Portada :: Colombia
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-06-2019

FARC Crdoba, exguerrilleros sentenciados al exterminio

FARC-EP


Con profunda tristeza, indignacin y preocupacin seguimos contando las victimas de una guerra contra la paz que da tras da se profundiza dejndonos a la deriva de la incertidumbre.

Los y las farianas que decidimos reincorporarnos a la vida legal y elegir una nueva forma de hacer poltica hoy nos sentimos sentenciados y sentenciadas a muerte y tememos porque se cumpla el designio que histricamente en nuestro pas han trazado para los hombres, las mujeres y las colectividades que luchamos por transformar las realidades sociales de Colombia.

El exterminio anunciado para FARC es evidente, tanto como lo fue en dcadas pasadas para las expresiones polticas de las guerrillas que firmaron acuerdos de paz, hicieron dejacin de armas, se reincorporaron y se convirtieron en movimientos o partidos polticos.

Hoy nos volvemos a vestir de luto y ponemos un muerto ms a la cifra que va en ascenso, hoy le restamos a la construccin de la paz uno ms.

El 6 de junio del ao en curso, en horas de la tarde, fue encontrado con mltiples impactos de bala y sin vida nuestro compaero Jorge Enrique Seplveda, exmiliciano en la extinta guerrilla de las FARC- EP, quien se encontraba en proceso de reincorporacin en zona rural del municipio de Tierralta, departamento de Crdoba.

Nuestro compaero se trasladaba del corregimiento de Nan al casco urbano de Tierralta con el propsito de adelantar diligencias relacionadas con la reincorporacin.

Nuestra exigencia al gobierno y a las autoridades es a blindar y a resguardar nuestras vidas, es a evitar el exterminio de FARC.

Nuestra solicitud a la bancada por la paz del Congreso de la Republica es a multiplicar los esfuerzos y acciones por defender la vida. Y el llamado a la opinin pblica, a la sociedad civil, a las organizaciones sociales, a los partidos polticos es a solidarizarse, a levantar junto a las nuestras sus voces en rechazo al plan oscuro de desaparecernos, y a favor de que se respeten e implementen los acuerdos, y con ello se nos otorgue la garanta de vivir con nuestra decisin de paz, la cual continua intacta junto al compromiso de seguir nuestra lucha poltica y social lejos de la guerra.

Aqu nadie est amilanado, estamos es absolutamente llenos de dignidad y de moral -Alfonso Cano


Fuente original: https://prensarural.org/spip/spip.php?article24420



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter