Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 14-06-2019

A la mayora de los espaoles se les caa la baba con Franco

Javier Cortines
Rebelin


A la mayora de los espaoles se les caa la baba con Franco -al igual que ocurri en China con Mao- pero como la memoria es vergonzosa tratamos de convencernos que desde hace medio siglo (incluso algo ms) un alto porcentaje de ciudadanos vino al mundo en hogares progresistas, laicos y republicanos, donde los abuelos nos lean El Capital y nos hablaban con tristeza de los vencidos que acabaron en el exilio o el paredn.

La lucha cainista entre La Cruz y El Diablo Rojo, que se alarg con La Cruzada de la Divisin Azul que mand Franco a Rusia para matar comunistas. La guerra fra que se viva en la calle entre Los Nadies (obreros y campesinos) y los lacayos de la burguesa y la aristocracia clerical, con sus coronas de espinas y metal. El enfrentamiento entre los defensores de los valores imperiales (esos que forjaron los Reyes Catlicos) y la izquierda, se sigue librando, rozando lo esperpntico, en El Valle de los Cados.

La Guerra Civil dej unos 500.000 muertos y 400.000 exiliados, entre estos ltimos gran parte de la intelectualidad progresista, lo que ahond el empobrecimiento cultural de Espaa. Ha pasado mucho tiempo desde que los cuervos eliminaron los restos de los derrotados y, la limpieza fue tan cientfica, que el cielo vuelve a estar limpio con el taer de las campanas, los cantos gregorianos y los secretos de las sotanas.

Muerto el perro se acab la rabia. Nuestro pas sigue siendo, como deseaba el generalsimo, la reserva espiritual del Occidente. El lugar ms asombroso del mundo para hacer turismo religioso y llorar, con ataque epilptico incluido, ante imgenes de vrgenes, santos, Cristos crucificados y San Lorenzos quemados en parrillas al rojo vivo. Nuestras fiestas sacras nos hacen nicos. Si hubiera un Premio Noble al lagrimeo mstico hubiramos superado con creces al Real Madrid en Copas de Europa.

Con el desarrollismo (1959-1973) los espaoles y las espaolas empiezan a cubrir, tras un largo periodo de hambrunas y racionamiento, sus necesidades bsicas: comida, ropa, techo etc., y en gran nmero de hogares, franquistas, falangistas, catlicos, etc., los cachorros entran en la edad del pavo, lo que conlleva la rebelin contra todo tipo de poder, tanto poltico y eclesistico como policial y militar.

Como explica el historiador de formacin marxista Raimundo Cuesta (1) (Premio Nacional a la Innovacin Educativa) los hijos e hijas de padres de derechas giran a la izquierda (proceso que se convierte en un fenmeno masivo) y la sociedad empieza a absorber otro humus. Se van abriendo los ojos y nos damos cuenta de que vivimos en un hoyo profundo y oscuro. Las ventanas se abren y vemos con envidia y con un complejo de culpa e inferioridad, cmo viven los franceses, ingleses, etc. Ya no es posible tragar el rollo de los mayores. Queremos lo que hay ms all de los Pirineos. Los hombres se parecen ms a su tiempo que a sus progenitores, dice un proverbio rabe.

Franco gobierna con puo de hierro, cual padre severo, pero carioso y protector, encerrado con sus sicarios en El Pardo. El dictador cuenta con legiones de curas, fans, guerrilleros, bandas, agrupaciones, dispuestos a dar hasta la ltima gota de sangre para que el tirano goce de los honores de Carlomagno. El machismo, tercermundista y vejatorio, no deja de repetir la sentencia los hombres no lloran aunque tengan las tripas en la mano. En las micro dictaduras de los hogares campan los correazos y las palizas.

El dictador permite el bikini en Benidorm, para no asustar a las extranjeras de altivos senos, y Manolo Escobar populariza en medio mundo Y Viva Espaa! Luego llegan los fusilamientos de Al Alba y el hipocorstico Paco va encogiendo como una oruga para facilitar su embalsamamiento.

Suena como nunca la palabra Libertad. Lo prohibido es el principal objeto del deseo. Ya en la dcada de los sesenta los melenudos fueron una amenaza contra el sistema, mil veces ms peligrosa que Podemos. Llamaban a la revolucin, a matar a los padres en el sentido freudiano, a pelear por un mundo sin fronteras ni religiones, se quera llevar la imaginacin al poder, se deca haz el amor no la guerra, proliferaron los objetores de conciencia y, empezaron a desmoronarse los pilares del panten fascista.

El franquismo envejeci. Fue necesaria una transicin para salvar a un cuerpo social moribundo (pero con gran poder todava) y, en nuestras primeras elecciones democrticas gana Adolfo Surez, (que sirvi a Franco como jefe de las Juventudes del Movimiento Nacional) que lo mejor que tena eran sus modales: ni gritaba, ni insultaba ni echaba sapos por la boca. A pesar de sus errores fue elegante con el verbo. Como Federer en la pista de tenis. Con el Bulldog de Alfonso Guerra, la nobleza, la clase, la educacin, desaparecieron del Congreso. Ahora se berrea en la postverdad.

En los ochenta vendran los socialistas que, -tras traicionar sus principios fundacionales, como el laicismo republicano y su promesa de sacarnos de la OTAN- empezaron a gobernar contemporizando, es decir: en vez de poner en marcha polticas destinadas a lograr una distribucin equitativa de la riqueza (la abismal desigualdad social y el maltrato a los oprimidos, fue el detonante de la Guerra Civil) optaron por comulgar con Bruselas y la Casa Blanca, ms vala ser cola de len que cabeza de ratn. A la fiera se la respeta, al roedor se le engaa con queso, pero siempre muere en la trampa.

Y ahora regresamos al Valle de los Cados, la pirmide que construyeron para la sanguijuela los condenados a trabajos forzados. Y llega el dilema: Dnde trasladamos sus restos? A la Catedral de la Almudena, donde la familia Franco tiene una cripta tipo Juego de tronos? Al cementerio familiar? Lo mejor sera incinerar sus restos y repartirlos por todas las Iglesias de Espaa. El clero, la nobleza, la corona, la derecha, la banca, la burguesa, los ricos y muchos caminantes blancos estn en deuda con l.


Nota

-1- El historiador Raimundo Cuesta dice que el franquismo practic en los espaoles una ciruga de cuerpos y almas.

Blog del autor: http://m.nilo-homerico.es/reciente-publicacion/

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter