Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 11-06-2019

Las religiones como medio dador de sentido y arma de resistencia a la economa

Diego Fusaro
fanpage.it

Traduccin para Rebelin de Carlos X. Blanco


Las religiones han estado sometidas a ataques durante mucho tiempo. Y, sobre todo, estn siendo agredidas por los medios de comunicacin: los circos periodsticos y la implacable programacin de televisin presentan al Islam como sinnimo de terrorismo y al cristianismo como una banda de sacerdotes pedfilos. El objetivo es destruir la religin. Por qu razones? Aclaremos este punto, yendo en contra de la corriente, esto es, contra el nico pensamiento polticamente correcto. En el mundo posterior a 1989, es decir, en la poca del fin comunismo histrico, la religin sigue siendo el ltimo baluarte concreto contra la expansin de la mercantilizacin total y del mercado real y simblico. Por esta razn, el capital debe declarar la guerra a la religin en todos los sentidos.

La religin nos recuerda que la divinidad es trascendente: es el Dios del cielo. Ya por esta sencilla razn, la religin de la trascendencia ejerce una crtica radical contra esa religin de la inmanencia que es la economa: esta ltima simplemente pretende ser la divinidad permitida, en la forma reificada del monotesmo del mercado.

El ejrcito Brancaleone (en espaol diramos "el ejrcito de Pancho Villa", N.del T.) de los llamados "laicistas" se engaa a s mismo pensando que el gesto ms emancipador que se puede hacer es hacer mofa del Dios cristiano o islmico. Ellos -desde Odifreddi hasta Scalfari- no cesan de oponerse a todos los Absolutos que no son el inmanente de la produccin capitalista, el monotesmo idlatra del mercado: el secularismo integrista, en todos sus grados, es la culminacin ideolgica ideal del fanatismo del mercado.

El atesmo militante y fantico del ejrcito laicista, adems de ser ms religioso que las religiones en su impulso fundamentalista, promueve la religin del libre mercado: todo ataque es pensado para que el orden econmico hegemnico no pueda ser cuestionado. Este es el marco de la globalizacin capitalista, en el que "The Economist" se convierte en el "Osservatore Romano" de la globalizacin y las inescrutables leyes del Dios monotesta se convierten en las leyes inflexibles del mercado mundial. Como todo monotesmo, el del mercado tambin pretende ser el nico y neutralizar as a cualquier competidor.

Entender la Armada Brancaleone de los laicistas que la lucha contra el Dios tradicional es, en s misma, una de las piedras angulares de la actual globalizacin capitalista, que se basa precisamente en la neutralizacin de toda divinidad que no coincida con el monotesmo de mercado? El enemigo no es el Islam, sino el integrismo econmico de la civilizacin del consumo, ante la cual el Islam -al igual que el cristianismo- tiene el gran mrito de no ceder. En esto se resume lo que Heidegger llam "divinizacin" (Entgtterung).

Entgtterung corresponde a la huida de lo divino determinada por ese olvido del ser y del hombre generado por el dominio del nihilismo tecno-capitalista que redefine todo como mercanca y como valor de cambio. Despus de haber iniciado la disolucin de la tica burguesa (1968) y de haber llevado a buen trmino la destruccin de la fuerza que la haba limitado en el corto siglo (1989), despus de haber despolitizado de nuevo la economa mediante la aniquilacin de los Estados democrticos soberanos, el capital absoluto procede hoy a la aniquilacin de todas las religiones distintas de las de la inmanencia del mercado monotesta. Por esta razn que se sepa- los que hoy luchan contra las religiones continan la misma lucha defendida por el capital.

 

Fuente original: https://www.fanpage.it/le-religioni-come-risorsa-di-senso-e-di-resistenza-all-economia/



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter