Portada :: Cultura
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-06-2019

Breve historia del precursor de la independencia de Hait
Toussaint Louverture, la dignidad insurrecta (II)

Salim Lamrani
Rebelin


SEGUNDA PARTE

1. La unificacin de la isla y la instauracin del poder

La parte espaola de la isla haba pasado a ser francesa el 22 de julio de 1795 con la firma del Tratado de Bale. Pero la Repblica, que consagraba todos sus esfuerzos al advenimiento de la Revolucin y a los sobresaltos procedentes de la traicin termidoriana y del asesinato de Robespierre, no haba tomado todava posesin del territorio. se se encontraba an bajo el control de un gobernador espaol. El 26 de enero de 1801, Toussaint Louverture decidi proceder a la unificacin territorial y, mediante sus esfuerzos, logr instaurar la paz civil en la isla. Se incit a los colonos que haban huido tras la Revolucin Louverturista a que regresaran para brindar su concurso al desarrollo de la isla. [1]

La Asamblea Central de Santo Domingo, bajo la autoridad de Toussaint Louverture, adopt una constitucin el 2 de julio de 1801 que ofreca una importante autonoma a la isla, emancipndola de la tutela de Francia pero sin romper definitivamente el lazo con la potencia colonial. Se basaba en el artculo de la Constitucin francesa de 1799 que estipulaba que el rgimen de las colonias francesas se determina[ba] mediante leyes especiales. El lder revolucionario fue nombrado gobernador vitalicio de Santo Domingo. [2]

La Constitucin de 1801 era obra de progreso. El artculo 3 pona fin a la esclavitud: No puede haber esclavos en este territorio, se abole la servidumbre para siempre. Todos los hombres nacen, viven y mueren libres y franceses. Santo Domingo se convirti as en el primer territorio del Nuevo Mundo en abolir la esclavitud. El Artculo 4 proclamaba la eliminacin de los obstculos erigidos por el sistema segregacionista en el mercado laboral: Todo hombre, cual fuere su color, es admisible para todos los empleos. Finalmente, el artculo 5 consagraba la igualdad entre todos los habitantes de la isla: No hay otra distincin que la de las virtudes y talentos ni otra superioridad que la que la ley otorga en el ejercicio de un cargo pblico. La ley es igual para todos, sea cuando castigue, sea cuando proteja. La Asamblea Central, si no tena la iniciativa legislativa, dispona del poder de adoptar o rechazar las propuestas de ley formuladas por el gobernador. Las decisiones de los tribunales eran soberanas y no dependan del poder ejecutivo, el cual no poda dictar ninguna amnista. Se proclamaba el Estado de derecho con la prohibicin de todo arresto no motivado por la ley y no realizado por un funcionario jurado (artculo 64). [3]

Toussaint Louverture, fiel a la Repblica Francesa, someti la Constitucin a Napolen Bonaparte, el cual se encontraba en el poder desde el golpe de Estado del 18 Brumaire (9 de noviembre de 1799). Mientras tanto, pregon la reconciliacin entre todas las categoras tnicas, llam a la concordia a todos los habitantes de la isla para edificar un futuro prspero para Santo Domingo. Cuando el gobernador se enter de que su sobrino adoptivo, el general de divisin Mose, se comportaba como un dspota y oprima a la poblacin blanca y mestiza, poniendo el peligro el precario equilibrio de la nueva sociedad, lo mand fusilar. [4]

El Espartaco Negro, tal era su apodo conquistado durante la lucha por la libertad, se dedic a la construccin de la isla y al desarrollo de su economa, para permitir que sus habitantes accedieran a una existencia digna. Se puso el nfasis en la agricultura y la edificacin de infraestructuras. Florecieron escuelas en todo el territorio para permitir la emancipacin de los habitantes mediante la educacin. Hubo poco espacio para las protestas y el descontento y se implementaron las medidas con mano firme. Los excesos se sancionaron con autoridad, a veces de modo cruel y exagerado, particularmente en el campo. El propio Napolen reconoci la calidad del orden de trabajo establecido por Toussaint, que ya estaba coronado de xito. [5]

2. La expedicin de Bonaparte contra Santo Domingo

Napolen Bonaparte, mediante su golpe de Estado del 18 Brumaine, aniquil la Repblica y cav el sepulcro de los valores de la Revolucin Francesa. La guerra contra Gran Bretaa, que se haba reanudado en 1798 cuando las monarquas europeas unidas atacaron a Francia, finaliz con la firma del Tratado de Amiens en octubre de 1801. Rodeado de una casta de pudientes nostlgica de la poca colonial, el cnsul Bonaparte decidi mandar a su cuado, el general Victor-Emmanuel Leclerc, a la cabeza de imponentes tropas, para aplastar la Revolucin de Santo Domingo. En un acto de negacin de los ideales revolucionarios, cimentados en la primera mxima de la Repblica que afirmaba que los hombres nacen y permanecen libres e iguales en derecho, el Primer Cnsul decidi restablecer la esclavitud para 500.000 habitantes. Thomas Jefferson, Presidente de Estados Unidos, apoy con entusiasmo la iniciativa: Nada sera ms fcil para nosotros que suministrar a su ejrcito y su flota con todo lo que necesitase y reducir as a Toussaint al hambre. [6] En una misiva a Talleyrant, su Ministro de Relaciones Exteriores, con fecha del 13 de noviembre de 1801, Bonaparte le hizo partcipe de su decisin de destruir en Santo Domingo al gobierno de los negros. [7] Una expedicin de 23.000 hombres aguerridos por las guerras napolenicas abandon Francia el 14 de diciembre de 1801 para apoderarse de la isla y eliminar a Toussaint Louverture.

En un correo enviado a Toussaint Louverture, Napolen le inform de su intencin de retomar el control de la isla, recordndole las fuerzas en presencia: Le enviamos al ciudadano Leclerc, nuestro cuado, en calidad de Capitn General, como primer magistrado de la colonia. Est acompaado de fuerzas suficientes para hacer respetar la soberana del pueblo francs. [8] La respuesta del gobernador de Santo Domingo fue corts. El representante de Francia sera recibido con el respeto de la piedad filial. Pero le record que la libertad conquistada mediante la lucha sera defendida con la misma pugnacidad: Soy un soldado, no temo a los hombres, slo temo a Dios; si hay que morir, morir como un soldado de honor que no tiene nada que reprocharse. [9]

El 5 de febrero de 1802, el general Leclerc desembarc en Cap cual conquistador y exigi del comandante de la ciudad, Henri Christophe, una rendicin lisa y llana y en caso contrario la ira de la Repblica lo devorar como el fuego devora sus caas secas. [10] Lejos de intimidar al oficial de Toussaint Louverture, se le transmiti el siguiente mensaje al invasor: Entonces piensan que somos esclavos; dgale al general Leclerc que los europeos caminarn aqu slo sobre un montn de cenizas, y que les quemar la tierra. Anunci entonces el desencadenamiento de una operacin de resistencia: Las proclamas que usted trae respiran el despotismo y la tirana. Voy a pedirles a mis soldados que presten juramento de apoyar la libertad arriesgando su vida. [11]

Cuando recibi la misiva del general Christophe, el expedicionario Leclerc lanz un ultimtum al oficial negro: Le advierto de que si hoy no me entrega los fuertes Poclet y Bel-Air y todas las bateras de la costa, maana al amanecer, desembarcarn quince mil hombres. [12] El oficial haitiano no se dej impresionar y reiter su fidelidad al gobernador general Toussaint Louverture, mi jefe inmediato, de quien tengo los poderes de los cuales me visto. Le inform de que slo reciba rdenes de su gobernador:

Hasta que reciba su respuesta, no le puedo permitir que desembarque. Si dispone de la fuerza con la cual me amenaza, le prestar toda la resistencia que caracteriza a un general; y si la suerte de las armas le es favorable, slo entrar en la ciudad del Cap cuando est reducida a cenizas, y an sobre esas cenizas lo seguir combatiendo [13]

Al da siguiente, el general Leclerc bombarde la ciudad, matando a mujeres y nios. El general Christophe procedi entonces a la evacuacin y, fiel a su promesa, redujo la localidad en cenizas. Cuando Toussaint Louverture se enter de que el general bonapartista Rochambeau masacr a los soldados de Fort-Libert el 4 de febrero, le mand una misiva que contena un juramento: Combatir hasta la muerte para vengar [] a esos bravos soldados. [14] El libertador lanz un llamado a la resistencia a todos sus hombres y los exhort a luchar hasta las ltimas consecuencias.

Bonaparte decidi mandar a los dos hijos de Toussaint Louverture, Placide e Isaac, que estudiaban en Francia desde 1796, acompaados de su preceptor Coisnon, entonces director del Liceo Colonial, para transmitir un correo personal a su padre. Cuando Coisnon le inform de las intenciones favorables del Primer Cnsul hacia l, el lder negro expres su sorpresa:

Si las intenciones del gobierno fuesen pacficas y buenas hacia m y hacia quienes contribuyeron a la felicidad de la cual gozaba la colonia, el general Leclerc entonces no sigui ni ejecut las rdenes que recibi, ya que desembarc en la isla como un enemigo []. Segn la conducta de este general, yo no poda tener ninguna confianza en l [15]

El general Leclerc sembr en su camino estrago, muerte y desolacin, mientras que haba prometido en su proclama traer la paz y la felicidad. [16] Los generales Rochambeau, Kerverseau y Desfourneaux se comportaron como los tiranos ms encarnizados de la libertad de los negros y de los hombres de color. Rochambeau se convirti incluso en el destructor de los hombres de color y de los negros. [17]

En un correo enviado a Bonaparte en febrero de 1802, Toussaint Louverture expres su indignacin. Asent primero su autoridad recordndole que el nombramiento de Leclerc como capitn general no era reconocido por la Constitucin de Santo Domingo. Las fuerzas enviadas propaga[ba]n por todas partes la matanza y la devastacin. Con qu derecho quieren exterminar, a sangre y fuego, a un pueblo ordinario pero inocente? pregunt. Acaso se trataba de la aspiracin a la independencia? Por qu no? Los Estados Unidos de Amrica hicieron como nosotros y con la asistencia del gobierno francs lograron consolidar su libertad. Acaso se trataba de su autoridad? El cargo elevado que ocupo no es mi decisin, imperiosas circunstancias me han ubicado all contra mi voluntad. Record luego las realidades de la isla:

Vivo en esta desgraciada isla vctima del furor de los facciosos. Mi fama, mi color, me dieron cierta influencia sobre el pueblo que vive aqu y fui, casi con voz unnime, llamado a la autoridad. Ahogu la sedicin, apacig la revuelta, restablec la tranquilidad, hice suceder el buen orden a la anarqua y finalmente di al pueblo la paz y una constitucin. Ciudadano Cnsul, acaso sus pretensiones estn fundadas en ttulos ms legtimos? Si el pueblo no goza aqu de toda la libertad que encontramos bajo otros gobiernos, hay que buscar las causas en su manera de vivir, en su ignorancia y en la barbarie inseparable de la esclavitud. El gobierno que establec era el nico que poda convenir a estos desgraciados apenas emancipados del yugo opresor: deja, en varios lugares, espacio para el despotismo, no lo podramos negar; pero la Constitucin de Francia, esta parte ms ilustrada de Europa, acaso est totalmente exenta de estos inconvenientes? Si treinta millones de franceses encuentran, como lo escucho decir, su felicidad y su seguridad en la Revolucin del 18 Brumaime, no se me debera envidiar el amor y la confianza de los pobres negros, mis compatriotas. La posteridad decidir si fuimos obedecidos por afecto, apata o temor. [18]

Lejos de presentarse como un subordinado, Toussaint Louverture impuso una relacin de igual a igual al Primer Cnsul, rechaz sus intentos de corrupcin y asumi su conducta y sus actos como lder de Santo Domingo:

Usted me pregunta si deseo consideracin, honores, riquezas. S, quiz. Pero no quiero conseguirlos por medio de usted. Mi consideracin depende del respeto de mis compatriotas, mis honores de su afecto, mi fortuna de su fidelidad. Acaso me hablan de mi engrandecimiento personal con la esperanza de llevarme a traicionar la causa que he abrazado? Usted debera aprender a juzgar a los dems a travs de usted mismo. Si el monarca, que sabe que tiene derechos sobre el trono en el cual usted est sentado, le ordenara que usted lo abandonase, qu respondera? El poder que poseo fue tan legtimamente conquistado como el suyo y slo la voz unnime del pueblo de Santo Domingo puede forzarme a abandonarlo. No est cimentado en la sangre. Los hombres crueles cuyas persecuciones detuve han reconocido mi clemencia. Si he alejado de esta isla a algunos espritus turbulentos que pretendan mantener el fuego de la guerra civil su crimen fue primero constatado por un tribunal competente y finalmente confesado por ellos mismos. [19]

Tras intentar sobornar en vano a los oficiales bajo las rdenes de Toussaint Louverture, frente a la resistencia del pueblo de Santo Domingo, el general Leclerc decidi finalmente mandar a un mediador. El Patriota expres su circunspeccin:

El general slo me anunci su misin desembarcando por todas partes con mano armada. Tom por asalto el Fuerte Dauphin y bombarde Saint-Marc. No debo olvidar que llevo una espada. Por qu motivo se me declara una guerra tan injusta como impoltica? Acaso porque liber a mi pas de la plaga del extranjero? Acaso porque he establecido el orden y la justicia? Si el general Leclerc desea francamente la paz, que pare la marcha de sus tropas. [20]

Luego, enfatizando sus ms grandes sospechas sobre la pureza de las intenciones del general Leclerc, agreg: Cmo fiarse de un hombre que trajo consigo a un ejrcito numeroso y barcos desembarcando tropas sobre todos los puntos de la colonia sin prevenir al primer jefe de la isla?. [21]

En efecto, Napolen Bonaparte haba reconocido a Toussaint Louverture como el nico Libertador de Santo Domingo:

Nos complace reconocer y proclamar los servicios rendidos al pueblo francs. Si su bandera ondula sobre Santo Domingo, se lo debe a usted y a los valientes negros. Llamado por sus talentos y la fuerza de las circunstancias al primer mando, usted destruy la guerra civil, puso freno a las persecuciones de algunos hombres fanticos Las circunstancias en las que usted se encontr, rodeado por todas partes de enemigos, sin que la Metrpoli pudiera socorrerlo o alimentarlo, haban hecho legtimos los artculos de su constitucin que ya podran no serlo ms; pero hoy ser usted el primero en rendir homenaje a la soberana de la nacin que lo cuenta a usted entre sus ms ilustres ciudadanos, por los servicios que usted rindi y por los talentos y la fuerza de carcter de los cuales lo dot la naturaleza. [22]

Si en el correo oficial la expresin de gratitud por los servicios rendidos a la Repblica era notable, en la realidad, Bonaparte, en vez de tratar a Toussaint Louverture con la estima debida a sus mritos, mand a 23.000 de sus mejores soldados para encadenarlo y retomar posesin de la isla.

Frente a la invasin francesa, Toussaint Louverture encendi las alarmas y exhort al pueblo negro a resistir al opresor. Despleg todos sus talentos y multiplic los esfuerzos para contrarrestar los ataques de las tropas napolenicas. Desencaden una guerra de guerrilla contra el opresor colonial, aplicando la poltica de la tierra quemada. Sus hombres, galvanizados por el ejemplo de abnegacin dado por el lder, opusieron una feroz resistencia. [23]

Notas:

[1] Conjonction , Bulletin de lInstitut franais dHati, nmero 211, p. 28.

[2] Conseil Constitutionnel, Constitution du 22 Frimaire An VIII. https://www.conseil-constitutionnel.fr/les-constitutions-dans-l-histoire/constitution-du-22-frimaire-an-viii (sitio consultado el 4 de mayo de 2019).

[3] Rpublique dHati, Constitution du 3 juillet 1801, Universit de Perpignan. http://mjp.univ-perp.fr/constit/ht1801.htm (sitio consultado el 4 de mayo de 2019).

[4] Charles Malo, Histoire dHati (le de Saint-Domingue) depuis sa dcouverte jusquen 1824, Paris, Louis Janet & Ponthieu, 1825, p. 461.

[5] Napolon Bonaparte, Mmoires de Napolon, Paris, Bibliothque historique et militaire, 1842, Tomo sexto, p. 326.

[6] Dumas Malone, Jefferson, the President, First terme 1801-1805, Little, Brown, 1970, p. 252.

[7] Napolon Bonaparte, Correspondance de Napolon 1er, Au Citoyen Talleyrand, 13 de noviembre de 1801, n5863, Tomo sptimo, Pars, Plon/Dumaine, 1861, p. 320.

[8] Napolon Bonaparte, Courrier au Gnral Toussaint Louverture , 18 de noviembre de 1801, Socit de lHistoire des colonies franaises, Lettres du Gnral Leclerc, Commandant en Chef de lArme de Saint-Domingue en 1802, Pars, 1937, p. 307. https://www.persee.fr/doc/sfhom_1961-8166_1937_edc_6_1 (sitio consultado el 4 de mayo de 2019).

[9] Beaubrun Ardouin, Etudes sur lhistoire dHati, Paris, Dezobry & Magdelaine lib. Editeurs, 1853, Tomo cuarto, p. 476.

[10] Toussaint Louverture, Mmoires du Gnral Toussaint Louverture, op.cit., p. 40.

[11] Ibid.

[12] Thomas Madiou, Histoire dHati, Tome II, 1799-1803, Port-au-Prince, Editions Henri Deschamps, 1989, p. 171.

[13] Toussaint Louverture, Mmoires du Gnral Toussaint Louverture, op. cit., p 41.

[14] Ibid. , p. 46.

[15] Ibid. , p. 51

[16] Ibid. , p. 110, 112.

[17] Ibid., p. 113

[18] Dbarquement de la flotte franaise Saint-Domingue , Pars, Tiger, sin fecha, p. 25-29.

[19] Ibid.

[20] Toussaint Louverture, Mmoires du Gnral Toussaint Louverture, op. cit., p. 113.

[21] Ibid.

[22] Napolon Ier, Correspondance de Napolon Ier, Pars, Henri Plon & J. Dumaine, 1866, Tomo sptimo, p. 322.

[23] Antoine Marie Thrse Mtral & Isaac Toussaint Louverture, Histoire de lexpdition des Franais Saint-Domingue, Pars, Fanjat Ain Libraire-Editeur & Antoine Augustin Renouard, 1825, p. 243-51.

Doctor en Estudios Ibricos y Latinoamericanos de la Universidad Paris Sorbonne-Paris IV, Salim Lamrani es profesor titular de la Universidad de La Reunin, especialista de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos. Su ltimo libro se titula Cuba, palabra a la defensa!, Hondarribia, Editorial Hiru, 2016. http://www.tiendaeditorialhiru.com/informe/336-cuba-palabra-a-la-defensa.html Facebook: https://www.facebook.com/SalimLamraniOfficiel

Fuente original: https://www.humanite.fr/toussaint-louverture-la-dignite-revoltee-673181


Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter