Portada :: Argentina
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 12-06-2019

Entrevista a Guillermo Pacagnini, secretario general de CICOP y dirigente del MST
"La izquierda o quiere hacer algo grande, o se conforma con sacar un diputado ms o menos"

Mario Hernandez
Rebelin


M.H.: Los trabajadores de la salud de la provincia de Buenos Aires hoy estn de paro.

G.P.: As es. Estamos de paro 48 horas, hoy es la segunda jornada, por la apertura de paritarias. Nos deben todava el cierre de 2018 y estamos en junio y todava no tenemos convocatoria. Mara Eugenia Vidal nos est utilizando como variable de ajuste a los trabajadores de la salud y a la salud porque en realidad somos el insumo fundamental alrededor del cual se vertebra el sistema pblico en la provincia. Estamos reclamando un aumento de salario, mejora de las condiciones laborales y presupuesto para que el sistema funcione.

M.H.: Te present como dirigente del MST (Mov. Socialista de los Trabajadores) y tengo entendido que ests participando de las reuniones donde se est discutiendo una posible coincidencia electoral entre el FIT y el MST. Qu nos pods comentar al respecto?

G.P.: Primero que aun no habiendo ningn tipo de acuerdo creo que es un dato de la realidad muy positivo que se estn realizando estas reuniones. La verdad que nosotros hace mucho tiempo que venimos planteando que falta la unidad de toda la izquierda obrera, socialista, anticapitalista y venimos haciendo distinto tipo de planteos y lamentablemente no venan teniendo eco.

Yo creo que en la situacin en la que estamos la unidad de toda la izquierda es una necesidad y adems es una posibilidad. Nos van a llevar nuevamente a una trampa polarizante entre Macri, que no hace falta explicar demasiado quin es, creo que con los datos econmicos, sociales y polticos a la vista est claro que se est hundiendo el pas, los trabajadores, las mujeres, la juventud; ahora, el tema es que nos quieren volver a colocar una falsa alternativa o un caballo de Troya con una cabeza relativamente simptica como podra ser Cristina, y con otra que es Alberto Fernndez que refleja la necesidad de hacer buena letra con las corporaciones, el establishment, el FMI y adentro del caballo de Troya creo que nos vamos a encontrar hasta con Christine Lagarde porque ya han anunciado acuerdos por la deuda. Es para que nada cambie.

En ese marco hace falta ms que nunca que los trabajadores, las mujeres, la juventud, las disidencias tengan una alternativa y en ese sentido creo que es importante. En cuanto a cmo estamos, en primer lugar necesitamos acordar un programa. Yo creo que desde ese punto de vista no habra mayores problemas, creo que tiene que ser un programa que responda a las necesidades actuales de los de abajo, los trabajadores; y tambin ms estratgicas. Por eso tiene que ser de ruptura con el modelo actual, anti capitalista, que plantee responder a la coyuntura en cuanto a la prohibicin de despidos y suspensiones, la estatizacin de toda empresa que cierre o despida, el tema de anular los tarifazos, aumento general de salarios indexados de acuerdo a la inflacin.

Todo eso, pero despus con medidas ms de fondo como parar el drenaje de plata que se va fuera del pas nacionalizando la banca y el comercio exterior, rompiendo con el FMI y dejando de pagar la deuda para volcarla a las necesidades, en primer plano, la creacin de trabajo y, en segundo lugar, salario, salud, educacin, etc. Creo que seran los primeros puntos y que no habra mayores problemas con esto.

Tiene que ser un programa que responda a la revolucin feminista que est a la orden del da por demanda de las mujeres y las disidencias que hay que colocar en un lugar que en general todos los polticos del sistema, hasta los que presuntamente van a disputar esta polarizacin, no van a responder, como el tema del aborto, los presupuestos para la violencia de gnero, etc.

El tema es cmo se hace esa integracin poltica desde quienes tienen la responsabilidad mayor ante esto que es el FIT. El FIT ha reflejado que hay un sector que busca a la izquierda en el terreno ms dificultoso que es el del voto. Pero es evidente que eso no alcanza, porque o quers hacer algo grande, entonces buscs mecanismos para integrar a todos los sectores de izquierda que hay, o te conforms con sacar un diputado ms o menos y la verdad que es evidente que eso no alcanza. Porque los fenmenos pasan y el que no vea que esto progresa, va a empezar a darle la espalda.

En este marco de polarizacin slo con el FIT no va a alcanzar, sobre todo cuando hay varias listas de izquierda, entre ellas la nuestra, la del MST. Entonces creo que hace falta unirse. Lamentablemente Luis Zamora ya ha dicho que no. El Nuevo MAS est planteando una posicin ulitimatista que afirma que si no hay internas no hay unidad, con lo que da la impresin que no la quiere. Estamos hablando de pequeas miserias de una izquierda que necesita ser renovada.

M.H.: Ustedes hicieron una alianza en la eleccin anterior con el Nuevo MAS.

G.P.: Hicimos la experiencia pero lamentablemente nosotros tenamos vocacin para que eso se ample y desarrolle, pero volvimos a chocar con las pequeeces. Hay un gran espacio para la izquierda, una gran necesidad de poner en pie una alternativa de izquierda y los actores se estn mirando el ombligo. Eso es mezquino y es un gravsimo error poltico. El sectarismo es un gravsimo error como el oportunismo tambin lo es. En el oportunismo estn los que dicen hoy soy de izquierda pero apoyo a Fernndez-Fernndez. Eso es un barniz de izquierda para terminar en la derecha. Como aquel boxeador que amagaba con la izquierda y te pegaba con la derecha. Nosotros necesitamos una alternativa, pero hay que lograr una integracin que nos contenga a todos y ah estamos trabados. No hemos avanzado demasiado en las conversaciones y quedan pocos das.

M.H.: Hasta el 12 de junio.

G.P.: Es la semana que viene, necesitamos, no nosotros, los jvenes, las mujeres, los trabajadores, los sectores que estn reclamando en las calles, necesitan perentoriamente que esta unin se produzca, que d un paso. Yo creo que va a tener un efecto multiplicador, una buena noticia si logramos un frente mayor que el FIT con el MST y otros sectores.

Hace falta un shock de inversin presupuestaria para enfrentar el desfinanciamiento en salud

M.H.: Mencionaste como reivindicacin central la problemtica salarial de los trabajadores de la salud de la provincia de Buenos Aires, pero tengo entendido que esos no son los nicos reclamos de Cicop. Con tu compaero Reynaldo Saccone, que es columnista de este programa una vez al mes, vamos siguiendo el deterioro que sufre la salud pblica. Deterioro que por otra parte se agudiza, no se detiene, hay una especie de maquillaje poltico de parte de la Gobernadora Vidal con inauguraciones de salas de guardia, el SAME, pero con faltas muy grandes a nivel de infraestructura. Hay un solo tomgrafo funcionando en el rea de La Plata y la situacin del Hospital Posadas que prcticamente es terminal de acuerdo a lo que anunciaron sus trabajadores esta semana.

G.P.: En primer lugar el tema salarial no es menor, porque tiene una doble implicancia, por un lado la de cualquier trabajador que hace a su nivel de vida. Un profesional de la salud ingresante, de salario inicial est cobrando 27.600 pesos. Si tomas la canasta bsica de consumo que utilizan los trabajadores del INDEC, ya hace dos meses estaba en 42.400 pesos. Imaginate el agujero que hay. Encima es una pirmide achatada, a los 10 aos recin aumenta a un poco ms de 30.000 y a los 15 aos a 35.000 pesos. Es muy importante este tema porque de alguna manera el trabajador de la salud es el insumo principal del sistema.

Tiene una implicancia por el nivel de vida pero, por otro lado, tiene un impacto sanitario. Hoy est siendo dificultoso integrar recursos humanos nuevos por este motivo. Es decir, peles para que liberen vacantes, autoricen a cubrir puestos en los lugares donde hace falta que son muchsimos y ahora est costando conseguir personal para cubrirlo, porque no es atractivo econmicamente trabajar en el hospital pblico de la Prov. de Buenos Aires con este salario.

Por eso el salario tiene que ver. Ahora, por supuesto, la otra gran reivindicacin que hace a las condiciones laborales y para poder atender a las personas es el presupuesto, la plata. Estamos con el nivel presupuestario ms bajo de la historia y ms bajo del pas en la provincia, estamos en el 5,5% de toda la torta presupuestaria. Vidal le dedica un 5,5% del presupuesto total a la salud. Hay una corresponsabilidad de todos los gobiernos de los ltimos 40 aos, porque el presupuesto viene bajando desde ese entonces.

Antes de los 90 tenamos un 14% de presupuesto. Todos los gobiernos, incluso el que ahora se presenta como recambio, parece haberse olvidado que fue un ajustador serial en salud, porque todo el ltimo perodo de Scioli fue tremendo, igual que el anterior de Felipe Sol. Son parte del caballo de Troya del que hablaba antes dentro de la frmula de los Fernndez.

Entonces, se necesita una inyeccin presupuestaria, porque esto despus se traduce en infraestructura edilicia, que est en un nivel crtico. Hablaste de los tomgrafos, pero ese es slo un aspecto. En La Plata en los tres grandes hospitales, el Rossi, el de Nios y el San Martn, dej de funcionar el tomgrafo, son los ms grandes del centro poltico de la provincia; los cortes de luz son constantes, los hospitales no estn blindados ante cortes eventuales y adems tienen cortes internos por fallas de los generadores. Es un desastre el cableado que es de la poca de Matusaln. Fue noticia que se termin una operacin a luz de celular. Un desastre.

Ese es un dato duro, si eso no es crisis qu lo es. Hace un tiempo se cay un techo de una sala de recuperacin cardiovascular. O, por ejemplo, llueve un poco ms de la cuenta y el Hospital Paroissien de La Matanza se inunda. Incendios en el servicio de hemodilisis del Gemes de Haedo, o el Oativia que est funcionando como hospital de campaa porque se incendi un sector, evacuaron el hospital completo y nunca volvieron a la normalidad. Estos son algunos ejemplos de una situacin dramtica.

Ac hay que meter plata, despus insumos y aparatos. Se trabaja sin stock, a mitad de ao se termina y es un problema, entonces se empieza con el trueque entre hospitales cambiando material de uno a otro, cuando hay problemas con las importaciones, como ahora por el despelote econmico general, como no hubo sustitucin de importaciones cuando podra haberla habido porque hay capacidad para hacer produccin interna de medicamentos, sueros y vacunas; podra haber incluso produccin de descartables y, sin embargo, dependemos muchsimo de la importacin que la encarece, pero hace que no est blindado el sistema de salud en relacin a esto.

Ac hace falta un cambio, un shock de inversin presupuestaria para enfrentar el desfinanciamiento, shock de inversin y un cambio radical en el tema de condiciones laborales para superar la desjerarquizacin del equipo de salud y eso se tiene que traducir en salarios, disminuir las posibilidades de exposicin al riesgo, porque se estn enfermando los trabajadores de la salud ms que la media de la poblacin por desgaste laboral, por stress crnico o burn out.

Y despus hay que superar la fragmentacin, nosotros tenemos un sistema con 80 hospitales provinciales, 220 municipales y 1.500 unidades sanitarias y todo eso est absolutamente desarticulado. Hay que hacer un plan de salud y no de ajuste y eso arranca poniendo plata. No quieren abrir la paritaria porque no quieren abrir el espacio para que hagamos todos estos planteos, empezando por el salario y siguiendo por la inversin presupuestaria para todo lo dems.

Dicen que no hay plata. Es una vergenza que la provincia ms grande, la economa regional ms fuerte, la que tiene campos, industria, uno de los cordones industriales ms importantes del pas, tiene todo para funcionar, el problema es que tiene un sistema impositivo regresivo, un nivel de endeudamiento rcord que Vidal quintuplic y extranjeriz. Ojo, el gobierno anterior tambin meti un endeudamiento tremendo, pero lo hizo de manera ms indirecta porque era casi el 70% con la Tesorera nacional. De ah despus se pagaba deuda externa. Pero Vidal contrajo deuda externa directa, la provincia est hipotecada por 20 aos. Se llen la boca diciendo que iba a recuperar la coparticipacin y, por supuesto, en los negociados con Macri retir eso y negoci una actualizacin del Fondo del conurbano que es un premio consuelo porque no llega la coparticipacin a la provincia, esa plata jams fue a salario, ni a salud, ni a educacin en la provincia.

Tambin el sistema impositivo es absolutamente regresivo. Sacando plata de la deuda, haciendo un sistema progresivo, recuperando coparticipacin sobra plata para dar vuelta la situacin de la salud, lo mismo con la educacin y todo lo dems. Pero es lo que no quieren hacer.

M.H.: El MST hoy realiz una movilizacin frente a la embajada de Brasil repudiando la presencia de Bolsonaro en Buenos Aires.

G.P.: Es malvenido. Creo que es un poco exponente del cercenamiento de derechos de los trabajadores, las mujeres, las disidencias. Es un oscurantista personaje que de alguna manera tambin es un emergente de la crisis del rgimen poltico. Los pases latinoamericanos tuvieron un proceso de mucha movilizacin y aires de cambio y los gobiernos que se pusieron al frente de estos reclamos o no fueron a fondo o terminaron retrocediendo siendo un impedimento para que estos procesos se desarrollen. Fijate cul fue el curso que tomaron Ecuador, Venezuela y el mismo Bolivia a pesar de que sigue Evo Morales y, fundamentalmente, Brasil que ha retrocedido aos luz en materia de derecho laboral, aunque todava hay una pelea abierta. Hay un intento de cercenamiento de derechos en lo poltico importante, un rgimen muy autoritario y en lo econmico muy liberal, al servicio de la hegemona imperialista en la regin.

Viene a reunirse con Macri, creo que tienen una unidad ideolgica y poltica muy importante y nosotros hicimos el acto para repudiarlos y en estos momentos estamos marchando junto con otras fuerzas de izquierda, entre ellas justamente las del FIT, con los que estamos en discusiones esperando arribar a buen puerto en la unidad de la izquierda. Estamos marchando a Plaza de Mayo en una columna rechazando la visita de Bolsonaro.

Creo que necesitamos unir y renovar la izquierda

M.H.: Espero que las reuniones para la unidad terminen exitosamente, nosotros siempre hemos insistido en esto, recuerdo cuando propusieron hacer una interna abierta.

G.P.: Es un mecanismo que seguimos reivindicando, lo que pasa es que no somos ultimatistas, pero podra haber sido un mecanismo para ayudar a la integracin, aunque las fuerzas del FIT no lo ven as. Nosotros creemos que es cuestin de voluntad poltica.

M.H.: Siempre hemos manifestado que si el FIT tiene intenciones de tener una estrategia de poder en la Argentina tiene que abrirse a otras fuerzas, no solo de la izquierda, sino tiene que ampliar su espectro hacia movimientos sociales y otras expresiones no solo del campo poltico sino tambin sindical que muchas veces no estn en un 100% dentro de lo que puede ser el programa ms general. Pero creo que debera hacerse un esfuerzo en una sntesis de 4 o 5 puntos que de alguna manera nos representen a todos y podamos en el futuro no solamente conseguir la unidad electoral, sino ms importante an, la unidad en la lucha.

G.P.: Exactamente, fjate qu contradiccin, con una parte de las agrupaciones de izquierda y del sindicalismo combativo pusimos en pie el Plenario del sindicalismo combativo que ya va a cumplir casi un ao de existencia. Es algo modesto pero un paso firme hacia la unidad de todo el clasismo. Con la agrupacin sindical del PO, las agrupaciones sindicales de Izquierda Socialista, Rompiendo Cadenas y otros sectores. Aunque hay algunos sectores de la propia izquierda que no vienen, tampoco se pudo trasladar al terreno poltico.

El colmo de la contradiccin fue el 1 de Mayo, hicimos una columna para plantear un programa alternativo el da del paro nacional, el 30 de abril, un paro sin programa, dividido, para sealar la necesidad de que haya un plan de lucha, que haya continuidad, y terminamos haciendo tres actos. Una ridiculez total. No hubo acuerdo para hacer un acto unitario. Lo planteamos con claridad, pero termin el FIT por un lado, nosotros por otro y otros sectores por otro. La verdad, lamentable. Yo traigo el ejemplo del primer festejo del 1 de Mayo, festejo de da de lucha, en los albores del movimiento obrero donde socialistas y anarquistas que estaban en profundsimos debates, se pusieron de acuerdo para conmemorarlo y hacer un acto masivo y nosotros no lo pudimos hacer.

De verdad creo que necesitamos unir y renovar la izquierda. Como vos dijiste, que tenga vocacin de poder y no sea solamente testimonial. La unidad en ese camino es fundamental. Esperemos que el FIT ayude a lograr esa unidad.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter