Portada :: Amrica Latina y Caribe :: Las venas abiertas de Nicaragua
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 13-06-2019

La oligarqua nicaragense

Amaru Barahona
Rebelin


La oligarqua nicaragense siempre tuvo el alma colonizada. Alma de cntaro. Con una miserable vocacin de vendepatria.

En el siglo XIX, William Walker lleg a Centroamrica porque lo trajo una de las facciones de la oligarqua nica. Slo cuatro aos despus de la devastadora ocupacin del pas por el filibustero, los idelogos oligarcas insistan en una tesis: Sin EE. UU., en Nicaragua no puede haber progreso.

A mediados de los aos 90 del siglo pasado, Gioconda Belli que vena haciendo bien algo que se le da, la poesa, se le ocurri convertirse en ideloga. Con aires de sensatez y visin de futuro.

Comenz edulcorando la vieja tesis oligrquica, que ahora la presentaba como: Sin EE.UU., Nicaragua no puede salir de la pobreza. Segn ella, el problema de la dominacin imperialista era una cuestin de relaciones pblicas. Haba que saber cmo relacionarse con USA. Ergo: haba que sustituir el liderazgo sandinista por gente con cultura en relaciones pblicas. Con buenos modales, conocedora del lenguaje apropiado, educada en USA, sabedora de cmo tratar a los gringos. Gente como ella y como la mayora de miembros de la recin creada formacin poltica MRS (Movimiento Renovador Sandinista), cuya base social se constituy con las ONG financiadas por USA y la Unin Europea.

Unos pocos aos ms tarde, Hugo Chvez iniciaba su ciclo de gobierno en Venezuela y su trascendente influencia en la vida poltica de Nuestra Amrica. Para Gioconda, todo lo que haca Chvez andaba muy mal. Un paradigma de torpezas porque padeca de un exceso de testosterona. Conforme su criterio, Chvez requera de un tratamiento hormonal.

Carlos Pellas, remonta su estirpe oligrquica al siglo XIX, y es el hombre ms rico de Nicaragua. En el 2010, decidi vender su cadena de bancos BAC en Centroamrica al capital narco financiero colombiano. Y hacer una inversin, calculada en 250 millones de dlares, para la creacin, en Nicaragua, de un centro turstico de primera categora a nivel mundial, con cancha de golf y aeropuerto privado incluido. Mukul Playa Guacalito.

Trasladar parte de su capital del mbito financieroespeculativo a la esfera productiva, fue una decisin positiva para el desarrollo de la sociedad. Ms all de los lmites con que se concibi: operando como un enclave, con muy pocos vnculos con el resto del sistema econmico. Pero era una inversin anclada en el territorio, que no se puede fugar del pas con la facilidad con que se escapa el dinero. Cabe sealar que el proyecto turstico Playa Guacalito, desde 2013, haba concluido su primera fase, y estaba funcionando exitosamente con altas tasas de rentabilidad.

Cuando el bloque MRSFAD (minsculos grupos de ultraderecha), convertido en un cuerpo poltico literalmente mercenario, comenz a gestionar la aprobacin de la Nica Act y la intervencin gringa en Nicaragua, Pellas se preocup mucho. A tal extremo, que contrat un lobby para impedir que la iniciativa de ley se aprobara por el Congreso USA. Fuentes confiables sostienen que el lobby estaba bien encaminado, y que los eventos de abriljulio de 2018 abortaron el esfuerzo. Adems de fracasar el lobby, los tranques, los actos de terrorismo espectacular y las fake news sacaron corriendo en estampida a los turistas de Playa Guacalito. Hoy el centro turstico est completamente cerrado, generando prdidas.

En el momento en que los MRSFAD y la inteligencia yanqui montaron la asonada, largamente preparada, contra el gobierno de Daniel Ortega, Piero Cohen Montealegre (capital financiero especulativo) estuvo financiando durante un mes los tranques (la Dora Mara Tllez le haba dicho: Con un mes de caos y destruccin botamos al tirano). Los banqueros, Ortiz y Zamora, no pusieron plata, pero apoyaron el golpe con entusiasmo. Igualmente sucedi con Fulano Baltodano, el de las redes internacionales de procesamiento de Caf Presto.

Sin embargo, Pellas guard prudente distancia frente al golpe, y una vez que el gobierno logr desmantelar los tranques, estuvo gestionando para que Ortega convocara a un segundo dilogo.

Hoy, con un segundo dilogo en curso, la oposicin se levanta de las negociaciones y Pellas declara explcitamente su apoyo al golpe: La actual crisis slo se puede resolver con elecciones adelantadas. Apuesta a la intervencin yanqui convencido de la antigua tesis de la oligarqua nica: Sin EE. UU., en Nicaragua no puede haber progreso.

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter