Portada :: Espaa :: Proceso en Euskal Herria
(el Pueblo quiere la paz)
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-06-2019

Comunicado de Etxerat
Instamos al nuevo Gobierno espaol a no poner impedimento alguno a que nuestros familiares puedan realizar el recorrido jurdico-penitenciario

Rebelin


Han transcurrido ya casi dos aos desde que Etxerat comunicara su decisin de hacerse cargo directamente de la asistencia jurdica y sanitaria a nuestros familiares presos, una vez de que ellos mismos tomaran la decisin de recorrer las vas jurdico-penitenciarias. Tal y como se recoga en el documento de conclusiones del debate del EPPK de julio de 2017, cada preso o presa iba a decidir iniciar, o no, diferentes vas y peticiones como redenciones, destinos carcelarios, cambio de grado, permisos o libertades condicionales.

De la mano de abogados y abogadas, nuestros familiares presos estn planteando iniciativas jurdicas para mitigar su estancia en prisin, y en los casos que corresponda, facilitar su salida y vuelta a casa, sin embargo, el mantenimiento del primer grado, generalmente acompaado del alejamiento extremo, impide recorrer la legalidad penitenciaria, limita el derecho a un tratamiento individualizado y niega la posibilidad de acceso a los beneficios penitenciarios.

Cabe recordar que uno de cada tres presos vascos encarcelados en el Estado espaol (73 del total de 213) se encuentran en las prisiones ms alejadas, las andaluzas. Y si les sumamos otros destinos alejados, como Murcia, Alicante o Galiza, que impiden desarrollos penitenciarios, nos encontramos con que uno de cada dos, la mitad de los presos, tienen prcticamente cegado el recorrido jurdico-penitenciario.

Instamos a la administracin penitenciaria y al Gobierno espaol que se va a conformar, a no poner traba, ni impedimento alguno a que nuestros familiares presos puedan realizar el recorrido jurdico-penitenciario . Que les permitan realizar el recorrido al que tienen derecho, que puedan obtener cambio de grado, tanto de forma administrativa como judicialmente; destinos de trabajo o participacin en programas internos de tratamiento; y respuesta positiva a las solicitudes de permisos ordinarios de salida, para acceder posteriormente al tercer grado.

Porque, de igual manera que resulta ya inexcusable que no acabe la poltica penitenciaria de excepcin, y que no se afronten soluciones a la situacin que padecen exiliados, exiliadas y deportados, como familiares consideramos asimismo insostenible que se demoren, cuando no obstaculicen, las iniciativas y solicitudes que de manera individual est realizando cada preso. Esta situacin no perjudica solamente a nuestros familiares encarcelados que han optado por esas vas, sino que supone un castigo aadido para nosotras y nosotros, ya que retrasa el momento de estar con ellos. Porque los queremos y los necesitamos junto a nosotras y nosotros cuanto antes.

Etxean eta bizirik nahi ditugu!

---------------------------------------------------------------

Intervencin del abogado Iaki Zugadi;

La convocatoria de esta rueda de prensa, tiene como objetivo, realizar un balance de los pasos que se han producido en el Estado Espaol en relacin a la va jurdica y el conjunto de presos/as polticos/as vascos/as, desde el otoo de 2017 hasta el da de hoy.

En primer lugar, decir que, desde otoo de 2017 hasta hoy, 53 presos/as polticos/as vasco/as han salido en libertad en el Estado espaol. La inmensa mayora despus de haber cumplido sus condenas ntegramente. Por lo tanto, a da de hoy en el Estado espaol hay 213 presos/as polticos/as vascos/as.

En estos momentos, 142 presos/as han dado comienzo al recorrido jurdico nuevo. Esto es, el 66,66% de los/as presos/as polticos/as, o, dicho de otra manera, 2/3 (dos tercios) del total han comenzado a recurrir la clasificacin penitenciaria, el grado, han solicitado o desarrollan destino de trabajo o bien desarrollan otro tipo de actividades, y, todo ello, dirigido a lograr su libertad y excarcelacin.

Todos estos presos y presas, han realizado sus solicitudes de manera individual, tanto a la Direccin General de Instituciones Penitenciarias como al Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria o a la Secc.1 de la Sala de lo Penal de la A.N. Los/as presos/as que han obtenido segundo grado ya han comenzado a solicitar permisos ordinarios de salida. Y en algunos casos tambin se ha solicitado el tercer grado e incluso con carcter de libertad condicional.

-Por qu un tercio (1/3) de los prisioneros/as no ha comenzado este recorrido? Hay muchas y variadas razones. Pero principalmente, debemos tener en cuenta que la mitad del conjunto de presos/as polticos/as vascos/as (el 50%), se encuentra en prisiones muy muy alejadas de Euskal Herria, (entre 600 y 1.000 Km de sus lugares de origen o domicilios familiares) y en condiciones muy duras y muy difciles de soportar. Con Juntas de Tratamiento y Direcciones de Prisiones que mantienen actitudes ofensivas contra el/la preso/a, minimizando los pasos que pueda dar, ponindole dificultades a que pueda dar pasos en su recorrido, etc. Todo ello, adems, dificulta la relacin del preso/a con su abogado/a, as como el trabajo del abogado/a.

En definitiva, la excepcionalidad, tanto la legislacin excepcional como las diferentes medidas excepcionales tambin, que se aplica a estos/as presos/as sigue en vigor y aplicndose.

Pero aun conociendo las difciles condiciones y dificultades con que se encuentran, vemos que en un plazo de ao y medio dos tercios de los presos/as polticos/as vascos/as han entrado en esta dinmica jurdica. Lo que es prueba de la seriedad de la apuesta realizada en su da por el conjunto de los/as presos/as.

Por el contrario, no podemos decir lo mismo de los resultados obtenidos. Aunque hace un ao, exactamente, el Gobierno del PSOE lleg hablando de nueva poltica penitenciaria, a da de hoy, la poltica penitenciaria de EXCEPCIONALIDAD, contra los/as presos/as polticos/as vascos/as y el alejamiento sigue. Y los pasitos dados son pocos y muy escasos. No ha cumplido con ninguno de los dos presupuestos.

SGIP (Secretaria General de Instituciones Penitenciarias) ha progresado de

grado y acercado a 25 presos/as.

SGIP ha progresado de grado, pero sin acercar a 8 presos/as.

Ha acercado, pero sin progresarles de grado a 2 presos/as.

Ha posibilitado que un preso gravemente enfermo est preso en su domicilio

Se ha dado la paradoja de que dos presos han sido progresados de grado y acercados, pero, a la vez, separados de sus compaeras sentimentales, que permanecen las dos presas en las prisiones donde estaban anteriormente sus compaeros con ellas.

O que la Administracin Penitenciaria entiende que acercamiento es trasladar a un preso de la prisin de Puerto I a la de Puerto II, que estn una junto a la otra.

Por otra parte, tres de los presos acercados (Mikel Orbegozo, Xabier Sagardoi e Iaki Beaumont) tenan prcticamente cumplida la condena, faltndole a alguno de ellos semanas para cumplir su condena.

A das de hoy nicamente son 43 los presos clasificados en segundo grado penitenciario o rgimen ordinario. Algunos de ellos lo estn por iniciativa de la SGIP y otros por haberse ganado los Recursos presentados en el JCVP (Juzgado Central de Vigilancia Penitenciaria). De estos, algunos presos/as han sido acercados, pero otros siguen en prisiones de Puerto, Almera, Granada, Jan, Valencia o Galicia. Y DE LOS QUE HAN SIDO ACERCADOS, NINGUNO HA SIDO TRASLADADO A UNA CARCEL DE EUSKAL HERRIA.

Por lo tanto, 170 presos y presas polticos/as vascos/as siguen estando clasificados en primer grado, en un rgimen de excepcin, cerrado. Rgimen carcelario empleado para presos que presenten una peligrosidad extrema o exista una inadaptacin al modo de vida de la prisin.

De todos/as los/as que estn en primer grado muchos presos/as se encuentran en mdulos de rgimen cerrado en las prisiones de Sevilla, Crdoba, Huelva, Puerto I, Extremera y Curtis. Donde las condiciones de vida y de encarcelamiento que sufren los presos/as polticos/as vascos/as son realmente duras y difciles de soportar.

De los que estn en segundo grado, la mayora ha solicitado permisos ordinarios de salida, aunque nicamente se le ha aceptado a un preso, a Gorka Fraile Iturralde, un permiso ordinario de 3 das, que se lo concedi el JCVP, con el visto favorable de la Junta de Tratamiento de la Prisin de EL DUESO. Anteriormente, haban disfrutado permisos otros presos que se encontraban cumpliendo el final de su condena. Xabier Sagardoi, Ekaitz Ezkerra, Alfredo Ramirez y Julen Ibarrolak.

En los dems casos que hemos indicado de presos/as en segundo grado y que han solicitado permisos les han sido denegados por la Secretara General de II.PP. y en recursos por el JCVP y la Secc.1 de la Sala de lo Penal. En algn caso en 8 ocasiones, aunque es cierto que con voto particular favorable de algn magistrado de la Secc.1 de la Sala de lo Penal de la A.N.

Y ello, a pesar de reunir las condiciones (tener la parte de la condena cumplida, y estar en segundo grado), se deniegan sistemticamente y empleando argumentos NO JURIDICOS Y SI IDEOLOGICOS Y POLITICOS.

A modo de Corolario podemos decir, que el balance es agridulce. Mientras la posicin, postura, decisin, actitud e iniciativa de los/as presos/as polticos/as vascos/as es digna de elogio y valiente, de los/as que dirigen la poltica penitenciaria espaola no podemos decir lo mismo. Ni valenta ni decisin ni lo que es ms triste, NO APLICAR LA LEY Y LA LEGALIDAD PENITENCIARIA A LOS/AS PRESOS/AS POLITICOS/AS VASCOS/AS.

Adems de, SEGUIR APLICANDO A ESTAS PERSONAS MEDIDAS DE EXCEPCIONALIDAD. La ley ordinaria dice que si un preso est clasificado en segundo grado podr optar a permisos ordinarios de salida y posteriormente al tercer grado y la libertad condicional.

Con la aplicacin de la ley ordinaria, es decir de la L.O.G.P. y del R.P. ningn preso/a poltico/a vasco/a estara clasificado/a en primer grado.

Por ello, reclamamos y exigimos:

A LAS JUNTAS DE TRATAMIENTO DE CADA PRISIN, A LA SECRETARIA GENERAL DE II.PP. Y, EN DEFINITIVA, AL GOBIERNO ESPAOL:

Que dejen de seguir aplicando la poltica penitenciaria del pasado y de la excepcionalidad.

Que dejen a los presos y presas hacer su recorrido jurdico, y, por consiguiente, dejen de aplicar e imponer medidas colectivas de excepcin penitenciaria, limitadoras de derechos.

Que respeten su propia legislacin penitenciaria ordinaria y, actualmente, en vigor, para que los presos/as vascos/as puedan hacer avanzar el recorrido jurdico-penitenciario, y no se les impongan ms condiciones que las que exige la ley. Y no aquellas que la propia ley no exige.

Y reclamamos y exigimos:

AL JUZGADO CENTRAL DE VIGILANCIA PENITENCIARIA:

Que abandone y deje la poltica penitenciaria fuera de la poltica antiterrorista del pasado y acte con valenta en ser garante de los derechos que tienen los presos y presas y en estar vigilante en el ejercicio de esos derechos.

Fuente: http://www.etxerat.eus/index.php/es/noticias/2330-instamos-al-nuevo-gobierno-espanol-a-no-poner-impedimento-alguno-a-que-nuestros-familiares-puedan-realizar-el-recorrido-juridico-penitenciario



Envía esta noticia
Compartir esta noticia: delicious  digg  meneame twitter