Portada :: Opinin
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 15-06-2019

El Che, ms vigente que nunca

Atilio A. Boron
Rebelin




Cuando se cumple un nuevo aniversario del natalicio del Che (ms all de la intrascendente discusin sobre si la fecha verdadera de su nacimiento fue el 14 de junio o no) me parece oportuno reproducir algunos prrafos de su clebre Mensaje a los pueblos del mundo a travs de la Tricontinental, de abril de 1967. En esos momentos el Che se encontraba en Bolivia, y pocas semanas antes de darse a conocer este documento deca en su diario:

MARTES 7 MARZO. 4 meses. La gente est cada vez ms desanimada, viendo llegar el fin de las provisiones, pero no del camino. Hoy avanzamos entre 4 y 5 kilmetros por la orilla del ro y dimos al final con un trillo prometedor. La comida: 3 pajaritos y y el resto del palmito; a partir de maana, lata pelada, a un tercio por cabeza, durante dos das; luego la leche que es la despedida. Para el acahuasu deben faltar dos a 3 jornadas.

Pese a esas tan difciles condiciones el Guerrillero Heroico pudo escribir unas pginas en donde retrat con extraordinaria lucidez -y con pasajes asombrosamente premonitorios de lo que luego ocurrira- los rasgos sobresalientes de la coyuntura internacional, el papel crucial que en su resolucin tendra la resistencia del pueblo vietnamita ante la agresin del imperialismo norteamericano y las tendencias que luego, con las naturales variaciones impuestas por el paso del tiempo, seguiran presentes en Latinoamrica.

Por lo tanto me limitar a reproducir su diagnstico de la situacin imperante en nuestros pases mediados de la dcada de los sesentas del siglo pasado. Una radiografa que en lo esencial sigue siendo vlida al da de hoy, aun cuando el transcurso de ms de medio siglo fue testigo de significativos cambios en la anatoma y funcionamiento del capitalismo contemporneo y la aparicin de nuevos instrumentos y estrategias de dominacin que no podan haber sido previstos en su poca y pero que hoy, fieles al espritu abierto y receptivo del Che, debemos incorporar al anlisis.

Esto fue lo que escribi el Che en esa ocasin:

El campo fundamental de la explotacin del imperialismo abarca los tres continentes atrasados, Amrica, Asia y frica. Cada pas tiene caractersticas propias, pero los continentes, en su conjunto, tambin las presentan. Amrica constituye un conjunto ms o menos homogneo y en la casi totalidad de su territorio los capitales monopolistas norteamericanos mantienen una primaca absoluta.

(Comentario: Esta situacin se ha parcialmente modificado, sobre todo en algunas actividades econmicas, en donde las empresas norteamericanas tropiezan con la competencia de capitales europeos, chinos, japoneses y surcoreanos.)

Los gobiernos tteres o, en el mejor de los casos, dbiles y medrosos, no pueden imponerse a las rdenes del amo yanqui.

(Comentario: De hecho, la abyecta subordinacin de algunos gobiernos actuales a los mandatos de la Casa Blanca es an ms pronunciada de la que exista en momentos en que el Che escriba estas pginas. Casos de Argentina, Brasil, Colombia, Chile, el Mxico de Pea Nieto, Honduras, Guatemala y as siguiendo...)

Los norteamericanos han llegado casi al mximo de su dominacin poltica y econmica, poco ms podran avanzar ya. Cualquier cambio de la situacin podra convertirse en un retroceso en su primaca.

(Comentario: Eso fue precisamente lo que ocurri a partir de 1999 cuando Chvez asumi la presidencia de Venezuela y se produjo el efecto domin que dio lugar al ciclo de gobiernos progresistas y de izquierda que an hoy, si bien con menguado mpetu, sobrevive en algunos pases de la regin, a los que se les debe agregar la tarda incorporacin de Mxico con la eleccin de Andrs Manuel Lpez Obrador. No podemos olvidar que la primaca de los Estados Unidos fue seriamente debilitada cuando en Mar del Plata, en noviembre del 2005, se produjo el rechazo del ALCA. La contraofensiva del imperio no se hizo esperar, y en eso estamos en estos das.)

Su poltica es mantenerlo (al conjunto de pases latinoamericanos) conquistado. La lnea de accin se reduce en el momento actual, al uso brutal de la fuerza para impedir movimientos de liberacin de cualquier tipo que sean.

(Comentario: Aqu habra que aadir algo que apareci mucho despus del asesinato del Che: la irrupcin de la Guerra de Quinta Generacin, y sus nuevas armas: terrorismo meditico, lawfare, fake news, manipulacin neocortical de la voluntad y la conciencia de la ciudadana, neuromarketing poltico, metadata, redes sociales, papel de algunas ONGs e iglesias pentecostales como tentculos del imperio, etctera. Letales innovaciones que, por supuesto, Guevara no poda avizorar en su tiempo y que hoy constituyen el arsenal privilegiado del imperio.)

Bajo el slogan 'no permitiremos otra Cuba' "

(Comentario: Hoy se dira 'No permitiremos tampoco otra Venezuela Bolivariana'.)

se encubre la posibilidad de agresiones a mansalva, como la perpetrada contra Santo Domingo o, anteriormente, la masacre de Panam.

(Comentario: se refiere a la invasin norteamericana a Santo Domingo, del ao 1965, con el objeto de impedir que Juan Bosch reasumiera el gobierno de ese pas y a la masacre que las tropas de Estados Unidos perpetraron contra los estudiantes panameos que intentaron izar la bandera de Panam en la Zona del Canal de Panam, hecho ocurrido en enero de 1964.)

Y la clara advertencia de que las tropas yanquis estn dispuestas a intervenir en cualquier lugar de Amrica donde el orden establecido sea alterado, poniendo en peligro sus intereses.

(Comentario: Esto lo han venido repitiendo hasta el cansancio los jefes del Comando Sur, altos funcionarios del Pentgono y el Departamento de Estado y los hampones que hoy pululan por la Casa Blanca cuando reiteran que, en el caso de Venezuela, todas las opciones estn sobre la mesa.)

Esa poltica cuenta con una impunidad casi absoluta; la OEA es una mscara cmoda, por desprestigiada que est;

(Comentario: Si algo ocurri con la OEA es que bajo el liderazgo de Luis Almagro su desprestigio se acrecent extraordinariamente, ms all de lo que el Che poda imaginar.)

la ONU es de una ineficiencia rayana en el ridculo o en lo trgico; los ejrcitos de todos los pases de Amrica estn listos a intervenir para aplastar a sus pueblos.

(Comentario: Ya no todos. El fiasco del Grupo de Lima, muy beligerante al principio, oblig a revisar esa bravuconada y a desechar la opcin militar para derrocar a Maduro en Venezuela. Pero a falta de militares el imperio y sus peones apelan a los paramilitares, a mercenarios, a asesores, etctera.)

"Se ha formado, de hecho, la internacional del crimen y la traicin.

(Comentario: Ntese bien lo que aqu se dice: internacional del crimen y la traicin. El Plan Cndor todava no haba nacido pero el Che ya prevea su aparicin. Algunas figuras paradigmticas en el momento actual sintetizan esa frase del Che: Felipe Caldern y Enrique Pea Nieto en un Mxico sumido en un bao de sangre; e Ivn Duque y la masacre interminable, cotidiana, que sufren los luchadores sociales en Colombia. Y en lo que toca a la traicin: Lenn Moreno, el supremo y corrupto traidor de la Revolucin Ciudadana en Ecuador)

Por otra parte las burguesas autctonas han perdido toda su capacidad de oposicin al imperialismo y solo forman su furgn de cola."

(Comentario: Correcto. No tiene sentido hablar de burguesas nacionales en la edad de la internacionalizacin del capital y del imperialismo recargado y caracterizado por aquello que Fidel caracterizara como el predominio global de una burguesa imperial que despliega sus estrategias de acumulacin y dominacin atravesando las fronteras nacionales. Como correctamente seala el Che, esas burguesas autctonas son clases que de nacional slo tienen el nombre. Estn insertas en la periferia del sistema y se encuentran totalmente sometidas a la dinmica que impone el gran capital transnacional.)

No hay ms cambios que hacer; o revolucin socialista o caricatura de revolucin.

(Comentario: Y all donde la revolucin socialista por ahora, como deca Chvez, demuestre ser inviable lo menos que se le debe exigir a las fuerzas populares y progresistas es la radicalizacin constante de los procesos transformadores en curso. All donde aquella se detenga, sin organizar ni concientizar a las masas populares, ser inevitable que la derecha recupere el gobierno. Por eso la moderacin que en algunos casos cultivaron esos gobiernos fue el seguro pasaporte de su derrota. Se requiere, como exiga Dantn en la Francia revolucionaria: 'Para vencer a los enemigos de la revolucin, hace falta audacia, todava ms audacia, siempre audacia.' Y en Nuestra Amrica esos enemigos responden con un bao de sangre no slo cuando se encuentran amenazados por una revolucin. Basta un mdico reformismo para que sus tendencias criminales afloren con inaudita violencia.)

Rebelin ha publicado este artculo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.


Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter