Portada :: Palestina y Oriente Prximo
Aumentar tamaño del texto Disminuir tamaño del texto Partir el texto en columnas Ver como pdf 18-06-2019

Por qu soy optimista sobre el "acuerdo del siglo"

David Hearst
Middle East Eye

Traducido del ingls para Rebelin por J. M.


El acuerdo presenta la mayor oportunidad para aquellos que tienen ms que perder.

 

Jared Kushner, asesor senior de la Casa Blanca, yerno del presidente de los Estados Unidos Donald Trump y el embajador de los Estados Unidos en Israel, David Friedman, el 14 de mayo de 2018 (AFP)

Para vender el "acuerdo del siglo" (DoC siglas en ingls) que an no se ha publicado, sus principales autores han dicho lo siguiente:

Que los palestinos an no son capaces de gobernarse a s mismos (el yerno del presidente de Estados Unidos, Jared Kushner),que Israel tiene derecho a anexionarse partes de Cisjordania (embajador de Estados Unidos en Israel, David Friedman) y que el acuerdo en s mismo es probablemente no ejecutable (Secretario de Estado de los EE.UU. Mike Pompeo).

Con amigos como stos, quin necesita enemigos?

Matar el acuerdo de paz

Al atrincherarse descaradamente tras los beneficios para Israel y destruir cualquier posibilidad de un Estado palestino con Jerusaln Oriental como su capital, al lidiar con el peso de la historia de los refugiados simplemente eliminndola, los autores han hecho algo ms que autodestruirse.Tambin han matado la idea de que un acuerdo de paz puede ser construido alrededor del principio de un Estado de mayora juda que vive junto a uno palestino como un vecino igualitario y slido.

El acuerdo del siglo no es ms que la declaracin de "misin cumplida", como lo han hecho otros ejrcitos invasores en el Medio Oriente.

Este mito ha estado demasiado tiempo en la unidad de cuidados intensivos de las negociaciones internacionales. Ha alimentado casi tres dcadas de negociaciones y an vive en el centro de la poltica europea.Domin y desplaz a todas las dems ideas.

Durante 26 aos despus de los acuerdos de Oslono hubo otro camino que no fuera el proceso de paz. El liderazgo palestino, que reconoce a Israel, nunca lo habra hecho por su cuenta. As como tampoco fueron responsables de la desaparicin de Oslo el trabajo de facciones que se le oponan como Hams, la Jihad Islmica o Hezbollah. Por el contrario, al reescribir su cartabsica con el propsito de disminuir la distancia con Fatah, Hams acept la Lnea Verde de 1967 como base para las negociaciones.