6 de junio la fuerza pblica lleg otra vez vuelta a intentar un desalojo en Corinto. Las comunidades nos encontrbamos en alerta por lo que ni el esmad ni los corteros pudieron causar mayores daos en los cambuches. Les dejamos un poquito para que no perdieran el tiempo.

Despus de Corinto el ataque se concentr en Vista Hermosa, a donde el esmad lleg con la brutalidad que le caracteriza. Con un ataque frontal dispararon y le causaron la muerte a Jeferson Trchez, joven de 17 aos. Otro menor de edad asesinado por el estado colombiano. Y con tanta crueldad. Despus de dispararle y herirlo el ESMAD no permite que la comunidad lo auxilie; lo arrastra unos 30 metros, lo cubren, lo golpean por todo el cuerpo y le provocan heridas con arma corto punzante. La Fiscala fue testigo, vena con el ESMAD y la Polica. A ver si agiliza la investigacin.

Con el ataque de hoy, el gobierno de Duque suma otro muerto a su prontuario. La verdad jurdica, que tanto tiempo toma entre el ir y venir de lo nacional a lo internacional, dar una sentencia en unos aos en la que dir que la responsabilidad es del estado colombiano. Como liberacin, como testigos que somos de este asesinato, lo decimos de una vez: el estado es el culpable y Duque no se salva. Qu joyita que tenemos por Estado, cmo acumula asesinatos, masacres, ecocidios, genocidios Quin le cree?

El ataque de hoy lo entendemos como una jugada de clculo marrullero por parte del poder. Al escritorio envan un mandadero a ofertar una finca que est en proceso de liberacin. En el terreno, hoy asesinan a nuestro compaero. Alguien que siga confiando en estos marrulleros?

Y quin es el poder? Quienes detentan el poder econmico y poltico, que controlan el legislativo, que condicionan el judicial, que acaparan los medios en este pas y que mandan o contratan el poder policial, militar y paramilitar. Todos cortados con la misma tijera. Y ese poder tiene un plan y una estrategia contra la liberacin de la Madre Tierra y contra los procesos alternativos e incmodos de este pas. Los ataques son la parte visible, lo dems ocurre bajo la mesa o en los stanos del estado.

No nos dejamos confundir ni atemorizar. Nos duele la muerte de Jeferson y convertimos ese dolor en camino. Reiteramos que no vamos a negociar la memoria de nuestros muertos. Los puntos de liberacin no nos dejaremos dividir. Si llega la hora de negociar, que la vemos lejana, todas las fincas entran al baile.

Ahora que hemos andado en la Marcha de la comida en cuatro ciudades, hemos visto muchos ojos, apretado muchas manos y sabemos que el tejido va creciendo. Por ah vamos a seguir. Les convidamos a mantenernos tejiendo y a coger fuerza desde cada rincn, desde cada comunidad, desde cada cuenca, desde cada morro, huerta, parque, jardn, casa, cuerpo, corazn.

Finalmente en Vista Hermosa no lograron hacer dao en los cultivos ni en los cambuches. Como para desalojarnos de una vez para siempre se concentraron con crueldad en el cuerpo de Jeferson. Hay un dolor que ahora nos agobia y en l nos unimos a la familia de Jeferson. En l ponemos ahora el corazn. Y que sepa el poder que ste nuestro dolor de ahora no es su triunfo. Lo convertimos en la fuerza con la que decimos: jams abandonaremos la liberacin de la Madre Tierra.


Fuente original: https://prensarural.org/spip/spip.php?article24418




Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter